Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2009

Febrero en la revolucin bolivariana

ngel Guerra Cabrera
LA JORNADA


Vuelvo sobre el inminente referendo en Venezuela pero antes debo una explicacin a los lectores. En mi artculo anterior(La Jornada, 5/2/08) apareci 1992, errneamente, como el ao del caracazo. En la revisin final no advert el gazapo, originado en la sntesis de dos prrafos realizada para ajustarme al espacio asignado. Apuntaban la relacin causa-efecto entre aquel trascendental alzamiento popular del 27 de febrero de 1989 y la rebelin militar encabezada el 4 de febrero de 1992, tres aos ms tarde, por el entonces teniente coronel Hugo Chvez. Era indispensable enmendar mi yerro dada la importancia de esas fechas en la historia venezolana y latinoamericana.

El caracazo fue el primer gran estallido en Amrica Latina y en el planeta contra la aplicacin de un paquete neoliberal. Decretado por el segundo gobierno de Carlos Andrs Prez y castigada sangrientamente la protesta, como era norma entonces en Venezuela. La rebelin de los militares patriotas respondi apuntando sus armas contra el rgimen que haba asaltado la repblica en provecho de unos pocos y reprimido al pueblo por ms de tres dcadas, democracia ejemplar del hemisferio segn Washington. La derrota de los rebeldes, devino, empero, una rotunda victoria poltica, puesto que se tradujo en slidos y crecientes prestigio y popularidad de su lder ante el pueblo. Mientras, el reinado de los partidos democrticos se desplomaba rumbo a la insignificancia electoral. Para confirmarlo, siete aos despus, el 2 de febrero de 1999 Chvez asuma la presidencia despus de ser electo dos meses antes con ms del 56 por ciento de los votos, cargo en el que sera confirmado en 2000, otra vez en el referendo revocatorio de 2004 por casi el 60 por ciento del electorado y de nuevo en 2006 por cerca de 63 por ciento.

No perdi tiempo una vez llegado a la presidencia. Mediante un gran proceso democrtico de masas impuls la aprobacin abrumadora de la primera Constitucin en Amrica continental contraria al dogma neoliberal(15/12/1999). Acto seguido, con apoyo del parlamento surgido de la repblica refundada, dict 49 leyes que ensanchaban la soberana nacional y popular y abran el camino al control por el Estado de los hidrocarburos principal recurso natural venezolano- en beneficio de la sociedad as como a la reforma agraria y pesquera y a un orden promotor de la justicia social y el bienestar de las mayoras. La nueva Carta Magna estableca el derecho de los electores a revocar el mandato de los funcionarios electos, algo inslito en las democracias representativas.

En virtud de su compromiso con los humildes y su inspiracin bolivariana, Chvez ha gobernado bajo la arremetida constante del imperialismo y la oligarqua, que hace ms meritorias las conquistas logradas en su mandato. Los avances en educacin, cultura, salud, infraestructura, industrializacin, reduccin de la pobreza, elevacin del salario, seguridad social, derechos polticos de los trabajadores, campesinos, jvenes, mujeres y ciudadana en general, incluyendo a los opositores, superan lo conseguido por todos los gobiernos anteriores y se colocan a la vanguardia en Amrica Latina. Tambin en la transferencia de poder al pueblo, que cobra vida en los consejos populares, mesas tcnicas, cooperativas, empresas socialistas, microempresas y en la autoestima, conciencia poltica y visin del mundo alcanzada por la poblacin.

Venezuela es hoy uno de los pases lderes de la lucha por la liberacin, la democracia y el socialismo en nuestra regin y en el mundo. La digna ruptura de relaciones diplomticas con la pandilla sionista en respuesta al genocidio en Gaza es consecuente con su poltica exterior internacionalista, animada por la solidaridad activa, no slo con los pueblos de Amrica Latina sino con todos los que luchan y sufren en cualquier parte. Es ridcula la acusacin de antisemitismo a Caracas, inserta en la colosal campaa meditica y los planes golpistas de quienes se horrorizan con la victoria del S en el referendo del domingo prximo. Esta victoria entregara a la ciudadana el derecho a la reeleccin continua de los funcionarios que hayan hecho bien su trabajo. Unido al derecho a la revocacin, significara un gran salto civilizatorio. Lograra, adems, una conquista histrica: que nicamente el pueblo decida hasta cundo Chvez empuar el timn de la nave.

[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter