Portada :: Otro mundo es posible :: IX Foro Social Mundial (Belm do Par, enero 2009)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2009

El desafo del Foro Social Mundial de Beln de Para. Entrevista con Eric Decarro, militante social europeo
Debatir a fondo las alternativas

Sergio Ferrari
Rebelin


Ex dirigente sindical de toda una vida, Eric Decarro es tambin un referente para el movimiento social suizo. Asistente a varios de los Foros Sociales Mundiales precedentes, Decarro participa tambin desde aos activamente en la dinmica de organizacin de los Foros Sociales Europeos. Ha sido un pilar tanto del Foro Social Suizo como del Foro Social de la regin del Lago Lman, plataforma que convoc en 2003 las manifestaciones multitudinarias contra la Cumbre del G8 de Evian, en la Francia vecina. Entrevista exclusiva sobre los desafos del prximo FSM de Belm de Par, a pocos das del inicio del mismo el prximo 27 de enero.

P: Cul es su valoracin previa sobre la prxima edicin del FSM que va a desarrollarse en Beln?

R: Me parece muy oportuno que el FSM se realice en Belm, en la Amazonia brasilera, una regin emblemtica a nivel mundial por el intenso proceso de deforestacin que avanza a pesar de la lucha de los movimientos de base ah presentes. Esta deforestacin -producto de la cultura de la soya para alimentar el ganado europeo- contribuye a la desregulacin climtica. Aberracin mayor de un sistema que slo se preocupa por la ganancia y el acceso al mercado.

Por otra parte, estoy persuadido que estos foros son siempre citas muy importantes para que los representantes de los movimientos sociales que vienen del mundo entero puedan intercambiar entre ellos. Le asigno mucha importancia a la mundializacin y a la emergencia, en este marco, de una solidaridad fortalecida entre todos los que son explotados. Y en ese sentido el FSM, que se realizar en el mismo momento que el Foro Econmico Mundial de Davos (Suiza), tiene tambin un valor simblico, ya que en esa ciudad alpina helvtica se encontrarn, como siempre, los representantes del poder econmico, financiero, poltico e ideolgico a nivel mundial.

P: Se llega a este nuevo FSM con interpretaciones diferentes sobre el estado actual del movimiento altermundialista y los propios foros. Viven una etapa de fortalecimiento o de debilitamiento?

R: Siento que los foros sociales se han debilitado. Nacieron y se desarrollaron en un primer momento en contra el neoliberalismo comercial, financiero y las polticas de desregulacin del Estado.

Para m, el problema, es que en cierta medida, los FSM o algunos de los actores que en ellos participan, han tenido la tendencia a desconectar neo-liberalismo y capitalismo, pensando que es posible revertir las polticas neo-liberales en el marco del sistema. Algo imposible ya que esas polticas son la expresin misma del capitalismo, en su fase actual dominada por las finanzas.

Adems, muy rpidamente los foros se encontraron con una complicada coyuntura poltica, luego de los atentados del 11 de septiembre del 2001, que provoc la denominada lucha contra el terrorismo y las invasiones y guerras a Afganistn e Irak. Con un endurecimiento del marco poltico y restriccin de los espacios democrticos. Y ahora, en esta ltima fase, el endurecimiento producto de la crisis financiera mundial y la econmica y la recesin que tocar a todos los pases y sectores.

P: Cul es el principal desafo de este prximo FSM?

R: El tema principal es la crisis mundial y cmo confrontarla. Una crisis de sistema, global, con mltiples aspectos que se refuerzan unos a otros. En ese sentido, el FSM debera tener el coraje de abrirse a todas las posiciones y los ms diversos movimientos y sensibilidades polticas, para avanzar en el debate de una proposicin alternativa.

Hay que abrir el debate entre aqullos que piensan que se pueden resolver los problemas en el marco actual y ven la crisis como una oportunidad para presentar nuestras reivindicaciones. Y aqullos entre los que me ubico- que pensamos que, al contrario, esta crisis va a endurecer las relaciones sociales, ya que el sistema va a buscar, a todo precio, restaurar sus normas de rentabilidad.

Y se debe trabajar, urgentemente, en el contenido de esta alternativa, del modo de produccin, de intercambio y consumo, que rompa con este capitalismo que nos lleva de crisis en crisis. Construir una alternativa a este modelo actual, cada vez ms aberrante y depredador. La multiplicacin de alternativas locales no puede enfrentar sola la crisis financiera que provoca en todas partes miseria y polticas antisociales reforzadas... Hay que tener puntos de referencia que permitan ver lo estratgico pero tambin posicionarse en el hoy-ahora. Por ejemplo: hay que salvar el sistema financiero y los bancos? Es aberrante que se destinen miles de millones de dlares, euros y francos para salvar ese modelo que no se preocupa por enfrenta el hambre, la miseria, las enfermedades en el mundo. Vemos Estados comprometidos en salvar sus bancos y el sistema, cuando no logran reunir a nivel mundial los 30 billones de dlares que se necesitaran para terminar con el hambre a nivel planetario. Sin preocuparse seriamente por los problemas de fondo de la seguridad social y suprimiendo empleos, incluso, en el sector pblico. Sin dar respuestas a los jvenes, ni inquietarse realmente por la regresin social.

P: Quiere decir, el FSM puede pecar de una cierta debilidad en cuanto a la alernativa...

R: Insisto: la multiplicacin de alternativas locales tiene un valor, la diversificacin de las temticas en el FSM tambin, pero si no se logra una orientacin clara, una alternativa global al sistema, no se podr resistir realmente. Ni si quiera se podrn presentar nuestras reivindicaciones y propuestas de reformas por las que nos batimos ya en la actualidad.

Necesitamos una brjula. Hay trabajar el contenido de esa la alternativa que ser fuera del sistema actual.

Una ltima preocupacin. Los foros tienen la tendencia a parcializar sectorialmente las temticas. No tenemos una visin de conjunto. No hay grandes debates transversales. Y el problema entonces es que nos quedamos siempre en el anti. El anti-guerra; el anti-represin; a nivel sindical en una visin defensiva; lo mismo en cuanto a los derechos de los migrantes. Hay que salir de ese encerramiento. Buscar una alternativa, construir una perspectiva....

Sergio Ferrari. Colaboracin de prensa E-CHANGER, ONG suiza de cooperacin solidaria, co-organizadora de la delegacin de 50 personalidades sociales helvticas que estarn presentes en el FSM de Belm.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter