Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2009

La frmula de los dos Estados, una manzana envenenada

Mara Jos Lera
Rebelin


Estados Unidos reiter hoy su apoyo a la solucin de dos Estados en el conflicto entre Israel y Palestina (1 de Abril de 2009). La Unin Europea advirti el viernes al primer ministro designado de Israel, Benjamin Netanyahu, que los vnculos con su pas se vern afectados si no acepta las peticiones palestinas para una solucin "de dos estados" al conflicto en Oriente Medio (Reuters, 27 de Marzo, 2009).

Estas y otras noticias confirman el apoyo Internacional a la solucin de los dos Estados, y especialmente enfatizado ante las ltimas declaraciones de Lieberman (Ministro de Exteriores de Israel, recientemente nombrado) que explcitamente rechaza los acuerdos de Anpolis basados en esta solucin. Por su parte, Mahmoud Abbas en nombre de la Autoridad Palestina, tambin sigue defendiendo la solucin de los dos Estados, ya iniciada por l mismo en los acuerdos de Oslo en 1993.Y, por ltimo, Hamas, en voz de Haniye dijo que:

Su grupo no bloquear cualquier intento de establecer un Estado palestino en la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusaln Este. "El establecimiento de un Estado palestino en las fronteras de los territorios ocupados en junio de 1967 es un objetivo nacional conjunto y Hams no ser un obstculo en ese camino" (Efe, 1 de Abril, 2009, www.palestine.org).

Parece que hay discordia pues entre uno nico Estado Israel, o dos Estados independientes, y se ven como nicas alternativas. Las declaraciones de Lieberman de que sobra la gente pero no la tierra, unido a su deseo expresado de tirar una bomba nuclear en Gaza para acabar con Hamas, hace que la solucin de los dos estados sea la mejor percibida. Adems, al ser apoyada por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, -que parece que representa a los palestinos-, por EEUU y la UE, hace que internacionalmente se est viendo esta posibilidad como una ltima oportunidad.

Pero veamos en qu consiste la propuesta de los dos estados para saber qu esconde. El documento A last chance for a two-state israel-palestine agreement, (una ltima oportunidad para el acuerdo de los dos estados) ha sido elaborado por el US Middle East Project, para que desde la Casa Blanca se haga una mediacin intensa, dirigida a conseguir los dos estados. El documento est firmado por 10 personas muy influyentes y con muy alta reputacin en el mundo de las Finanzas, la Administracin estadounidense, y las Relaciones Exteriores; de hecho el primer firmante es Zbigniew Brzezinski (mano derecha de Obama). El 26 de Marzo fue publicado un artculo de opinin en el New York Times, destacando las bondades de este informe, en el que citan como novedad la necesidad de contar con Hamas para solucionar el conflicto (R. Cohen. The Fierce urgency of peace, New York Times, 26 de Marzo, 2009).

El documento presenta un resumen ejecutivo y tres pasos claves para poder llevar a la prctica dicha solucin. Veamos estos pasos claves:

  1. Presentar una clara visin desde EEUU para que termine el conflicto Israelo-palestino. La disputa entre ambas partes es demasiado profunda y las diferencias de poder son tan enormes, que no pueden resolver el conflicto sin la actuacin de EEUU.

Este primer punto reconoce que el conflicto es profundo y las diferencias entre las partes increblemente desproporcionadas. Pero justamente el reconocimiento de estas particularidades, de profundo desequilibrio y prolongado sufrimiento en el tiempo, no les lleva a recontextualizar la situacin y definirla como violencia. Todo lo contrario, es utilizado para fundamentar que la resolucin de este conflicto implica la actuacin de EEUU, como un espectador determinante para facilitar una solucin.

Para cualquier ser humano medianamente informado del tema (y no hace falta ser experto en resolucin de conflictos) un agente como EEUU que lleva proporcionando a Israel armas, dinero, y toda la ayuda posible para que siga matando a palestinos durante tanto tiempo, no puede ser precisamente un facilitador de ninguna solucin, cuando es parte importante del problema.

Algo va mal, y sigue yendo mal, pero la solucin es ms de lo mismo. Ms actuacin necesaria desde EEUU para solucionar el conflicto, aceptando como exitosos todos los acuerdos anteriores. Los cuales han dejado, adems de mucho sufrimiento palestino, segn el informe, los siguientes puntos que necesitan de ms atencin:

2.- Estimular las negociaciones Siria-Israeles para transformar fundamentalmente la regin y en ltima instancia separar a Damascus de su difcil socio estratgico Irn.

No se habla de negociar los Altos del Goln, terreno Sirio ocupado por Israel, y no inocentemente, se incluye aqu gran cantidad de aguas y recursos naturales. La poblacin que all vive se considera siria, son los drusos de los Altos del Goln, que se niegan a tener ciudadana israel, y sobreviven como pueden a la ocupacin constante militarizada. De esto no se habla, sino exclusivamente del objetivo, conseguir que Siria se separe de Irn.

En pginas posteriores s proponen un pacto, Siria obtiene el territorio e Israel el agua, con todos los derechos a entrar, y con la multifuerza militar controlando el territorio. A cambio se le pide a Siria que corte sus lazos con potencias enemigas (Irn) y que colabore para que Hamas y Hezbollah se vuelvan moderados (pag. 13).

3- Una posicin ms pragmtica hacia Hamas y al Gobierno de Unidad Palestino: parte palestina, unida, legitimada y poderosa para negociar con Israel, y es de importancia para poder conseguir cualquier acuerdo e implementarlo.

Bsicamente se dice que se acepta a Hamas, siempre y cuando permita que la Autoridad Palestina siga actuando como lo hace, y llegue a estos acuerdos. No obstante aade una verdad, Hamas is simply too important and powerful to be ignored (pag 6) (Hamas es simplemente demasiado importante y poderoso para ser ignorado). Y lo consideran para que no aumente su poder, pero lo anularn de otra manera (como ya hacen, con prisioneros, torturados, asesinados, bombardeados, sin ayuda humanitaria, en fin el mayor campo de exterminio del mundo, y an as son peligrosos).

Finalmente, cesar de desanimar para la reconciliacin nacional de Palestina, y dejar claro que se apoya a un gobierno que acepte el cese al fuego con Israel, acepte al Presidente Mahmoud Abbas como el gran jefe negociador, y que se asegure por referndum que un futuro acuerdo no ser boycoteado ni sancionado (pag. 6).

Es decir, Gobierno de unidad s, pero como Mahmoud Abbas como nico interlocutor, a pesar que su mandato expir el Enero de 2009, dejando pues totalmente al margen la capacidad de decidir del Pueblo Palestino. Los gobiernos extranjeros deciden el presidente y lo ponen como condicin para negociar.

Se exige el cese al fuego solo por una parte, curioso. Despus de dejar mas de 1434 asesinados por Israel en Gaza, frente a 3 dudosas muertes perpetradas por los palestinos, an se habla de cese al fuego por quines dudosamente suponen un peligro mortal, y se ignora a quien impunemente lleva batiendo rcords de nios y padres asesinados en el menor nmero de das (388 nios en 23 das, y 1346 hurfanos).

Se aaden adems una serie de propuestas polticas (pag 7), que bsicamente se centran en la lucha contra el Islam, siendo Irn y Hezbollah los verdaderos agentes del eje del mal (siguiendo con el discurso del choque de civilizaciones). Y propuestas concretas que de una u otra manera mantiene la ocupacin. El problema de los refugiados ser para los palestinos, que tendrn que acomodarlo en las tierras que le hayan dejado, con el apoyo de los pases rabes que deber ser absoluto (pag. 12).

Finalmente hay una seccin que analiza los problemas que se pueden encontrar para llevar a cabo este plan. Y para terminar un extenso anexo para asegurar la seguridad israel (valga la redundancia) (pag. 14-16).

El documento est aqu, en ingls. La traduccin no es fcil, pues una de las estrategias de los sionistas es el juego del lenguaje.

http://www.usmep.us/bipartisan_recommendations/A_Last_Chance_for_a_Two-State_Israel-Palestine_Agreement.pdf

Conclusiones

Palestina, siguiendo la propuesta de los dos Estados, terminar ocupada como Afganistn e Irak, por tropas de la ONU, y de la OTAN, que acompaarn a los soldados israeles. Todas las fuerzas imperiales para controlar a los desarmados palestinos. El documento ignora la situacin de los palestinos an en su tierra, hoy Israel, los llamados rabes-israeles, a los cuales Lieberman propone expulsarlos a Cisjordania o Gaza.

La solucin de dos estados se entiende como parte de un plan organizado por fases dirigidas a conseguir el objetivo final de Israel: un nico Estado judo y slo para judos, desde el ro Jordan hasta el Mediterrneo (las dos franjas azules de su bandera).

Esta solucin de los dos Estados se fundamenta en la existencia de un conflicto entre Israel y Palestina, considera en la misma posicin a vctimas y a verdugos, y exige an ms a quienes todo lo han perdido. Sigue siendo una solucin que slo beneficia a Israel, sin reconocimiento de los crmenes y robos cometidos. Curiosamente en el texto se hace referencia a dejar la posicin en la que todos pierden para pasar a una fase en la que todos ganan. Es interesante ese todos pierden, a pesar que solamente vemos prdidas en el lado palestino, por una frmula en la que todos ganan, donde el mayor beneficiario vuelve a ser Israel (pg.8).

Sin embargo, la cuestin Israel-Palestina NO es un conflicto, sino una OCUPACION, una violacin permanente de todos los derechos de las personas que all han nacido, y que se prolonga por ms de 60 aos. Es decir, desde cualquier anlisis en trminos de relaciones, esto es VIOLENCIA; y ante una situacin de violencia lo primero que hay que hacer es pararla, detenerla, y no seguir alimentndola con ms armas, poder, dinero y tiempo, mientras las vctimas agonizan esperando la ayuda internacional.

Curiosamente el ttulo verdadero del documento es Two States: addresing Israel security challenges. (Dos estados: hacia las exigencias de seguridad de Israel), que aparece cuando se ven las propiedades digitales del mismo. Y esto es realmente el documento: la ltima oportunidad para garantizar la seguridad de Israel, los Dos Estados, y que debera ser entendida como la primera oportunidad del Pueblo Palestino para rechazarlo y exigir lo que por derecho le corresponde, SU TIERRA, y el derecho a restituir la memoria de los suyos, ya mancillada desde antes de 1948.

Desde una perspectiva cientfica, humana, justa y equitativa no se puede pedir otra cosa que UN UNICO ESTADO. Edward Said, en 1999, seal que el Estado binacional, se llamara como se llamara, Israel o Palestina, era, aun a largo plazo, la nica salida del conflicto.A largo plazo es la nica [solucin] posible, pues es la nica justa y equitativa, y por ello la nica que garantiza la paz. Para llegar a ella, es ineludible que Israel reconozca su responsabilidad en el sufrimiento palestino y ofrezca algn tipo de reparacin, quiz a travs de una comisin de la verdad y la reconciliacin como la que hubo en Sudfrica (E. Said,El Pais, 25 de Septiembre, de 2008).

Slo de esta manera se tendra garantizado el derecho al retorno de todo refugiado; slo que una solucin as pasa por aceptar la realidad y definirla en sus justos trminos: violencia, ocupacin y apertheid. Y esto nos lleva a la situacin de Sudfrica; fue la nica solucin posible, una persona, un voto, y ser la nica solucin en Palestina.

La propia Autoridad Palestina, reconoci en Agosto de 2008 que "Si Israel contina estando en contra, la conduccin palestina pedir para su estado un solo estado binacional", agreg [que] Israel siempre se opuso a esa solucin, afirmando que absorber a millones de palestinos podra comprometer su caracterstica de estado de mayora juda. (Ahmed Qrea, La tercera, 10 de Agosto de 2008)

La solucin de los Dos Estados que ofrecen la ANP, EEUU y UE es una manzana envenenada para continuar con la exterminacin del pueblo palestino. Y que en estos momentos nos impide ver la nica solucin al problema: la indivisibilidad de una tierra, y la necesidad de reconocer los derechos de todo un pueblo, incluyendo a todos los refugiados -los del 1948, los de 1967, los actuales, los que viven en campos de refugiados (fuera y dentro de Palestina), y los que sobreviven en Israel-. Todos son palestinos, y todos tienen su derecho a vivir en su Tierra, y nadie tiene el derecho de decidir por ellos, algo que nunca se ha contemplado pero que en algn momento habr que poner sobre la mesa.

Mientras, la decisin de apoyar la solucin de los Dos Estados tiene bloqueadas las negociaciones del Gobierno de Unidad Nacional Palestino, condiciona la colaboracin de Egipto, es una condicin sine qua non para poder disfrutar de las ayudas econmicas recientemente aprobadas en la Cumbre de Egipto, y que an no se han puesto en marcha, y probablemente est condicionando el aislamiento y asedio de Gaza. O se acepta esta solucin, o parece ser que no hay otra.

Ha llegado el momento que sean los palestinos quienes hagan sus propias propuestas, de manera independiente a las realizadas por Israel (un nico Estado solo para judos), y a las expresadas por sus socios EEUU y UE (dos Estados con muchas condiciones). Es necesario que el Pueblo Palestino tenga su propia agenda, planteando la mejor solucin para todos sus problemas; y esto es algo a lo que realmente teme tanto Israel como sus socios. Y especialmente en estos momentos, en los que la sociedad civil a nivel mundial expresa de todas las maneras posibles su solidaridad con el Pueblo Palestino, y apoya una solucin que sea justa y equitativa, que permita restaurar los derechos de este pueblo histricamente violado y maltratado.

Mara Jos Lera

Dra. Psicologa

Profesora Universidad

5 de Abril, 2009



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter