Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2009

Tercer secuestro de dirigentes de fbricas en Francia
Obreros franceses asaltan Caterpillar

Anna Maria Merlo
Il Manifesto

Traducido para Rebelin por Gorka Larrabeiti


Unos cien empleados de FNAC y de Conforama que protestaban por un plan de reestructuracin de las dos sociedades, que prev el despido de 1200 personas, retuvieron ayer por la tarde durante una hora en un taxi en la rue de Javel de Pars (distrito XV) a Franois-Henri Pinault, presidente del grupo PPR y coleccionista de arte que dirige Palazzo Grassi en Venecia. "Pinault: devulvenos nuestros puestos de trabajo!", reclamaban los empleados, que rodearon el taxi donde haba subido Pinault tras un consejo de administracin. La polica intervino.

Los obreros de la fbrica Caterpillar de Grenoble secuestraron ayer a las 10:30 a cinco dirigentes, entre los que se hallaba el director Nicolas Polutnick, con el fin de obtener mejores condiciones de despido. La Caterpillar, que cuenta con dos fbricas en la regin de Grenoble, ha previsto despedir a 733 personas de las 2.500 a las que da empleo en Francia (el programa de reestructuracin de la multinacional que produce maquinaria para las obras es de 24.000 despidos por todo el mundo, como consecuencia de una cada del 55% de los pedidos). "No lo vamos a soltar", afirm por la tarde Benoit Nicolas, de la CGT. "Hemos propuesto pasar a 32 horas, pero la direccin no ha querido saber nada -aadi el sindicalista-; tenemos propuestas para limitar el impacto de los despidos", mientras desde septiembre los obreros de Grenoble tienen un expediente de regulacin de empleo tres de cada cuatro semanas. Los obreros piden indemnizaciones por el despido equivalentes a tres meses de salario por ao de antigedad y un mnimo de 30.000 euros, mientras que la Caterpillar no tiene intencin de ir ms all de 0.6 meses de salario por ao y 10.000 euros como mnimo. Por la tarde, liberaron a un dirigente y la Polica, que haban tomado posiciones fuera de la fbrica, estaba lista para intervenir. Nicolas Polutnick, que pudo ver a polticos locales, se mantiene firme en sus posiciones: "Debemos prestar atencin a los intereses de la empresa -insisti- para no vernos obligados a gestionar no ya la prdida de 733 puestos, sino la totalidad".

Es la cuarta vez en pocas semanas en que obreros empujados por la desesperacin de los planes de despido secuestran en Francia a dirigentes. Ya ocurri a mediados de marzo en la Sony de Pontonx-sur-l'Adour, en las Landas; luego en la 3M de Pithiviers el 26 de marzo. Ms all de estos episodios, la radicalizacin de los conflictos sociales se est volviendo normal en un escenario de desolacin social. Ayer, los representantes del consejo de la fbrica de Continental de Clairoix, que parece que cerrar el ao que viene- 1120 personas se quedarn sin trabajo- abandonaron la reunin con los dirigentes al cabo de diez minutos: la haban organizado a cientos de kilmetros de la fbrica, en un hotel de dos estrellas cerca del aeropuerto de Niza, para evitar las manifestaciones. Ayer, por medio de una sentencia se suspendi el cierre, y se pidieron aclaraciones a la direccin alemana.

Nicolas Sarkozy recibi fuertes protestas en la visita a Chatellerault donde habl de "medidas adoptadas para encarar la crisis": pero el presidente no se percat de nada, ya que unos mil agentes de polica haba bloqueado la ciudad para contener y mantener lejos las manifestaciones de protesta en las que participaron tambin numerosos estudiantes, en una regin muy afectada por las crisis. Hubo nueve detenidos. En Gandrange, en Mosella -otra regin destrozada por las crisis industrial- donde hace un ao Sarkozy haba prometido una intervencin para evitar el cierre de la acera (hasta haba prometido ir de vacaciones con Carla) los obreros de Arcelor-Mittal se manifestaron tristes: la fbrica cerr ayer definitivamente, despus de haber despedido a 575 obreros.

Crece la exasperacin, alimentada por las noticias diarias sobre los bonus, los paracadas de oro y las stock option que acaban en los bolsillos de los dirigentes: ayer la polmica se centr en la "pensin" de Daniel Bouton, antiguo presidente de la Socit Gnrale (la del escndalo del trader Kerviel), que recibir al parecer un cmodo emolumento por valor de un milln de euros anuales durante su vejez. El gobierno eman un decreto para limitar los bonus, pero la moderacin afecta slo a los seis bancos que recibieron ayudas estatales y a las dos casas automovilsticas (Peugeot y Renault), y adems fija como lmite temporal finales de 2010.

Ayer explot un escndalo de evasin fiscal que afecta a Adidas, Michelin y EDF, que tienen fondos en Lichtenstein. Crece la exasperacin porque los ciudadanos tienen la sensacin de que "la crisis no es cosa de todos", segn explica a Le Monde Jean-Michel Denis, de los centros de estudio del empleo. Los trabajadores sienten que "no tienen nada que perder, ni nada que ganar", analiza un sindicalista para explicar las reacciones extremas de los secuestros de dirigentes. "El secuestro es una accin detestable, testimonio de la exasperacin de los trabajadores y seal de ausencia de dilogo social", segn Patrick Devedjian, inexistente ministro de Relanzamiento.

http://www.ilmanifesto.it/archivi/fuoripagina/anno/2009/mese/03/articolo/645/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter