Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2009

Palestina, el pueblo abandonado

Serge Halimi
Le Monde Diplomatique

Traducido para Rebelin por Caty R.


El 14 de enero pasado, despus de que ms de mil palestinos, encerrados en una estrecha franja de tierra y sometidos a una destruccin desenfrenada por tierra, mar y aire por parte de uno de los ejrcitos ms poderosos del mundo, fueran asesinados por las tropas israeles; despus de que una escuela palestina convertida en refugio de las Naciones Unidas fue bombardeada (1); despus de que una resolucin de la nica organizacin que representa verdaderamente a esta comunidad internacional invocara y reclamara sin cesar, en vano, el cese de las operaciones militares en Gaza; el 14 de enero, pues, la Unin europea demostr la determinacin con la que puede responder a esa ferocidad mezcla de violencia y arrogancia: La UE decidi Hacer una pausa en su proceso de acercamiento a Israel! Sin embargo, para atenuar el impacto de que esa decisin pudiera parecer un gesto reprobatorio dirigido a Tel Aviv, la UE declar que se trataba de una medida tcnica, no poltica. Y que la decisin haba sido tomada por las dos partes.

Israel tiene carta blanca. Previamente, su ejrcito haba destruido la mayora de las infraestructuras palestinas financiadas por la Unin Europea. Apenas una reaccin, ningn recurso jurdico, ninguna demanda de reparacin (2). Despus, Israel someti al bloqueo a una poblacin pobre privndola de agua, de alimentos, de medicinas. Nunca pasa nada, siempre la sempiterna reprimenda metiendo a los dos protagonistas en el mismo saco con el pretexto de que a la violencia del ms fuerte no responde el sometimiento del ms dbil. As, por qu va a suponer Israel que su impunidad puede terminar?

Por otra parte, hace veinte aos el Estado hebreo tom sus precauciones alentando, en contra de la Organizacin para la Liberacin de Palestina (OLP), el crecimiento de un adversario de ensueo: Hams, un movimiento con una carta fundacional de reminiscencias medievales, de dudosa eficacia militar y que no est dispuesto a comunicar con las opiniones occidentales. Sin embargo, cuando se desea bombardear y colonizar sin obstculos, nada mejor que el pretexto de que no existe un interlocutor para la paz

Nada contrara jams los designios del gobierno de Tel Aviv en Estados Unidos. El 9 de enero, una resolucin del Congreso le reconoci el derecho a defenderse de los ataques procedentes de Gaza. Unas horas antes el Senado haba reafirmado el apoyo resuelto de Estados Unidos a Israel en su batalla contra Hams. Sin duda para equilibrar, la primera resolucin tambin presentaba sus condolencias a las vctimas palestinas inocentes y a sus familias. Esta declaracin de apoyo fue adoptada por trescientos noventa votos contra cinco. La del Congreso por unanimidad. La cabeza del ejecutivo estadounidense tampoco le va a la zaga. Algunas horas despus de anunciar un alto el fuego unilateral, Ehud Olmert telefone, adems, al presidente de Estados Unidos para agradecerle su apoyo, en el que va incluida una ayuda financiera anual, a fondo perdido, de 3.000 millones de dlares. Desde hace mucho tiempo nadie, y Barack Obama tampoco, se ha planteado cuestionar este asunto.

Con el respaldo de semejantes apoyos, el proyecto de los grandes partidos israeles aparece bien claro: destruir la perspectiva de un autntico Estado palestino cuya creacin es un objetivo reconocido internacionalmente. Sembrada de muros y barreras y plagada de colonias, Cisjordania quedar como un conglomerado de bantustanes bombeado por la Unin Europea. Y Gaza ser bombardeada cada vez que a sus vecinos les apetezca responder de forma desproporcionada a los atentados o a los disparos de cohetes.

Con el teln de fondo de ms de sesenta aos de derrotas, humillaciones, exilio, violacin de los acuerdos firmados, colonizacin y guerras fratricidas, mientras los gobiernos del mundo entero los ha abandonado a su suerte y consienten que el derecho internacional, incluido el humanitario, se pisotee, es casi un milagro que los palestinos conserven la determinacin de concretizar algn da su identidad nacional.

Si finalmente lo consiguen, no tendrn nada que agradecer ni a los europeos, ni a los estadounidenses, ni a la mayora de los gobiernos rabes. En Gaza, una vez ms, todos actan como cmplices del expolio interminable de un pueblo.

(1) Bueno, hubo algunos fallos tcnicos concedi Avi Pazner, portavoz del gobierno israel, France Inter, 8 de enero de 2009.

(2) Pierre Avril LEurope paie, Israel dtruit (Europa paga, Israel destruye), Le Figaro, Pars, 16 de enero de 2009.

Original en francs: http://www.monde-diplomatique.fr/2009/02/HALIMI/16772


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter