Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2009

Los combustibles verdes de Obama

Silvia Ribeiro
La Jornada


Durante su campaa Barack Obama, presidente electo de Estados Unidos, promovi continuamente los agro- combustibles como parte de su nueva economa verde. Obvi la creciente cantidad de estudios que muestran que los agrocombustibles tienen una eficiencia energtica negativa (usan ms combustibles fsiles de los que dicen suplantar, empeorando las causas del cambio climtico), que compiten con la produccin alimentaria (por los cultivos, tierra, agua y nutrientes) y que para alcanzar las metas de uso de biocombustibles, no alcanza con la produccin en Estados Unidos, por lo que framente se cuenta con la produccin de granos en pases del sur, donde se agravan todos los problemas anteriores. Actualmente, Estados Unidos dedica la tercera parte de su produccin de maz para etanol.

La eleccin y prximo nombramiento de Tom Vilsack como secretario de Agricultura y Steven Chu como secretario de Energa, revelan que la poltica de la administracin Obama ser no solamente continuar con esta daina industria, a la que ya asegur nuevos subsidios que solamente beneficiarn a las transnacionales del sector, sino tambin promover agresivamente el desarrollo de nuevas y ms riesgosas generaciones de agrocombustibles, basadas en nuevos cultivos transgnicos y biologa sinttica (seres vivos diseados con genes artificiales).

Tom Vilsack, ex gobernador de Iowa, fue nombrado en 2001, gobernador del ao por la Organizacin de la Industria Biotecnolgica (BIO, que agrupa a mil 200 empresas biotecnolgicas a escala global, incluyendo Monsanto y las dems que monopolizan los transgnicos), por su apoyo al crecimiento econmico de esta industria. Anteriormente, haba fundado una asociacin (Governors Biotechnology Partnership) para promover los transgnicos con los otros gobernadores. En 2002 defendi fieramente el uso de maz para producir frmacos, e incluso critic a la propia industria, que obligada por las crticas pblicas y escndalos de contaminacin con ese maz no comestible, haba anunciado una restriccin voluntaria de los farmacultivos. Con igual entusiasmo defendi la clonacin de vacas lecheras. El apoyo no fue solamente discursivo. Durante su gobierno, Trans Ova Genetics, dedicada a la clonacin de vacas lecheras, recibi 9 millones de dlares en subsidios y ProdiGene, la empresa multada en 2002 por contaminacin con maz farmacutico, recibi 6 millones de las arcas del estado. En 2005 fue el autor intelectual de una ley que restringe el derecho de los gobiernos locales a regular los transgnicos. No sorprende que sea tambin un entusiasta defensor de los agrocombustibles transgnicos de maz y soya. Slo faltaba el elemento realmente innovador, que aportar el nuevo secretario de energa, Steven Chu.

Chu es fsico y premio Nobel. Viene del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, donde dirige un proyecto de energa, cuya meta es producir tecnologas transformadoras en nanotecnologa y biologa sinttica. Sus principales colaboradores son industriales de la biologa sinttica. Jay Keasling, fundador de Amyris Biotech, es codirector del proyecto. En una presentacin reciente ante el Comit de Energa y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos (Science News, 13/1/09) Chu se declar dispuesto a desarrollar la industria nuclear y a continuar el uso de carbn a gran escala, siempre que se siguieran desarrollando proyectos de secuestro de carbono. O sea, seguir creando gases de efecto invernadero, pero promoviendo el jugoso negocio intil para prevenir el cambio climtico del comercio de emisiones de carbono. Pero en lo que se mostr realmente apasionado, es en el desarrollo de una cuarta generacin de biocombustibles, a partir de biologa sinttica, proyecto en el que ha estado trabajando desde hace dos aos. Se trata, explic, de microbios entrenados lese manipulados con biologa sinttica, o sea mucho peor que solamente transgnicos para transformar cualquier tipo de azcares, no slo en etanol, sino tambin en sustitutos similares a la gasolina, diesel y combustible de jets. Asegur que se podra usar cualquier materia prima, como residuos de maz y otros cultivos, pero lo interesante seran cultivos para forraje y otros para producir etanol celulsico (que necesariamente requieren biologa sinttica y transgnicos para ser procesados).

Lo nico realmente verde de estas nuevas generaciones de combustibles ser el dinero que ya estn viendo las grandes industrias de los transgnicos, agronegocios, petroleras y farmacuticas, que son los inversores y asociados de las compaas de biologa sinttica. Como son trasnacionales no es un problema slo estadunidense: esto es el impulso que buscaban para expandir estas nuevas tecnologas contaminantes al resto del mundo. En Mxico, la presin por sembrar nuevos maces transgnicos y farmacultivos, crecer oficialmente. La empresa de Keasling, Amyris, ya tiene contratos en Brasil con grandes productores de caa de azcar. Lo que nos legar un aumento de la disputa por tierras y agua, los residuos y contaminacin transgnicas y los nuevos riesgos de los microbios sintticos.

*investigadora del Grupo ETC



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter