Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-04-2009

La mutacin del capitalismo

Edgar Borges
Rebelin


Mucho se dice que el sistema capitalista est en crisis;  los ms optimistas (desde la otra acera ideolgica)  ya celebran  la  cada de la estructura consumista. Sin embargo, si analizamos  el  asunto a fondo, podramos pensar que el capitalismo simula estar en terapia intensiva cuando en realidad se prepara para mutar hacia un estado de dominio peligrosamente superior.

 Desde que surgi la repentina crisis econmica global he credo que se trata de una mentira dirigida. No puede ser de gratis  semejante  invocacin al caos. Es sencillo suponer que la promocin de la crisis slo la compran (y padecen) los pueblos; ingenuo sera creer que los grandes inversionistas no tomaron las precauciones a tiempo, mucho antes de que la crisis fuese noticia (las 24 horas de todos los das).

 Sospecho que el capitalismo derrumbar su funcionamiento global tal y como lo conocemos. Y luego, ante nuestra memoria dormida, surgir convertido en una red de consumo virtual. S, suena a novela de ciencia ficcin. Incluso, se parece mucho a la trama que George Orwell describe en su novela 1984. Es la sociedad vigilada por el omnipresente Gran Hermano. Se trata de la autentica dictadura planetaria;  el triunfo del pensamiento nico sobre la particular voluntad de cada individuo. Y todo hecho por obra y gracia de la legalidad democrtica.

 Algunos estudiosos han asociado la historia de Orwell con cualquier dictadura clsica (casi siempre sealando al rojo como el monstruo que viene); no obstante, como suele ocurrir con las obras artsticas, su trascendencia permite mltiples interpretaciones. Como por ejemplo la que relaciona el contenido de la novela con el tiempo presente que atravesamos. El control mental de los individuos (aniquilacin de la memoria y del libre pensamiento); la educacin totalitaria (sistematizacin a conveniencia del mercado) y erradicacin de la intimidad (la vida privada como espectculo). Estos temas circulan por 1984, pero tambin rondan por estos das.

 No hace falta mucha imaginacin para suponer que se est tramando la instauracin definitiva de un mundo virtual. La crisis podra ser simplemente una oportuna excusa para dar el gran salto. Cada vez ms nuestra vida la vivimos desde internet. Slo falta que las estructuras del poder global se muden radicalmente del espacio exterior y operen exclusivamente desde la Madre Red (seores a simular la vida a travs del ordenador o del mvil: pero no se olviden de pagar, a pagar, quin no pague est fuera de la red). Para entonces, cuando se concrete el juego del sistema (o la vida que no era vida), los trabajadores cumplirn las funciones desde la privacidad del hogar; incluyendo el cobro de salario mnimo, el pago de todos los alquileres, los crculos afectivos y las diversiones intelectuales o de aventuras.

 Quiz terminen coexistiendo dos mundos en paralelo. Las funciones de las mayoras sern ordenadas y obedecidas en el virtual, mientras, en el real (el de la calle), los grandes recursos quedarn bajo el implacable cuidado de unos pocos.

 Que nadie se confunda. No es la sinopsis de una nueva novela. El capitalismo no est en agona, slo prepara su gran mutacin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter