Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2009

La OTAN, el pitbull imperial

Edward S. Herman
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos



Uno de los engaosos lugares comunes de las versiones occidentales de la historia de la post-Segunda Guerra Mundial es que la OTAN se cre como una solucin defensiva para bloquear la amenaza de un ataque de la Unin Sovitica a Europa occidental. Esto es falso. Es cierto que la propaganda occidental exager la amenaza sovitica, pero muchos estadistas clave estadounidenses y europeos reconocieron que una invasin de la Unin Sovitica no era una amenaza real. La Unin Sovitica haba sido devastada y aunque posea un enorme ejrcito, estaba exhausta y necesitaba tiempo para recuperarse. Estados Unidos se encontraba en la cresta de la ola, la guerra haba revitalizado su economa, no haba sufrido daos a causa de la guerra y en su arsenal dispona de la bomba atmica, que haba mostrado a la Unin Sovitica matando a un cuarto de milln de civiles japoneses en Hiroshima y Nagasaki. En Washington se haba discutido si atacar a la Unin Sovitica antes de que sta se recuperara o tuviera armas atmicas, pero se rechaz en favor de la "contencin", la guerra econmica y otras formas de desestabilizacin. Aunque el [Informe 68 del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos] NSC 68 (en sus siglas en ingls, como todas las que aparezcan en el texto), fechado en abril de 1950, menospreciaba la gran amenaza sovitica, explcitamente abogaba por un programa de desestabilizacin para provocar un cambio de rgimen en ese pas, lo que finalmente se consigui en 1991.

As, incluso un partidario de la lnea dura, John Foster Dulles, afirmaba ya en 1949 que "no conozco a ningn alto cargo responsable, militar o civil, ... en este gobierno o en cualquier gobierno que crea que la Unin Sovitica est planificando ahora la conquista por medio de una agresin militar abierta". Ntese, no obstante, el lenguaje de Dulles, "agresin militar abierta". La "amenaza" se refera ms al posible apoyo sovitico a partidos y grupos de izquierda en Europa occidental. El senador Arthur Vandenberg, un promotor fundamental de la NATO, afirm abiertamente que la funcin de una OTAN militarmente reforzada tendra "fundamentalmente el propsito prctico de asegurar una defensa adecuada contra la subversin interna". Por supuesto, el mucho mayor apoyo a las fuerzas de derecha por parte de Estados Unidos no era una ayuda a la subversin interna ni una amenaza a la democracia; slo entraba en esa categora una posible ayuda a la izquierda(recuerden la afirmacin de Adlai Stevenson a finales de los sesenta de que la resistencia dentro de Vietnam del sur por parte de fuerzas indgenas hostiles al rgimen minoritario impuesto por Estados Unidos era "una agresin interna").

Las elites europeas, excepto las de Alemania occidental, estaban ms preocupadas por un renacer de Alemania y una amenaza alemana y, como a los altos cargos estadounidenses, les preocupaba ms contener el poder de la izquierda en Europa que cualquier amenaza militar sovitica; y Estados Unidos estaba presionando a los europeos para reforzar sus fuerzas armadas y comprar armas a los fabricantes estadounidenses! Aunque haba sido inflada e incluso inventada a sabiendas, la amenaza militar sovitica segua siendo muy til para desacreditar a la izquierda vinculndola a Stalin, al bolchevismo, a una supuesta invasin sovitica y a un mtico programa de conquista del mundo.

De hecho, el Pacto de Varsovia era un acuerdo mucho ms "defensivo" que la OTAN; su organizacin sigui a la de la OTAN y claramente fue una respuesta [a ella], y fue una estructura de la parte ms dbil y con menos miembros de confianza. Y acab vinindose abajo, mientras que la OTAN fue fundamental en el proceso a largo plazo de desestabilizar y desmantelar el rgimen sovitico. Para empezar, el armamento y fortaleza de la OTAN formaban parte de la estrategia de Estados Unidos de forzar a la Unin Sovitica a gastar sus recursos en armas en vez de mantener el bienestar, la felicidad y lealtad de su poblacin. Tambin foment la represin creando una genuina amenaza de seguridad, que, de nuevo, daara la lealtad popular y la reputacin del Estado en el exterior. Durante todo este primer periodo los dirigentes soviticos trataron con ahnco de negociar algn tipo de de acuerdo de paz con occidente, incluyendo el renunciar a Alemania del este, pero Estados Unidos y, por lo tanto, sus aliados-clientes europeos no aceptaran nada de ello.

Como hemos sealado, segn el punto de vista los altos cargos estadounidenses (y, por tanto, de los medios de comunicacin ms influyentes) slo una intervencin sovitica en Europa del este tras la Segunda Guerra Mundial era negativa y una amenaza de "subversin interna". Pero en un mundo no-orwelliano se hubiera reconocido que Estados Unidos superaba con mucho a la Unin Sovitica en apoyar no slo la "subversin interna", sino tambin al verdadero terrorismo en los aos posteriores a 1945. La izquierda se haba fortalecido durante la Segunda Guerra Mundial luchando realmente contra la Alemania nazi y la Italia fascista. Estados Unidos luch por todos los medios contra los posteriores intentos de la izquierda de obtener participacin y poder poltico, incluyendo la guerra directa en Grecia y concediendo generosos fondos a partidos y polticos anti-izquierda por toda Europa. En Grecia apoy a la extrema derecha, incluyendo a muchos ex-colaboradores del fascismo, y consigui llevar al poder a un inmundo rgimen autoritario de derecha. Sigui apoyando a la Espaa fascista y acept al fascista Portugal como miembro fundador de la OTAN, con armas de la OTAN que ayudaban a Portugal a proseguir sus guerras coloniales. Y Estados Unidos, el poder dominante en la OTAN, apoy a polticos de derecha, a ex-nazis y ex-fascistas en todas partes del mundo al tiempo que, por supuesto, afirmaba estar a favor de la democracia y luchar contra el totalitarismo.

Quiz ms interesante fue el apoyo de Estados Unidos y la OTAN a grupos paramilitares y al terrorismo. En Italia se aline con facciones polticas estatales y de derecha, con sociedades secretas (Propaganda Due [P-2]) y con grupos paramilitares que con la cooperacin de la polica seguan lo que se llam una "estrategia de tensin" en la que se llevaron a cabo una serie de acciones terroristas de las que se culp a la izquierda. La ms famosa fue el atentado en la estacin de Bolonia en agosto de 1980 que mat a 86 personas. El adiestramiento e integracin en operaciones de la OTAN-CIA-polica de ex-fascistas y colaboracionistas fascistas fue extraordinario en Italia, pero comn a todas partes de Europa (para la historia italiana vase Herman y Brodhead, "The Italian Context: The Fascist Tradition and the Postwar Rehabilitation of the Right", en Rise and Fall of the Bulgarian Connection [New York: Sheridan Square, 1986]. Para Alemania vase William Blum, sobre "Germany 1950s" en Killing Hope [Common Courage: 1995]).

La OTAN tambin estaba relacionada con la "Operacin Gladio", un programa organizado por la CIA, con la colaboracin de gobiernos y agencias de seguridad de la OTAN, que en muchos Estados europeos organiz a cuadros secretos y escondi armas, supuestamente preparadas para la amenaza de invasin sovitica, pero en realidad preparadas para la "subversin interna" y disponibles para apoyar a los golpes de Estado de derecha. Fueron utilizadas muchas veces por grupos paramilitares de derecha para llevar a cabo operaciones terroristas (incluyendo el atentado de Bolonia y muchos incidentes terroristas ocurridos en Blgica y Alemania).

Gladio y los planes de la OTAN tambin se utilizaron para luchar contra la "amenaza interna" en Grecia en 1967, concretamente, la eleccin democrtica de un gobierno liberal. En respuesta los militares griegos pusieron en prctica un "Plan Prometeo" de la OTAN que sustitua un orden democrtico por una dictadura militar torturadora. Ni la OTAN ni el gobierno de Johnson pusieron objeciones. Otras fuerzas Gladio procedentes de Italia y de otras partes fueron a Grecia a adiestrarse durante su interludio fascista, para aprender cmo ocuparse de la "subversin interna".

En resumen, desde sus inicios la OTAN demostr ser ofensiva, no defensiva, orientada, antagonista de la diplomacia y la paz, ligada a operaciones terroristas y a otras formas de intervencin poltica que era antidemocrticas y eran amenazas reales a la democracia (y que de haberse atribuido a los soviticos hubieran sido denunciadas como una subversin descarada).

La OTAN post-sovitica

Con el final de la Unin Sovitica y de aquel amenazante Pacto de Varsovia, la base terica de la OTAN desapareci. Pero aunque esta base era un fraude, para consumo pblico la OTAN todava necesitaba redefinir su razn de existir y enseguida adopt tambin un papel ms amplio y agresivo. Sin necesidad de apoyar a Yugoslavia tras la desaparicin sovitica, la OTAN pronto colabor con sus miembros estadounidenses y alemn para emprender una guerra contra ese ex-aliado occidental y desmantelarlo, violando con ello la prohibicin de la Carta de Naciones Unidas de una guerra fronteriza (esto es, agresin).

Curiosamente, en medio de los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia en abril de 1999, la OTAN festej su 50 aniversario en Washington, D.C., donde celebr sus xitos y con una caracterstica retrica orwelliana afirm su lealtad al derecho internacional mientras estaba en plena violacin flagrante de la Carta de Naciones Unidas. De hecho, el documento fundacional original de la OTAN de 1949 empezaba reafirmando "la fe de sus miembros en la Carta de Naciones Unidas" y en el Artculo 1 se comprometa "a resolver cualquier disputa internacional por medios pacficos, tal como se establece en la Carta de Naciones Unidas".

La sesin de abril de 1999 produjo un documento, "Concepto Estratgico", que se planteaba un supuesto nuevo programa de la OTAN ahora que haba dejado de ser verosmil su papel "defensivo mutuo" en impedir una invasin sovitica ("The Alliance's Strategic Concept", Washington, D.C., 23 de abril de 1999 (http://www.nato.int/docu/pr/1999/p99-065e.htm )). La Alianza sigue insistiendo en la "seguridad", a pesar de haberse "comprometido a realizar nuevas actividades esenciales en inters de una ms amplia estabilidad". Da la bienvenida a los nuevos miembros y nuevos acuerdos de "asociacin", aunque nunca ha quedado claro por qu son necesarios en un mundo post-Guerra Fra con Estados Unidos y sus aliados ms cercanos tan poderosos. Admite que "son muy improbables las agresiones convencionales a gran escala contra la Alianza", pero, por supuesto, nunca menciona la posibilidad de "agresiones convencionales a gran escala" POR PARTE DE miembros de la Alianza y alardea acerca de papel de la OTAN en los Balcanes como una ilustracin de su "compromiso con una ms amplia estabilidad". Pero esta campaa de la Alianza no slo fue un caso de agresin legal ("ilegal pero legtima" en los orwellianos trminos de los apologistas clave), sino que la OTAN desempe un papel fundamental de desestabilizacin en los Balcanes al ayudar a iniciar una guerra tnica y al negarse a seguir con la opcin diplomtica en Kosovo para poder atacar Yugoslavia en una guerra a base de bombardeos que estaba en marcha mientras este documento se estaba haciendo pblico (para una discusin acerca del papel de la OTAN, vase Herman y Peterson, "The Dismantling of Yugoslavia", Monthly Review, octubre de 2007: http://monthlyreview.org/1007herman-peterson1.php).

El "Concepto Estratgico" tambin afirma estar a favor del control armamentstico, pero desde su mismo inicio la OTAN promovi ms armamento y ha obligado a todos los nuevos miembros, como Polonia y Bulgaria a aumentar sus armas "inter-operables", es decir, conseguir ms armas y comprrselas a Estados Unidos y a otros suministradores occidentales. Desde que en 1999 se elabor este documento, el principal miembro de la OTAN, ha ms que duplicado su presupuesto militar y aumentado enormemente sus ventas de armas al exterior; ha presionado an ms a favor de operaciones militares areas; se ha retirado del tratado ABM de 1972 , se ha negado a ratificar el Tratado para la Prohibicin Total de Pruebas (Nucleares) y ha rechazado tanto el tratado de Minas de Tierra como el Acuerdo de Naciones Unidas para Frenar el Trafico Internacional de Armas Pequeas Ilcitas. Con ayuda de la OTAN tambin ha generado una nueva carrera armamentstica, a la que se han unido tanto muchos de los aliados de Estados Unidos como sus rivales y sus objetivos.

El documento de 1999 tambin seala el apoyo de la OTAN al Tratado de No-Proliferacin Nuclear, pero al mismo tiempo insiste en lo importantes que son las armas nucleares para el poder de la OTAN (por consiguiente, rechaza un punto fundamental del TNPN que implica la promesa por parte de las potencias nucleares de trabajar para eliminar las armas nucleares). Lo que esto significa es que a la OTAN le entusiasma la idea de la no-proliferacin aplicada ncamente a lo que son sus objetivos, como Irn. Las armas nucleares "hacen una contribucin nica en hacer que el riesgo de agresin a la Alianza sea incalculable e inaceptable". Pero si Irn tuviera estas armas podra hacer que fuera inaceptable "el riesgo de agresin" a la "Alianza" (con el que han amenazado el miembro de la Alianza, Estados Unidos, y su socio, Israel). Es obvio que no lo haran.

En su apartado relativo a la Seguridad, el "Concepto Estratgico" afirma que lucha por un entorno seguro "basado en el desarrollo de las instituciones y en el compromiso con una resolucin pacfica de las disputas en la que ningn pas sea capaz de intimidar o coaccionar a ningn otro por medio de la amenaza o el uso de la fuerza". Aqu la hipocresa es increble. La propia esencia de la poltica y la prctica de la OTAN es amenazar con el uso de la fuerza y la poltica de seguridad nacional estadounidense sostiene ahora explcitamente que ha planificado mantener una superioridad militar e impedir que cualquier potencia rival desafe esta superioridad para ejercer globalmente el dominio, esto es, ha planificado gobernar por medio de la intimidacin.

La OTAN afirma ahora que no amenaza a nadie, en incluso en su "Concepto Estratgico" habla de posibles "operaciones" conjuntas con Rusia. De nuevo, el nivel de hipocresa es enorme. Como sabemos, Estados Unidos haba prometido a Gorbachov cuando ste accedi a permitir que Alemania oriental se uniera con la occidental que la OTAN no se movera "una pulgada" ms all en el este. Clinton y la OTAN rompieron rpidamente esta promesa absorbiendo en la OTAN tanto a todos los ex-satlites soviticos de la Europa del este como a los Estados del Bltico. Slo unos locos y/o propagandistas que se auto-engaan no reconoceran que esto es una amenaza de seguridad contra Rusia, la nica potencia en la zona que incluso tericamente podra amenazar a los miembros de la OTAN. Pero el "Concepto Estratgico" se hace el loco y slo se reconocen las amenazas a sus miembros.

A pesar de que la "opresin, el conflicto tnico" y la "proliferacin de armas de destruccin masiva" son las supuestas preocupaciones principales de la nueva OTAN, sus relaciones con Israel son estrechas y no ha puesto (ni pondr) impedimento de ningn tipo a la opresin y a la limpieza tnica israeles ni a su semi-reconocido y considerable arsenal nuclear, y, por supuesto, tampoco a la guerra emprendida por Israel contra Lbano en 2006 ni a sus actuales ataques mortales contra Gaza han impedido unas clidas relaciones, del mismo modo que el no justificado ataque britnico-estadounidense a Iraq no redujo la solidaridad de los miembros de la OTAN. Si Israel es una altamente favorecido cliente de Estados Unidos, entonces por definicin es libre de violar todos los altos principios mencionados en el "Concepto Estratgico". En 2008 la OTAN e Israel han firmado un pacto militar, as que quiz pronto la OTAN est ayudando en las operaciones de "seguridad" de Israel en Gaza (de hecho, durante todo el ao pasado la persona que Obama ha elegido como Consejero de Seguridad Nacional National, James Jones, ha estado pidiendo a gritos que las tropas de la OTAN ocuparan Gaza e incluso Cisjordania. James no es una voz solitaria entre la clase dirigente estadounidense).

La nueva OTAN es un pitbull imperial y estadounidense. Actualmente est ayudando a rearmar el mundo, est fomentando el crecimiento militar de los ex-satlites soviticos de Europa del este y de los Balcanes (ahora satlites de Estados Unidos y de la OTAN), est trabajando estrechamente con Israel mientras este socio de la OTAN limpia tnicamente y desposee a sus untermenschen ["infrahumanos"*], ayudando a su amo a establecer Estados cliente en las fronteras sur de Rusia, apoyando oficialmente la instalacin de misiles antibalsticos en Polonia, la Repblica Checa, Israel, de forma amenazadora en cualquier parte y a gran distancia de Estados Unidos, y urgiendo la integracin de los planes de Estados Unidos en un ms amplio "escudo" de la OTAN. Esto prcticamente obliga a Rusia a tomar medidas ms agresivas y a un rearme acelerado (exactamente igual que hizo la OTAN en sus primeros aos).

Y, por supuesto, la OTAN apoya la ocupacin estadounidense de Iraq. El secretario general de la OTAN Scheffer se jacta regularmente de que todos y cada uno de los 26 Estados de la OTAN estn implicados en la Operacin Libertad Iraqu, dentro de Iraq o de Kuwait. Todas y cada una de las naciones de los Balcanes, excepto Serbia, ha tenido tropas en Iraq y ahora las tiene en Afganistn. La mitad de la ex-Comunidad Sovitica de Estados Independientes tambin ha suministrado tropas para enviar a Iraq y algunas de ellas tambin a Afganistn. Estos son campos de adiestramiento para domar a los nuevos "socios" e "inter-operacionalizarlos", y para desarrollar una nueva base mercenaria para las cada vez mayores operaciones "fuera de la zona" de la OTAN, mientras sta participa ms activamente en las guerras estadounidenses en Afganistn y Pakistn.

Como se ha indicado, la OTAN alardea de su papel en la guerra de los Balcanes y tanto esta guerra como las guerras en Iraq, Afganistn y Pakistn han violado la Carta de Naciones Unidas. La falta de ley est incluida en el nuevo "concepto estratgico". Extralimitndose a la inicial (y fraudulenta) "auto-defensa colectiva", los siempre en expansin poderes del OTAN se otorgan la autoridad para llevar a cabo campaas militares "fuera de la zona" o denominadas misiones "no Artculo V" ms all del territorio de la OTAN. Como indicaba el experto jurdico Bruno Simma ya en 1999, "el mensaje que estas voces transmiten a nuestro contexto es claro: si resulta que no se puede obtener el mandato o autorizacin del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para futuras misiones "no Artculo V" de la OTAN que impliquen fuerza armada, sta debe seguir siendo capaz de seguir adelante. Que la Alianza es capaz de hacerlo ha quedado demostrado en la crisis de Kosovo" ("NATO, the UN and the Use of Force: Legal Aspects", European Journal of International Law, Vol. 10, No. 1, 1999, reproducido en http://www.ejil.org/journal/Vol10/No1/ab1.html).

La nueva OTAN est encantada de contribuir al proyecto de su amo por todo el globo. Adems de ayudar a rodear y amenazar a Rusia, sigue con "acuerdos de asociacin" y lleva a cabo maniobras militares conjuntas con los pases del denominado Dilogo Mediterrneo (Israel, Egipto, Jordania, Marruecos, Tnez, Mauritania y Argelia). Y la OTAN tambin ha establecido nuevos asociaciones con Estados del Consejo de Cooperacin del Golfo (Bahrain, Kuwait, Arabia Saud, Oman, Qatar y los Emiratos rabes Unidos), con lo que ha expandido el mbito militar del OTAN desde la costa tlantica de frica hasta el Golfo Prsico y por todo este ltimo. Al mismo tiempo el marco aqu ha sido una ininterrumpida serie de visitas y de ejercicios navales de la OTAN con la mayora de estos nuevos socios as como el primer tratado bilateral formal OTAN-Israel (este ao pasado).

El pitbull est en buena posicin para seguir ayudando a Israel a seguir con sus generalizadas violaciones de la ley, para ayudar a Estados Unidos e Israel a amenazar y quiz atacar a Irn, y para ampliar su propio programa cooperativo de pacificacin de pueblos distantes en Afganistn y Pakistn, y, sin lugar a dudas, en cualquier parte; todo ello en el supuesto inters de la paz y de esa "mayor estabilidad" mencionada en el "Concepto Estratgico". La OTAN, como el propio Estados Unidos, proporciona una cobertura de aparente multilateralismo para lo que es un expansionismo imperialista al margen de la ley y casi incontrolado. En realidad, la OTAN, como un ejrcito agresivo global de Estados Unidos y de otros imperialismos locales afiliados, supone una grave amenaza para la paz y seguridad global. Est a punto de celebrar su 60 aniversario y aunque debera haber sido liquidada en 1991, en vez de ello se ha expandido, ha adoptado un nuevo y amenazante papel esbozado ya en el "Concepto Estratgico" de 1999 y goza de una maligna expansin que produce miedo.

* N. de la t.: Untermenschen, "infrahumanos", es un trmino frecuentemente utilizado por los nazis para referirse a los judos

Enlace con el original: www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=11989


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter