Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2009

Plomo fundido en Gaza
De cmo Israel est multiplicando a Hamas por mil

Uri Avnery
Counterpunch

Traducido para Rebelin por LB


Justo despus de medianoche la cadena rabe Aljazeera transmita informacin sobre los acontecimientos en Gaza. De repente, el objetivo de la cmara se elev y qued enfocado en el cielo oscuro. La pantalla pas a negro. No se vea nada pero se poda escuchar un sonido: el ruido de los aviones, un estruendo terrorfico, aterrador. Era imposible no pensar en las decenas de miles de nios de Gaza que oan ese estruendo en aquel momento, nios llorando de terror, paralizados por el miedo, esperando a que cayeran las bombas.

* * *

"Israel debe defenderse contra los cohetes que estn aterrorizando a nuestros pueblos del Sur", explicaron los portavoces israeles. "Los palestinos deben responder por la muerte de sus combatientes en el interior de la Franja de Gaza", declararon los portavoces de Hamas.

En realidad, el alto el fuego no se rompi porque simplemente nunca hubo un alto el fuego. La primera condicin necesaria para implementar un alto el fuego en la Franja de Gaza debe ser la apertura de los pasos fronterizos. No puede haber vida en Gaza sin un flujo constante de suministros. Sin embargo, los israeles no abrieron los pasos, exceptuando unos pocos de vez en cuando. El bloqueo por tierra, mar y aire contra un milln y medio de los seres humanos es un acto de guerra tan incuestionable como un ataque con bombas o misiles. El bloqueo paraliza la vida en la Franja de Gaza: elimina la mayora de las fuentes de empleo, empuja a cientos de miles de personas al borde de la inanicin, impide que los hospitales funcionen, interrumpe el suministro del agua y la electricidad. Las personas que decidieron cerrar los pasos fronterizos -bajo cualquier pretexto- saban que no es posible un alto el fuego efectivo en esas condiciones.

Eso es lo principal. Luego vinieron las pequeas provocaciones diseadas para provocar la reaccin de Hamas. Tras varios meses en los que no se lanz apenas ningn cohete Kassam, una unidad del ejrcito israel fue enviada a la Franja de Gaza "para destruir un tnel que se acercaba a la valla fronteriza". Desde un punto de vista puramente militar habra sido mucho ms sensato preparar una emboscada en nuestro lado de la valla. Sin embargo, el objetivo era encontrar un pretexto para declarar finalizado el alto el fuego de un modo que permitiera echar la culpa a los palestinos. Y, de hecho, despus de varias de esas pequeas operaciones en las que varios combatientes de Hamas resultaron muertos, Hamas tom represalias con un masivo lanzamiento de cohetes, tras lo cual oh, maravilla!- el alto el fuego se dio por concluido. Y todo el mundo ech la culpa a Hamas.

* * *

Cul fue el objetivo? Tzipi Livni lo declar sin tapujos: liquidar el gobierno de Hamas en Gaza. Los Kassam eran solamente un pretexto.

Liquidar el gobierno de Hamas? Eso suena como un captulo de "La Marcha de la locura". Despus de todo, no es ningn secreto que fue el gobierno israel el que cre a Hamas. Cuando una vez le pregunt sobre ello a Yaakov Peri, antiguo jefe del Shin Bet, me respondi: "No lo hemos creado nosotros, pero que no pusimos obstculos a su creacin".

Durante aos las autoridades israeles de ocupacin auspiciaron el movimiento islmico en los territorios ocupados. Todas las dems actividades polticas fueron reprimidas de manera rigurosa, pero sus actividades en las mezquitas estaban autorizadas. El clculo era simple e ingenuo: en un momento en el que la OLP estaba considerada como el principal enemigo, Yasser Arafat era el Satans de turno. El movimiento islmico predicaba en contra de la OLP y de Arafat, por lo que los israeles lo consideraban como un aliado.

Al estallar la primera Intifada en 1987 el movimiento islmico oficialmente cambi su nombre por el de Hamas (acrnimo rabe de "Movimiento de Resistencia Islmico") y se sum a la lucha. Incluso entonces el Shin Bet no tom ninguna medida contra ellos durante casi un ao, mientras que los miembros de Fatah eran asesinados o encarcelados en gran nmero. Slo al cabo de un ao los israeles arrestaron al Jeque Ahmed Yassin y a sus colegas.

Desde entonces la rueda ha dado algunas vueltas. Hamas se ha convertido ahora en el Satn de turno, mientras que muchos en Israel consideran a la OLP casi como una rama de la organizacin sionista. La conclusin lgica de un gobierno israel que genuinamente persiguiera la paz habra sido realizar amplias concesiones a los dirigentes de Fatah: fin de la ocupacin, firma de un tratado de paz, fundacin del Estado de Palestina, retirada israel a las fronteras de 1967, una solucin razonable para el problema de los refugiados, liberacin de todos los prisioneros palestinos. Sin duda alguna esas medidas habran detenido en seco el ascenso de Hamas.

Pero la lgica tiene poco peso en la poltica. Nada de eso ocurri. Al contrario, tras el asesinato de Arafat Ariel Sharon declar que Mahmoud Abbas, que reemplaz al Rais, era un "pollo desplumado". Los israeles no le permitieron a Abbas obtener el ms mnimo logro poltico. Las negociaciones, bajo los auspicios de Amrica, se convirtieron en una broma. El lder ms autntico de Fatah, Marwan Barghouti, fue condenado por los israeles a prisin perpetua. En lugar de proceder a una liberacin masiva de presos los israeles hacan gestos insignificantes y ultrajantes Los israeles humillaron sistemticamente a Abbas, Fatah pareca una cscara vaca y Hamas obtuvo una resonante victoria en las elecciones palestinas, las elecciones ms democrticas jams celebradas en el mundo rabe. Israel boicote al gobierno electo. En el curso de la ulterior lucha intestina Hamas asumi el control directo sobre la Franja de Gaza.

Y ahora, despus de todo eso, el gobierno de Israel ha decidido "liquidar el Gobierno de Hamas en Gaza" a base de sangre, fuego y columnas de humo.

* * *

El nombre oficial de la guerra es "Plomo fundido", dos palabras extradas de una cancin infantil sobre un juguete Hanukkah.

Sera ms exacto llamarla "Guerra Electoral".

Tambin en el pasado los israeles han emprendido operaciones militares en perodo electoral. Menachem Begin bombarde el reactor nuclear iraqu durante la campaa de 1981. Cuando Shimon Peres dijo que se trataba de una estratagema electoral, Begin grit en su siguiente mitin: "Judos, creis que enviara a nuestros valientes muchachos a la muerte o, peor an, que los expondra a caer prisioneros de alimaas humanas solamente para poder ganar unas elecciones?. Begin gan las elecciones.

Peres no es Begin. Cuando, durante la campaa electoral de 1996, orden la invasin del Lbano (operacin "Uvas de la Ira"), todo el mundo estaba convencido de que lo haba hecho para ganar las elecciones. La guerra fue un fiasco, Peres perdi las elecciones y Binyamin Netanyahu subi al poder.

Barak y Tzipi Livni estn ahora recurriendo al mismo viejo truco. Segn las encuestas, en el plazo de 48 horas la intencin de voto favorable a Barak aument en cinco escaos de la Knesset. Aproximadamente 80 palestinos muertos por cada nuevo escao conquistado. Pero es difcil caminar sobre un montn de cadveres. El xito puede evaporarse en un minuto si el pblico israel decide considerar la guerra como un fracaso. Por ejemplo, si los cohetes de Hamas siguen cayendo sobre Beersheba o si el ataque terrestre causa fuertes bajas israeles.

El momento fue elegido meticulosamente tambin desde otro punto de vista. El ataque comenz dos das despus de Navidad, cuando los lderes americanos y europeos estn de vacaciones hasta despus de Ao Nuevo. El clculo subyacente es que incluso si alguno de ellos quisiera tratar de poner fin a la guerra, ninguno renunciara a sus vacaciones. Eso garantizaba varios das libres de presiones externas.

Hay otra razn que explica el momento elegido para atacar: se trata de los ltimos das de George Bush en la Casa Blanca. Era previsible que este idiota redomado embadurnado en sangre apoyara la guerra con entusiasmo, como efectivamente lo ha hecho. Barack Obama an no ha tomado posesin de su cargo y contaba con un pretexto prefabricado para justificar su silencio: "Slo hay un Presidente". El silencio no augura nada bueno para el mandato del presidente Obama.

* * *

La consigna principal era: no repetir los errores de la II Guerra del Lbano. Esto se repeta sin cesar en todos los programas de noticias y talk shows israeles. Eso no cambia la realidad: la guerra de Gaza es casi una rplica exacta de la segunda guerra del Lbano.

El concepto estratgico es el mismo: aterrorizar a la poblacin civil mediante incesantes ataques desde el aire, sembrando la muerte y la destruccin. Esto no plantea ningn peligro para los pilotos, ya que los palestinos carecen de armamento antiareo. El clculo que opera aqu es que si se consigue aniquilar toda la infraestructura que mantiene la vida en la Franja de Gaza y se origina un estado de anarqua total, la poblacin se alzar y derrocar al rgimen de Hamas. Entonces Mahmoud Abbas regresar a Gaza a lomos de los tanques israeles.

En el Lbano este clculo no funcion. La poblacin bombardeada, incluidos los cristianos, se api en torno a Hezbol y Hassan Nasrallah se convirti en el hroe del mundo rabe. Probablemente algo similar ocurrir tambin en esta ocasin. Los generales son expertos en emplear armas y desplazar de tropas, no en cuestiones de psicologa de masas.

Hace algn tiempo escrib que el bloqueo de Gaza era un experimento cientfico diseado para averiguar hasta qu punto se puede hambrear a una poblacin y convertir su vida en un infierno antes de que colapse. Este experimento se llev a cabo con la generosa ayuda de Europa y los USA. Hasta ahora no ha tenido xito. Hamas se hizo ms fuerte y el alcance de los Kassam se increment. La guerra actual es una continuacin del experimento por otros medios.

Puede ser que el ejrcito "no tenga ms alternativa" que reconquistar la Franja de Gaza porque no hay otra forma de detener los Kassam excepto llegando a un acuerdo con Hamas, lo cual es contrario a la poltica gubernamental. Cuando la invasin terrestre comience todo depender de la motivacin y la capacidad de los combatientes de Hamas para luchar cuerpo a cuerpo contra los soldados israeles. Nadie puede saber lo que ocurrir.

* * *

Da tras da, noche tras noche, la cadena rabe Aljazeera canal difunde las atroces imgenes: montones de cuerpos mutilados, llorosos familiares buscando a sus seres queridos entre las decenas de cadveres esparcidos por el suelo, una mujer extrayendo de los escombros a su pequea hija, mdicos sin medicinas tratando de salvar la vida de los heridos. (La cadena Aljazeera en ingls, a diferencia de su cadena hermana en rabe, ha experimentado un extraordinario cambio de cara: solo emite una imagen sanitizada de los acontecimientos y distribuye gratuitamente propaganda gubernamental israel. Sera interesante saber lo que ha ocurrido con ella.)

Millones de personas estamos viendo esas terribles imgenes, fotografa tras fotografa, da tras da. Son imgenes que quedarn impresas en sus mentes para siempre: las imgenes de un Israel horrible, abominable e inhumano. Toda una generacin de odiadores. Es un precio terrible que tendremos que pagar mucho despus de que los dems resultados de la guerra hayan sido olvidados en Israel.

Pero hay otra cosa que se est imprimiendo en la mente de esos millones de personas: la imagen de la miseria, corrupcin y pasividad de los regmenes rabes.

Desde la perspectiva de los rabes un hecho sobresale por encima de todos los dems: el muro de la vergenza.

Para el milln y medio de rabes gazates que sufren tan atrozmente la nica puerta de salida al mundo no dominado por Israel es la frontera con Egipto. Slo desde ah pueden llegar alimentos para sostener la vida y medicamentos para salvar a los heridos. Esa frontera sigue cerrada en el momento lgido del horror. El ejrcito egipcio ha bloqueado la nica va por la que pueden entrar en Gaza alimentos y medicinas mientras que los cirujanos operan a los heridos sin anestesia. A lo largo y ancho del mundo rabe, de una punta a otra reson el eco de las palabras de Hassan Nasrallah: los dirigentes de Egipto son cmplices del crimen, estn colaborando con el "enemigo sionista" en su empeo de quebrar al pueblo palestino. Es de suponer que no se refera solamente a Mubarak, sino tambin a todos los dems lderes, desde el rey de Arabia Saudita hasta el Presidente palestino. Viendo las manifestaciones en todo el mundo rabe y escuchando las consignas que se corean en ellas uno tiene la impresin de que a muchos rabes sus dirigentes les parecen patticos en el mejor de los casos y miserables colaboradores en el peor.

Esto tendr consecuencias histricas. Toda una generacin de lderes rabes, una generacin imbuida de la ideologa del nacionalismo rabe secular, los sucesores de Gamal Abd-al-Nasser, Hafez al-Assad y Yasser Arafat, puede ser barrida por completo del escenario. En el espacio rabe la nica alternativa viable es la ideologa del fundamentalismo islmico.

Esta guerra es un mensaje escrito en la pared: Israel est perdiendo la oportunidad histrica de hacer la paz con el nacionalismo rabe secular. Maana puede que tenga que enfrentarse con un mundo rabe uniformemente fundamentalista. Hamas multiplicado por mil.

El otro da mi taxista en Tel-Aviv reflexionaba en voz alta: Por qu no llamar a los hijos de los ministros y de los miembros de la Knesset, formar con ellos una unidad de combate y enviarlos a que encabecen el inminente ataque terrestre contra Gaza?

Fuente: http://www.counterpunch.org/avnery01022009.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter