Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2009

Opio pro Nobis para narcotizar la crisis Mundial mientras la barbarie reina en Gaza
Encuentro de Mxico: La sangrada familia.

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin/Fundacin Federico Engels/Universidad de la Filosofa.


Seor Papa Joseph Alois Ratzinger:

Si llegaran a juntarse tantas familias como dicen, si lograra usted hablar a miles en vivo y a todo color, si se pusieran a modo los odos y los ojos, si fuese verdad que lo escuchan no sera mala idea abordar los temas verdaderos, los del diario, los que se silencian o se esconden. No sera mala idea, ni mala oportunidad, aprovecharse de esas horas para sentar las bases de la verdad, ahuyentar las mentiras, las hipocresas y las degeneraciones que amenazan e infestan a las familias desde hace ya muchos, y decadentes, aos. Si encuentra usted reunido a un conglomerado defensor de la familia as en abstracto y de manera a-crtica y conservadurista, diga que es urgente una transformacin absoluta, un blanqueo de la historia negra y una revolucin de la familia. Dgales que nadie se cree el cuento de la defensa de los valores familiares en sociedades basadas en el hurto, el saqueo y la explotacin de los trabajadores campesinos y obreros. Sin ironas, sin burlas que reine el respeto. Vea usted, aqu hay unas sugerencias (no pedidas).

Hay familias, millones de familias, que reproducen en su seno las relaciones obrero-patronales. Son familias atolondradas con la idea boba de que la familia es una institucin una clula del sistema donde se incuban los formatos del poder, donde se entrena el autoritarismo y la mansedumbre impunemente, como si fuese un logro moral, donde los mandos son privilegio de los mayores cuyo merito, casi exclusivamente, radica en cumplir aos. Olvidaron que son personas.

Creen que son una institucin legalizada y santificada, que ya no son personas, camaradas, amigos para volverse una abstraccin jurdica que suprime la nocin de lucha de clases, trabajo, solidaridad humana creen, esas familias, que son un micro clima del poder donde las leyes se imponen dictatorialmente, donde no se elige los representantes, no se modifican los estatutos y nada se mueve. No pocos hacen el amor (perdn por el eufemismo) institucionalmente.

Muchas familias exhiben con toda impunidad su orgullo patriarcal. Aqu mando yo suele decirse al calor de infinidad de controversias mientras yo ponga el dinero de esta casa, yo mando el orden y el control del dinero como fuente privilegiada de gobierno domstico. Hay millones de familias que reproducen conductas absolutamente odiosas, se sienten obligadas a estar unidas, por el hecho absurdo de la consanguinidad, se sienten obligados a prodigarse gestos de afecto por el hecho absurdo de llevar apellidos iguales se sienten obligados a la unidad por el hecho desopilante de conservar las tradiciones. De la coincidencia solidaria para una vida digna de todos, la solidaridad social contra las diferencias econmicas y las discriminaciones de todo tipo, no se habla. Parecera tema tab de ciertas familias.

Hay familias donde el terrorismo paternal se expresa con golpes, humillaciones y persecucin. Diurna y nocturna. Hay familias donde se practica la prostitucin y el robo en todas las escalas y bajo todas sus modalidades. Hay familias donde se ejercita la violencia y la tortura sistemticamente. Hay familias corruptas por definicin, miserables y cnicas, que viven de explotar a los trabajadores, incluida la servidumbre, contratan personas para limpiar, ordenar, vigilar y hasta para entretener a los nenes. A esos trabajadores se les paga mal, se los trata mal se los usa como campo de entrenamiento para donde es una mrito de clase maltratar a los pobres y la familia entera aprende en su cotidianidad sagrada cmo se ejerce el autoritarismo contra los dbiles. La balanza inclinada a favor del que tiene el palo y el dinero. Es esta una linda escuela? No? Son estos unos lindos valores familiares?

Seor Papa: Hay familias de dictadores, torturadores, explotadores, defraudadores hay familias de traidores, de saqueadores, de mercachifles, de mentirosos, de canallas, de usurpadores familias que reproducen, de una generacin a otra, la barbarie y la degeneracin. Quiere usted nombres? (Slvense los homnimos salvables) Haga usted una crtica profunda. Denuncie cmo se traicionan los vnculos filiales, denuncie usted sin moralinas etreas la cornamentacin desaforada entre maridos y esposas, entre socios y colegas, denuncie usted la soledad, el abandono y los insultos. Denuncie la degradacin y la drogadiccin deprimentes y devastadoras en el seno mismo de las familias ms infestadas por la hipocresa y la degeneracin. Seguramente tendr usted a la vista a muchas familias de esas, le besarn la mano, le pedirn su bendicin y volvern a su rutina de falsedades y parasitismo, esta vez sintindose tocados por Dios, o su representante terrqueo.

Seor Papa: Haga usted una denuncia mundial y profunda, haga lo que debe hacer, diga que la familia en garras del capitalismo ha servido frecuentemente para desfondar la solidaridad humana, diga que la familia burguesa ha fracasado, que el mundo est como est, entre otras cosas, porque en las familias, intoxicadas con valores burgueses, se siembra y cultiva la miseria y la barbarie, que se trata de un gran fracaso poltico, que el concepto de familia burguesa es hoy por hoy una mentira descomunal, una maquinaria de consumo y consumismo, un formato de control ideolgico represivo y una institucin doctrinaria y enferma que frena todo desarrollo que es capaz, casi nicamente, de reproducir degeneracin e hijos. Sea seor Papa inclemente y agudo. No tolere que los vnculos solidarios entre humanos se formateen con palabrera y demagogia familiarista y burguesa. Permita que las familias aludidas interroguen su sinceridad y su honestidad, que lo hagan en pblico ver qu espectculo.

Dgales que hay posibilidades distintas para familias distintas, esta vez bajo el derecho legtimo de elegir. Dgales que hay formas de relacin basadas en la honestidad emocional, sexual, poltica dgales que, les guste o no, la historia pasara sobre los retrgrados y har nacer formas nuevas de familia y de sociedad. Sin estado y sin propiedad privada.

Si hay quien se escude en el pretexto de la defensa de los valores de la familia, que sincere la realidad econmica y moral de las de todas las familias. Pobres o ricas.

Seor Papa: Diga usted, por favor, a todos esos que se renan, con pantallas carsimas y gastos descomunales, que ninguna familia puede andar feliz por la vida mientras la mayora de las familias, en todo el mundo, vivan en la miseria, la persecucin y el saqueo. Diga usted por favor, que nadie puede sentirse satisfecho en este planeta, mientras millones de familias viven bajo el bombardeo de los misiles, (como en Irak), o bajo el bombardeo ideolgico (como el de las televisoras burguesas globalizadas) , ni bajo el bombardeo del hambre (por el saqueo de las materias primas) ni bajo el bombardeo del hambre (por la explotacin degenerada) que consecuentan muchos empresarios de familias prestigiosas y muchos polticos de familias adineradas. Dgales, no desaproveche la oportunidad, que no podemos estar orgullosos de esta civilizacin cuando su preocupacin mayor es esconder a los muertos que genera su desigualdad y sus injusticias. Pregntele a Rita qu pasa con las vctimas de la guerra civil. A ver con qu le sale, pegntele de lejos porque en un descuido le pinta la sotana de gris. Gris Rita, gris Valencia.

Seor Papa, no desperdicie la oportunidad, si se renen todo los que dicen, tendr usted de todo, hospedajes, aviones, automviles, comidas estarn dadas las condiciones objetivas y subjetivas para abordar la verdad del presente, para que sea usted escuchado. No les hable cosas abstractas, no les hable de cosas extraterrestres, no se remita al pasado remoto de las memorias metafsicas, no se distraiga con la Sagrada Familia ni con Leonardo da Vinci. Valla el meollo, mire usted: En los pases en desarrollo, alrededor de las tres cuartas partes de las familias afectadas por la pobreza y el hambre crnica viven en el medio rural y sus medios de subsistencia dependen de manera directa o indirecta de la agricultura o la pesca . Seor Papa: Slo en frica, se estima que hay alrededor de 70 millones de tales familias de agricultores . Dgales seor Papa que los nios del mundo son hijos de todos: El hambre y la malnutricin matan a seis millones de nios al ao, una cifra equivalente a toda la poblacin en edad preescolar de Japn, segn alert hoy la Organizacin para la Alimentacin y la Agricultura (FAO) de la ONU con motivo de la presentacin de su ltimo informe anual El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo.

Seor Papa: Dgales que la miseria no se arregla con limosnas. Que de nada sirven las Fundaciones Caritativas ni las ayudas humanitarias ni los lavaderos de conciencias (y de dlares) si no se derrota la explotacin capitalista, el saqueo de materia prima y el trabajo a precios ridculos. Hgalo por las familias que, a estas horas, padecen las humillaciones ms brutales en Atenco, Mxico, de Gaza... Hgalo porque a estas horas miles de familias no logran sanar las heridas brutales desde que desaparecieron 30 mil personas en Argentina. Hgalo por los cados en Faluya, por las familias mancilladas en Nueva Orlens, por las familias enteras que emigran de frica, por las familias hacinadas en los ngeles, Houston, Chicago la cuenta es inmensa y es horrorosa. Si usted no se atreve a decir las verdades cometer un pecado universal y terminar siendo cmplice de la barbarie. Elija bien. Y si no escuchan nadie se asombre. Acaso se renen para fortalecer la sordera y la ceguera. Y eso puede ocurrir, as ha ocurrido. No?



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter