Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-04-2009

El estado de Jalisco retoma la construccin de una carretera que partir en dos el territorio indgena
El pueblo huichol, de nuevo amenazado

Conchi Pieiro
Diagonal


Una batalla que pareca ganada vuelve a cobrar actualidad ante el levantamiento de las restricciones que haban frenado la construccin de una va que generar un grave impacto medioambiental y social.

Hace un ao, la comunidad indgena Huichola de Santa Catarina Cuexcomatitln (Tuapurie, municipio de Mezquitic) se hallaba inmersa en un proceso de intensa movilizacin para defender su territorio frente a la amenaza de la carretera Bolaos- Huejuquilla el Alto. Su construccin haba comenzado sin contar con los permisos necesarios, violando normas de la legislacin mexicana e internacional, en particular, el Convenio 169 de la OIT (ver DIAGONAL n 75). Gracias a una asamblea permanente de varias semanas en la zona de las obras en la que tomaron parte ms de 900 indgenas y a las gestiones de diferentes ONG, los huicholes lograron suspender la ejecucin de la va, mediante la prohibicin de distintos tramos de la carretera.

Esto oblig a las empresas constructoras contratadas por el Gobierno de Jalisco a frenar los trabajos, evitando un enorme dao en esta zona de alto valor ecolgico de la Sierra Madre occidental.

Ahora se han levantado esas restricciones que pararon la obra, pero la situacin legal no ha cambiado: el proyecto no cuenta con el cambio de uso del suelo que necesita (sigue como suelo forestal) ni con la autorizacin de la comunidad huichola, que es la autntica propietaria de los terrenos, y no el Gobierno de Jalisco. Es decir, insiste la comunidad, el proyecto de esta carretera, que amenaza con atravesar el territorio indgena, sigue siendo ilegal.

En este ao de lucha, numerosas voces se han manifestado en apoyo a los huicholes. Dos relatores especiales sobre la situacin de los pueblos indgenas de la ONU han pedido al Estado mexicano que provea a esta comunidad de mecanismos para mantener intactos sus territorios. Adems, la Cmara de Diputados de Mxico aprob dos resoluciones para solicitar informacin a las autoridades ambientales por las irregularidades en los estudios de impacto ambiental, y a la Comisin Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indgenas acerca de la falsificacin de documentos en los que supuestamente la comunidad autorizaba el proyecto.

El pueblo huichol sigue sufriendo numerosas presiones para que se lleve a cabo la infraestructura, a la que se opone de manera frontal, como muestra uno de sus ltimos comunicados, en el que asegura que no conceder la posesin [de la tierra] a representantes del Estado ni a las empresas constructoras que operan ilegalmente a su amparo y bajo sus instrucciones, ni solicitamos ni consentimos el cambio de uso del suelo forestal en nuestras tierras.

El pueblo huichol, que cuenta con unas 18.000 personas en un territorio de ms de 400.000 Ha, reclama la clausura definitiva de la obra, que no slo alterara una forma tradicional de funcionamiento comunitario sino que amenaza un territorio con una gran biodiversidad y que est protegido por cuatro figuras de conservacin ambiental. Desde hace meses, diversas ONG se estn organizando junto a la comunidad huichola para paliar los efectos de las obras como la tala ilegal de cientos de robles, pinos y encinas.


https://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article7606



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter