Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2009

Entrevista a Bucharaya Beyn, representante del Frente Polisario en el Estado Espaol
"El Gobierno espaol da oxgeno a Marruecos"

Trinidad Deiros
Pblico


Cuando en 1975 Bucharaya Beyn (Dajla, 1956) era un estudiante ms de Econmicas en la Universidad Complutense, una amiga le dijo: "Os van a vender". Bucharaya no la crey, pero este pronstico agorero se hizo realidad poco despus. Han pasado 33 aos y el que ahora es el delegado del Frente Polisario en Espaa subraya que su pueblo no espera que los Gobiernos occidentales "sean prosaharauis", sino slo que se respete la legalidad internacional: las resoluciones de la ONU que, desde hace dcadas, sancionan el derecho a la autodeterminacin de los Hijos de las Nubes.

33 aos de exilio, an conservan la esperanza?

En 1975, nadie pens que los saharauis resistiramos. Marruecos nos subestim y se fue su gran error. Cuando aceptaron el referndum de autodeterminacin en 1982 (Marruecos se ha negado desde entonces a celebrarlo), fue porque la guerra les sala muy cara. Los soldados marroques no defendan, como nosotros, sus casas y a sus familias; no soportaban los 50 del desierto y muchos se rendan. Nosotros perseguamos a sus blindados con un Land Rover.

La Administracin de Obama cambiar las cosas?

EEUU tiene como prioridad Irak y Afganistn, si bien es cierto que las declaraciones de Obama en favor del multilateralismo y el respeto de las leyes internacionales son estimulantes y, por otra parte, han puesto nervioso a Marruecos.

El nuevo enviado de la ONU, el diplomtico Christopher Ross, inicia su mandato marcar una diferencia?

Ross conoce muy bien el mundo rabe, habla la lengua y se ha comprometido a respetar las resoluciones del Consejo de Seguridad, en especial la que instaba a las partes a negociar "sin condiciones previas". Ahora se abre la posibilidad de buscar una solucin acorde a la legalidad internacional.

Marruecos demor cuatro meses su visto bueno a Ross.

Los marroques estn nerviosos. La razn es que saben que estn violando el derecho internacional y tambin que el nuevo enviado es un hombre ntegro, que pertenece a una Administracin que ya ha aclarado que no va a trabajar con grupos de poder.

Qu esperan de Espaa?

Los saharauis no pedimos a Espaa que se ponga de nuestro lado, sino del lado de la legalidad internacional. Y eso a pesar de que Espaa sigue siendo responsable del Shara moral, jurdica y hasta polticamente. Por mucho que quiera desentenderse, y como confirm en 2002 el dictamen Corell (Hans Corell era vicesecretario general de Naciones Unidas), Espaa es an la potencia administradora del Shara.

Ustedes son muy crticos con el Gobierno espaol.

El Ejecutivo de Rodrguez Zapatero se ha ido alejando del derecho de autodeterminacin y acercando a las tesis marroques. Con esta actitud, su Gobierno da oxgeno a Marruecos y no contribuye a encontrar una solucin, cuando lo que debera hacer es liderar su bsqueda y acabar con esta asignatura pendiente. Con sus declaraciones ambiguas, el Gobierno espaol contribuye a mantener la intransigencia marroqu. Un ejemplo es el viaje que Elena Valenciano, la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, ha hecho hace das a Marruecos. All se ha reunido con miembros del CORCAS (el Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Shara), un organismo nombrado a dedo por Mohamed VI que no tiene ninguna legitimadad. El nico representante del pueblo saharaui reconocido por Naciones Unidas es el Frente Polisario.

Ustedes denuncian que a Marruecos se le da un trato de favor.

S. No entendemos la doble vara de medir que Espaa, Francia y la UE dispensan a Marruecos, un pas que exporta hachs, que viola los derechos humanos y la legalidad internacional. Y an as, se le concede un estatuto de relacin privilegiada con la UE. No slo eso, la MINURSO (Misin de Naciones Unidas para el Shara Occidental) es la nica misin de este tipo que no tiene competencias para vigilar el respeto a los derechos humanos. Cuando se plante esta posibilidad, Francia amenaz con ejercer su veto en el Consejo de Seguridad. Cuando estos pases callan ante las atrocidades, Marruecos se siente impune.

Las cuatro rondas de negociaciones con Marruecos en Manhasset (EEUU) no han dado fruto habr una quinta?

Nosotros no estamos en contra de las negociaciones, pero no estamos dispuestos, como pretende Marruecos, a discutir slo su plan de autonoma (este proyecto descarta la autodeterminacin) Nos sentamos a la mesa con nuestro verdugo; se nos pide que negociemos con quien tiene un pual en nuestro cuello, y encima Marruecos no respeta la condicin de negociar "sin condiciones previas". Tras las lamentables declaraciones del anterior enviado del Secretario General (Peter Van Walsum afirm que la independencia no era una opcin realista), no toleraremos que se utilice estas negociaciones para intentar aparcar el conflicto bajo el paraguas de la ONU forzndonos a aceptar el plan marroqu. Nadie nos puede decir que tenemos que ser marroques.

Ustedes descartan estudiar este plan?

Marruecos ocupa el Shara y punto. Este plan es slo otra cara de esta ocupacin y ni lo tenemos en cuenta. Este proyecto no se lo creen ni ellos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter