Portada :: Economa :: Londres: G-20 al rescate del capitalismo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2009

Reunin del G 20
La buena y la mala evasin fiscal

Jean-Claude Paye
Rebelin

Traducido del francs para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


El G20 present un programa de 1.100.000 millones de dlares destinado a apoyar el crdito. Sin embargo, no se anunci ningn plan de relanzamiento global. El objetivo no es provocar un relanzamiento de la mquina econmica por medio de un aumento de la demanda de los hogares, sino promover una redistribucin de ingresos, principalmente hacia el sector bancario. Este proceso se acompaa de una jerarquizacin cada vez mayor del sistema financiero internacional. Lo esencial se ha centrado en la lucha contra los parasos fiscales. La accin se basa en tres listas que acaba de establecer la OCDE. La primera, la lista negra, slo comprende cuatro Estados, como Costa Rica y Uruguay, pases que no tienen ninguna relacin de fuerza a nivel internacional. La segunda, la lista gris, incluye a los pases que tiene que hacer esfuerzos en materia de cooperacin fiscal y comprende a Suiza y Luxemburgo. La tercera, la lista blanca, la de los pases cooperativos, comprende a Reino Unido y a cuatro de sus territorios dependientes: Jersey, Guernesey, la isla de Man y las Islas Vrgenes. Evidentemente, Estados Unidos pertenece a esta ltima y ello sin nota alguna referente a las prcticas opacas de Estados como Delaware o Wyoming.

La ofensiva se ha centrado en el secreto bancario presentado como el medio privilegiado para la evasin fiscal. Sin embargo, actualmente la mitad del mercado offshore se concentra en los trusts, unas creaciones jurdicas anglosajonas que no necesitan el secreto bancario para poder ponerse al abrigo del fisco. Ya no se trata de un mercado de la discrecin bancaria, sino del de las tcnicas jurdicas en ingeniera fiscal.

El trust es un vehculo de derecho anglosajn que permite a una persona adinerada despojarse de su fortuna para no aparecer como el propietario a ojos del fisco. Si es discrecional e irrevocable, el banco que abre la cuenta no puede exigir la identidad del beneficiario. Una persona que ha constituido este trust en el extranjero no es gravada en absoluto porque ya no es considerada propietaria de sus bienes. Por lo que se refiere al beneficiario del trust, que en principio es imponible, no se exige su identidad cuando se abre la cuenta.

Las islas de Jersey y Guernesey, ambas territorio britnico, son unas jurisdicciones especializadas en la constitucin de trusts. Tambin es el caso de Delaware y las islas del Caribe, que sirven de refugio al dinero gris procedente de Estados Unidos, al igual que Miami, que acoge en Estados Unidos a los capitales americanos que quieren escapar al fisco de sus pases de origen. Singapur cumple la misma funcin tratando las fortunas asiticas o europeas.

Los bancos anglosajones slo conservan informacin sobre el contratante, el trustee, la sociedad de gestin y de administracin del trust, lo que en la prctica les permite obtener una opacidad total de la persona quiere escapar del fisco. As llegan a una confidencialidad an mayor sin secreto bancario en el sentido formal del trmino.

El objetivo principal de este G20 es Suiza, uno de los principales centros financieros mundiales. De hecho, se trata de una reorganizacin del sistema financiero internacional a su costa.

Estados Unidos y sus satlites de las islas del Caribe, as como los centros offshore bajo pabelln britnico controlan cada uno de ellos un mercado del dinero gris casi igual al de Suiza. Tras la ofensiva estadounidense Suiza, que todava detenta el 27% del mercado mundial del ahorro mundial administrado fuera del lugar de residencia, podra perder rpidamente terreno a manos de sus principales competidores: Reino Unido y sus islas anglonormandas, la isla de Man y Dubln que tratan el 24% de estos capitales, as como Nueva York, Miami, las islas del Caribe y Panama que detentan el 19% de los 7.300.000 millones de dlares situados fuera de las fronteras. La mitad de esta cantidad no se declarara.

Tras la amenaza de inscribir a Suiza en la lista de los parasos fiscales de la OCDE, este pas ha abierto una brecha en su secreto bancario. Va a consentir al intercambio de informacin, pero caso por caso en respuesta a peticiones concretas y fundadas de las administraciones fiscales de terceros pases. Luxemburgo y Austria, los dos ltimos miembros de la Unin Europea que desean conservar su secreto bancario, han hecho lo mismo. Sin embargo, nunca se ha planteado incluir en esta lista a Estados de Estados Unidos, como Delaware cuyas LLC (Limited Liabilities Compagnies, Compaas de Pasivos Limitados) estn libres de toda forma de imposicin.

Situada en el contexto de la crisis financiera, esta operacin bajo la hegemona estadounidense de lucha contra el fraude fiscal parece un intento por parte de los Estados de recuperar unos capitales destinados a financiar en parte las ayudas consentidas a los bancos y aseguradoras. Sin embargo, no se llama a todos los defraudadores del fisco a aportar su contribucin, ya que los ms acomodados siempre tendrn la posibilidad de apelar a la ingeniera fiscal para escapar a los impuestos. Esta operacin de sustraccin fiscal se les facilitar an ms si sitan sus capitales en centros offshore estadounidenses o anglosajones, en territorios situados bajo el control directo de la potencia dominante.

* El socilogo belga Jean-Claude Paye es autor de El final del Estado de derecho. Editorial Hiru, Hondarribi, 2008

















Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter