Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2009

Los peligros de la biometra y el chip rfid
Todos fichados

Carlos Martnez
Rebelin


Desde los inicios de la era de la informacin se escucharon voces que advertan sobre los riesgos para la poblacin el uso indiscriminado de el tratamiento automatizado de datos personales. La Constitucin espaola de 1978, cuando la informacin era muy limitada y no exista redes como conocemos ahora, ya prevea en su artculo 18 que La Ley limitar el uso de la informtica para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos. En aquellos tiempos la nica amenaza contra la intimidad era el abuso de bases de datos y en la mente de muchos se encontraba la hiptesis de qu habra ocurrido si el rgimen nazi o franquista hubiera tenido en sus manos una herramienta de este tipo para facilitar sus polticas genocidas.

Ahora, treinta aos despus, somos conscientes que el mal uso de las bases de datos slo es una de las mltiples amenazas de una sociedad informatizada. La red de redes y la eficiencia de los buscadores supuso una primer atentado a nuestra intimidad, todos estamos googlegizados o, mucho peor todava, tenemos nuestro perfil publicado en Facebook, en el que renunciamos a nuestra intimidad personal a cambio de mantener o restablecer el contacto con nuestros amigos.

Al margen de Internet, uno de las ms graves peligros para la proteccin de nuestra vida privada es la generalizacin del chip rfid. El acronimo RFID corresponde a las siglas de Radio Frequency IDentification, en espaol Identificacin por radiofrecuencia. El propsito fundamental de la tecnologa RFID es transmitir la identidad de un objeto (similar a un nmero de serie nico) mediante ondas de radio1. Cada vez son ms frecuentes los dispositivos que incorporan este tipo de tecnologa, por ejemplo, documentos de identidad, pasaportes, los billetes de metro, tarjetas para fichar en el trabajo.

Cual es el peligro? En primer lugar, los chips pueden almacenar mucha informacin sobre nosotros a la que la gran mayora de ciudadanos no tendremos acceso. De esta forma, se ha denunciado que nuestro pasaporte podra llevar incorporado una informaciones tales como tus antecedentes policiales o afiliacin poltica. Tambin, y a diferencia de las tarjetas de banda magntica o cdigos de barra en las que el usuario tiene que realizar una accin ex profeso para que se produzca la comunicacin entre la tarjeta y el dispositivo lector (por ejemplo, introducir la tarjeta en el cajero automtico, en el torno de entrada al metro...), este tipo de chips, al utilizar radiofrecuencia, se comunican sin necesidad de dar nuestro consentimiento. Esto permitir, por ejemplo, que en un futuro muy prximo desaparezcan tanto los cdigos de barras como las empleadas encargadas de las cajas en los grandes comercios, los consumidores cargaremos en nuestro carro las mercancas y al terminar un lector reconocer todas nuestras compras, sumar el precio y slo tendremos que pagar para que la mquina nos franquee el paso a la salida.

Igual que el supermercado nos leer todos los chips de los productos, podr leer el chip que llevamos incorporado en nuestra tarjeta de crdito, pasaporte, tarjeta de metro o tarjeta del trabajo. Y no slo el supermercado sino que nos ser imposible conocer cuando y donde son ledos los chips que deberemos llevar necesariamente con nosotros y el uso que se hace de esa informacin. Lgicamente, esto depender del alcance de la radiofrecuencia. El lmite a su potencia debera estar perfectamente reglado y vigilado por las autoridades pblicas para evitar este tipo de abusos.

Los defensores de esta tecnologa aseguran que es segura, sin embargo estn documentadas muchas vulnerabilidades que se pueden utilizar para alterarlos2, por ejemplo, podemos imaginarnos las consecuencias de que manipulen un pasaporte sustituyendo la identidad de su titular por la de un terrorista o delincuente3.

An mayor potencial tiene, a mi entender, la biometra, esta tcnica permite el reconocimiento de las personas basadas en una caracterstica fsica e intransferible4. Hasta ahora la huella digital haba sido el mtodo por excelencia de para la identificacin de las personas. Al igual que en el caso comentado de las tarjetas de banda magntica, para identificarnos ante una mquina mediante las huellas digitales o el iris del ojo se requera una accin voluntaria del usuario que pone su dedo u ojo ante el lector. Sin embargo la caracterstica ms visible e individualizadora de las personas es su rostro. En la actualidad ya existe software que permite la identificacin de las personas mediante una imagen digitalizada5. El problema se plantea cuando las cmaras de vdeo digitales pueblan nuestras vas pblicas, ferrocarriles, edificios pblicos y privados, haciendo posible la realidad contada en la pelcula de ciencia ficcin Minority Report donde el protagonista que era perseguido por la polica deba esconder su rostro de las cmaras situadas en las calles y transportes pblicos para evitar ser reconocido.

La colisin entre el derecho a la intimidad y las imgenes tomadas en la va pblica ya ha ocurrido en el caso de Google Street, aplicacin on line mediante la que podemos ver imgenes reales de muchas ciudades en las que, lgicamente, hay personas paseando por las calles. Para evitar demandas por vulneracin del derecho a la intimidad, Google aplic a las imgenes un software que reconoce los rostros y los altera para impedir su individualizacin. An as, las imgenes sin alterar estn en poder de Google e igual que se reconocen rostros para borrarlos se pueden procesar a la inversa, es decir, para identificarlos.

Otro ejemplo del potencial de las imgenes de las personas en la Internet lo he recibido mediante una cadena de correos (que recibimos todos y de las que lamentamos que no se use ms a menudo la copia oculta o se borren los anteriores destinatarios). En el correo se adjunta una direccin de internet en el que podemos observar una fotografa de la toma de posesin de Barak Obama el pasado 20 de enero en Washingtong6. Esta imagen fue tomada con una cmara fotogrfica robot de 1.474 megapixeles y si ampliamos la imagen podemos identificar claramente a muchsimas de las personas que acudieran al acto. Si a este tipo de fotografas digitalizadas sumamos las aplicaciones informticas de reconocimiento de rostro nos damos cuenta que los estados o grandes coorporaciones puede identificar sin muchos problemas a todos los asistentes a manifestaciones o espectculos.

Las asociaciones de proteccin de derechos humanos deberan presionar a los estados para que se prohban el tratamiento informatizado de las imgenes tomadas en espacios pblicos o sin consentimiento de los interesados. En el Reino de Espaa est en vigor la Ley de Proteccin de Datos de Carcter Personal de 1999 que no recoge todas las posibilidades que permite hoy la tecnologa y establece un sistema de proteccin rogado, es decir, basado en la reclamacin del interesado que no parece suficiente para una real y eficaz proteccin del derecho fundamental a la intimidad personal y familiar.


micorreoARROBAcarlosmartinez.info

Notas:

1http://buson.net/factaetverba/glosario

2http://buson.net/factaetverba/archives/485

3 Para saber ms sobre el rfid http://buson.net/factaetverba/wordpress/rfid

4http://www.kimaldi.com/area_de_conocimiento/biometria/que_es_la_biometria

5http://www.moveyourmind.es/antiguos/ceatec-software-de-reconocimiento-de-edad-y-sexo-por-el-rostro/

http://lavigilanta.info/wordpress/?p=1241

6 http://gigapan.org/viewGigapanFullscreen.php?auth=033ef14483ee899496648c2b4b06233c



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter