Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2009

Quines son los terroristas?

Saad Chedid
Rebelin




1

El 16 de junio de 2004, el noruego Johan Galtung, experto en negociaciones de paz, profesor de la Universidad Europea de la Paz, de Estudios de la Paz de la Universidad de Hawai, de la Universidad de Witten-Herdecke, y de la Universidad de Tromsoe, participando en un seminario sobre el terrorismo en el Escenario de la Haima, en Espaa, seal:

Estados Unidos, desde la segunda guerra mundial, ha realizado 70 intervenciones militares que han causado la muerte de entre 12 y 16 millones de personas, el 95% de las cuales eran civiles.

Hitler ocasion la muerte de 11 millones de personas.

No hay duda que el principal terrorista del mundo actual est en Washington.2

Con relacin a la invasin angloestadounidense y sus aliados a Iraq, Johan Galtung seal en ese mismo Foro:

es necesario liberar a Sadam con una condena moral, buscar la reconciliacin con el Partido Baaz, entender la situacin de un pas imposible y que Estados Unidos compense al pueblo iraqu con 300.000 millones de dlares y si es necesario a esa cifra pueden contribuir todos los pases que han participado en la guerra.

El segundo Estado que le sigue a EE.UU. en incursiones militares en otros pases es el Estado de Israel. El Estado de Israel, desde su creacin a la fecha, es el Estado ms condenado por las Naciones Unidas por la violacin de los derechos humanos.

Lo que le ha valido ser considerado por expertos juristas internacionales como un Estado terrorista.3

Por lo que podramos agregar, siguiendo la definicin de Johan Galtung:

No hay duda que el otro principal terrorista del mundo actual, socio privilegiado de Washington, est en Tel Aviv.

Por qu estos hechos son ocultados y los medios de comunicacin del mundo no los difunden?

En cambio, esos mismos medios de comunicacin del mundo repiten con despiadada inconsistencia que los palestinos que combaten al invasor y se oponen a la ocupacin de su patria, son terroristas.

La mayora de los periodistas parecieran olvidar que Palestina fue dividida por la Resolucin 181, de 1947, de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU), en dos Estados, uno rabe y otro judo, denominacin colonialista, quedando la ciudad de Jerusaln bajo jurisdiccin internacional y bajo el territorio del futuro Estado palestino (anexo 5).

Y a esa Resolucin se la denomin y es conocida como la Resolucin de la Particin de Palestina.

No se la denomin la Resolucin de la Particin de Israel, porque no exista, ni existi nunca sino en el imaginario creado por una literatura ficcional.

Esa particin se produjo a pedido de las potencias mundiales que se aduearon de la ONU en el Consejo de Seguridad, con sus 5 miembros con derecho a veto, y lo resolvieron sin consultar a sus autnticos autctonos habitantes: los palestinos, de confesin cristiana, musulmana y juda. Siendo los dos primeros sectores absolutamente mayoritarios, ya que constituan el 92% de sus habitantes.

Haba en aquel momento, incluidos europeos de reciente llegada, apenas un 8% de poblacin de confesin juda, quienes tampoco fueron consultados.

No analizaremos aqu todas las mentiras y falacias que se han inventado para justificar esa Resolucin 181/47. Y muchos menos las absurdas e inconsistentes apelaciones a la Torah y a mandatos o decisiones emanados de una deidad menor del panten cananeo, denominada Jhvh, y considerada por los dirigentes judos como la propia y de su exclusiva propiedad.

2

Mucho se ha escrito y se ha difundido por los medios de comunicacin de Occidente, que el denominado terrorismo palestino es el que obliga al Estado de Israel a las represalias a que somete a las poblaciones palestinas de la Ribera Occidental y de la Franja de Gaza.

Y no haremos mencin a las incontables veces que, desde su creacin, el Estado terrorista de Israel invadi la Repblica del Lbano, la ltima en julio de 2006, apelando a los ms insensatos, necios e increbles argumentos.

Las llamadas incursiones punitivas o de defensa se basan justamente en esa propaganda que circula abundantemente por todo el mundo occidental y que, de tanto que aparece, los pueblos inocentes terminan creyendo que es verdad.

Para ello el Estado de Israel cuenta con la complicidad de las dirigencias judas en ese mundo occidental que, adueadas de la mayor parte de los medios de comunicacin, sirven insensata pero solcitamente, con incansable fervor y servidumbre, a los designios de sus mandantes, entre los que se cuentan los banqueros ms poderosos del imperialismo de Occidente. Y, adems, Hollywood.

3

Sin embargo, veamos cules son los fundamentos jurdicos que le asisten al pueblo palestino para desplegar la resistencia con la que enfrenta al Estado terrorista de Israel y las causas que justifican moralmente sus luchas legtimas y legales de rechazos ante las continuas invasiones, bloqueos, destruccin de sus plantaciones, derrumbe con topadoras de sus hogares, construccin de un Muro discriminatorio, encarcelamiento sin causa de militantes polticos (hay al menos 10.000 actualmente encerrados y desde su creacin fueron encarcelados no menos de 700 mil palestinos), torturas de militantes polticos, trato inhumano de los prisioneros, represin contra la poblacin civil, asesinatos selectivos de nios menores de 10 aos,4 asesinatos selectivos de dirigentes palestinos, y crmenes masivos, perpetrados por voluntad y decisin de los gobernantes del Estado terrorista de Israel, y aprobados y sancionados por la Corte Suprema del mismo Estado:

  1. Como seal antes, la Resolucin 181/47, se denomina Resolucin de la Particin de Palestina.
  2. El Estado de Israel se constituy el 15 de mayo de 1948, por decisin unilateral de los dirigentes de las tres bandas terroristas ms importantes de los europeos judos, que masacraron poblaciones y destruyeron aldeas y ciudades enteras (recordar Deir Yassin), y resolvieron dejar constituido, ilegtima e ilegalmente, ese Estado: la Haganah, el Irgun Tzvai Leumi y el Lohamei Herat Yisrael, ms conocido como la banda Stern. Las que se transformaron posteriormente en el ejrcito del Estado.
  3. El Estado Palestino nunca lleg a constituirse por la obstruccin permanente del Estado terrorista de Israel, y la servidumbre e inoperancia de los funcionarios de las propias Naciones Unidas que no hicieron nada para cumplir la Resolucin 181/47. Y, tambin, por qu no decirlo, por la pasividad y permisividad de la Liga de los Estados rabes.
  4. Slo dos partes pequeas del antiguo territorio Palestino, quedaron como resabio, la Ribera Occidental tambin conocida como Cisjordania y la Franja de Gaza. Ambas partes separadas entre s por un sector del territorio del mismo Estado de Israel.
  5. La Asamblea General de las Naciones Unidas dict, luego de la Resolucin de Particin, numerosas otras Resoluciones en las que reconoca los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, de las cuales destacaremos tres. Las tres que siguen siendo el eje de las interminables argumentaciones falaciosas tanto del Estado de Israel como del famoso cuarteto, EE.UU. de Amrica, Rusia, Europa y la propia Naciones Unidas, que han sido incluidas en la Hoja de Ruta, y que el gobierno de EE.UU., que qued como nico mediador deshonesto5 ha logrado impedir que alguna de ellas se concrete:

a) El Derecho del Pueblo Palestino a su propio Estado;

b) El Derecho del Pueblo Palestino a la Libre Determinacin;

c) El Derecho del Pueblo Palestino al Retorno, es decir, el Derecho a retornar a sus hogares a todas aquellas familias palestinas que haban sido expulsadas de sus hogares, por las bandas de europeos judos terroristas, que invadieron su territorio antes de la creacin del Estado de Israel. A esas familias palestinas de las reconoce eufemsticamente como los refugiados palestinos.

6. En 1967, el Estado de Israel decidi invadir ambas partes de la Palestina histrica, que son reconocidas por las mismas Naciones Unidas, y todos los pases del mundo como la Ribera Occidental y la Franja de Gaza o los Territorios Ocupados de Palestina.

7. Por ello, ahora podemos agregar la Resolucin 3070, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, realizada en la 2185a de la Sesin Plenaria, de 30 de noviembre de 1973, referida especficamente a la situacin de los pueblos coloniales, situacin en la que se encuentran desde 1967, la Ribera Occidental, la Franja de Gaza y Jerusaln este, bajo dominio y control militar del Estado de Israel,

d) Resolucin 3070 (XXVIII). Importancia de la realizacin universal del derecho de los pueblos a la libre determinacin para la garanta y la observancia efectiva de los derechos humanos.

La Asamblea General,

Recordando sus resoluciones 2588 B (XXIV) de 15 de diciembre de 1969, 2787 (XXVI) de 6 de diciembre de 1971, 2955 (XXVII) de 12 de diciembre de 1972 y 2963 E (XXVII) de 13 de diciembre de 1972, as como la resolucin VIII, adoptada por la Conferencia Internacional de Derechos Humanos;

Preocupada por la continua represin y el trato inhumano infligido a los pueblos que se encuentran todava bajo la dominacin colonial y extranjera y subyugacin fornea, incluido el trato inhumano de las personas encarceladas por causa de su lucha por la libre determinacin;

Reconociendo la necesidad imperiosa de poner pronto fin al rgimen colonial, a la dominacin extranjera y a la subyugacin fornea;

  1. Reafirma el derecho inalienable de todos los pueblos que se encuentran bajo dominacin colonial y extranjera y subyugacin fornea a la libre determinacin, libertad e independencia de conformidad con las resoluciones 1514 (XV) de 14 de diciembre de 1960, 2649 (XXV) de 30 de noviembre de 1970 y 2787 (XXVI) de 6 de diciembre de 1971 de la Asamblea General;
  2. Reafirma igualmente la legitimidad de la lucha de los pueblos por librarse de la dominacin colonial extranjera y de la subyugacin fornea por todos los medios a su alcance, incluida la lucha armada;
  3. Insta a todos los Estados a que, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, reconozcan el derecho de todos los pueblos a la libre determinacin e independencia, y ofrezcan ayuda moral, material y de otra ndole a todos los pueblos que luchan por el pleno ejercicio de su derecho inalienable a la libre determinacin e independencia.

El Estado de Israel nunca cumpli ninguna de las resoluciones ni legislaciones de las Naciones Unidas, todo lo contrario. Y por eso es el Estado ms condenado por la violacin de los derechos humanos, al que nunca pudieron serle aplicadas las sanciones correspondientes por oponerse el gobierno de Estados Unidos de Amrica con su veto en el Consejo de Seguridad.

Gobierno de EE. UU. de Amrica que, a su vez, con la mayor hipocresa integra el cuarteto que debe actuar como mediador honesto y colaborar en la resolucin del conflicto, y sin embargo, abastece incesantemente de armamento, aviones, helicpteros e inteligencia militar, a ese Estado terrorista y colabora asimismo en las masacres que el mismo perpeta cotidianamente contra el pueblo palestino.

El artculo 2 de la Resolucin 3070, de 30 de noviembre de 1973, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que constituye, como todas las resoluciones de la ONU, derecho internacional que deben ser acatado por todos los Estados miembros, deja nula de toda nulidad, todas las acusaciones de terrorismo con las que se tienden a denominar las acciones de defensa de los pueblos libans y palestino, frente a las continuas incursiones e invasiones del ejrcito del Estado terrorista de Israel.

4

Como argentino, aunque se lo ingenuo y casi infantil de mi pedido, sin embargo y pese a ello, pienso tambin que alguna vez, alguno de nosotros, debe enfrentar la realidad como aquel nio que un da vio pasar al rey desnudo en la plaza del pueblo, y lo grit, ante el asombro de la multitud que lo saba pero no se animaba a decirlo por temor a las represalias, anhelo y deseo --frente esta continuada masacre que viene perpetrando el Estado terrorista de Israel, desde su establecimiento al presente, contra el pueblo palestino--, solicitarle a nuestro gobierno, al cual se le reconoce y se lo destaca nacional e internacionalmente por su tenaz y firme actitud en defensa de los derechos humanos, y por su apasionada, fervorosa, contumaz e incondicional crtica al terrorismo de Estado, que, para ser coherente con esa posicin y con la propia conciencia de quienes nos gobiernan, desde la Presidencia de la Repblica hasta el ltimo de los integrantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial:

  1. Suspenda las relaciones diplomticas con el Estado terrorista de Israel, hasta que se encuentre una solucin definitiva al conflicto israel palestino.
  2. Cierre el necroflico museo de la shoa, porque slo ha servido hasta ahora, y no slo en nuestro pas sino en todos aquellos donde existen otros similares, para que se acepten en silencio los crmenes y masacres de los sobrevivientes judos de las matanzas europeas, y de sus hijos y de sus nietos, y, adems, para que stos puedan justificarse y justificar ante el mundo los crmenes y matanzas que ellos mismos perpetan todos los das, desde hace 62 aos, contra el pueblo palestino, que nada tuvo que ver con la dolorosa y angustiante tragedia que vivieron sus abuelos y sus padres, y, seguramente tambin, ellos mismos.
  3. Suprima en las escuelas y colegios de la Repblica Argentina los cursos sobre la shoa, que fueran establecidos por una resolucin del ex ministro de Educacin de nuestro pas, el doctor Daniel Filmus, poco antes de terminar su mandato.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter