Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2009

Tres semanas despus de la muerte de su esposo, la lder indgena Ada Quilcu debe esconderse protegida por la Guardia Indgena

El Tiempo


Tres semanas despus de la muerte de su esposo, Edwin Legarda, a manos del ejrcito, la dirigente del pueblo nasa habl con EL TIEMPO desde un lugar que ni siquiera miembros de su crculo cercano conocen.

EL TIEMPO: En qu va la investigacin sobre el asesinato de su esposo, Edwin Legarda?

Ada Quilcu: Segn parece, quienes lo mataron perseguan a una cabecilla de las Farc. Yo, como Consejera Mayor del Consejo Regional Indgena del Cauca (Cric) estaba sealada como tal. Lo que quera comprobar el Gobierno era que el Cric y el movimiento indgena eran de las Farc. Queda una testigo, que ya habl con la Fiscala sobre lo que pas realmente. Ella ha sido objeto de acoso por hombres que tambin han preguntado por m, en un carro sin placas.

Qu quieren callar quienes la persiguen?

Los indgenas terminamos siendo una oposicin frente a las polticas del Gobierno, frente al proceso de desarrollo, que en muchos casos ha significado violaciones a los derechos humanos. Nos convertimos en un riesgo para el Gobierno.

La persecucin que usted denuncia viene de parte del Gobierno?

Es el Gobierno, porque la Fuerza Pblica que asesina a mi esposo es del Gobierno.

 

Usted responsabiliza directamente al Presidente o a su Ministro del Interior?

En el Consejo Comunitario del 13 de marzo del 2007, el Presidente dijo directamente que los indgenas eran de las Farc y que haba que ofrecer recompensas. A qu otros responsables puedo buscar adems de quienes nos han sealado?

 

Con estos antecedentes que usted relata, se sentar en la mesa de concertacin el 23 de enero?

Cuando marchamos, lo hicimos para limpiar el buen nombre del movimiento indgena. Qu encontramos? La muerte de mi esposo. No hay garantas. No quiero decir que no me vaya a sentar, pero lo voy a evaluar seriamente.

 

Cmo est manejando su seguridad personal?

El Gobierno, por presin internacional, me asign medidas cautelares, aunque yo no veo seguro tampoco eso. La semana pasada, en La Plata, Huila, me abordaron cinco motos con dos patrullas de la Polica y me trataron como si fuera una delincuente.

 

Tiene escoltas?

No tengo escoltas del DAS ni de la Sijin, nunca los aceptar. Estoy con la guardia indgena.

 

Ha pensado en salir del pas?

No pienso hacerlo, mi vida est aqu.

 

Es grave que usted como lder de un movimiento social tenga que estar escondida y temiendo por su vida...

Me da mucha tristeza. Perd a mi esposo y cada vez que me movilizo pienso en mi hija. No quiero dejarla sola. S que los espritus, Dios y quienes estn cerca de m me van a proteger. Esa es la nica confianza que tengo.

 

Todos los ataques son para usted, Ada Quilcu es indispensable para la Minga?

Puede ser as, pero estoy plenamente segura que si alguna vez me pasara algo, a pesar de ser indispensable, surgirn muchos ms y hay muchos. No basta con que maten a Ada, no basta con que hayan matado a Edwin, no basta con que maten a muchos dirigentes, porque nuestras comunidades seguirn firmes en la resistencia y en la lucha por la vida.

 

Hay quienes dicen que usted encabezara una lista al Senado en 2010, en qu va eso?

He sido respetuosa de los procedimientos colectivos que tenemos. Eso lo definirn las autoridades indgenas en su debido momento.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter