Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2009

El primer ministro palestino se dirige desde Gaza a los lectores occidentales
Mi mensaje a Occidente

Ismail Haniyeh
Palestinechronicle

Traducido por Nadia Hasan y revisado por Caty R.


Escribo este artculo a los lectores occidentales de todo el espectro poltico y social mientras la maquinaria de guerra israel contina la matanza de mi pueblo en Gaza. Hasta la fecha, ms de 1.000 personas han sido asesinadas, la mitad de las cuales son mujeres y nios. La semana pasada el bombardeo a la escuela de la UNRWA (Agencia de ayuda a los refugiados de las Naciones Unidas) en el campamento de refugiados de Jabalya fue uno de los crmenes ms despreciables que se puedan imaginar, mientras cientos de civiles debieron abandonar sus hogares en busca de refugio en la sede del organismo internacional slo para resultar bombardeados sin piedad por Israel. Cuarenta y seis nios y mujeres fueron asesinados en ese odioso ataque y decenas de personas ms resultaron heridas.

Evidentemente, la retirada de Israel de la Franja de Gaza en 2005 no puso fin a su ocupacin ni, en consecuencia, a sus obligaciones internacionales como potencia ocupante. Sigui controlando y dominando nuestras fronteras por tierra, mar y aire. De hecho, las Naciones Unidas han confirmado que entre 2005 y 2008, el ejrcito israel mat a casi 1.250 palestinos en Gaza, incluidos 222 nios. Durante la mayor parte de este perodo los cruces de frontera permanecieron cerrados, permitiendo slo el acceso de una cantidad limitada de alimentos, combustible industrial, alimentos para animales y otros artculos esenciales.

A pesar de sus frenticos esfuerzos por ocultarlo, la causa fundamental de la guerra criminal de Israel en Gaza es la eleccin de 2006, que dio la victoria a Hams por una amplia mayora. Lo que ocurri despus fue que Israel, junto con Estados Unidos y la Unin Europea, unieron sus fuerzas con el fin de anular la voluntad democrtica del pueblo palestino. Decidieron, en primer lugar, revertir la decisin del pueblo a travs de la obstruccin de la formacin de un gobierno de unidad nacional, y a continuacin convirtiendo en un infierno la vida del pueblo palestino por medio de la asfixia econmica. El abyecto fracaso de todas estas maquinaciones, finalmente, ha conducido a esta guerra cruel. El objetivo de Israel es acallar todas las voces que expresan la voluntad de los palestinos para despus imponer sus propios trminos para una solucin definitiva privndonos de nuestra tierra, nuestro derecho a Jerusaln como la capital de nuestro legtimo futuro Estado y del derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares.

En ltima instancia, el sitio completo en Gaza, que viola manifiestamente la Cuarta Convencin de Ginebra, impide la entrada de la mayora de los suministros mdicos bsicos para nuestros hospitales. Est prohibida la entrega de combustible y suministro de electricidad a nuestra poblacin. Y encima de toda esta falta de humanidad, se nos niegan la comida y la libertad de movimientos, e incluso la posibilidad de acceder a tratamiento mdico. Esto condujo a la muerte, que se podra haber evitado, de cientos de pacientes y a una espiral creciente de malnutricin entre los nios.

Los palestinos estn horrorizados de que los miembros de la Unin Europea no vean este vergonzoso estado de sitio como una forma de agresin. A pesar de la abrumadora evidencia, afirman sin vergenza que Hams caus esta catstrofe al pueblo palestino al no renovar la tregua. Sin embargo, nos preguntamos, Israel cumpli con los trminos del alto al fuego mediado por Egipto en junio? No lo hizo. El acuerdo estipulaba un levantamiento del sitio y el fin de los ataques en Cisjordania y la Franja de Gaza. A pesar de todo nuestro respeto a los trminos del acuerdo, los israeles continuaron con el asesinato de palestinos en Gaza, as como en Cisjordania, durante lo que fue conocido como el ao de la paz de Anpolis.

Ninguna de las atrocidades cometidas contra de nuestras escuelas, universidades, mezquitas, ministerios e infraestructura civil, nos disuaden de la reivindicacin de nuestros derechos nacionales. No cabe duda de que Israel podra destruir todos los edificios en la Franja de Gaza, pero nunca destruir nuestra determinacin o resolucin de vivir con dignidad en nuestra tierra. Si agrupar a los civiles en un edificio para despus bombardearlos o utilizar bombas de fsforo y misiles no son crmenes de guerra, qu son? Cuntos tratados y convenios internacionales tiene que violar el Estado sionista de Israel antes de que le pidan cuentas? No hay ni una ciudad en el mundo donde las personas libres y decentes no expresen su indignacin por esta brutal opresin. Ni Palestina ni el mundo sern los mismos despus de estos crmenes.

Slo hay un camino a seguir, no hay otro. Nuestras condiciones para un nuevo alto el fuego son claras y simples. Israel debe poner fin a su guerra criminal y a la masacre de nuestro pueblo, levantar completa e incondicionalmente su asedio en la Franja de Gaza, abrir todos los pasos fronterizos y retirarse completamente de Gaza. Despus de esto podramos considerar futuras opciones. En ltima instancia, los palestinos son un pueblo que lucha por librarse de la ocupacin, por el establecimiento de un Estado independiente con Jerusaln como su capital y el retorno de los refugiados a sus pueblos de los que fueron expulsados. Sea cual sea el coste, la continuacin de las masacres de Israel no quebrantar nuestra voluntad ni nuestra aspiracin a la libertad y la independencia.

Fuente: http://www.palestinechronicle.com/view_article_details.php?id=14679

Ismail Haniyeh es el Primer Ministro del gobierno palestino en Gaza. (Este texto se public originalmente en el British Independient el 15 de enero de 2009)


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter