Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-04-2009

Por qu no se habla de las bombas nucleares de Israel?
Hipocresa de EE.UU. sobre Corea del Norte

Jeremy Scahill
RebelReports/ICH

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El gobierno del presidente Obama presiona por represalias diplomticas, tal vez mediante ms sanciones contra Corea del Norte, despus del lanzamiento al espacio de un cohete por Pyonyang. Hay informes contradictorios sobre el xito del lanzamiento. Corea del Norte dice que el cohete portaba un satlite, que ahora orbita alrededor de la tierra. Es lo que publican los medios estatales del pas, que segn las informaciones transmiten canciones patriticas e imgenes de Kim Jung Il, alabndolo por el lanzamiento. EE.UU., por su parte, dijo que el cohete no lleg a su rbita, y cay en el Ocano Pacfico. Segn el New York Times, Funcionarios y analistas en Sel dijeron que el cohete del Norte, identificado por funcionarios estadounidenses como un Taepodong-2, vol por lo menos 3.200 kilmetros, duplicando el alcance de un cohete anterior probado en 1998 y aumentando su potencial para disparar un misil de largo alcance.

Hay desacuerdo en el Consejo de Seguridad sobre si Corea del Norte viol alguna resolucin de la ONU, con EE.UU. de un lado y Rusia, respaldada por China, del otro. El gobierno de Obama ha calificado el lanzamiento de acto provocativo. Pensamos que el tema no es lo que fue lanzado; el hecho de que haya habido un lanzamiento utilizando tecnologa de misil balstico es en s una clara violacin, dijo la embajadora en la ONU, Susan Rice, quien presiona por ms sanciones contra Corea del Norte en el Consejo de Seguridad. Funcionarios chinos dijeron que Corea del Norte, como otras naciones, tiene derecho a lanzar satlites. Todo Estado tiene derecho al uso pacfico del espacio exterior, dijo el enviado adjunto ante la ONU de Rusia, Igor N. Shcherbak.

Obama us el lanzamiento en su principal alocucin en Praga, que ha sido caracterizada de discurso antinuclear. Las reglas deben ser vinculantes, dijo respecto al lanzamiento norcoreano. Las violaciones deben ser castigadas. Las palabras deben significar algo.

Muchos pases en todo el mundo ciertamente ven la hipocresa en la posicin del gobierno de Obama respecto a Corea del Norte. Israel ha sido repetidamente condenado por la ONU por su ocupacin de tierras palestinas. Adems, tiene cientos de armas nucleares con clculos que van de 200 a 400 ojivas. Lo que es ms, Israel y EE.UU. estn en la misma liga que Corea del Norte en el pequeo grupo de naciones que se han negado a ratificar el Tratado de Prohibicin Completa de los Ensayos Nucleares. Otras naciones incluyen a: China, Egipto, India, Indonesia, Irn, y Pakistn. En su discurso de Praga, Obama dijo que su gobierno buscar de inmediato y agresivamente la ratificacin por EE.UU., diciendo: Ms de cinco dcadas de conversaciones, es hora de que los ensayos de armas nucleares sean finalmente prohibidos.

Todo esto debe ser mantenido en contexto mientras la crisis con Corea del Norte se sigue desarrollando. La hipocresa sobre el tema nuclear igualmente elimina la credibilidad que EE.UU. pueda tener en su condena de Corea del Norte, o de Irn. La actividad nuclear y de misiles balsticos plantea una verdadera amenaza, no slo para EE.UU., sino para los vecinos de Irn y para nuestros aliados, dijo Obama en Praga. Obama utiliz a Irn para justificar un controvertido sistema de misiles centroeuropeo, diciendo: Mientras persista la amenaza de Irn, seguiremos adelante con un sistema de defensa de misiles que es rentable y probado. Obama no mencion ni una sola vez a Israel en su discurso y nunca ha reconocido la existencia de su sistema de armas nucleares. Tal vez Obama debiera consultar a naciones rabes y musulmanas de la regin para que opinen cul pas consideran plantea la mayor amenaza nuclear.

Y nunca hay que olvidar el siguiente hecho histrico, hay que reconocer en su honor que fue aceptado por Obama: Una sola nacin en el mundo ha utilizado armas nucleares EE.UU.

En una declaracin, Peace Action, salud cuidadosamente algunas de las posiciones de Obama bosquejadas en Praga, pero dijo: La declaracin del presidente Obama de que es posible que un mundo [libre de armas nucleares] no pueda ser logrado durante su vida es muy desilusionadora. Obama puede y debiera anunciar el inicio de negociaciones sobre la eliminacin global de armas nucleares. Del mismo modo, su promocin de la energa nuclear, de bases de defensa de misiles en Polonia y en la Repblica Checa y su escalada de tropas en Afganistn, representan todas acciones en la direccin equivocada.

------

Jeremy Scahill es autor del xito de ventas del New York Times: Blackwater: The Rise of the World's Most Powerful Mercenary Army. Actualmente es Puffin Foundation Writing Fellow en el Nation Institute.

2009 RebelReports

http://informationclearinghouse.info/article22357.htm





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter