Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2009

50 aos de la tragedia de Ribadelago

Blas Lpez-Angulo
Rebelin


El pasado 9 de enero se cumplieron 50 aos de la catstrofe de Vega de Tera. Ojeando la prensa este fin de semana compruebo que no ha merecido ninguna referencia. Slo en medios locales se recordaba la tragedia y los actos conmemorativos que estn teniendo lugar. Por ellos a travs de Internet, he podido saber que este martes, Documentos TV, emitir un reportaje a las 22, 45h.

Yo me enter de lo ocurrido, casualmente, por otra "cereza", como es habitual en mi blog. Me explico. Al escribir "Los ltimos pueblos fascistas del nuevo Estado espaol" (en inSurGente.org - Mala memoria, 13-9-07) nombraba Ribadelago de Franco en la provincia de Zamora y en una nota al final relataba brevemente la causa de su apellido. Hago memoria:

"Visit el otoo anterior el lago de Sanabria. No conoca entonces los orgenes trgicos de este poblado de su entorno. En la larga posguerra las restricciones elctricas eran frecuentes en las grandes ciudades. Unin Fenosa, para paliarlas, construy una presa que revent apenas terminada, un glido mes de enero de torrenciales lluvias. De los 549 habitantes de Ribadelago, 144 fueron arrastrados por el agua y solamente 28 recuperados y dados oficialmente por muertos. El escritor Vzquez Figueroa que particip en las labores de rescate como submarinista resea en su libro Sultana Roja las razones de aquel fracaso. Los tribunales de justicia condenaron al director gerente de la empresa, a dos ingenieros y a un perito como responsables directos de las obras a un ao de prisin menor por un delito de imprudencia temeraria. Recurrida la sentencia, finalmente, fueron indultados. Apadrinado por Franco el nuevo Ribadelago, se encomend la reconstruccin al Ministerio de la Vivienda, que tuvo lugar entre 1959 y 1962 en una zona ms sombra que la original y apartada de los pastizales y tierras de cultivo, pero ms segura ante otras posibles catstrofes. (Consultado en Internet: Lago de Sanabria- Leyenda Villachica)".

Creo que es el momento de detenernos a comentar un poco ms cuanto pas. Tremendo espejo de un rgimen que en esos aos 50 se desarrollaba y consolidaba haciendo pantanos. ste mismo lo inauguro "el Excelentsimo", aun antes de estar terminado. Cada uno de ellos, le daba una medalla para la paz, legitimacin de ejercicio, lo llamaba Max Weber.

En cuanto al nombre, por cierto, a pesar de que se viene usando Ribadelago Nuevo, oficialmente no se cambi, aunque algunos medios as lo creen. Al entrar en vigor la ley conocida como de Memoria Histrica debe hacerse y segn manifestaciones del propio edil de Galende, al que pertenece la pedana, no tiene inconveniente. A falta de actualizaciones estadsticas, desconozco en cambio si ya lo ha hecho.

Paso a desarrollar la sucinta exposicin inicial.

Cela en La Colmena da cuenta de las restricciones de luz en la posguerra haciendo un chiste con Electra, la elctrica de Madrid, y el complejo de Electra. Desde primeros de los 50 el proyecto central en la zona de Sanabria era convertir en presa el lago homnimo. La oposicicin de las elites locales a travs de una valiente campaa en el peridico "El Correo de Zamora" retras el empeo e incluso inhibi a las siempre dispuestas tijeras de la censura. En su defecto se construy a marchas forzadas la presa de Vega de Tera, pero la poltica hidrulica del rgimen, que en esto no admita fisuras (otras son la que veremos que desataron la tragedia) no se resignaba a desperdiciar un lago glaciar que desde la infancia de la edad del hombre era un derroche en el desierto de la Espaa interior. Podan dar por ah a sus leyendas y a pesados msticos como el Unamuno de San_Manuel_Bueno,_mrtir. "Elctricas Leonesas, S. A." haba conseguido la concesin del aprovechamiento en marzo del 1958, e incluso haba realizado unos accesos. La rotura de la presa de Ribadelago cambi definitivamente las cosas. No hay mal que por bien no venga, les suena la frase?

Y favor por favor: la catstrofe hubiera sido tanto mayor de no haber actuado el lago de receptor final, cortando la avalancha a los pueblos de Galende, Mercado del Puente y Puebla de Sanabria. Al da siguiente en su superficie poda verse ganado, muebles, algunos cadveres, aunque la mayora yacen en su fondo, atrapados por otros tantos enseres y restos de materiales. Nueva desgracia, puesto que los familiares de los desaparecidos no pudieron cobrar las esculidas indemnizaciones.

 El Servicio de Informacin de la Guardia Civil nos proporciona un documento bastante esclarecedor sobre las causas (cito artculo de La Opinin de Zamora del 27-12-08 "Los secretos de la Guardia Civil"): "...tienen que ver con los defectos de construccin y empleo de materiales en malas condiciones. Aade la nota informativa que todos coinciden que la presa se haca a destajo sin escrpulos de ninguna clase por parte del personal dirigente de las mismas, la poca capacidad del personal subalterno, muchos de ellos incompetentes para el cargo que desempeaban, a los que se ha tachado de inmoralidad, ya que vivan en un nivel de vida muy superior a los sueldos que disfrutaban.Al respecto de la vigilancia, anotan que los guardas encargados de la custodia han manifestado no haberse enterado de la rotura de la presa, hasta las siete horas de la maana, lo cual no es admisible, toda vez que el primer ruido ensordecedor que se escuch en el pueblo de Ribadelago fue el producido por la rotura, lo que prueba que los guardas no se encontraban en dicha presa, ya que de haber estado prestando la vigilancia encomendada se habran dado cuenta en el momento de ocurrir sta."

Tambin recoge el parte informativo "la magnfica reaccin que en toda Espaa se ha producido para acudir en ayuda del pueblo siniestrado". En cambio, poca fue la que lleg a sus destinatarios ms necesitados.

"La presencia de autoridades -sigo con el informe- desde los primeros momentos mitig grandemente el dolor de las personas afectadas, principalmente la del ministro de Obras Pblicas...", a la sazn el general Jorge Vign, cuyo apellido tal vez fuera el mrito principal a la hora de convencer al Caudillo para tan importante Ministerio (En otro orden de cosas, una calle muy comercial del centro de Logroo contra lege data honra la memoria del ex-ministro).

Se tema la rotura de otras presas, como la cercana de Vega de Conde, pues en ella no fue empleado el hormign sino la tierra apisonada entre dos fuertes muros, y, desde luego, no sorprendi demasiado su rotura a cuantos ya conocan el estado de la presa de Vega de Tera. Se habla de filtraciones por las que salan chorros de agua apreciables a simple vista, de un dimetro aproximado de diez centmetros", segn detalla la informacin que seguimos.

En vista de todo lo cual el abogado Santiago Moreno, acusacin particular, contaba con bastantes evidencias. Recibi constantes amenazas y presiones. El juicio se celebr en marzo de 1963 en Zamora casi secretamente. La empresa responsable de las obras, Hidroelctrica de Moncabril, absorbida ms tarde por Unin Fenosa, fue condenada a pagar 19.378.732 pesetas. (La informacin consultada en su da que cito arriba lo atribua, como se ve errneamente a Unin Fenosa"). Lo deseable hubiera sido que por iniciativa propia hubiera pronto y generosamente resarcido a todas las vctimas. Fue a pocas, tarde, a la fuerza y miserablemente. Razn tena mi madre cuando me aconsejaba no pedir peras al olmo.

 

 El hoy conocido como Ribadelago Viejo casi desapareci. (Ver foto)


El autor del libro Ribadelago, tragedia de Vega de Tera , Jos Antonio Garca Dez, describe la posterior batalla de intereses entre la concesionaria hidroelctrica leonesa que hemos descrito arriba para continuar con su proyecto de embalsar el lago de Sanabria, ahora enfrentados al Estado: "La imperiosa necesidad de acondicionar unos terrenos de cultivo para los supervivientes no admita una sobreelevacin del Lago ni la inundacin de 45 hectreas de las nicamente 113 disponibles para la labranza. Durante ms de dos aos los ministerio de la Gobernacin y de la Vivienda, bajo la batuta de los generales Camilo Alonso Vega y Jorge Vign, mantuvieron con los mximos responsables de "Elctricas Leonesas S.A." y del Banco Central -porque detrs de una gran hidroelctrica siempre suele haber una entidad bancaria- una profusa correspondencia centrada en poner en claro la verdadera ocupacin del aprovechamiento elctrico".

 En medio de esa srdida poltica hidrulica con el lago de Sanabria al fondo y la destruccin de Ribadelago se construy para los que sobrevivieron un pequeo pueblo (ver ltima foto y el interesante artculo Como un pueblo andaluz) a la vera de sus aguas, con un trazado y diseo extrados con urgencia del plan Badajoz. Ni la funcionalidad de las casas, ni su emplazamiento en una zona sombra que en invierno no lo alcanza el sol, convencieron a sus habitantes. Muchos de ellos han tornado al pueblo antiguo.

Por otra parte, se tasaron a precios de mercado por lo que las indemnizaciones por las prdidas humanas y materiales sirvieron para pagarse sus nuevos domicilios! Eso, en el mejor de los casos, en tantos otros precipit por todas las razones apuntadas la emigracin.

Si lo relatado, tal vez por mi culpa, no les ha conmovido les invito esta noche, martes, 13 de enero, a que vean el reportaje de Documentos TV.

 



http://sakurambotsumamu.blogspot.com/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter