Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2009

Sigue la masacre en Palestina: Qu podemos hacer?

Carlos Aznrez
Rebelin


Como debe estar ocurriendo en decenas de pases donde hay gente sensible ( las hay todava, a pesar de todo lo que ocurre), me llam una compaera para decirme angustiada: "Estn quemando con fsforo a los nios palestinos, estn bombardeando a mansalva las escuelas-refugios, qu podemos hacer, cmo vencer esta impotencia que nos apabulla da a da. No puedo dormir tranquila sabiendo que esto sigue ocurriendo minuto a minuto..."

Y es as noms. La pregunta nos machaca la cabeza continuamente, y porque somos sensibles no podemos disfrutar de lo que comemos, de lo que charlamos en una tarde de verano o de invierno, de ver esa pelcula que tanto nos atraa hasta ayer. NO, no se puede seguir viviendo como si no pasara nada, cuando este monstruo nazi del siglo XXI llamado Israel sigue masacrando a jvenes, a nios, nias, ancianas y ancianos, a la naturaleza, a la vida, en la Palestina ocupada.

Y en ese qu hacer?, que nos apabulla, estn contenidas todas las dudas de lo que nuestra propia impotencia impone. Salimos a la calle por miles, por millones y el monstruo no para de bombardear. Golpeamos todas las puertas habidas y por haber: las de los diarios y televisoras, pero no dejan de emitir mensajes falsos, hipcritas, siniestros, en los que muestran a palestinos y palestinas como agresores, en los que para explicar una matanza dicen sueltos de cuerpo frases como esta: la ofensiva israel cobra vidas de nios, para no comprometerse con expresiones como genocidio, masacre, holocausto. Ttulos lavados, comentarios inocuos para no ofender al agresor sionista, no sea cosa que despus el lobby (poderoso como siempre) les recorte la publicidad.

Si apelamos a las instituciones de cada pas, nos encontramos con discursos vacos de contenido y de sensibilidad (es difcil que esa cualidad atraiga a funcionarios o a los politiqueros). Casi todos, diciendo la misma sarta de imbecilidades que muestran su complicidad con el agresor de Palestina. No sea cosa que el lobby opere en el prximo perodo electoral y les congele las ayudas que tan bien les vienen tanto a unos como a otros.

Si convocamos a los judos de la dispora a que pierdan el miedo y denuncien la ideologa asesina de ese Estado ficticio que muchos de ellos ayudaron y ayudan a sostener con sus envos monetarios, nos encontramos con comportamientos elusivos, explicaciones poco convincentes o en muchos casos, con un claro discurso de apoyo a los asesinos del pueblo palestino, bajo la excusa de que tenemos que defender nuestro territorio de los terroristas. Parece increble, a esta altura de las circunstancias, que en pases como Argentina o Francia (por slo nombrar algunos) se permita que los sionistas convoquen a manifestaciones para reivindicar la masacre que su ejrcito asesino est cometiendo en Gaza.

Y as, sufrimos una larga lista de choques con la realidad, de comprobaciones que mostraran que por ms que se intente, el sionismo tiene la sartn por el mango, y la cadena de complicidades que ha sabido tejer le facilita seguir asesinando con total impunidad.

Pero no podemos quedarnos con esta mala sensacin de que NADA SE PUEDE HACER, porque mientras nosotros discutimos, dudamos o nos abochornamos por lo poco y nada que producen nuestras acciones, el monstruo sigue masacrando la vida en Gaza.

Y en este sentido, de no darnos por vencidos, alli est la toma de decisin del presidente Hugo Chvez al expulsar sin contemplaciones al embajador israel en Venezuela. Mientras Cristina Kirchner y su canciller, o Tabar Vzquez, o la Bachelet, o el presidente mexicano Caldern, o el fascista Tony Saca, de El Salvador, y la lista es muy larga, no slo pactan con el sionismo y hablan de terminar con la violencia de ambos sectores, Chvez procede como lo hacen los autnticos revolucionarios y stos, se sabe, no especulan con el qu dirn los enemigos de nuestros pueblos.
Esa actitud de Chvez, o la del gobierno de Cuba que desde el primer momento juzg como criminal a la invasin sionista, nos muestran que no debemos cesar con la presin en cada pas. Movilizando cada vez ms ciudadanos y ciudadanas sensibles a este holocausto, generando redes de solidaridad para romper la presin sionista contra cada gobierno, mostrando con nuestras movilizaciones que no somos pocos los que nos rebelamos contra esta nueva experiencia de terror nazi representada por Israel, perdiendo el miedo que impone el sionismo en los medios, en los trabajos, en las universidades, en los centros sociales, donde operan generando el fantasma del antisemitismo para romper cualquier accin que los deje expuestos como artfices del genocidio.

Si no hacemos todo esto, si no seguimos saliendo a la calle para apoyar a la resistencia palestina, si no nos damos cuenta que esos jvenes y nios que luchan y mueren por centenares para mostrar que con su valenta y dignidad estn dispuestos a defender a su tierra, no slo nos sentiremos cada vez peor sino que estaremos expuestos a que el monstruo sionista y su padre tutelar, el imperialismo yanqui, nos pasen por encima de esta o de otra manera, y cuando intentemos reaccionar ser indefectiblemente tarde.

Una ltima impresin para compartir: podrn asesinar a cientos de palestinos y palestinas, podrn convertir ese territorio en un lugar arrasado con sus bombas de fsforo y uranio empobrecido, pero aquel nio que sobreviva, esa nia que logre salir debajo de los escombros de su casa derrumbada, no lo dudemos, ser el o la combatiente que en un maana muy, pero muy cercano, volver a levantar la piedra, engrasar su fusil, se atar nuevamente el cinturn con explosivos y saldr a mostrarle al mundo que Palestina no est vencida, que no han podido con ella, que para bien de la humanidad, all, hay coraje y sensibilidad suficiente como para seguir la lucha y derrotar definitivamente a quienes hoy generan esta barbarie de sangre y terror.

Carlos Aznares es director de Resumen Latinoamericano.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter