Portada :: Otro mundo es posible :: IX Foro Social Mundial (Belm do Par, enero 2009)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2009

Franois Houtart: Balance y perspectivas del Foro Social Mundial de Belm

Esteban Velsquez
Adital


Franois Houtart, sacerdote, licenciado en filosofa, teologa, ciencias polticas y sociales, doctor en Sociologa, codirector del Forum Mondial des Alternatives junto con el economista Samir Amin y profesor emrito de la Universidad Catlica de Lovaina es uno de los principales referentes del Foro Social Mundial (FSM) de cuyo Consejo Internacional forma parte desde su fundacin. Es uno de los miembros del Consejo que goza de una aceptacin mas generalizada.

A l nos dirigimos en la Asamblea de Asambleas con que concluy el FSM de Belm para pedirle un breve balance del mismo y algunas perspectivas de futuro. Estas fueron en sntesis sus comentarios con alguna observacin aadida por nuestra parte.

Aspectos positivos a resaltar del FSM de Belm

Avance en la maduracin de un pensamiento y de un anlisis colectivo. Avance, por tanto, en la construccin de una conciencia colectiva. Hay un proceso, no un estancamiento, en ese sentido, aunque no siempre pueda ser perceptible y aunque la legitima y necesaria diversidad pueda parecer a algunos que obnubila ese avance de la conciencia colectiva. Los foros no parten de cero en cada una de sus ediciones y se producen convergencias importantes sin anular la diversidad. Diramos que la "infraestructura mental y colectiva" de los movimientos sociales alternativos del mundo ha dado otro paso importante en Belm, quizs ayudados en esta ocasin por una crisis mundial de grandes dimensiones que ha puesto en entredicho como pocas veces, probablemente como nunca, el sistema capitalista neoliberal que el FSM rechaza y al que trata de buscar alternativas desde su creacin en el 2001. Diramos que en esta ocasin las circunstancias histricas han jugado a favor del FSM y del aglutinamiento de los movimientos sociales que lo componen tanto en su conciencia como en sus estrategias de accin.

Incorporacin de nuevas generaciones que toman responsabilidades en el Foro con naturalidad y madurez. Jvenes que tienen en su mayora, segn Franois, un carcter o perfil netamente popular. La mayora clara de jvenes en el Foro de Belm es un hecho reconocido por todos. Pero la valoracin positiva de estos jvenes no es tan compartida ni tan evidente para no pocos, como lo es para Houtart. l nos negaba la objetividad de la apreciacin que hacen algunos de una juventud ms folclrica y menos poltica que en anteriores ediciones del Foro. Por el contrario l cree que es una juventud ms conciente, responsable y madura que se siente ms integrada en el FSM, sus objetivos y responsabilidades. Por otra parte, cree Franois que hay un inters premeditado de una buena parte de la prensa mundial de dar esa imagen "hippy" y folklrica de los jvenes del Foro. Imagen que no responde para l (por cierto, con sus 83 aos) a la realidad.

Construccin de nuevas redes de trabajo como, por ejemplo, las nuevas conexiones de Via Campesina y otra redes de ms creciente creacin. No nos dio tiempo en la conversacin de una mayor explicitacin de esas nuevas redes.

Revalorizacin de la accin poltica como un instrumento necesario de la accin transformadora alternativa. Despus de un tiempo de cierto desprestigio mutuo entre el instrumento mas explcitamente poltico y el de los movimientos sociales de la llamada sociedad civil, parece que en Belm se ha dado un avance importante en el acercamiento y la valoracin de su complementariedad. El Foro reconoce mas el avance que aporta la accin explcitamente poltica en ciertas coordenadas de clara bsqueda de alternativas al sistema neoliberal y, a su vez, el mundo del trabajo desde las estructuras de poder poltico que intenta ser, con mayor o menor xito, anti o altersistema, reconoce la necesidad del FSM renunciando a propsitos de instrumentalizacin del mismo. Para Houtart, la presencia en le Foro de cinco presidentes americanos y la manera en que esta se produjo son un expresin clara de esta mutua valoracin sin instrumentalizacin.

Aspectos negativos a resaltar del FSM de Belm

Demasiada fragmentacin de talleres. 2.500 talleres son demasiados no solo por el nmero sino porque, analizando alguno o muchos de ellos, su temtica no siempre tiene que ver con los propsitos y objetivos del FSM adems de que se da un porcentaje desproporcionadamente elevado de talleres del pas anfitrin. Por otro lado, tal fragmentacin no favorece la creacin de condiciones propicias para un mayor debate colectivo. En este sentido Houtart apoya la propuesta de una de las asambleas del ltimo da en el sentido que disminuyera el nmero de talleres y aumentara el nmero de asambleas temticas como ocurri, por primera vez en la historia de los Foros, en el ultimo da de este Foro de Belm que en lugar de talleres se celebraron unas 30 asambleas temticas. En comunicacin por e-mail posterior al Foro, Houtart nos deca que l haba propuesto al Consejo Internacional (siempre se rene en los das inmediatamente posteriores al Foro) que en el prximo Foro existiera otro da mas dedicado a asambleas en lugar de talleres. Lo cual significara la mitad de los das del Foro para asambleas y la otra mitad para talleres. Tambin nos comunicaba que todos los colectivos del Consejo Internacional haban respaldado las conclusiones de las 30 asambleas del ltimo da. Lgicamente el respaldo es a nombre de los colectivos all presentes y no como FSM que, como sabemos, no puede tener conclusiones propias de los debates tenidos en el Foro.

En el aspecto logstico, Houtart consideraba que la gran separacin existente entre las dos sedes del FSM (las dos universidades: UFPA y UFRA) no facilitaba la participacin en los talleres y actividades. Tambin consideraba un error convocar la marcha del primer da a las 15.00 horas. No es la mejor hora para favorecer la participacin, aunque esta fuera muy numerosa a pesar de todo.

Algunas consideraciones para el futuro

Sigue siendo bsico mantener el carcter del Foro como lugar de encuentro y de sinergias. Seguir resistiendo, por tanto, a la tentacin que reaparece una y otra vez de convertir el Foro en un lugar para elaborar unas conclusiones y una estrategia comn. El Foro favorece que haya esas conclusiones y estrategia pero no puede darle su "patente" a las mismas, como tal Foro. Es lo que ya sabemos pero que, segn Houtart, sigue siendo muy necesario mantener. Por otro lado, este lugar de encuentro a nivel mundial sigue siendo muy til. No comparte Houtart, en ese sentido, algunos anlisis pesimistas del Foro por no sacar conclusiones polticas del mismo, como recientemente ha expresado, por ejemplo, Sader, uno de los conocidos analistas del Foro, a propsito del Foro de Belm.

Sin embargo si hay que hacer un mayor esfuerzo de coherencia en los contenidos que se transmiten en las actividades y talleres del Foro. Y, en ese sentido, recordaba Houtart una metfora utilizada por Susan George al hablar de la falta de coherencia, rigor y solidez de los contenidos de muchos movimientos sociales: "es como si estuviramos danzando sobre el Titanic". Hay avance en la conciencia colectiva pero falta coherencia y rigor en ese pensamiento colectivo para estar a la altura de la gravedad y transcendencia de las situaciones que vivimos.

Por ultimo, considera Franois que en el Consejo Internacional algunos sectores (especialmente ONGs y sectores de procedencia religiosa) deben superar un cierto particularismo o sectarismo al intentar desmesuradamente sacar adelante sus objetivos particulares por encima de objetivos ms colectivos, generales y globales. En este sentido si coincide Houtart con la fuerte crtica que hace el citado Sader, y otros, al papel de las ONGs en el FSM.

Terminaba nuestra conversacin con Houtart analizando el papel que est jugando la recin creada Comisin de las Naciones Unidas para preparar la futura Cumbre del G 20 sobre la crisis mundial. Houtart es miembro de esa comisin en calidad de representante personal del actual Presidente de la Asamblea General, Miguel DEscoto. La comisin es presidida por el Nobel de Economa Stiglitz y est compuesta por ex ministros y economistas de reconocido prestigio. Para Houtart esta comisin representa lo mejor que puede dar de s el esfuerzo de autoajuste y autocorreccin el sistema capitalista dominante en el mundo, pero est lejos de representar una esperanza de cambio alternativo a ese sistema. Para Houtart, su conocimiento interno de esa Comisin al mas alto nivel le confirma ms en la necesidad imperiosa de que el FSM siga adelante en su difcil pero necesaria misin de alimentar esperanzas, sueos, sinergias y posibilidades reales de otro mundo hoy mas que nunca urgente y necesario.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter