Portada :: Cuba :: 50 aos de Revolucin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2009

50 aos de Revolucin cubana
Una retrospectiva ideolgica

Miguel Arrieta
Rebelin


La Revolucin cubana es un hito histrico que ha traspasado el siglo XX. Su importancia trasciende las fronteras de la isla, no slo por representar un modelo antisistmico bloqueado, sino por la influencia ideolgica que ha expandido en toda la Amrica Latina y su incuestionable participacin en los cambios de la geopoltica internacional. Sin embargo, despus de cinco dcadas de un profundo proceso de transformacin podemos hablar de un arquetipo revolucionario de una dictadura anacrnica?

1. La revolucin nacionalista.

La segunda mitad del siglo XX estuvo enmarcada por la Guerra Fra, es decir, el conflicto entre dos potencias, y sus aliados, por expandir e imponer su modelo econmico. Por su parte, Amrica Latina se vea empantanada en dictaduras; no obstante, la evolucin del modelo de acumulacin capitalista pronto definira la necesidad de gobiernos liberales que generaran las condiciones para la reproduccin de sus ganancias e intereses.

En el mbito regional, a diferencia del proceso de integracin europeo, los gobiernos se orientaron a favorecer intereses personales, de grupos, partidos y empresarios; de tal manera que esta poltica favoreci la desigualdad en la distribucin de la riqueza.

Al respecto, desde muy joven, un abogado cubano se pronunciaba en contra de las dictaduras y la explotacin de su pas, luchando por transformaciones liberales que garantizaran las libertades individuales, la transicin democrtica y cambios en el modelo econmico era Fidel Castro.

Esta primera etapa ideolgica de la revolucin se puede identificar en tres momentos clave: 1) En los discursos contestararios en contra de la dictadura, 2) En la idea de pas que se esboza en la Historia me Absolver, y 3) En las acciones nacionalistas que impulsa el gobierno revolucionario como las expropiaciones y la reforma agraria.

En este sentido, Fidel Castro se va a constituir en el arquitecto ideolgico de la revolucin.

2. La transformacin socialista.

Los primeros cambios revolucionarios en la isla, las conferencias de Fidel en Estados Unidos y su entrevista con Nixn en 1959, fueron determinantes para, increblemente, ser considerado un comunista enemigo de los intereses estadounidenses a pesar de haber declarado ante la prensa norteamericana: No somos comuistas.

http://www.youtube.com/watch?v=ytmVs2eGD4s&eurl=http://foro.univision.com/univision/board/message?board.id=politicavenezolana&message.id=186671&feature=player_embedded

De inmediato el gobierno de Washington modific su estrategia y comenz a desarrollar acciones polticas, ataques y sabotajes para intentar derrocar al gobierno castrista. Los mejores ejemplos se pueden observar en la VII Reunin de Consulta de Cancilleres de la Organizacin de Estados Americanos (OEA) de 1960 donde se acusa a Cuba de poner en riesgo la seguridad del hemisferio, en consecuencia los Estados Unidos rompen relaciones diplomticas con Cuba en enero de 1961. Es claro que se pretenda legitimar la siguiente fase de la estrategia: la intervencin militar.

As, el 16 de abril de 1961 frente al cementerio Coln, un da despus de los bombardeos contra la isla, por primera vez Fidel Castro declaraba el nuevo rumbo de la Revolucin cubana: Compaeros obreros y campesinos, esta es la Revolucin socialista y democrtica de los humildes, con los humildes y para los humildes.

La respuesta no se hizo esperar y la invasin a Playa Girn dio inicio el 17 de abril. Antes de 72 horas Fidel Castro logr la victoria, el apoyo militar definitivo de los soviticos, y la humillacin para el gobierno estadounidense.

Este acontecimiento histrico fue decisivo para la crisis de los misiles de octubre de 1962. Si bien el conflicto se origin porque los Estados Unidos haban colocado misiles nucleares en Turqua, los soviticos, con el argumento de defender a Cuba de un ataque a gran escala, convencieron a Fidel de colocar misiles en la isla. Al borde de la tercera guerra mundial los gobiernos de Washington y Mosc lograron un acuerdo de ltimo segundo para retirar recprocamente su armamento. En cambio, en las negociaciones Castro no fue consultado y de inmediato dej ver las primeras diferencias con el rgimen sovitico.

Cabe destacar que los factores internacionales, en particular su diferendo con los Estados Unidos, as como la ayuda de la URSS al gobierno cubano, influyeron de forma determinante en las modificaciones ideolgicas del discurso de Fidel Castro y, por ende, en la adaptacin de la Revolucin cubana a la Guerra Fra y su nuevo papel en Amrica Latina.

3. La consolidacin.

 

Este proceso requiri de la transicin ideolgica al socialismo, precedido por los discursos antiimperialistas de Fidel, sustentado en las Declaraciones de La Habana, cimentado en el mito Che Guevara, y legalizado a travs de la Constitucin socialista de 1976.

Simultneamente el modelo econmico transit hacia una economa centralizada que se benefici extraordinariamente del intercambio comercial y la inversin directa de la URSS, as como de sus relaciones con el bloque socialista a travs del Consejo de Ayuda Mutua Econmica (CAME).

Si bien no se logr exportar la revolucin, s se logr la internacionalizacin de la Revolucin cubana y se dej constancia de ello principalmente en pases de Amrica Latina y frica.

Sin lugar a dudas, la consolidacin la alcanzaron a travs de los llamados logros sociales. En este sentido, durante tres dcadas Cuba fue el ejemplo de estudiantes, intelectuales, movimientos sociales y armados.

 

4. La crisis socialista.

A principios de los ochenta la URSS anunci reajustes en sus relaciones econmicas internacionales debido a la crisis econmica que comenzaban a atravesar. Sus efectos, aunque de manera incipiente, alcanzaron a la economa cubana.

Fidel Castro, de manera inesperadamente ideolgica, promulg el Decreto-Ley #50 legalizando la inversin de capital extranjero en 1982. En aquel momento result contradictorio el tradicional discurso anticapitalista y, en los hechos, la apertura en Cuba a los hombres de negocios y las empresas mixtas.

Asimismo, la crisis econmica e ideolgica se agrav entre 1985 y 1986, confrontando a dos proyectos que se autonombraban socialistas: La Perestroika y Glasnost de Gorbachov, y por la otra parte La Rectificacin de Castro.

Sin embargo, a pesar de criticar duramente las reformas soviticas, en 1988 el gobierno cubano firm la primera empresa mixta en la isla con una compaa privada espaola.

La ideologa del socialismo realmente existente pareca quedar sepultada bajo los escombros de los regmenes de Europa del Este.

5. El Periodo Especial.

El fin de la Guerra Fra signific el reacomodo del orden internacional y al gobierno Cubano, despus de perder el 85% de sus mercados, slo le quedaba una hazaa prcticamente impensable: sobrevivir.

Las estrategias ideolgicas se modificaron. El discurso del socialismo como modelo alternativo cambio por el de un pas dispuesto a insertarse al mercado internacional, con grandes posibilidades de que inviertan en l, pero con graves limitaciones y retos por delante debido al bloqueo estadounidense y la desaparicin del bloque socialista.

La primera accin que sorprendi a propios y extraos, sobre todo a los militantes de izquierda, fue la presencia de Fidel Castro a la toma de posesin de Carlos Salinas de Gortari que haba sido electo presidente mediante un proceso electoral fraudulento en contra de Cuahutmoc Crdenas. Tres aos ms tarde, en julio de 1991, el presidente Salinas invit a Castro a la Primera Cumbre Iberoamericana realizada en Guadalajara.

Este hecho fue fundamental ya que marc el inicio de la incorporacin de Cuba a este tipo de foros internacionales despus de su expulsin de la OEA en 1962. De aqu en adelante, en su poltica exterior, ya no se observa el discurso ideolgico del socialismo, en cambio todos sus esfuerzos diplomticos los orientan en favor de la integracin regional.

De esta manera, el primer lustro de los noventa signific la peor crisis econmica e ideolgica que hasta la fecha ha vivido la Revolucin cubana. No obstante, el segundo lustro represent el periodo en que inici la recuperacin macroeconmica, las inversiones extranjeras crecieron aceleradamente y los principales socios comerciales de la isla eran la Unin Europea y Canad.

Si bien es cierto que el gobierno cubano haba logrado sobrevivir y sostener al rgimen, tambin fue una poca en que distintos analistas sealaban que la transicin hacia el capitalismo estaba en marcha en Cuba a partir de las reformas estructurales orientadas a lograr la insercin de su economa en el orden internacional. Esta interpretacin se vea reforzada en el conflicto entre los Estados Unidos y la Unin Europea, debido a las Leyes Torricelli y Helms-Burton, por defender sus intereses y su expansin mediante acciones y condicionamientos que han buscado acelerar los cambios polticos en Cuba.

6. El nuevo periodo.

El inicio del milenio marc un nuevo periodo de la Revolucin cubana. Los cambios geopolticos volvieron a colocar al gobierno castrista en una posicin muy favorable para sus intereses. Desde entonces han acelerado el respaldo econmico, poltico y militar de Venezuela, China y Rusia; adems de incrementar el intercambio comercial y el respaldo diplomtico de distintos pases, partidos polticos y organizaciones sociales en todo el mundo.

Sin lugar a dudas se est conformando una Nueva Alianza Alternativa de dimensiones econmicas an no definidas y de caractersticas ideolgicas que no se perciben homogneas.

En este periodo Cuba ha logrado estabilizar sus indicadores econmicos, ha reorientado y reestructurado las inversiones extranjeras hacia sus reas estratgicas, y ha limitado la participacin econmica de la Unin Europea. En consecuencia se ha endurecido el discurso antiimperialista hacia Estados Unidos y Europa.

Si bien es cierto que en trminos ideolgicos Fidel Castro sigue presente, tambin es cierto que el discurso socialista se ha transformado en cincuenta aos y ha demostrado una sorprendente capacidad de adaptacin a los cambios geopolticos.

No obstante, ms all del discurso ideolgico socialista, en medio siglo Cuba ha desarrollado un modelo pragmtico de revolucin que sigue vigente y que se sustenta en la organizacin y el control de lo que conciben como el desarrollo social.

En este sentido, de la Revolucin cubana tampoco se puede hablar en pasado; por el contrario, la deuda ms importante y el reto ms urgente est en mejorar las condiciones de vida de los propios cubanos ya que slo ellos tienen la autoridad moral y poltica de juzgar y evaluar al rgimen. Y es precisamente en las nuevas generaciones, y no exclusivamente en las condiciones internacionales, que se encuentra el futuro inmediato de Cuba.

[email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter