Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-02-2009

A vueltas con Diraya

Colectivo Prometeo
Rebelin


Cuando en el verano de 2005 el Colectivo Prometeo elabor un exhaustivo documento titulado "Diraya o la prepotencia informtica del SAS", que an puede consultarse, dada su vigencia, en nuestra Web, denuncibamos las deficiencias del polmico programa de historia digital sanitaria y la ambicin de la Consejera de Salud de la Junta de Andaluca.

Un elevado nmero de profesionales mostraba sus protestas ante los problemas, errores y defectos que iba generando el proyecto. Las quejas y dudas fueron llevadas al Parlamento de Andaluca entre otros por el grupo de IU, con el fin de pedir explicaciones y aclaraciones, eludiendo la Consejera de Salud responsabilidades, de manera que fue implantado a pesar de sus innumerables fallos.

La creacin del programa supuso inicialmente la inversin de ms de 60 millones de euros (la nada despreciable cifra de 10 mil millones de pesetas), para un proyecto que desde su inicio gener infinidad de crticas por su psimo funcionamiento, retrasos y prdidas de datos por cada de la red informtica, detenimiento del trabajo facultativo, repeticiones de historias, problemas de citaciones, recetas, etc.

Por otra parte sigue sin resolverse la violacin de la intimidad del paciente, siendo incluso ahora mas fcil acceder a datos clnicos que deberan ser protegidos. As mismo el Sistema Sanitario Pblico, lejos de tener sus propios equipos de profesionales informticos, est privatizando o concertando estos servicios. Por poner un ejemplo, el Hospital Reina Sofa de Crdoba tiene hecho un concierto de servicios tcnicos con Diasoft, perteneciente al grupo Snchez Ramade (de lo que otro da hablaremos), que supone un nuevo riesgo para la privacidad de los datos clnicos de los usuarios.

Ante el cmulo de problemas que viene generando el Programa DIRAYA, se suceden en estos das las crecidsimas presiones de la Administracin y de sus Gerentes y Directores, pretendiendo acelerar su implantacin definitiva. Lo que tambin se justifica por el funcionamiento de las Unidades de Gestin Clnicas (otro peligrossimo intento de autogestin o privatizacin, del que tambin hablaremos en otra ocasin) y por el cobro de importantsimas cantidades de productividad por parte de cargos intermedios y jefecillos, en estos difciles tiempos de crisis que atravesamos.

Sin embargo, a pesar de todo, actualmente se vuelve a plantear la necesidad de dar solucin a las deficiencias de su funcionamiento. Este es el motivo, por el que se estn planteando hacer rodar algunas cabezas y priorizar cambios para buscar soluciones tecnolgicas definitivas.

En los ltimos das de enero, por la exagerada lentitud que desarrollaba el programa, desde rebuscados "chiringuitos" como la Subdireccin de Tecnologas de la Informacin del SAS, el Comit de Problemas trat de resolver con carcter de urgencia "el comportamiento anmalo del sistema", detectando que sus "problemas radicaban en la aparicin de contenciones de la Base de Datos", teniendo que hacer paradas tecnolgicas para resolverlo. Para el futuro, como en una pelcula de ciencia-ficcin, cualquier duda o informacin podra ser solicitada a los Soportes Especializados de diferentes Niveles.

Se estn realizando inversiones importantes para mejorar y corregir defectos del DIRAYA. Inversiones que, por lo que se ve, an no han acabado. La Junta de Andaluca ahora est planteando cambiarlo ya que lo considera desfasado, cuando an no se ha terminado de implantar, pretendiendo llevarlo a ejecucin en toda la Atencin Primaria -con presiones a subordinados y trabajadores- antes de finalizar 2010.

Con estas inversiones se podran construir mas de cuarenta nuevos Centros de Salud dignos, proporcionando una sanidad preventiva, moderna y adecuada, lejos de la nueva moda de Empresas Pblicas (dinero pblico y gestin privada de los Hospitales -CHAREs - que el SAS est implantando en todo el territorio).


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter