Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2009

Una nueva revolucin naranja en Moldavia?

Atlas alternatif

Traducido para Rebelin por Roco Anguiano


Hasta ahora Moldavia era junto con Kaliningrado (que forma parte de Rusia) y Serbia (que espera an a las puertas de la UE y firm recientemente un acuerdo gasstico con Mosc) uno de los tres enclaves con los que Rusia poda contar para presionar a los occidentales en Europa. Es tambin el ms frgil: se trata de un pequeo pas pobre, rural, cuya identidad cultural no est muy marcada (hay muchos rusohablantes, incluso fuera de Transnistria, y el rumano all no es muy acadmico).

El presidente comunista Voronin (en el poder desde 2001) , tras haber jugado durante un tiempo la baza de la adhesin a la Unin Europea, se haba acercado a Mosc, renunciado a la perspectiva de unirse a Rumania, como deseaban los nacionalistas de este pas. Pero ese sueo de unificacin (que en 1991 provoc la secesin de Transnistria, hoy en proceso de reconciliacin con Voronin), un sueo que mezcla el deseo de incorporarse a la Unin Europea con viejos tufillos rusfobos (cuyos peores efectos se manifestaron en los aos cuarenta del siglo pasado) permanece todava vivo, tanto en Chisinau como en Bucarest y as, desde 2002, muchos moldavos han adquirido la doble nacionalidad moldavo-rumana, con el beneplcito del gobierno (sobre todo para facilitar las perspectivas de migracin hacia la Unin Europea).

El domingo pas ado se produjo la victoria del Partido Comunista (en el poder) en unas elecciones legitimadas por la OSCE. Tras el anuncio de los resultados, manifestantes que protestaban contra la victoria del Partido Comunista en las legislativas del domingo penetraron por la fuerza en los despachos de la Presidencia y en el recinto del Parlamento. De repente, la idea de que poda tratarse de una revolucin de colores manipulada desde el exterior, como en Ucrania o en Georgia, tom forma en la mente de los observadores. Un diputado ruso, Vladmir Pekhtin, propuso llamarla la revolucin de las lilas. Reuters informaba ayer de la llegada masiva, en autobuses repletos, de gente de Rumania para apoyar a los manifestantes en Chisinau, una forma de organizar manifestaciones espontneas similares a las de Belgrado, Kiev o Tiflis.

El Presidente moldavo Vladmir Voronin acus a Rumania de estar implicada en los violentos disturbios. Expuls al embajador de Rumania y, acto seguido, aprob la implantacin de un rgimen de visados con este pas (Rumania introdujo un rgimen de visados para los moldavos tras su adhesin a la Unin Europea en 2007). Adems, declar que los responsables de los disturbios de Chisinau haban abandonado el pas y que se haba arrestado a 118 instigadores de los altercados al tiempo que se evitaba reprimir de forma violenta a los estudiantes de colegios e institutos movilizados por los opositores. Los medios de comunicacin atlantistas franceses, empezando por Le Monde, han dado la palabra a los partidarios de los insurgentes. La BBC, que transmite las declaraciones del responsable de su servicio Russie Mark Grigoryan, sin embargo considera que el PC moldavo cuenta con el apoyo popular y que los agitadores tienen pocas posibilidades de salir victoriosos.


Fuente en francs: http://atlasalternatif.over-blog.com/article-30022500.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter