Portada :: Cuba :: 50 aos de Revolucin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2009

La osada cubana y los cambios en Latinoamrica

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


En enero de 1959, Cuba cometi la osada de derrocar por las armas al dictador Fulgencio Batista y desde entonces el Comandante en Jefe Fidel Castro y sus hombres le impidieron a la potencia hegemnica del continente, Estados Unidos, continuar dirigiendo los destinos de la Isla.

Washington haba controlado durante dcadas a toda la regin latinoamericana a la que consideraba (y an lo cree) como su traspatio y a la cual le impona gobiernos dciles, dictaduras militares o hasta invasiones directas cuando sus aliados no podran controlar los movimientos sociales.

Contra la rebelde Cuba utiliz todo tipo de presiones, terrorismos y guerras, comenzando con la eliminacin de la cuota azucarera que reparti entre otros gobiernos del hemisferio. Le sigui la declaracin de un feroz bloqueo econmico vigente hasta nuestros das; robo de profesionales; invasiones mercenarias por Playa Girn derrotada en 72 horas; operacin Mangosta con sabotajes a centros econmicos del pas; atentados a dirigentes y asesinatos contra la poblacin civil.

Con muy pocos esfuerzos por el control que ejerca sobre los gobiernos de la regin, trat de aislar a Cuba al lograr que la expulsaran de la Organizacin de Estados Americanos (OEA), ente fundado y dirigido por Estados Unidos y que sus miembros rompieran relaciones con la Isla, con la nica excepcin de Mxico.

Seran infinitas enumerar las acciones de las administraciones estadounidenses contra La Habana, incluso los ms de 600 intentos de asesinatos contra su lder, Fidel Castro.

Durante esos tiempos, surgieron en Amrica Latina desafos aislados contra la potencia hegemnica regional pero fueron en su mayora derrotados por la fuerza de las armas, bloqueos econmicos, invasiones o golpes de Estados.

Entre estos se pueden relacionar las invasiones norteamericanas a Repblica Dominicana, Granada y Panam; los extraos accidentes de los presidentes Omar Torrijos, de Panam y de Jaime Rolds, de Ecuador; la guerra abierta contra el Frente Sandinista de Nicaragua; el golpe de Estado contra el presidente chileno Salvador Allende y la instauracin de dictaduras militares ese pas, en Argentina, Brasil y Uruguay, por sealar algunos hechos.

Pero Cuba, como un barco solitario en medio de un ocano tormentoso, sigui su curso en la historia, llevando solidaridad y ayuda desinteresada a pases de todos los continentes que lo necesitaban a la par que el pueblo, unido a sus dirigentes, defendan la Revolucin.

Personal cubano cumpla y hoy cumplen misiones internacionalistas en cualquier pas que sufra o padece desastres naturales como terremotos, epidemias e inundaciones.

Amrica Latina, Asia y frica se han beneficiado del trabajo de los mdicos, educadores, ingenieros, entrenadores deportivos, adems de las ayudas internacionalistas militares para preservar la independencia de pases africanos y ayudar a eliminar de la faz de la tierra al oprobioso rgimen del apartheid.

En sus escuelas y universidades a lo largo de estos aos se han formado miles de profesionales y tcnicos.

Hoy, esa osada ha sido reconocida por los pueblos del mundo y Cuba mantiene relaciones diplomticas con 181 de los 192 Estados miembros de la ONU; estn establecidas 108 misiones diplomticas en el pas y existen 123 embajadas de La Habana en el mundo; ms de 500 delegaciones de alto nivel visitan a Cuba anualmente.

Se consolida el rechazo universal al bloqueo estadounidense al alcanzarse 185 votos en la Asamblea General de Naciones Unidas en su ltimo perodo; adems, condenas contra esa obsoleta medida en las Cumbres Iberoamericanas, la Cumbre ALC-UE, la III Cumbre Cuba-CARICOM, la I Cumbre de Amrica Latina y el Caribe (CALC) y en ms de una decena de foros y eventos. Hace tres aos que Estados Unidos no puede condenar a Cuba en materia de derechos humanos en ningn foro internacional

La Isla del Caribe preside el Movimiento de Pases No Alineados (NOAL) con creciente prestigio y efectividad y logr reinsertarse casi plenamente en Amrica Latina y el Caribe al mantener relaciones diplomticas plenas con 30 de los 32 pases de la regin

Desde hace una dcada, con el triunfo de la Revolucin Bolivariana de Venezuela en 1999, un nuevo ambiente poltico recorre Latinoamrica donde las medidas neoliberales impuestas por Estados Unidos han fracasado, mientras que con la llegada de gobiernos progresistas a la regin, la influencia norteamericana ha disminuido aunque no est an derrotada,

La unidad y la integracin por la que Cuba siempre ha trabajado e impulsado para enfrentar los grandes desafos de la potencia hegemnica mundial se han ido fortaleciendo en los ltimos aos y ya no son espordicos y aislados los movimientos sociales y los gobiernos progresistas que surgen en la regin.

Muchos presidentes de diferentes continentes del mundo visitan a Cuba para demostrarle su apoyo y rendirle tributo por la resistencia sin par que ha mantenido la pequea isla frente a las constantes acciones agresivas de su vecino mayor.

Desde el inicio de 2009, como un mensaje al nuevo electo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para que comprenda que la Isla no esta sola y de que se debe cambiar su ya desgastada poltica agresiva y de bloqueo, han llegado a La Habana en visita oficial los presidentes de Panam, Martn Torrijos, de Ecuador, Rafael Correa y de Argentina, Cristina Fernndez; en los prximos das tambin visitarn el pas la presidenta de Chile, Michelle Bachelet y de Guatemala, lvaro Colom.

Anteriormente, a mediados de diciembre, en la primera Cumbre de Amrica Latina y el Caribe, numerosos mandatarios rindieron homenaje al papel desempeado por Cuba en la lucha por la liberacin de los pueblos, a su resistencia frente a las agresiones norteamericanas y a la ayuda humanitaria que ha brindado bajo cualquier circunstancia a otros pases.

Las voces de mandatarios, desde Hugo Chvez, de Venezuela, hasta Luis Inacio Lula da Silva (Brasil), Evo Morales (Bolivia), Manuel Zelaya (Honduras) Daniel Ortega (Nicaragua), Tabar Vzquez (Uruguay), Fernando Lugo (Paraguay y Baldwin Spencer (Antigua y Barbuda), entre otros, alzaron sus voces para elogiar el ejemplo que la Isla del Caribe ha dado durante estos 50 aos, dirigidos por su lder histrico Fidel Castro.

La osada y la resistencia cubanas han dado sus frutos y hoy ms que nunca avanza la integracin por Amrica Latina y el Caribe para enfrentar unidos, las ansias de dominacin que an subsisten en el poderoso vecino del Norte.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter