Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2009

Testimonio de mdicos palestinos y noruegos
En Gaza se est usando un nuevo tipo de arma

Sophie Shihab
Le Monde

Traducido por Juan Vivanco


Las televisiones rabes que emiten desde Gaza han mostrado los ltimos das heridos de un tipo nuevo, adultos y nios con muones sanguinolentos en lugar de piernas. El domingo 11 de enero dos mdicos noruegos, los nicos occidentales que trabajan en el hospital de la ciudad, lo han confirmado.

Los doctores Mads Gilbert y Erik Fosse , que llevan veinte aos trabajando en la zona con la ONG noruega Norwac, pudieron salir del territorio la vspera, con 15 heridos graves, por la frontera con Egipto. No sin sortear obstculos: Hace tres das nuestro convoy, a pesar de estar identificado por el Comit Internacional de la Cruz Roja, tuvo que dar media vuelta antes de llegar a Jan Yunis, donde los tanques nos dispararon para detenernos, declararon a los periodistas presentes en Al-Arish.

Dos das despus el convoy pudo pasar, pero los mdicos y el embajador de Noruega, que haba ido a recibirles, permanecieron toda la noche retenidos por razones burocrticas en el puesto fronterizo egipcio de Raf, entreabierto nicamente para las misiones sanitarias. Esa noche los vidrios y un cielorraso del puesto se rompieron con el estampido de una de las bombas lanzadas en las cercanas.

A dos metros parte el cuerpo por la mitad; a ocho metros siega las piernas, las abrasa

En el hospital Al-Shifa de Gaza no hemos visto quemaduras de fsforo ni heridos por bombas de racimo. Pero hemos visto vctimas de algo que tiene todas las trazas de ser un nuevo tipo de arma experimentado por los militares usamericanos, conocido como Explosivo de Metal Denso Inerte (DIME por su sigla en ingls) [1], han declarado los mdicos.

Son unas pequeas bombas con envoltura de carbono y una aleacin de tungsteno, cobalto y nquel o hierro cuyo enorme poder explosivo se disipa a 10 metros. A dos metros parte el cuerpo por la mitad; a ocho metros siega las piernas, las abrasa como si las atravesaran miles de agujas. No hemos visto los cuerpos partidos, pero s a muchos amputados. Los hubo parecidos en el sur de Lbano en 2006 y los vimos en Gaza aquel mismo ao, durante la operacin israel Lluvia de verano. Los experimentos con ratas han demostrado que las partculas que permanecen en el cuerpo son cancergenas han explicado los mdicos.

Un mdico palestino entrevistado el domingo por Al Yazira relat su impotencia en estos casos: No tienen ningn rastro visible de metal en el cuerpo, pero hay extraas hemorragias internas. Una materia quema sus vasos y causa la muerte. No podemos hacer nada. Segn el primer equipo de mdicos rabes autorizado a entrar en el territorio ocupado, que lleg el viernes desde el sur al hospital de Jan Yunes, all han ingresado decenas de casos de este tipo.

Ser esta guerra un laboratorio de fabricantes de muerte?

Los mdicos noruegos se han sentido en la obligacin de informar sobre lo que han visto debido a la ausencia en Gaza de cualquier otro representante del mundo occidental, ya sea mdico o periodista. Ser esta guerra un laboratorio de fabricantes de muerte? En pleno siglo XXI se puede encerrar a milln y medio de personas y hacer con ellas lo que se quiera, llamndolas terroristas?

En el cuarto da de guerra llegaron al hospital de Al-Shifa, que ya conocan de antes y despus del bloqueo. All encontraron un edificio y un equipamiento en las ltimas, a un personal exhausto y moribundos por doquier. El material que haban preparado haba quedado retenido en el paso fronterizo de Erez.

Cuando llegan a urgencias cincuenta heridos de golpe, el mejor hospital de Oslo apenas podra atenderles ―cuentan―. Aqu podan caer diez bombas por minuto. La destruccin de una mezquita cercana hizo aicos unos vidrios del hospital. Cuando suenan las alarmas el personal tiene que refugiarse en los pasillos. Su valenta es increble. A lo mejor duermen dos o tres horas diarias. La mayora de ellos tienen vctimas entre sus parientes, escuchan en la radio la lista de los lugares que acaban de ser atacados y a veces es donde vive su familia, pero tienen que quedarse trabajando La maana que salimos de all, cuando entr en urgencias, pregunt cmo haban pasado la noche. Una enfermera sonri. Luego prorrumpi en sollozos.

En este momento de su relato la voz del doctor Gilbert se quiebra. Ya ve ―se repone y sonre con calma― yo tambin

Fuente: http://www.lemonde.fr/proche-orient/article/2009/01/12/des-medecins-evoquent-l-usage-d-un-nouveau-type-d-arme-a-gaza_1140545_3218.html#ens_id=1106055

[1] Ver un detallado informe sobre esta arma en el boletn del CIAR http://www.ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol136.htm (n. del t.)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter