Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2009

Anlisis municipal del Referendo de Enmienda constitucional del 15 de Febrero

Okrim Al Qasal
Yvke

En 281 municipios de los 335 del pas se impuso el S, en 191 de ellos lo hizo por ms del 60%, el No se impuso en 54 municipios y en slo 13 de ellos super ese margen... son algunos de los datos que arroja el ltimo -por ahora- proceso electoral venezolano. Los nmeros son claros. Y las conclusiones?


Un primer vistazo a los resultados del Referendo de Enmienda constitucional del pasado 15 de Febrero, a nivel municipal, nos llevaba a las siguientes conclusiones:

De 335 municipios que tiene Venezuela, en 281 se impuso el S, mientras que el No se alz con la victoria en 54. Dicho de otro modo, en el 83,88% de los municipios venezolanos se apost a la postulacin continua para cargos pblicos, entre ellos el de Presidente de la Repblica.

En modo visual:

Click para ampliar

Ms all de esta primera aproximacin, que complementa al anlisis estadal, podemos extraer conclusiones mucho ms interesantes analizando la holgura de cada resultado municipal. Es decir, ms all de si se gan o se perdi, fijarse en el margen de esa victoria o derrota.

Por ejemplo, podemos ver en qu municipios los resultados fueron relativamente ajustados (entre 50 y 60% para la opcin ganadora) y observaremos un cierto equilibrio entre municipios donde la mayora se inclin por el S y municipios donde se impuso el No, siempre por ese margen de 50-60%:

Click para ampliar

90 municipios que dijeron S lo hicieron dentro de este margen, por 41 que se inclinaron por el No. Comparado con los 281 contra 54 a nivel nacional, en este margen la relacin es ms equilibrada. Veremos que este cuasi-equlibrio no se repetir para mrgenes mayores.

Llama la atencin cmo cinco Estados cuyos Municipios votaron ntegramente por el S no aparecen en este grfico: es decir, todos los municipios de Sucre, Cojedes, Portuguesa, Apure y Amazonas votaron S con al menos un 60% de los sufragios.

A partir del 60% es donde se ven resultados menos 'equilibrados' que en el mapa anterior:

Click para ampliar

Slo siete municipios votaron por el No alcanzando entre 60 y 70% de los votos, contra 97 que lo hicieron por el S dentro de ese mismo margen!

Se obtienen nmeros similares para mrgenes todava ms holgados, entre 70 y 80%:

Click para ampliar

En este margen, se impuso el No en apenas dos municipios, mientras que el S lo hizo en 72!

Finalmente, en el margen de ms de 80%, el resultado es de 22 municipios que apoyaron al S por encima de ese porcentaje, contra 4 que lo hicieron por el No:

Click para ampliar

Para los coleccionistas de curiosidades, anoten que el Municipio ms rojo rojito de Venezuela ha sido, en este Referendo, Antonio Daz en Delta Amacuro (97,67% de votos por el S) y que por contra el ms opositor result El Hatillo en Miranda (83,14% por el No).

Como hemos visto en estos mapas, la aplastante mayora de victorias holgadas fueron para el S, mientras que el No obtuvo sobre todo victorias ms modestas. Es decir, de 281 municipios donde se impuso el S, en 191 lo hizo de manera incontestable, con ms del 60% de los votos. Mientras tanto, de 54 municipios donde triunf el No, slo 13 de ellos lo hicieron con un margen superior a ese mismo 60%.

Dicho de otro modo, en el 68% de los municipios donde se impuso el S, lo hizo de manera contundente (ms del 60% de sufragios a su favor), mientras que el No apenas alcanz esos mrgenes en el 24% de los municipios donde se alz con la victoria.

De 335 municipios que hay en Venezuela, el 57% vot por el S de manera clara, mientras que apenas el 4% de los municipios del pas se expres contundentemente por el No. El resto -39%- se pronunci por una u otra opcin de manera ms tmida.

Cmo, con estos resultados tan geogrficamente holgados, el resultado final en votos fue mucho ms ajustado, en nmeros redondos 55% del S contra 45% del No?

Si nos fijamos, por ejemplo, en los extremos, veremos que Antonio Daz (Delta Amacuro), con su 97% por el S aport 15 mil 992 votos, mientras que El Hatillo (Miranda), con su 83% por el No aport 28 mil 657 votos por esa causa, prcticamente el doble. Esta relacin se ve en otros lugares.

Por ejemplo, apenas cuatro municipios superaron el 80% de votos por el No, pero estos fueron Chacao, Baruta, El Hatillo (Miranda) y Diego Bautista Urbaneja (Anzotegui). Entre los cuatro suman 218 mil 391 votos.

Los 22 municipios que apoyaron al S con ms de 80% de votos suman, en conjunto, 136 mil 776 votos. Es decir, los 4 municipios que apoyaron aplastantemente al No superan por 90 mil votos a los 22 municipios que apoyaron aplastantemente al S. He ah la clave: la poblacin numricamente hablando.

Los bastiones opositores son zonas urbanas densamente pobladas, mientras que los bastiones revolucionarios son zonas rurales comparativamente poco pobladas. La oposicin gana en pocos lugares, pero lugares claves numricamente hablando: la Caracas metropolitana, Valencia y su cinturn urbano, Maracaibo y la mayora de sus vecinos en la otra orilla del lago que lleva su nombre, las capitales de Tchira, Mrida y Nueva Esparta, etc. Pocas veces se imponen de manera aplastante, pero esa diferencia basta para maquillar resultados en el cmputo final, por tratarse de centros muy poblados.

Un municipio que apoya por ms del 60% a los procesos de cambio es, evidentemente, porque se ha sentido beneficiado por la Revolucin. A diez aos de gobierno no pueden ser "esperanza", "enamoramiento" "carisma presidencial" las variables de ese entusiasismo electoral. Tampoco ddivas ni regalos, como afirman muchos voceros de la oposicin, calificando de esta manera como mendigos y flojos a millones de venezolanos.

Ahora, la pregunta es: parece obvio que los municipios que apoyaron aplastantemente el No se han sentido perjudicados o amenazados por la Revolucin bolivariana, pero... realmente es as? Uno da una vuelta por Chacao, Baruta o Lecheras (Diego Bautista Urbaneja) y percibe a una poblacin depauperada, humillada y perseguida? Difcil creerlo.

La estrategia opositora es clara: cundo han visto a un militante de UNT o Primero Justicia pasendose por Amazonas, Delta Amacuro o Apure? Ellos centran todos sus esfuerzos en un segmento poblacional que les pueda dar gran cantidad de votos. El resto del pas no es su problema, porque votan pero no aportan tantos votos como los otros. As de simple. Y as de clasista.

Cul debe ser la estrategia revolucionaria para contrarestar este relativo acercamiento electoral opositor, que no por basarse en una tctica que margina y desprecia es menos efectiva en lo que a votos se refiere?

Fundamentalmente se me ocurren tres:

a) Afianzar lo conseguido en los bastiones del interior venezolano, depurando errores y reforzando aciertos en zonas donde el apoyo es masivo. La lucha campesina es uno de los principales motores de este proceso, es intolerable que 213 luchadores contra el latifundio hayan sido asesinados en estos diez aos...

b) Corregir con extrema urgencia los errores en zonas urbanas -fundamentalmente inseguridad, vivienda, transporte y limpieza- para impedir que la ultraderecha siga ganando espacios en barrios y zonas populares. Los sectores reaccionarios han sacado ventaja electoral de estos problemas sin ningn tipo de escrpulos.

c) Evitar que sectores de oposicin se sientan agredidos por el lenguaje revolucionario. No la mayora, pero un buen nmero de opositores no se activaran contra el proceso de cambios de no sentirse agredidos o amenazados mediante una hbil victimizacin meditica a la que a menudo contribuimos los que apoyamos la Revolucin. Lo advirti Fidel Castro en 2004: no hay cuatro millones de oligarcas en Venezuela. Menos va a haber cinco.

Ojo! No se trata de hacer electoralismo para ganar elecciones. Esta Revolucin se legitima en las urnas, pero se consolida en el trabajo diario de todas y todos. Nuestra fuerza no est en el nmero de votos, est en la profundizacin de los cambios iniciados en 1999. Estamos ante una encrucijada: o profundizamos los logros y enmendamos los errores, o retrocederemos.

Adelante es para all. Y para all vamos.

http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?20225



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter