Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-03-2009

Respuesta de la Resistencia Iraqu al Presidente Obama
"Usted persigue los mismos objetivos que su predecesor y tampoco tendr xito"

Albasrah.net

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Rafidan

El Comit Poltico del Mando Central de los Muyahaidines

Bagdad

(Repblica de Iraq)

Comunicado en respuesta a las declaraciones efectuadas por el Presidente Obama el 27 de febrero de 2009 acerca del proclamado fin de la ocupacin de la Repblica de Iraq.

Buenas tardes,

En relacin con los comentarios efectuados por el Presidente Barak Hussain Obama de los Estados Unidos de Amrica: Como Comit Poltico de un conjunto de facciones de la Resistencia Iraqu, principalmente de las facciones presentes en nuestro frente, respondemos con nuestros puntos de vista a los contenidos de su discurso.

En los cuatro ltimos meses, mientras prosegua la batalla de nuestro pueblo para liberar Iraq de toda ocupacin extranjera, hemos estado estudiando los movimientos sobre el terreno y analizando asimismo la informacin de inteligencia para evaluar la prxima estrategia que la administracin estadounidense podra emprender bajo el liderazgo del nuevo presidente.

En funcin de todo ello, habamos formulado nuestro propio plan de accin pero preferimos dar tiempo suficiente al nuevo presidente para que clarificara sus pensamientos y reuniera el necesario conjunto de informes y celebrara cuantas reuniones fueran indispensables para obtener una buena perspectiva sobre los desarrollos diarios sobre el terreno.

Presidente Obama,

Despus de escuchar su discurso del 27 de febrero de 2009, en el cual puso pblicamente de manifiesto su percepcin general de la guerra en curso contra nuestro pueblo, presentando ante su ejrcito y el honorable pueblo de los Estados Unidos unos breves puntos de vista sobre sus intenciones respecto a nuestro pas, pudimos sentir el espritu de la alocucin que su predecesor, el Presidente John Fitzgerald Kennedy, mostr en su discurso inaugural del 20 de enero de 1961. En aquel discurso, expuso una alternativa a las tensiones de un mundo turbulento y acab pagando con su propia sangre el haber desafiado los intereses de quienes en sucesivos gobiernos detentaban las claves reales del poder. Esos que haran cualquier cosa, hasta crear guerras y conflictos, con tal de preservar sus intereses, riquezas y poder.

Mencionamos esto con la mayor honestidad en la esperanza de extender la conciencia y la memoria de que al nuevo Csar podran traicionarle tambin los suyos si decide seguir por un camino distinto. Por otra parte, creemos que el espritu del discurso haba sido bien escogido.

Tambin hemos escuchado sus planes econmicos para su pas, establecidos con anterioridad a su discurso y, por ambiciosos que puedan parecer, creemos que si su Congreso tiene honestas intenciones, quiz pueda conseguirse una parte considerable de los objetivos perseguidos, aunque, en caso de fracaso, los republicanos buscarn un chivo expiatorio a quien culpar de todos los fallos. Si se diera esa situacin, iran contra su administracin. Eso podra garantizarles un veloz regreso al poder.

Vd. ha heredado una nacin en guerra, una economa fracasada y un pueblo desesperado que se ve obligado a soportar todo lo peor de una crisis econmica de la que no es responsable. Adems de miles de jvenes muertos y mutilados.

Nosotros hemos heredado una ocupacin extranjera, un sin fin de muertos inocentes, de heridos y de mutilados y millones de refugiados, en resumen, Sr. Presidente, la ms completa y planeada desintegracin de nuestra nacin y de nuestro pueblo.

Creemos que los fondos gastados en esta guerra hubieran sido ms tiles si se hubieran dedicado a investigar energas alternativas para el desarrollo, que sin duda habran reducido los problemas energticos, habran ayudado a luchar contra el cncer, habran buscado soluciones para enfrentar la pobreza mundial, avances para desarrollar frica, donde la gente sigue muriendo de hambre e intencionado abandono. Miles de causas que necesitan todas ellas de inmediata atencin.

Por voluntad de Dios todopoderoso, gracias a la resiliencia de nuestros hombres y mujeres y a la paciencia de nuestro humilde pueblo, hemos conseguido hasta el momento detener e invalidar todas las agendas imperialistas implementadas para Iraq y para la regin como un todo. Y lo hemos hecho de la forma ms sencilla, eligiendo resistir frente a la ocupacin, un derecho garantizado, en primer lugar, por Dios, y despus por las convenciones internacionales establecidas para todos los hombres. Un derecho que las polticas de su pas siguen despreciando y deshonrando, en un claro ejemplo de terrorismo patrocinado por el Estado.

Vd. se ha dirigido a nuestro pueblo en una parte de su discurso y le agradecemos esas palabras, ha mostrado una comprensin mejor de nuestra nacin que su predecesor, que prefiri meterse a fondo en un ocano de analfabetismo e ignorancia. A pesar del hecho de no haber mencionado a la resistencia iraqu en su discurso y de que prefiri tildarnos de terroristas junto con todos los que llegaron con sus tropas, dejaremos eso a un lado por ahora y mencionaremos unos cuantos hechos que conviene recordar:

  1. El pueblo de Iraq al que Vd. se dirigi, en todas sus sectas, razas y religiones, rechaza su ocupacin, y los nicos que la aceptan son los que se benefician de ella.
  2. Los iraques a los que se dirigi, como en verdad confiamos, no son los que se baan en las riquezas de la traicin detrs de sus muros en la Zona Verde, ni guardan parecido alguno con Ahmed Al Chalabi y todos esos con quienes conspir su gobierno anterior desde las oscuros rincones de los hoteles de cinco estrellas de EEUU y de Europa antes de que se produjera su ocupacin.
  3. El pueblo iraqu al que Vd. se dirigi son todos los seres que nunca le invitaron a ocuparnos y que hicieron cuanto pudieron para sobrevivir bajo el criminal rgimen de sanciones que se sucedieron durante trece aos y que acab coronado por una ocupacin extranjera sin parangn en cuanto a actos criminales en el mundo moderno actual.

Presidente Obama,

Los sufrimientos por los que ha pasado nuestro pueblo estn ms all de toda comprensin. Y los inacabables crmenes de sus tropas, as como las de algunos pases vecinos, no pueden sencillamente deshacerse ni ignorarse, no pueden barrerse bajo la alfombra. Sus tropas siguen ocupando nuestra tierra y matando inocentes, por eso es por lo que slo podemos dirigirnos a Vd. como presidente de una nacin ocupante.

Al pueblo iraqu le desagrada su plan. Desean que sus tropas salgan de nuestro pas en su totalidad y no parcialmente. Nuestro pueblo busca un fin completo a la ocupacin y no el cumplimiento de un tratado estratgico que fue elaborado deprisa y corriendo contra la voluntad de nuestro pueblo en los ltimos das de su predecesor en el poder.

Nuestro pueblo, como la mayora de los pueblos del mundo, al igual que el pueblo de su pas, quiere ver que se lleva al anterior presidente ante un tribunal internacional de crmenes de guerra por todos los crmenes que ha cometido en nombre de su pas, con el nico propsito de beneficiar a todos aquellos que le llevaron al poder en un primer momento.

Nunca le hemos invitado a ocuparnos, ni hemos pedido que su pas saquee los recursos de nuestro pas en beneficio de sus corporaciones y de esos estados vecinos que histricamente han cado bajo su influencia. Nunca le hemos pedido su preciosa sangre ni la nuestra; para nosotros toda la sangre es preciosa incluso la de los soldados enviados a morir por su gobierno sin saber por qu estaban realmente luchando. De todo esto tiene que responsabilizarse el hombre que empez esta guerra y que ahora se esconde en Texas mientras Vd. intenta deshacer el dao que l cometi.

Nosotros, el pueblo iraqu y su resistencia, exigimos lo siguiente:

  1. El cumplimiento de todas las condiciones que presentamos a su gobierno a travs de los mediadores que nos envi en 2006.
  2. La entrega al pueblo iraqu de todos los traidores y colaboradores de la Zona Verde, nos ocuparemos de ellos como cualquier nacin hara en casos de alta traicin.
  3. Compensaciones totales y justas a nuestro pueblo por todas las prdidas sufridas.
  4. Que se ponga fin a todas las indemnizaciones que se estn pagando a quienes en la regin se guarecen bajo su paraguas a costa de los recursos de nuestro pueblo.
  5. La devolucin de todas las tierras robadas a nuestro pas.
  6. La salida de todas las corporaciones extranjeras, principalmente en los sectores de la energa, la reconstruccin de infraestructuras y comunicaciones, especialmente las ligadas con intereses neocon. Nuestro pueblo est ms que cualificado para reconstruir y poner en marcha nuestras instituciones.
  7. La entrega de todos los mercenarios acusados de matar a civiles inocentes, sobre todo los contratistas de seguridad de Blackwater y sus directores ejecutivos para que sean juzgados por asesinato.
  8. Todos los asesores extranjeros debern salir con sus tropas de Iraq.
  9. El desmantelamiento de todas las milicias equipadas por Irn y su pas con el objetivo de transformar la naturaleza de los combates en algo sectario y as permitir que sus tropas se concentraran sobre la resistencia en la regin central de Iraq.
  10. Que se ponga fin a todo apoyo al gobierno sectario elegido en las elecciones orquestadas en la Zona Verde.
  11. La eliminacin de la influencia de sus aliados persas en Iraq con los que su gobierno anterior trabaj en estrecha conjuncin y que continan financiando a Al Qaida con la mediacin de sus agencias de inteligencia.
  12. La restauracin de la antigua constitucin con un Iraq unificado. Y la celebracin de nuevas elecciones en el plazo de seis meses una vez que la resistencia tome el poder de la nacin, todo ello supervisado y dirigido por la presencia de un conjunto de observadores internacionales con credibilidad. No de esos que patrocina la CIA.
  13. Todas las ciudades y provincias tienen que ser liberadas una por una, empezando por las cuatro principales ciudades y aeropuertos de Bagdad, Basora, despus Mosul y Kirkuk, en ese orden. El resto caer inmediatamente en nuestro poder. Las fronteras estarn sujetas a otro tipo de acuerdos.

La lista tendra muchos ms puntos pero nuestro objetivo ahora es que se haga una idea de lo que le prometimos a nuestro pueblo conseguir. A cambio de la aceptacin de las demandas de nuestro pueblo, cesaremos de atacar a todas las fuerzas ocupantes en su retirada hacia el sur y ms all del puesto fronterizo de Safwan.

Si no estn dispuestos a cumplir esas demandas de forma honesta, lamentamos informarle que la resistencia del pueblo de Iraq proseguir hasta que la ltima bota de la ocupacin estadounidense/britnica/persa sea arrojada de nuestro pas por las fronteras.

Si, como est afirmando, decide llevar a cabo un cambio, entonces debe llegar a la conclusin de que continuar colaborando con la misma gente que su predecesor design para realizar su trabajo sucio, slo har que se esfume cualquier resultado positivo para nuestros dos pueblos. No sern los ladrones de la zona verde quienes derroten a su ejrcito.

Para conseguir una solucin justa, debe buscar ms lejos, entre los iraques honestos y entre las filas de su pueblo y no entre los colaboracionistas. Tambin puede reconocer el derecho del pueblo iraqu a la existencia y pedir pblicamente nuestro asesoramiento y representacin. El pueblo iraqu intenta ser el dueo de su propia casa, como siempre fue, pero con el plan que Vd. ha hecho pblico, lo nico que demuestra es que sigue sin comprender bien a Iraq.

Hay quienes proclaman que una rpida retirada de Iraq provocar una guerra civil, y cabe esa posibilidad, pero nos gustara aclarar tambin que las fuerzas del gobierno- ttere que han equipado para derrotar a la resistencia no tienen firmeza ni podrn bloquear nuestros esfuerzos para liberar nuestras ciudades una por una, y que hemos estudiado bien todos los esfuerzos de sus colaboracionistas para trasladarse al norte y al sur del pas y crear all sus propios estados federales, y que ese intento carece de fuerza y ser aplastado en un perodo breve de tiempo. Ese es un escenario mucho ms realista. Es verdad que la ocupacin persa ofrecer el apoyo de sus milicias, pero sabemos que EEUU no puede abandonar el sur rico en petrleo para que lo ocupe Irn, y que ellos preferiran ver que cae en nuestras manos. Sera dar demasiado a un estrecho aliado, aunque no muy digno de confianza, y privara a su ejrcito de los fondos necesarios para sufragar una presencia militar a largo plazo en Iraq y en toda la regin. Fondos de los que algunos, en su gobierno, creen que todava disponen. Fondos que su economa no puede ya aportar en medio del caos de vuestra nacin en la economa globalizada que intenta controlar el mundo.

La resistencia iraqu entendi bien que EEUU no poda continuar vendiendo petrleo al alto precio de 120 $USA el barril para cubrir los costes de su guerra, porque esto serva para fortalecer a sus viejos adversarios. Y era slo cuestin de tiempo que esa tctica se volviera en contra de la poltica exterior estadounidense. Pero tambin entiende que EEUU no puede financiar durante ms tiempo una ocupacin exterior sin depender de los recursos e ingresos locales para cubrir los gastos. Esa es la verdadera causa del cambio de Estrategia, como Vd., Presidente Obama, lo llam.

Con los precios del petrleo cayendo hasta alcanzar sus valores reales de mercado y el invierno agotando las depauperadas economas, los precios del petrleo cayeron hasta los 30 $USA, lo que est tambin afectando a las economas locales de sus aliados en la regin, porque cualquier precio por debajo de los 55$USA por barril se convierte en una carga ya sobre esas economas, que a su vez no pueden ya prestar todo su potencial para financiar y apoyar los costes de la agresin estadounidense en la regin.

La cada en los ingresos del petrleo, que le agradecemos haya mencionado en su discurso, har ms difcil poder financiar las operaciones de su ejrcito en Iraq, y esa es la razn por la que las cifras de sus tropas tienen que reducirse. Encajar las predicciones de ingresos de los proyectos petrolferos patrocinados por sus corporaciones en el sur y las operaciones de robo de petrleo dirigidas por su agente, Hamid Yaffar, en el norte de Iraq en colaboracin con la petrolera NGO [*] de Noruega, es lo que sus estrategas piensan que podra realmente llevarse a cabo.

S, Presidente Obama, estamos de acuerdo con Vd. en que EEUU necesita un enfoque ms global, sostenible y rpido, pero le aseguramos que lo que su predecesor no pudo conseguir con todo el potencial militar a su disposicin, pondremos todo nuestro empeo en que Vd. tampoco lo consiga, ya que persigue los mismos objetivos aunque a travs del guante de seda del partido demcrata.

En realidad, sera ms lgico y prctico promover los programas de energa alternativa que prudentemente ha establecido para asegurar la no dependencia de la economa de su pas del petrleo, as como la utilizacin de avances y del valor aadido de I+D para poder emplear a los parados, apoyando un mercado nuevo y joven que logre transformar la dependencia energtica y a su vez acabar con la monopolizacin de la energa practicada por las corporaciones que la controlan, y buscar la estabilidad social y poltica mundial antes que esperar meramente que el pueblo iraqu les entregue sus recursos.

Por otra parte, nosotros intentamos nacionalizar y utilizar nuestros recursos para construir una base energtica alternativa para nosotros mismos y ofrecer tambin a nuestro pueblo una vida de prosperidad y estabilidad apoyando la transicin energtica de otras naciones dependientes del petrleo, una tarea que creemos verdaderamente que es noble y que merece la pena.

La Resistencia Iraqu no aceptar ningn contrato energtico a corto o largo plazo con EEUU hasta que aseguremos que los derechos de nuestro pueblo estn adecuadamente encauzados. Y todo ello dentro de los parmetros de unas relaciones basadas primero en el respeto mutuo y despus en los mutuos intereses.

Presidente Obama,

Es hora ya de que la gente en Washington entienda que no hay intereses que compartir entre un tirano ocupante y la vctima oprimida de esa ocupacin.

Su gobierno se hubiera quedado para siempre en Iraq si los traidores que conspiraron con sus anteriores administraciones hubieran conseguido doblegar y someter al pueblo iraqu y forzarle a dar la bienvenida a sus tropas de ocupacin con flores, como Chalabi les prometi. Pero despus de tres guerras y ms de una dcada de sanciones, tenamos suficientes hombres honestos para derrotar al ejrcito ms poderoso del mundo y desempear un papel importante para destruir la economa globalizada ms imperialista jams desarrollada a travs del capitalismo expansionista.

Esa es la clase de gente para la que Vd. habla, Sr. Obama. Y si an no ha conseguido trascender la realidad a travs de toda la informacin que se emite ni ha comprendido la escala real del desastre econmico con todas las implicaciones geopolticas y sociales que la derrota de su ejrcito en Iraq conllevan, entonces, por favor, permtanos mencionar varios de los logros ms importantes que la Resistencia Iraqu prometi, y consigui, para su pueblo y para los pueblos libres del mundo:

  1. Prometimos bloquear a sus tropas en Iraq y agotar su economa hasta que admitieran la derrota y retiraran a sus tropas. Y esto lo hemos cumplido.
  2. Prometimos atajar en su totalidad el plan estadounidense para Oriente Medio, e impedir la prdida de otras vidas inocentes en otros pases vecinos, y lo hemos cumplido.
  3. Asumimos la guerra y continuamos la lucha en nombre de todos los pueblos oprimidos, frente a quienes no slo se limitaron a observar la masacre de nuestro pueblo y la ocupacin ilegal de nuestra nacin, sino que tambin participaron y siguen perjudicando a nuestro pueblo fuera y dentro de Iraq y colaborando en el saqueo de nuestros recursos. No obstante, contamos con el apoyo de los pueblos honestos de todo el mundo, incluidos los ciudadanos de su pas, que marcharon da y noche para apoyar la causa del derecho de Iraq a resistir, marchas que desafiaron el tiempo y erosionaron y retaron la ignorancia criminal de muchos polticos del mundo. Marchas con las que siempre estaremos en deuda y que agradeceremos y apreciremos siempre. Que Dios bendiga a esas gentes dondequiera que se hallen. Y esto lo cumplimos y continuamos cumplindolo.
  4. Hemos comprendido la naturaleza de los equilibrios internacionales de poder y lo ms importante es que imaginamos el pensamiento primitivo de los ocupantes y jugamos un papel esencial al obligar a EEUU a incrementar los precios del petrleo, haciendo que necesitaran desesperadamente dinero en efectivo. Y utilizamos eso para permitir que otras potencias se recuperaran. Y como los nmeros nunca mienten, esto tambin lo hemos cumplido.
  5. El pueblo iraqu ha escrito un nuevo captulo en el campo de la guerra urbana, inventando el arte del combate remoto, y a su vez dio lecciones al mundo y fij un nuevo estndar sobre cmo derrotar al ejrcito ms poderoso del mundo. En esto, el logro ms poderoso, que supone una amenaza para la influencia global de EEUU, es que todos los pueblos oprimidos que sufren a causa de la nefasta influencia estadounidense pueden utilizar esta experiencia para liberarse ellos tambin. Esto se ha conseguido asimismo.
  6. La resistencia tiene ya planes elaborados con programas de dos, cinco y diez aos de duracin para reconstruir Iraq que fijarn nuevos niveles de desarrollo en la regin y devolvern a Iraq al lugar merecidamente ganado en la poltica mundial y en los desarrollos humanos positivos. Esto se hizo mientras se mantena aislado a Iraq de la influencia de dainos pases vecinos, al mismo tiempo estos planes se prepararon y redactaron en los primeros meses de 2007 y estn listos para su aplicacin tan pronto veamos el fin de su ocupacin.
  7. La resistencia cre un nuevo campo de batalla y utiliz todas las herramientas disponibles para liberarse de los medios corporativos y hablar, informar y educar al mundo sobre la verdadera naturaleza de la lucha, presentando todos los informes diarios de cualquier hombre o mujer que fueran de inters, y en todas las lenguas posibles, sobre la derrota de su ejrcito. Gentes de cualquier lugar del mundo decidieron por propia voluntad donar su tiempo, gentes de diferentes religiones y orgenes decidieron ser soldados de la cyber guerra y tradujeron todo lo que tuvimos que decir, sin pedir nada a cambio de la verdad. Sin embargo, an no se conocen las verdaderas vctimas de su guerra (Nos referimos a los soldados de la carta verde).
  8. La resistencia ha provocado no slo el colapso de la economa estadounidense, sino que tambin ha causado un efecto domin y la destruccin de su bien ajustada y delicada economa globalizada, obligndoles a volver a la proteccin econmica nacional y promoviendo los derechos de las economas locales y regionales a crecer y asegurarse una vida decente, poniendo en marcha tambin su derecho al desarrollo. Todos sus esfuerzos para restaurar la economa globalizada no aportan nada de valor para nadie y los gobiernos ttere que siguen despreciando los recursos del planeta caern finalmente uno tras otro, ya que sus errores se harn cada vez ms evidentes para el ciudadano medio, y esa es la razn por la que Vd. est ahora recibiendo informes diarios de la CIA sobre la economa mundial.

N. de la T.

[*] Vase al respecto:

http://www.norway.az/business/oil/EITI_at_the_Oil_and_Gas_Conference.htm

Enlace con texto original:

http://www.albasrah.net/en_articles_2009/0309/rafidan57_010309.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter