Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2009

Berlusconi estrena partido a su medida
Silvio Duce

Gorka Larrabeiti
Rebelin


15 aos despus de su salida al terreno de juego (1), Silvio Berlusconi abre el I Congreso Nacional del Pueblo de la Libertad, fusin de Forza Italia con los post-fascistas de Alianza Nacional y otros partidos menores. Un "pueblo", subraya Berlusconi, no un partido que, desde sus propias filas, definen hoy como nacional, popular, tradicional, directa emanacin del pueblo gracias a que el pueblo se convierte en pblico (2).

El nuevo congreso se celebra este fin de semana en la Feria de Roma y est dirigido a los jvenes. Costar 3 millones de euros. Acudirn 6.000 delegados, mujeres y jvenes en primera fila, a los que acompaarn 1000 periodistas y atendern 250 azafatas. Al abrirse las puertas del recinto, carreras como en los conciertos de rock; sonaban por los altavoces a todo volumen el Himno de la Alegra y el Himno de Italia. Amenizar el show la orquesta de Demo Morselli, que suele intervenir en una famosa tertulia de Canale 5. Un canal Twitter informa del suceso. En la apertura del congreso, Berlusconi lee 40 folios desde las 18:30 hasta las 20:05 en directo en los canales Rete 4 (Mediaset) y La 7 (Telecom). Las pantallas del escenario miden en total 580 metros cuadrados (3), que dan una buena idea de la importancia que Berlusconi ha dado siempre al escenario y a la imagen que proyecta de s mismo.

15 aos despus de demostrar que mediante la televisin se poda -sin que existiera organizacin de partido y en tan solo 3 meses- alcanzar un 30% del voto, Silvio Berlusconi sigue poseyendo sus tres televisiones privadas y controla la pblica RAI gracias a su mayora parlamentaria. El pasado domingo, un excelente reportaje del periodista Bernardo Iovene, reconstrua la historia del conflicto de intereses tomando como hilo el caso de la televisin Europa 7 (4). Dos gobiernos de centroizquierda no consiguieron resolver la cuestin, lo cual se puede entender de dos modos: que no quisieron hacerlo porque haba un pacto previo para respetar la propiedad de las televisiones del Cavaliere, o que no pudieron hacerlo porque ambos gobiernos cayeron antes que pudieran llevar a trmino las medidas oportunas para ello. Sea cual fuere la verdad histrica de la blandeza de actuacin del centroizquierda contra el conflicto de intereses, lo que a todo el mundo resulta obvio es que la novedad de este rgimen, de este nuevo fascismo, reside en la fuerza de la televisin para la creacin del consenso poltico.

El profesor Luciano Canfora en su ltimo libro, La natura del potere (Laterza, Bari, 2009), explica a la perfeccin la especificidad del homo novus que ha impuesto el rgimen democrtico berlusconiano: se trata del sbdito-consumidor-arribista frustrado, que tiende en vano a desear e imitar modelos de vida inalcanzables, que terminan constituyendo la totalidad de sus aspiraciones. He ah la forma sublime, casi indestructible, de poder : pero tambin -conviene no olvidarlo- la limitacin mxima de la palabra en una edad en la que a todo el mundo se le promete el mximo de libertad de palabra (p. 63). En otro pasaje, Canfora redunda en la idea: Nos hallamos ante un nuevo empuje hacia una unificacin a la baja, que fue el rasgo dominante del fascismo. Lo nico que tiene esta actual y extraordinaria isomorfosis en comn con el viejo fascismo es la conquista del centro y el monopolio de la palabra (entendiendo hoy por palabra la palabra monologante televisiva) (p. 80). Un ejemplo banal de ayer mismo: al cmico Saverio Raimondo, que trabaja para Red TV, la televisin web de la corriente de D'Alema (PD), le retiraron ayer el pase por hacer gags a propsito del discurso de Berlusconi en la sala de prensa (5).

Mientras la soberana est en el pblico y no en el pueblo, Berlusconi seguir mandando. Con sus chistes, sus gags, sus eslganes, sus meteduras de pata, sus desmentidos, sus canciones y sus comentarios futbolsticos, Berlusconi tiene al pblico -y por ende, el consenso poltico- en el bolsillo. De momento, no hay oposicin que pueda quitarle el poder a Berlusconi. Al rey de la publtica (publicidad+poltica), slo alguna tragedia puede derrocarlo. Acaso crisis, hambre y miseria puedan romper el encanto; logren arrancar al pblico de sus sillones frente a la caja tonta y devuelvan el pueblo a los partidos. Hoy Rifondazione comunista, Partido de los Comunistas Italianos, Socialismo 2000 y Consumatori uniti ilustrarn, en una rueda de prensa conjunta el acuerdo alcanzado para una propuesta poltica unitaria y una lista comn en las prximas elecciones europeas. De lo contrario, como en aquel ttrico cuento de Andrea Camilleri titulado "El Cavaliere y la Muerte" (6), deber ser la roja muerte, desde siempre comunista, quien se ocupe del caso. Deca uno el otro da: Esto me recuerda tanto a la poca de Franco....


Notas:

1. Silvio Berlusconi hizo un discurso retransmitido por televisin a travs de todas sus cadenas televisivas (Canale 5, Italia 1 y la ilegal Rete 4). Puso delante de la cmara una media para atenuar la crudeza de la edad.

2. http://www.ragionpolitica.it/cms/index.php/200903261104/cultura-politica/nazionale-popolare-tradizionale.html

3. http://tv.repubblica.it/italia/il-super-palco-di-silvio/31055?video

4. Europa 7 obtuvo en 1999 una concesin para emitir pero que jams ha emitido, ya que en Italia, primero fueron las frecuencias -y quien las tena an las tiene- y luego las concesiones -y quien las tuvo pero no tena frecuencia no ha emitido pese a las sentencias de la Corte Constitucional, la resolucin del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa, la moratoria de la Comisin Europea, y una sentencia del Tribunal de Justicia Europeo.

5. http://www.unita.it/news/83428/niente_satira_al_congresso_ritirato_il_pass_al_comico_di_red_tv

6. http://www.rebelion.org/noticias/2004/11/7680.pdf.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter