Portada :: Cuba :: 50 aos de Revolucin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2009

Cuba, 50 aos despus

Malime
Rebelin


La revolucin cubana despus de 50 de lucha y de boicot supervive.

En mayo de 2006 tuve la oportunidad de conocer aquel maravilloso pas, asist invitado a la celebracin de las III Jornadas sobre la obra de Carlos Marx y los desafos del siglo XXI.

Mi ponencia: Vas parlamentarias y extraparlamentarias en las luchas de clases de hoy. La interrelacin dialctica de la forma de lucha por el poder, como forma de poder , puede encontrarse en esta direccin: http://www.nodo50.org/cubasigloXXI/congreso06/ponencias06.htm

Pude apreciar cosas que me impactaron, la alegra de un pueblo, dicharachero y parlanchn, sobre todo el pueblo joven. Lo que me lleno de esperanza en la continuidad del proyecto revolucionario. Mxime cuando despus del discurso de Fidel Castro en la universidad el 17 de noviembre de 2005, denunciaba que el peligro de la revolucin no provena del exterior, sino del interior.

Ello ha supuesto que se abran grandes debates, algunos de ellos muy crticos. En esa lnea de crtica constructiva, sin aludir directamente a Cuba iba mi ponencia, la cual no debi sentar muy bien en ciertos sectores del aparato burocrtico administrativo. Aunque s en jvenes cubanos y venezolanos que despus de orla, y dado el limitado tiempo de 10 minutos concedido a cada intervencin, me pidieron tener una reunin con ellos para que se la ampliara e intercambiar opiniones, cosa que con mucho gusto acept y nos permiti debatir hasta altas horas de la madrugada; sobre lo que es la democracia directa de abajo arriba y la democracia delegada en la clase poltica. Las formas en que la burguesa se organiza como clase dominante y la forma alternativa de los trabajadores cuando toman el poder. Como decan Marx, Engels y Lenin, los trabajadores una vez organizados como clase dominante, son ellos desde cada nivel de poder popular los que legislan, ejecutan y controlan directamente las medidas polticas, productivas y administrativas, de forma permanente, pudiendo revocar en cualquier momento a los cargos electos elegidos a todos los niveles de gestin poltica-productiva.

En mi visita me chocaron cosas que ya me sorprendieron en la visita que hice a Mosc en noviembre de 1967 cuando como componente de la delegacin de Comisiones Obreras, fuimos invitados al 50 aniversario de la revolucin rusa. La diferencia existente en el estndar de vida entre los aparatichis y el conjunto del pueblo. Las diferencias entre la Habana vieja y los residentes en Vedado. Ello me resultaba difcil de comprender, dada la moral comunista que conoca de Lenin, que no aceptaba ningn privilegio por su estatus de dirigente. Recuerdo lo que contaba una vieja mujer que enseaba el cuartel general de la revolucin, cmo Lenin se pona a la cola a la hora de comer, y cmo rechazaba el ofrecimiento de los camaradas que estaban en la cola delante para cederle el paso al comedor.

Si bien es cierto que en la fase socialista de la revolucin, la mxima de dar a cada uno segn lo que produce, tambin es cierto que ello se refiere al pueblo en general que no tiene suficiente formacin y conciencia comunista, lo que no se explica es que esa mxima se la apliquen los comunistas, que en todo momento tienen que ser ejemplo de solidaridad y moral comunista. Una moral comunista hecha conciencia material visible mediante el ejemplo permanente.

En Cuba desde altos estamentos se escuchan grandes discursos moralistas, sobre la necesidad del trabajo, la defensa del proceso revolucionario y el perseguir a los ladrones, pero si no existen cauces de democracia directa y participativa en el proceso poltico-productivo que permita a los trabajadores sentirse dueos de las fbricas, difcilmente los discursos moralistas harn efecto, los trabajadores no sentirn suyas las empresas, lo mismo que no la sienten los trabajadores en las empresas capitalistas. El robo de gasolina, tabaco y otros artculos que algunos trabajadores roban y luego revenden en el mercado negro se podr perseguir, pero difcilmente evitar que se sigan produciendo.

Es posible imaginar, por poner un ejemplo no ya en un pas socialista, sino en un pas capitalista, que trabajadores que se organizan y constituyen una cooperativa, alguno de sus miembros pudiera robar sin ser controlado y denunciado por los dems miembros dueos de la cooperativa.

Podemos imaginar que en la URSS, si los trabajadores en vez de que las fbricas estuvieran en manos de los aparatichis del partido, estuvieran bajo el control directo de los trabajadores, que finalmente esas fbricas fueran privatizadas, y el pas de socialismo burocrtico pasara a ser capitalista, a ser la esencia del burocratismo, a como deca Lenin: una de las caractersticas principales del capitalismo es el burocratismo.

Tambin en mi viaje, pude comprobar las semejanzas que existan entre extranjeros aduladores defensores de la revolucin, con los pro-soviticos burocrticos que aprovechaban sus relaciones con los aparatichis para ser invitados a eventos o simplemente el de disfrutar de unas vacaciones, sin ninguna preocupacin por ayudar a la revolucin desde una crtica constructiva.

La esperanza sobre Cuba reside, en contra de lo que sucedi en el llamado Socialismo Real, en que el propio Fidel ha sido el primero en fomentar la autocrtica y que ello ha supuesto el debate en la calle, cosa que no sucedi en la URSS y los dems pases burocrtico-socialistas.

Es de confiar que este problema que destac Lenin sea superado: el problema del Estado es uno de los ms complicados y difciles, tal vez aquel en el que ms confusin sembraron los eruditos, escritores y filsofos burgueses.

Confiemos en que en algn momento se comprenda la unidad dialctica del ser humano liberado del trabajo enajenado actuando en toda su integridad poltica-productiva, administrando directamente el poder, acabando con la divisin existente en la sociedad capitalista y el socialismo burocrtico, que divide a los seres humanos en sociedad civil y clase poltica.


 






Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter