Portada :: Otro mundo es posible :: IX Foro Social Mundial (Belm do Par, enero 2009)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2009

Frente a la dominacin del capitalismo
Amrica Latina es la nica regin que pas de las propuestas a las respuestas

Aldo Arnao Franco
CONACAMI/Minga Informativa


Camille Chalmers, miembro de la Coordinacin internacional de Jubileo Sur, sostuvo que en la regin estamos viviendo un proceso de cambio y que a diferencia de otras partes del mundo Amrica Latina es la nica regin donde se ha pasado de la resistencia frente a la dominacin del capitalismo transnacionalizado, neoliberal a la construccin de alternativas concretas.

Fue durante la presentacin de los avances en el camino de la integracin de los pueblos de Latinoamrica, realizada en el marco del encuentro que sostuvieron los movimientos sociales que participan del Foro Social Mundial con los presidentes, Rafael Correa de Ecuador, Fernando Lugo de Paraguay, Evo Morales de Bolivia y Hugo Chvez de Venezuela, realizado en el gimnasio de la Universidad Estatal de Para, en Brasil.

El representante de Jubileo Sur explic que las conquistas actuales no se lograron de la noche a la maana sino que estas estn enrazadas en un largo y continuo proceso heroico de luchas de nuestros Pueblos. Luchas contra la invasin de los ejrcitos europeos y contra el genocidio de los pueblos originarios. Luchas contra la esclavitud. Luchas contra distintas formas de colonialismo. Luchas contra el neocolonialismo y varias formas de dominacin imperialista.

En ese sentido asegur que las victorias populares actuales nacen de un largo proceso de acumulacin de fuerzas, en el cual desempe y sigue desempeando un papel clave la resistencia y las innovaciones polticas de la revolucin cubana.

Asimismo, sostuvo que fueron muchos los pasos de un proceso caracterizado por una gran riqueza y diversidad en las formas de luchas y en el proceso de construccin de los sujetos histricos reivindicativos y que se inscriben en la contestacin del orden dominante.

Puso como ejemplo el caso de Bolivia con la lucha permanente de los obreros, de los mineros, de los cocaleros, la articulacin que naci de las convergencias en la lucha de Cochabamba por el derecho al agua, el derrocamiento sucesivo de 3 gobiernos neoliberales vendidos y la victoria del MAS de Diciembre del 2005. La recin aprobacin de la nueva constitucin es un paso importante para todos los pueblos del continente.

Se refiri adems al despertar de nuevas formas de movilizacin con la campaa de 1992 con motivo de los 500 aos de resistencia indgena, negra y popular. El grito de los zapatistas del 1ro de enero de 1994. El novedoso proceso de movilizacin socio-poltica que dio luz a organizaciones muy creativas como el Movimiento sin tierra de Brasil, la CONAIE y mltiples experiencias en casi todos los pases del continente que renovaron los mtodos de lucha e introdujeron nuevas formas de hacer poltica cuestionando los paradigmas tradicionales autoritarios.

Hemos aprendido lecciones importantes a partir de la irrupcin de nuevas formas de articulacin entre Gobiernos y movimientos sociales, en la invencin de nuevas formas de articulacin entre luchas polticas y culturas populares, y en la decisin acertada de poner la luchas de las masas como prioridad venciendo las tendencias a la burocratizacin, inventando nuevas y autnticas formas de prcticas de democracia popular participativas, consider.

Otro de los momentos, a los que hizo referencia fue el proceso de lucha contra el ALCA, el cual, dijo, ofreci un maravilloso espacio de cuestionamiento del sistema de dominacin y de construccin de unidad entre las fuerzas progresistas en el continente.

Permiti una convergencia indita que fue animada por una intensa lucha ideolgica con las propuestas alternativas sintetizadas por la Alianza Social Continental, los procesos de movilizaciones articuladas por los encuentros hemisfricos de la Habana y desde (1998) se produjo un rpida acumulacin que con la colaboracin de varios gobiernos progresistas (a partir de la victoria bolivariana en Venezuela y otras despus del ao 2002) permiti vencer el miedo a la supuesta invencibilidad del imperialismo. Hemos vencido este proyecto monstruoso de recolonizacin que enterramos en la gran cumbre popular de noviembre 2005 en mar del Plata, manifest.

Camille Chalmers reconoci que en Amrica Latina se ha experimentamos un salto cualitativo con la ruptura de la dominacin imperialista sobre el juego electoral y descubriendo la capacidad de construir amplios frentes polticos anti-neoliberales que rompen con la tradicin de colaboracin y de sometimiento de una parte de las fuerzas polticas tradicionales con la dominacin del imperio y de las oligarquas locales. Muestra de ello es la victoria de Hugo Chvez en 1998 y el transcurso de los aos 2000 (Ecuador y Bolivia), que se han materializado en proyectos sociales que rompen con la dominacin neoliberal y modifican las relaciones de fuerzas en beneficio de las masas explotadas, oprimidas, marginalizadas.

Sealaremos la recuperacin de la dignidad y la posibilidad de reunir condiciones para la construccin de nuevos proyectos econmicos sociales nacionales, la recuperacin de la soberana sobre les recursos econmicos estratgicos, la recuperacin de nuestros territorios en la lucha contra las bases militares del imperio, un inicio de reversin de los procesos de privatizacin y de saqueo, la emergencia (insuficiente hasta ahora) de un nuevo modelo de desarrollo no basado en la dominacin de las fuerzas del capital, la experimentacin de nuevas formas institucionales ampliando los espacios de participacin de las clases explotadas y dominadas, sostuvo ante los mandatarios presentes en el Gimnasio de la Universidad Estatal de Par.

Continu reconociendo los avances logrados con las nuevas constituciones de Venezuela, Ecuador y Bolivia con las que se hace frente a la destruccin del estado neocolonial al servicio del saqueo, promoviendo la creacin de nuevos Estados Plurinacionales reforzando el espacio pblico y el control de los aparatos del Estado por la poblacin.

En ese sentido destac la importancia del ALBA como una ruptura con la visin liberal y neoclsica de la integracin de los mercados bajo la modalidad de una integracin subalterna al mercado capitalista mundial. Al crecimiento del ALBA le sum la importancia de los Tratados Comerciales de los Pueblos entre Cuba Venezuela y Bolivia y que ahora cuenta con la participacin formal de 6 pases (Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Honduras, La Dominique).

Pero no solo resalt la importancia de la integracin comercial a travs del ALBA, sino su accin en campos como la lucha contra el analfabetismo en Venezuela y en Bolivia, la recuperacin de la vista por ms de 1 milln 500 mil personas de 23 pases distintos, con nuevos proyectos culturales y de comunicacin como Tele Sur, la ampliacin de proyectos de formacin acadmica. Todo esto abre espacios estratgicos nuevos de lucha contra el pensamiento nico y la dominacin de las transnacionales sobre los medios de comunicacin. La declaracin de Tintorero y la creacin del Concejo de Movimientos sociales en el ALBA es una innovacin importante que nuestros movimientos tienen que apropiarse. La carta de los movimientos sociales del ALBA es un paso en adelante que debemos saludar, dijo.

Respecto a la deuda externa de los pases de la regin, indic que hay un gran avance y una muestra de ello es la realizacin de la auditoria ecuatoriana, que es una victoria para nuestros pueblos que ven con expectativa la auditoria anunciada en otros pases.

Resalt tambin la importancia del papel asumido por las mujeres, por los pueblos originarios en su lucha por el derecho al agua y a un ambiente sano, o en la lucha contra las transnacionales, los OGM y los agro combustibles.

Adems, reconoci como uno de los avances ms importantes de los tiempos que vivimos, al debate sobre la construccin de un nuevo socialismo enraizado en la tradicin y el pensamiento marxista pero capaz de superar los errores y las graves deficiencias de las experiencias llamadas del socialismo real del siglo veinte especialmente en Europa.

Nuestros movimientos en sido capaces de nutrirse de nuevas corrientes que apuntan aspectos centrales de la dominacin capitalista como son el patriarcado y la destruccin del medio ambiente. Los aportes fundamentales del feminismo, de las luchas ecologistas y del cuestionamiento civilizacional a partir del buen vivir de los <pueblos originarios son una fuente inagotable de enriquecimiento de nuestros movimientos. La construccin del socialismo esta a la orden se esta debatiendo en nuestras organizaciones. Esta discusin florece en un momento de crisis profunda del sistema capitalista mundial hundido en sus contradicciones internas y sumergido por el salvajismo y las destrucciones de la gestin neoliberal,precis.

Finalmente asegur que estamos avanzando, pero an queda por recorrer un largo camino porque la ofensiva destructiva del capital transnacional contra nuestros pueblos, contra nuestro planeta, contra civilizaciones construidas por miles de aos de sabidura popular, sigue y se est intensificando.

La reinvencin de nuevas formas de relacionamiento entre gobiernos progresistas y movimientos sociales es una de los elementos claves para acelerar el proceso de acumulacin de fuerzas orientadas hacia la destruccin del sistema capitalista y la edificacin de sociedades socialistas nuevas y de hombres y mujeres nuevos, concluy.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter