Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2009

En quiebra los principales diarios del mundo

Ins Hayes
America XXI


Derrumbe

No es primicia que los principales voceros del capital internacional estn en bancarrota. En Estados Unidos, diarios centenarios se despiden de sus lectores para siempre dejando en la calle a miles de trabajadores. Las acciones de los emporios mediticos se desploman en las Bolsas. Ciudades enteras se quedan sin peridicos impresos. Desesperados, algunos medios deciden pasar a Internet y cobrar por la lectura de sus artculos. El grupo espaol Prisa, editor de El Pas, ha perdido en este ltimo perodo el 95% de su valor burstil: una accin suya vale menos que un diario. En Amrica Latina, aunque los empresarios nieguen los efectos de la crisis, sus ecos ensordecen a los trabajadores de todo el continente que ven reducidos sus salarios y desconocidos sus derechos laborales. La prensa del capital corre la suerte del sistema al que sirve.

La quiebra de los principales diarios del planeta es noticia desde mediados de 2008. Los grandes voceros del capital internacional caen como piezas de domin dejando fuera del tablero a miles de trabajadores en todo el mundo.

A principios de marzo, la empresa editorial McClatchy Company, propietaria de 30 diarios, entre ellos el Miami Herald, anunci que proyecta eliminar 1.600 puestos de trabajo, equivalentes al 15% de su fuerza laboral.

La cada en las ventas publicitarias, producida por la crisis mundial del capitalismo, reducir enormemente la tirada del Miami Herald, una de las puntas de lanza ms filosas del imperialismo contra Cuba. Nacido en 1903 como Miami Evening Record, ha ganado numerosos premios Pulitzer y, aunque tiene una tirada diaria de 210 mil ejemplares, 175 trabajadores perdern su trabajo y el resto ver recortado su salario.

La compaa, que tambin es duea del peridico The Sacramento Bee, planea una reduccin profunda de costos para 2009: espera ahorrar entre 100 y 110 millones de dlares y reducir drsticamente su dividendo en un 90%. Como parte de las medidas de ahorro, los ejemplares de Miami Herald se comprimirn a un formato de 44 pulgadas y la edicin internacional dejar de circular.

Al cierre de 2008, la empresa deba aproximadamente 2.040 millones de dlares; la mayor parte de la deuda estaba relacionada con la adquisicin en 2006 de la cadena de peridicos Knight Ridder. Segn inform el presidente y director de la empresa, Gary Pruitt, la reduccin de personal se har a travs de jubilaciones adelantadas e incluir cerca de 30 millones de dlares en costos de cesanta.

"El impacto de las reducciones de empleos en El Nuevo Herald no se corresponde con los beneficios que genera el diario, que ha mantenido creciendo su circulacin en los ltimos cinco aos", manifest Humberto Castell antes de renunciar a su puesto de director de este diario que tambin pertenece a McClatchy Company. El Nuevo Herald, nacido en 1857, es uno de los tres grandes diarios en espaol de Estados Unidos. Tras 25 aos de trabajo en el medio, el subdirector del peridico, Anthony Espetia, anunci tambin que dejar su puesto en junio. Adems de la eliminacin de puestos de trabajo, los empleados que ganen entre 25 mil y 50 mil dlares al ao tendrn una reduccin de salario del 5%, y para quienes perciben un salario de ms de 50 mil dlares anuales, la disminucin ser del 10%.

El 18 de marzo, Seattle amaneci sin uno de sus diarios ms importantes: The Post Intelligencer (The P−I). Luego de 146 aos de historia, el matutino de la Corporacin Hearst no llegar ms a las casas de los 117.600 suscriptores diarios que tena; desde ahora, slo podr leerse en Internet. Su cierre deja a la ciudad con un solo diario impreso, su rival The Seattle Times. El peso de la prdida de 14 millones de dlares del ao pasado cae, sin embargo, sobre las espaldas de los 140 periodistas que se quedarn sin trabajo. "Fue un da muy triste para todos los que trabajamos aqu", expres Rita Hibbard, subdirectora del diario al que dedic 25 aos de su vida.

"Todava no he logrado averiguar cmo se puede convertir en dinero un premio Pulitzer", afirm Samuel Zell, propietario de Tribune y Los Angeles Times en declaraciones a la revista Portfolio (entre los dos diarios han recibido 62 de esos premios, considerados por la gran prensa como los Oscar del periodismo).

A fines de 2008, Tribune Company, el segundo grupo meditico de Estados Unidos, propietario adems de The Baltimore Sun, se declar en quiebra por las deudas acumuladas: 12.100 millones de dlares. El gigante meditico pidi ampararse bajo el captulo 11 de la Ley de Bancarrota para reestructurar su deuda. Tribune Co. es tambin propietaria del equipo de bisbol Cachorros de Chicago y del estadio Wrigley Field y maneja 23 canales de televisin; sus principales prestatarios son JP Morgan Chase y Merrill Lynch. Tribune ya ha despedido a cientos de empleados y debe pagar en junio prximo una deuda de 512 millones de dlares (casi 400 millones de euros).

Entre 2007 y 2008, Gannett Company, la editora de diarios ms importante del pas, propietaria de 85 diarios, elimin ms de 8.300 puestos de trabajo y analiza un plan de suspensiones para la mayora de sus 31 mil empleados.

Otro de los gigantes mediticos EW Scripps Company, dueo de 15 diarios y 10 estaciones de televisin, despidi a 400 trabajadores y cerr su peridico Rocky Mountains News dos meses antes de que cumpliera 150 aos.

La empresa que publica USA Today, el diario de mayor circulacin del pas, ech a mil trabajadores en agosto pasado. Otros peridicos estadounidenses como The New York Sun y Baltimore Examiner han saludado a sus lectores para siempre dejando a cientos de trabajadores en la calle.

El efecto domin sacude tambin a gigantes como The New York Times, Wall Street Journal y a las revistas Time y Newsweek. A fines de 2008, The New York Times tuvo que ofrecer su edificio con sede en Manhattan como garanta para pedir un prstamo: necesitaba 177 millones de dlares para afrontar un crdito de 412 millones que vence en mayo.

La falta de anunciantes, la cada de las acciones, de las ventas y de los lectores hace que los medios busquen desesperadamente cualquier accin para salvarse.

Walter Isaacson, ex director de la revista Time y presidente de la cadena CNN ide un sistema en Internet a travs del cual los ciberlectores deben pagar entre 2 y 10 dlares por los artculos que deseen leer. Por su parte, Newsweek, propiedad de The Washington Post tambin apuesta a los poderes de Internet para no sucumbir ante la crisis. Incluso, el famoso Washington Post pas de una planta de 900 periodistas hace seis aos, a menos de 700 en la actualidad.

En enero de 2009, la quiebra lleg hasta The Star Tribune de Minneapolis y a mediados de febrero, las empresas editoriales del New Haven Register de Connecticut se declararon en bancarrota.

Una semana ms tarde, el grupo de prensa Hearst Corporation anunci el recorte de personal del diario San Francisco Chronicle que en 2008 registr prdidas por ms de un milln de dlares por semana. El grupo empresario dijo que su objetivo era reducir costos y evitar el cierre del peridico de ms tirada de la ciudad californiana.

Ni siquiera News Corp, el grupo meditico del australiano Rupert Murdoch, se salva del colapso: el consorcio propietario de The Wall Street Journal y de The Sun acumul prdidas durante el ltimo trimestre de 2008 por 6.400 millones de dlares. Los peridicos estrella The New York Times, The Washington Post, The Chicago Tribune y Los Angeles Times ganan un 25% menos que hace 15 aos.

Jornada nefasta para los matutinos europeos

En el viejo continente las crnicas del colapso no son muy distintas. Prisa, el complejo meditico espaol que edita el diario El Pas tiene una deuda de ms de 5 mil millones de euros. Adems de ser propietario del diario de mayor tirada de Espaa, posee el cotidiano deportivo As, la Editorial Santillana y la mega empresa de televisin Sogecable. Las acciones del grupo cerraron a principios de marzo a 0,99 centavos de euro, menos que el precio de un diario.

Desde los 20,8 euros del ao 2000, cuando las acciones de este grupo salieron al mercado, a los 0,99 centavos de este ao, Prisa ha perdido ms del 95% de su valor burstil.

El consejero delegado del grupo empresario, Juan Luis Cebrin, pidi la intervencin del Gobierno y del Parlamento para evitar la ruina del conglomerado meditico. "Miles de periodistas han ido a la calle o estn amenazados de ser despedidos en las prximas semanas o meses. Los medios de comunicacin tienen problemas para sobrevivir; sta es una cuestin que afecta al contenido de la democracia", dijo Cebrin en el Foro de la Nueva Comunicacin que reuni en Madrid a los directivos de los medios hispanos ms poderosos. La intencin de Prisa de convertirse en un agente poltico contra los gobiernos que en Amrica Latina encabezan un proceso de cambios radicales se desvanece en el aire junto con sus acciones.

El diario El Mundo, principal competidor de El Pas, tambin afronta problemas econmico−financieros que podran significar su quiebra.

Otro de los peridicos espaoles de gran tirada, ABC, registr en febrero prdidas por 43 millones de euros y sus ingresos publicitarios se redujeron un 26%. 220 trabajadores fueron despedidos en el ltimo perodo y se recortaron los sueldos de los directivos. La Razn, propiedad de Editorial Planeta, sigue los pasos de El Mundo y El Pas: ya no toman colaboraciones externas y han acordado con los sindicatos congelar los salarios de los trabajadores.

"En ocho meses 1.850 periodistas quedaron en la calle", informa la Federacin de Asociaciones de Periodistas de Espaa (Fape).

Aunque es el ms golpeado por la crisis internacional, Espaa no es el nico pas europeo en ver cmo sus emporios mediticos se convierten en escombros. Los peridicos britnicos The Times, The Guardian, The Independent, The Finantial Times y The Daily Telegraph pierden diariamente cientos de lectores y avisos publicitarios en toda Inglaterra. En Italia, los medios afrontan el ms profundo derrumbe de la publicidad en 16 aos: las acciones de las 10 compaas ms grandes del pas caen en picada. En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy tuvo que inyectar 765 millones de euros para sostener a la industria meditica. Aun as, Le Monde ha reducido su plantel en un 20% con el despido de 130 trabajadores y jubilaciones forzadas. El peridico Libration, nacido en la primavera del Mayo Francs para desnudar los efectos intrnsecamente inhumanos del capitalismo, fue comprado por el banquero Edouard de Rothschild.

Amrica Latina: malas noticias para los grandes diarios

Aunque en Amrica Latina todava no se han registrado quiebras en los grandes diarios, los efectos de la crisis empiezan a palparse. En Argentina, el grupo La Nacin cerr la revista Cinemana y planea reducir el formato de la Rolling Stone. Si bien desde la empresa afirman que los periodistas de la revista de cine sern ubicados en otras publicaciones, ya ha habido varias cesantas.

"Hay ajustes y despidos encubiertos", dice Edgardo Miranda, prosecretario gremial de la Unin de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba). Hasta el cierre de esta edicin, ms de 50 empleados administrativos del grupo La Nacin estaban en conciliacin obligatoria, analizando si aceptaban los retiros voluntarios propuestos por la empresa.

Clarn, por su parte, mascarn de proa de un poderossimo grupo que incluye el monopolio de la televisin por cable, a estas horas duramente cuestionado por las multinacionales de la telecomunicacin, abri un listado de retiros voluntarios y presiona con los mtodos habituales a los periodistas para reducir su plantel tratando de evitar un conflicto gremial. Otros medios de escassima circulacin en Argentina (tanto oficialistas como opositores que venden entre dos y cuatro mil ejemplares diarios) se mantienen artificialmente por razones polticas y sus trabajadores sienten que en las nuevas condiciones determinadas por la crisis su trabajo est amenazado.

Si bien las quiebras de los grandes diarios estadounidenses y la cada del grupo espaol Prisa aparecen en las primeras planas de La Nacin y Clarn, los matutinos de mayor tirada en Argentina, sus propios problemas econmicos quedan fuera de sus agendas mediticas. Nada dicen de las cadas de sus ventas. El promedio de ventas de Clarn cay por tercer ao consecutivo y no logra que su promedio se ubique por arriba de los 400 mil ejemplares que eran su piso hasta hace tres aos. Luego de un leve crecimiento de 2004 a 2006, las ventas de La Nacin cayeron por segundo ao consecutivo. Su promedio anual de ventas se ubic por debajo de la media obtenida en los ltimos cuatro aos. Los 160 mil ejemplares que hasta hace unos aos eran su piso, se convierten en el mximo de ventas.

En Venezuela, hasta el cierre de esta edicin, no se conocen clausuras de grandes peridicos por razones econmicas. Slo sali de circulacin el vespertino El Mundo para transformarse en un matutino de informacin econmica, abandonando su perfil original de peridico generalista, con peso especial en poltica y sucesos.

El Mundo pertenece a la Cadena Capriles, tambin propietaria de ltimas Noticias (UN), el diario de mayor circulacin del pas.

Ese grupo econmico tiene al frente de UN a un periodista partidario del presidente Chvez, Eleazar Daz Rangel, y tena a un antichavista al frente de El Mundo, Enrique Rondn, lo que puede leerse como una manera de estar bien con Dios y con el Diablo.

La decisin de cambiar el vespertino por el matutino obedece tambin al inters por disminuir los costos de distribucin. Los camiones de la red de distribucin deban circular por las principales ciudades del pas llevando desde Caracas nicamente los ejemplares de El Mundo.

Ahora stos, bajo el nuevo formato, podrn viajar en los mismos camiones que distribuyen UN en la madrugada: dos peridicos de un solo tiro.

Por su parte, el poltico antichavista Teodoro Petkoff se haba anticipado a convertir en matutino su peridico Tal Cual, originalmente vespertino, pues as tambin poda aprovechar la red de distribucin de los peridicos tradicionales, y de paso aumentar el tiempo de vigencia de cada ejemplar, que en el caso de los matutinos es varias horas ms que los vespertinos. Conocedores del sector afirman que en el campo de la distribucin de peridicos qued erradicada hace tiempo la competencia, pues las empresas de distribucin se reparten el pas por zonas determinadas, de modo que todos los peridicos llegan a cada puesto de venta en un mismo camin.

Los coletazos del colapso econmico mundial se sienten tambin en Paraguay. La circulacin de los principales peridicos se ha retrado. Segn un estudio de Auditores Publicitarios, empresa que releva el mercado publicitario para la Cmara de Anunciantes de Paraguay (CAP), entre enero de 2008 y el mismo mes de 2009 se registr una baja del 4,5% en la inversin publicitaria en revistas, diarios, radios y televisin.

Aunque no se han registrado despidos masivos en el pas, el 90% de los periodistas consultados para una encuesta realizada por el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), manifest no contar con el seguro del Instituto de Previsin Social (IPS). El 30% de los consultados afirm recibir menos del escaso salario mnimo de 1.341.000 guaranes mensuales (unos 259 dlares).

"Existe una evasin escandalosa que histricamente est postergando el bienestar de los compaeros en la tercera edad", expresan los representantes del sindicato de periodistas de Paraguay. "A consecuencia de esta deficiencia casi delictiva, muchos trabajadores no se pueden jubilar porque los patrones descuentan los aportes y no los transfieren al instituto previsional", denuncian los sindicalistas. "Como ejemplo tenemos el caso de los trabajadores del desaparecido diario Noticias, cuya patronal qued adeudando ms de 1.200 millones de guaranes (unos 230 mil dlares al cambio actual), evadiendo cerca de cuatro aos de aportes de los trabajadores. Hasta el momento el Instituto de Previsin Social no inici demanda alguna contra el ex dueo de este malogrado diario, Eduardo ' Bilo' Bo".

Casi como si fuera una respuesta, se escucha la voz de los trabajadores uruguayos: "Si frente a la crisis se toman medidas de apoyo a sectores que arriesgan la competitividad de sus productos en el exterior como el automotriz o el de la industria lctea, por qu no tomar medidas para atender la situacin de la prensa? Vamos a dejar que se recorten los salarios o que los trabajadores vayan al seguro de paro?", se pregunta Vctor Abelando, presidente de la Asociacin de la Prensa Uruguaya (APU).

Desde una visin opuesta, Federico Fasano, director y propietario del grupo meditico Multimedio Plural, integrado por el diario La Repblica, la emisora 1410 AM Libre y TV Libre, declar que la crisis econmica global no ha golpeado las puertas del matutino, segundo peridico de circulacin nacional: "Contrariamente nos ha beneficiado ya que bajaron los precios de los insumos y de la publicidad, y no disminuyeron las ventas de peridicos. No dependemos del poder econmico sino de los lectores".

Segn la mayora de los analistas econmicos uruguayos, los efectos de la crisis van a notarse en el segundo semestre del ao. Las afirmaciones del titular del gremio de prensa parecen poner blanco sobre negro: "Todava no hay despidos o envo de trabajadores al seguro de paro, pero s una importante prdida del salario real, y es frecuente que los sueldos, los salarios vacacionales y los medios aguinaldos se paguen con atraso.

Sabemos que cuando las crisis llegan, los grandes empresarios hacen que los costos se reduzcan por el lado de los trabajadores".

Cada da, miles de trabajadores de todo el mundo se quedan en la calle. Las rotativas funcionan a media mquina y las noticias sobre las quiebras y los cierres de los principales diarios del globo se suceden unas a otras, testigos del capitalismo de papel que se deshace en el aire.

 

- Ins Hayes desde Buenos Aires con informes de Ernesto Villegas desde Caracas, Georgina Rodrguez desde Montevideo y Jorge Zrate desde Asuncin.

Fuente: America XXI, ao VII, No. 48, abril 2009

http://www.americaxxi.com.ve/numeros/0048/index.html



http://alainet.org/active/29824〈=es


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter