Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2009

Discusin ideolgica de superficie
De Keynes, intervencionismo y dems yerbas

Pablo Ramos
APM

El mundo pareciera que vuelve a discutir sobre Economa Poltica. Pero conviene repasar los postulados enunciados para advertir que se trata ms de una disputa poltica que econmica.




El mundo desarrollado en general, y Estados Unidos en particular, han admitido sobre finales de 2008 que otras medidas econmicas son necesarias. Este cambio no es gratuito; de hecho surge debido a que el sistema global de produccin vigente se desplom contundentemente y sus futuras consecuencias an no son siquiera imaginables.

Haca dcadas que a nivel mundial no haba una gran discusin sobre poltica econmica. El orbe se haba dividido as: los pases dependientes deban obedecer los principios de Economa neoclsica o neoliberal, y las potencias -en su condicin de tales- podan ejercer la autonoma que histricamente haban ejercitado.

Hagamos un ms que breve repaso de la historia de las economas polticas ms influyentes en los ltimos tiempos. Situmonos e partir del Siglo XIX, donde se consolidan las ideas llamadas clsicas, con los postulados de Adam Smith a la cabeza. Los axiomas bsicos de esta corriente son la definicin del mercado como el mejor asignador de recursos, el que cuanto ms competitivo sea ms cercano a la perfeccin estar; como consecuencia, la no intervencin del Estado en la economa y el librecambismo.

Esto a nivel acadmico. Luego, la historia nos demostrar que esto nunca pas, sino que los distintos estados intervinieron a favor de los intereses internos dominantes. Que existan las metrpolis y las colonias, estas ltimas sometidas a las primeras, por lo cual debe descartarse una sana competencia entre iguales. Las potencias europeas -bsicamente Gran Bretaa y Francia- conformaron grandes imperios los cuales estaban cerrados a las dems naciones.

Pero s debemos afirmar que presencia estatal en la economa diaria era muy lbil. Como ejemplo, los bancos centrales -es decir, una institucin estatal que maneje la poltica monetaria y regule a los bancos- es una invencin de la dcada de 1930. Las inversiones estatales eran bajas, el gasto pblico muy escaso, no exista lo que luego se conoci como bienestar social o estado de bienestar, y las potencias slo se interesaban en algunas inversiones en infraestructura necesaria para el desarrollo econmico bsico y el incremento de sus flotas de guerra. Es importante aclarar que durante todo este perodo, Estados Unidos llev adelante una poltica proteccionista de impulsada por el Partido Republicano.

Podramos resumir que la situacin desde 1880 hasta 1930 fue de una escasa intervencin estatal.

La crisis del 30
Este mundo de imperios coloniales y escasa intromisin de los Estados se termin definitivamente en la dcada de 1930. Y se termin por la contundencia de los hechos. Cuando se produjo el crack de la bolsa neoyorkina en 1929, los acadmicos defensores de la economa clsica reiteraron sus antiguos postulados. Al producirse una cada en la demanda -sostenan- las empresas se quedaran con grandes stocks de mercancas sin vender, por lo que deberan bajar sus precios, y de esta forma los consumidores podran aumentar la demanda y reestablecer el equilibrio inicial.

Esto nunca pas y el mundo se hundi en una depresin econmica que slo fue superada en forma definitiva con el enorme gasto pblico que la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) requiri.

En los aos treinta surgieron las primeras grandes polticas de intervencin. Se crearon los bancos centrales, los sistemas de seguridad social se multiplicaron y la inversin estatal en infraestructura despeg en casi todas las naciones desarrolladas.

Cuando los caones callaron en 1945, y las potencias negociaban cmo se repartiran el mundo posterior, se crearon las instituciones internacionales. La ms importante de ellas, la Organizacin de Naciones Unidas (ONU), y a nivel econmico, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el GATT (Acuerdo general sobre comercio y aranceles) que se convertira en 1995 en la Organizacin Mundial de Comercio (OMC).

Este perodo estuvo dominado por polticas econmicas keynesianas, en honor a su promotor, el ingls John Keynes (1883-1946). Si Smith es considerado el creador de la microeconoma, al britnico le cabe el equivalente de la macroeconoma.

Keynes postulaba que el mercado no cumpla realmente con las premisas de la Economa clsica, sino que la produccin registraba ciclos, y que era obligacin del Estado intervenir para evitar los perodos negativos a travs de la inversin. Tanto es as que este economista no se preocupaba demasiado en qu deba invertirse ni cmo deba financiarse la misma, sino que lo central era evitar la depresin econmica y sus consecuencias sociales.

poca de oro del capitalismo
Desde finales de la Segunda Guerra Mundial y hasta mediados de la dcada de 1970, la mayor cantidad de naciones del mundo llev adelante polticas econmicas de corte keynesianas, bautizndose a este perodo como el cuarto de siglo de oro del capitalismo.

Este perodo se bas en una mejora constante de las clases medias de las naciones desarrolladas y algunas de la periferia del mundo. Las diferencias entre los segmentos ms ricos y pobres de cada sociedad desarrollada se achicaron, y la prosperidad se extenda a regiones que antes nunca haban sido alcanzadas.

Pero como a cada accin le sucede una reaccin, comenzaron a surgir mentes e ideas que denunciaban este estado de cosas. La contrapartida de esta prosperidad era un estancamiento en las ganancias de las empresas, una tasa de crecimiento que se estancaba y el surgimiento de un fenmeno que desafiaba la teora econmica: el estancamiento econmico con inflacin en aumento, bautizado estanflacin.

En este contexto es donde vuelven a surgir voces que piden regresar a los buenos viejos tiempos. De la mano del economista estadounidense Milton Friedman (1912-2006), de la Escuela de Economa de Chicago, surge la corriente bautizada neoclsica, que insiste con que los mercados se autorregulan y por lo tanto se debe evitar la intromisin estatal. Cada intervencin significa una distorsin para los neoclsicos.

Estas polticas neoliberales comienzan a instrumentarse en los 70 en Chile, Argentina y Gran Bretaa, y en los ochentas en Estados Unidos. En 1989, en Washington se consensa que estas polticas son las apropiadas para dar un nuevo impulso a la economa mundial: disciplina fiscal, desregulaciones estatales, apertura econmica y privatizaciones. Esta doctrina fue la dominante durante la dcada de los 90 en todo el mundo, impulsada, sugerida e impuesta por el FMI.

Nuevo debate?
El mundo neoclsico era bastante distinto del perodo 1880-1930. Por eso se le pone el prefijo neo. La presencia estatal es cierto que disminuy, pero se encuentra a aos luz de lo que ocurra en esos 50 aos a caballo del Siglo XIX y XX. Hagamos un repaso de las diferencias entre el modelo clsico y el neoclsico:

Economa Clsica: Estados pequeos, burocracia escasa, gasta pblico centrado en la infraestructura bsica y en las Fuerzas Armadas. Menos naciones independientes que en la actualidad. Conformacin de imperios coloniales cerrados hacia fuera y dependientes de la metrpoli. Comercio libre dentro de los imperios y con naciones adherentes. Inexistencia de organismos internacionales y mayor unilateralidad de las medidas y sanciones de las naciones con capacidad blica.

Economa neoclsica: Estados gigantes, con intereses econmicos, pesadas burocracias, gasto pblico altsimo centrado en el estado de bienestar, la inversin pblica y la defensa. Extincin de los imperios coloniales y surgimiento de muchas ms naciones soberanas. Organismo internacionales omnipresentes, obedientes a las principales potencias con Washington a la cabeza. Comercio internacional plagado de subsidios y trabas pararancelarias.

Por lo tanto, le cabe bien al paradigma econmico el prefijo de neo.

La otra parte del debate surge cuando estalla la actual crisis econmica global. La misma tiene su origen en el estallido de la burbuja inmobiliaria en setiembre de 2007, pero su fecha lgida es el 15 de setiembre de 2008 cuando quiebra la compaa financiera Lehman Brothers de Estados Unidos, preanuncio de que otras entidades del gremio tambin podran seguir su derrotero. (Ver APM Comfortably cracked (Confortablemente quebrado) http://www.prensamercosur.com.ar/apm/nota_completa.php?idnota=4033).

De inmediato, y sin debate de ningn tipo, la administracin del presidente George Bush hijo (2001-2009) instrument un millonario rescate para el sector bancario por 700.000 millones de dlares, previa aprobacin del Congreso. Esta poltica es radicalmente opuesta a la llevada a cabo por la Casa Blanca en los ltimos ocho aos, cuya administracin se define sin temor a equivocarnos como neoliberal o neoclsica.

Luego, tras la asuncin de Barak Obama, el tinte ms intervencionista se instal en Washington junto a la investidura del demcrata afroamericano.

Es correcto hablar de un nuevo keynesianismo o neokeynesianismo? Las medidas adoptadas a la fecha poco tienen de tal porque estn centradas en la salvacin de las entidades financieras. Claro, la justificacin es que si caen los bancos se va a afectar la economa real productora de bienes y servicios.

Keynes defendi la intervencin de los gobiernos o estados en la economa en momentos donde el Estado estaba muy ausente hoy la situacin es abismalmente opuesta. El gasto en Defensa de Estados Unidos es de casi 700.000 millones de dlares, el doble del Producto Bruto Interno de Argentina. Japn gasta una cifra similar en inversin pblica en infraestructura cada doce meses, y la Unin Europea (UE) prodiga unos 360.000 millones de dlares al ao en subsidios a la agricultura. La deuda pblica estadounidense super los 10 billones de dlares (10.000.000.000.000), que crecen gracias a un dficit fiscal anual de 500.000 millones de la verde moneda.

Casi sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que el mundo ha llevado adelante una poltica en ciertos sentidos keynesiana (gasto pblico altsimo) a la vez que se ha pregonado la fobia del gasto pblico. Cuesta entender cmo se implementaran los principios fundamentales propuestos por Keynes en su libro Teora General del Empleo, el Inters y el Dinero de 1936, porque al Tesoro de Estados Unidos le queda poco margen para aumentar el gasto pblico y endeudarse.

En sntesis, podramos afirmar que el mundo y las potencias han sido keynesianas en esencia y van a continuar sindolo en defensa de sus intereses internos y sus ansias de expansin internacional. Los estados gastan, los estados gastan mucho, los estados invierten, los estados interfieren en el libre comercio y los estados defienden los intereses de sus corporaciones. Todo esto sin perjuicio de que se pregone la inutilidad de destinar fondos a la salud pblica, la educacin, la lucha contra la pobreza y defensa del ambiente. (Ver: La no intervencin es para el Tercer Mundo. APM 01/12/2008)

En Washington, las semanas pasadas hubo una suerte de debate en el propio Capitolio. La bancada oficialista deba aprobar el paquete de gasto presentado por el presidente Obama, y se encontr con la oposicin de los republicanos. Se logr extender a cuatro millones ms de nichos la cobertura de salud, pero quedaron an afuera tres millones de infantes. Tambin se logr aprobar un paquete por 850.000 millones de dlares destinado a la inversin en la economa real. En ambos casos, los republicanos, quienes en forma continuada en los ltimos ochos aos de la gestin Bush aprobaron el incesante incremento de los gastos de los contribuyentes en defensa y seguridad, se opusieron por considerar que esta decisin es ineficiente.

No creemos que estemos en presencia de un debate econmico de fondo, sino ms bien, de qu receta utilizar para que el sistema econmico mundial se recupera rpido y vuelva a generar las ingentes ganancias que forjaba hace apenas unos meses atrs.

[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter