Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2009

Connivencia, complicidad y pura demencia
Gaza y los crmenes de Mubarak

Rannie Amiri
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Con todo lo estremecedoras que puedan ser las estadsticas que detallan la destruccin de Gaza, no consiguen siquiera ofrecer un cuadro completo del escarnio y la tragedia padecidos por personas, familias, barriadas y pueblos durante el bestial ataque israel de veintids das de duracin contra el diminuto enclave. Sin embargo, tenemos que tenerlas muy presentes y repetirlas. Desde el Bur Central Palestino de Estadsticas (www.pcbs.gov.ps) y desde varias ONG se contabilizan:

Frente a tanta devastacin y espanto masivos y todo ello despus de un atroz asedio de dieciocho meses de duracin que haba reducido ya a Gaza a un estado de mera supervivencia-, la conducta y las acciones del rgimen del Presidente egipcio Hosni Mubarak siguen siendo, tras la guerra, tan deleznables como lo eran antes.

El 25 de diciembre, tan slo dos das antes del comienzo del despiadado bombardeo areo contra Gaza, la Ministra israel de Asuntos Exteriores Tzipi Livni se reuni con Mubarak en El Cairo. El resultado de esa visita llev a interpretar que Egipto, por su parte, haba dado luz verde al ataque con la esperanza de que el grupo islamista gobernante de Hamas (democrticamente elegido) saliera derrocado y la faccin ms maleable de Fatah, dirigida por el Presidente palestino Mahmoud Abbas, tomara su lugar.

Se sella el cruce de Rafah

Las razones de la animosidad de Mubarak hacia Hamas y, por extensin, de su censurable decisin de mantener el vital cruce de frontera de Rafah cerrado a los suministros humanitarios es algo que ya se haba explicado anteriormente.

Los apologistas del dictador dirn que el acuerdo de 2005 entre Israel, la Autoridad Palestina (AP) y la Unin Europa (UE), que regula los movimientos a travs de la frontera, prohbe que se abra sta en ausencia de observadores de la AP y de la UE.

Sin embargo, en ese acuerdo no se hace referencia alguna a que se pueda prohibir que productos humanitarios vitales entren en el territorio, donde las condiciones son cada vez ms desesperadas. Adems, Egipto no era signatario del tratado, que haba expirado ya una vez transcurrido un ao y que no se haba renovado.

Si mantener cerrado el cruce de Rafah la nica va para salir de Gaza que no da al territorio israel- antes y durante la guerra fue un acto criminal, seguir tenindolo clausurado despus es mucho ms grave an.

Impidiendo que se puedan prestar cuidados sanitarios a los nios de Gaza

En sus informes para The National, Jonathan Cook detalla los casos de cuatro nios de Gaza que necesitaban ciruga urgente en Francia para poder salvar la vida, pero a los que se les neg la entrada en Egipto a travs del paso de Rafah. Como la ta de uno de los nios vctimas de la guerra subray: Todas las maanas llegbamos hasta el cruce y los soldados egipcios nos maldecan y nos gritaban que nos marchramos.

Se permiti que los doctores que acompaaban a los nios pasaran a Egipto, pero no as a las ambulancias que les llevaban. Se atribuy esta exclusin a que el Ministro palestino de Sanidad en Ramala no autoriz su salida, afirmando que no haba razones para trasladar a ningn nio ms al extranjero para que le pudieran atenderle. Las autoridades egipcias acataron esta resolucin, no queriendo crear problemas diplomticos.

Pero esa excusa no sirve.

En primer lugar, Hamas, democrticamente elegido en las elecciones parlamentarias palestinas de enero de 2006, es la legtima autoridad gobernante. En segundo lugar, el mandato de Mahmoud Abbas como presidente de la AP expir el 9 de enero. Finalmente, las situaciones de emergencias mdicas siempre tienen precedencia sobre las (supuestas) consideraciones burocrticas. Quienes controlaban el cruce de Rafah son directamente responsables de los hechos.

Alimentando a los soldados israeles pero no al pueblo de Gaza

En vista de las circunstancias catastrficas motivadas por la carencia de productos bsicos (se cree que el 75% de los nios de Gaza estn desnutridos y que el 30% presenta retrasos de crecimiento), un reciente informe [*] del popular semanario egipcio Al-Osboa fue an ms estremecedor. Se revelaba en l que una compaa egipcia haba estado suministrando alimentos a los soldados israeles durante la guerra mientras los gazates se moran de hambre.

Se prohbe el desembarco de un buque del Creciente Rojo Iran

Un buque iran enviado por el Creciente Rojo de ese pas, transportando 2.000 toneladas de suministros mdicos y otra ayuda humanitaria para Gaza, contina anclado a 15 millas de la costa de Gaza. Fue interceptado por un buque israel que le impidi llegar. En estos momentos est a la espera del permiso para poder atracar y descargar su contenido en el puerto egipcio de Al-Arish. Hasta la fecha, no ha recibido an ese permiso.

En vista de todo lo anterior, las crticas ms devastadoras a la conducta del rgimen egipcio surgieron del dirigente de Hizbollah Sayyid Hassan Nasrallah:

Egipto declar al mundo rabe e islmico que el cruce de Rafah estaba abierto y no es verdad La apertura del cruce de Rafah es vital para el pueblo palestino, para la Resistencia y para las condiciones de vida all su cierre es uno de los mayores crmenes que pueden encontrarse en la historia.

La respuesta del gobierno egipcio fue demasiado predecible:

Las crticas contra Egipto de Hassan Nasrallah confirman de nuevo que no es ms que un agente del rgimen iran y que recibe rdenes de Tehern.

Independientemente de si Nasrallah recibe rdenes de Tehern o de Tokio, no hubo respuesta sustantiva alguna a sus acusaciones. En su lugar, Egipto volvi a echar mano de la agotada retrica anti-iran que cada vez ms va a parar a odos sordos.

Amparar el asedio contra Gaza, consentir la masacre israel y sus crmenes contra la humanidad y despus impedir que la ayuda entre en el territorio y que se pueda trasladar a los heridos afuera, todas esas acciones representan delitos atroces.

Justo cuando desde muchos estamentos y pases surgen llamamientos para que se juzgue a Olmert, Barak, Livni y los generales y soldados que participaron en esta guerra por violar el derecho internacional y cometer crmenes de guerra, la propia complicidad de Mubarak le hace igualmente merecedor de tales acusaciones.

Nota:

[*] http://www.palestine-info.co.uk/en/default.aspx?xyz=U6Qq7k%2bcOd87MDI46m9rUxJEpMO%2bi1s7ECbJ8Ymu%2fwgzvYFd25ExXbjTThMVLgOQqYR%2fMgJM%2f0Z5%2fdTK55PL6%2fxFPsMIgHFEEHKXlbIbyIP6DYcdzsnI9bkJpSu%2fDzo%2bJPTPCreXO%2b0%3d

Rannie Amiri es un comentarista independiente en cuestiones sobre Oriente Medio. Puede contactarse con l en: [email protected]

Enlace con texto original:

http://www.counterpunch.org/amiri02022009.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter