Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2009

La guerra afgana de Estados Unidos
El mundo real frente a la imaginera comercializada de Obama

Marc W. Herold
Rebelin

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


La omisin es la forma ms poderosa de mentira, George Orwell.

Durante la guerra, las noticias deben tener como objetivo, ms que informar, adoctrinar, Joseph Goebbels.

Primero Bush, y despus Obama y sus aliados de la OTAN, han asesinado dos veces ms mujeres y nios civiles que hombres civiles en la guerra afgana de Estados Unidos, Marc W. Herold.

El 31 de marzo de 2009, Jon Stewart, en su Daily Show, anunci que la misin del Comandante en Jefe Obama de Redefinicin Lograda se encontraba en pleno apogeo1. Obama ha inventado y comercializado un nuevo vocabulario ms tranquilizador y polticamente correcto para la ciudadana estadounidense. Pero, como seal Peter Baker del New York Times: El Sr. Obama ha dejado intacta hasta ahora, y a pesar del cambio de palabras, casi toda la infraestructura de seguridad nacional de Bush2. Como documentar a continuacin, en el mundo real, afganos y pastunes de las zonas fronterizas pakistanes estn padeciendo una continuada brutalidad diaria mientras los estadounidenses siguen en gran medida ajenos a la misma, enganchados a todas esas chorradas del S, podemos y El cambio en el que creemos. Como revela una bsqueda en Google, la frase vctimas civiles no existe en el vocabulario de Obama. Los civiles muertos afganos y pastunes han sido sencillamente redefinidos como no existentes.

Con toda seguridad, cuando el incremento de Obama tome fuerza, aumentarn las muertes de combatientes y de civiles (as como los renovados esfuerzos, por parte de EEUU, para redefinir, omitir y suprimir la informacin sobre las mismas). Los medios dominantes estadounidenses seguirn en su mayora constituyndose en socios colaboradores de la manipulacin de las noticias que el Pentgono acometa. En Afganistn no hay muchos que vean perspectivas realistas de paz mientras los soldados extranjeros permanezcan en el pas y los talibanes no tengan incentivos para comprometerse con esa paz al estar en la posicin del ganador3. Entre 17.000-21.000 soldados ms el incremento de Obama- no significan nada en un pas donde los expertos militares estiman que seran necesarios unos 4.500.000 soldados para poder sofocar la resistencia4.

Aunque se prosigue en general con las polticas de Bush, se han introducido algunos cambios oportunistas en la ejecucin de la guerra afgana. La mayora se inspiran en el objetivo de vender mejor la buena guerra al pblico estadounidense. Por ejemplo, con Obama, las fuerzas estadounidenses y de la OTAN estn utilizando menos los letales ataques areos, que son entre cuatro y diez veces ms mortferos para los civiles afganos que los ataques por tierra. Como consecuencia, el total mensual de civiles5 afganos ha descendido moderadamente, a la vez que ha aumentado la cifra mensual de muertos entre las fuerzas ocupantes (Tabla 1).

Aunque Associated Press ha informado que durante los dos primeros meses de 2009 los insurgentes haban matado a 60 personas y las fuerzas dirigidas por EEUU a 100, los datos con los que cuento me indican que los ataques estadounidenses y de la OTAN provocaron la muerte de entre 137-142 civiles afganos (Tabla 1)6.

Tabla 1

Cifras de vctimas civiles afganas (asesinadas por acciones de EEUU/OTAN) y de tropas ocupantes entre octubre 2008 y marzo 2009

 

(1) Muertos civiles afganos

(2) Muertes soldados EEUU/OTAN

Ratio

(1) (2)

Octubre 2008

91-97

19

4,8-5,1

Noviembre 2008

95-138

12

7,9-11,5

Diciembre 2008

41

27

6,8

Enero 2009

84-88

25

3,4-3,5

Febrero 2009

53

24

2,2

Marzo 2009

36-38

28

1,3-1,4

Fuentes: Las cifras de civiles afganos se han obtenido de mi base de datos del Proyecto para el Memorial de las Vctimas Afganas; las bajas de las tropas ocupantes de ICasualties.org, en: http://www.icasualties.org/oef/

Como consecuencia, la ratio de civiles afganos asesinados por cada soldado ocupante muerto una medida de la relativa letalidad de la guerra afgana de EEUU para los civiles afganos en relacin con la de las tropas ocupantes estadounidenses y de la OTAN- ha estado descendiendo de ms de 5 durante los ltimos meses de 2008, a 1,4 durante marzo de 2009. En 2008, esa ratio era de 2,9-3,5, 4,4-5,6 en 2007, y de 3,4-4,0 en 20067. Combatir a la resistencia afgana mediante operaciones por tierra es claramente mucho ms peligroso para las fuerzas extranjeras que acudir a los ataques areos. Al reducir los ataques areos, las fuerzas extranjeras matan menos civiles afganos por ataque pero sufren ms bajas y heridos lo que, a su vez, fomenta la oposicin a la guerra en el pas de donde proceden. Un buen ejemplo lo tuvimos en agosto de 2008 cuando doce soldados franceses resultaron muertos y otros veintiuno heridos, lo que provoc una corriente pblica que cuestionaba el papel de Francia en Afganistn. Las dos terceras partes de los ciudadanos franceses se oponan ya a cualquier implicacin francesa en el conflicto afgano8.

Estados Unidos manipul astutamente a algunos pases de la OTAN en 2004 envindolos a las zonas de combate ms duras (para que asumieran los muertos) en Afganistn, por ejemplo, los britnicos en Helmand, los canadienses en Kandahar, los holandeses y australianos en Uruzgan. Velozmente, las bajas de tropas extranjeras no estadounidenses aumentaron de forma espectacular en trminos tanto relativos como absolutos (Tabla 2).

Tabla 2

Distribucin de muertos de las tropas ocupantes extranjeras en Afganistn

(2004-2008)

Ao

Muertos estadounidenses

Otros muertos tropas extranjeras

Total muertes tropas extranjeras

% en el total de otras muertes

2003

48

9

57

15,8%

2004

52

7

59

11,0%

2005

99

32

131

24.4%

2006

98

93

191

48,7%

2007

117

115

232

49,6%

2008

155

139

294

47,3%

2009*

47

37

84

44,0%

Fuente: ICasualties.org, en: http://icasualties.org/oef/

* Hasta el 8 de abril de 2009

En efecto, como he referido ya, la letalidad relativa de las tropas extranjeras no estadounidenses es mayor que la de los soldados estadounidenses9. La ratio de letalidad (que se define como los soldados muertos por cada 1000 tropas presentes en el escenario de guerra) de las fuerzas ocupantes de la OTAN en 2003 fue 2-3 veces superior a la de las tropas estadounidenses. Los franceses parecan haber entendido la dinmica y anunciaron que a finales del ao 2006 retiraran del sur y del este de Afganistn (donde estaban desplegadas desde julio de 2003) sus 200 tropas de combate de las Fuerzas Especiales.

Tabla 3

La letalidad relativa de las tropas que combaten en Afganistn

(2006)

Estados Unidos

4,45

Gran Bretaa

6,3-9,8

Canad

14,4

OTAN

5,0-12,9

Soviticos (aos dcada 1980)

12,5

El nivel de letalidad de las fuerzas ocupantes estadounidenses es en la actualidad mucho ms alto de lo que sugieren las cifras expuestas arriba. La razn se debe al fenmeno de larga cola, segn se aplica al ejrcito estadounidense (la cifra de personal de apoyo la cola- necesario para apoyar a las tropas de combate el diente-). La cola se ha visto tambin en gran medida alargada en cuanto que el ejrcito estadounidense ha subcontratado a contratistas privados (por ejemplo, Halliburton-KBR, Dyncorp, Triple Canopy, Blackwater, Executive Outcomes, etc.) para servicios de apoyo (aparejando todo tipo de problemas que tienen que ver con la ausencia de supervisin, corrupcin, sobrefacturacin, etc.). Esos subcontratos se han llevado a cabo no tanto por consideraciones de costes como por un deseo de reducir las vctimas militares, que en Estados Unidos suelen ser polticamente costosas.

En lo que se refiere a las vctimas civiles afganas, funciona a pleno rendimiento una compensacin mortal. En tanto que se produzcan menos ataques areos, muy letales, va a haber ms ataques, menos mortferos, por tierra [para los afganos]. Las cifras de incidentes estadounidenses y de la OTAN en los que perecieron civiles afganos durante 2009 son: enero, 11; febrero, 28; y marzo, 31. El nmero total de civiles afganos muertos en acciones de EEUU y la OTAN entre el 1 de enero y el 8 de abril de 2009 es de entre 194-202. Esta cifra aumentar considerablemente segn vaya pasando el invierno y la estacin de los combates empiece en serio, cuando todo se vea propulsado al duplicarse las tropas ocupantes estadounidenses en Afganistn bajo el incremento de Obama. Las cifras de civiles asesinados de las que aqu se informa estn infravaloradas por dos importantes razones: no se dispone de informacin sobre los ataques areos en zonas remotas como Kunar y Nuristan; y Waheed Muzhda, un analista poltico culp tambin a las fuerzas internacionales de estar dando informacin inexacta sobre los muertos civiles en Afganistn. Muzhda dijo que haba habido varios incidentes en los que haban muerto civiles y las tropas extranjeras dijeron que haban muerto combatientes10. Incluso los funcionarios afganos difieren en muchas ocasiones de la informacin proporcionada por las tropas extranjeras sobre las muertes de civiles, aadi11. Esa pauta de actuacin ha continuado con Obama.

Cada incidente sigue una pauta muy similar, las fuerzas estadounidenses informan de que han matado a un nmero de combatientes, despus aparece un informe de las autoridades locales diciendo algo parecido a esto: No, se trataba de una familia de nuestro pueblo (o una fiesta de boda, o), y queremos respuestas. Al final, hay un informe que dice que un oficial estadounidense ha visitado el pueblo, ha entregado algn cheque y ha expresado nuestras ms profundas disculpas, y despus un comandante en Kabul emite un comunicado muy serio acerca de cunto me preocupan las vctimas civiles, y de cmo vamos a cambiar ahora nuestro enfoque para adoptar todo tipo de medidas para proteger a los civiles. La ms reciente de esas declaraciones inclua una promesa de coordinar todos los ataques con las fuerzas locales afganas12.

A un nivel ms general, una revisin cuidadosa de las operaciones de contrainsurgencia desarrolladas por la Rand Corp apuntaba que la historia nos indica que aumentar los niveles de tropas para combatir a una contrainsurgencia no es una frmula conveniente si se quiere ganar. Los soviets lo aprendieron despus de diez aos en Afganistn; los franceses lo aprendieron en Argelia y Estado Unidos tuvo su leccin en Vietnam. Cuanto mayor es la presencia de tropas extranjeras en guerras de contrainsurgencia, peor tiende a ser el resultado. Esa fue la dramtica conclusin a la se lleg en un estudio realizado por la Rand Corp en 200813. Otros han afirmado que la presencia de ms tropas extranjeras en Afganistn aumentar las cifras de civiles muertos. La inmensa huella dejada por las fuerzas extranjeras en Afganistn, ya sea matando civiles, destrozando e irrumpiendo en las casas, golpeando y/o secuestrando personas, encapuchando a prisioneros y otros actos deleznables, como fotografiar desnudo a un afgano capturado14, etc., ha fomentado la resistencia afgana ante el ocupante extranjero. Graeme Smith de The Globe & Mail inform que los asaltos nocturnos llevados a cabo por las fuerzas extranjeras crean casi tanto resentimiento como los ms letales ataques areos15.

Por ejemplo, el 24 de enero de 2009, en el ataque en Laghman en el que murieron asesinados 22 civiles (18 nios, 2 mujeres y 2 hombres), Ghazi Gul, un oficial de inteligencia del ejrcito de Karzai, perdi a su padre, madre, dos hermanos, un primo, un sobrino y dos sobrinas, asesinados por las fuerzas estadounidenses en el ataque contra el pueblo de Garoch en la provincia de Langhman. El 18 de febrero, Gul dijo al Chicago Tribune: Si hablamos de los estadounidenses, son mis enemigos. Y voy a hacerles tanto dao como pueda.

En un importante y reciente ensayo sobre la guerra afgana, el erudito francs Gilles Dorronsoro fue explcito:

La mera presencia de soldados extranjeros combatiendo en una guerra en Afganistn es probablemente el factor ms importante del resurgimiento de los talibanes16.

Frederico Manfredi, asesor del gobierno belga, escribi recientemente acerca de su viaje al sur de Afganistn donde se le present a un lder comunitario tradicional en un pueblo de casas de adobe situado a una hora de Kandahar. Manfredi escribe:

Un gentil anciano entr en la habitacin. Era alto y delgado present su linaje y dijo indiferente: Sabe? La mitad de mi familia es talibn Yo escuchaba con toda atencin: Aqu, en el sur, cuando la gente ve ejrcitos apoderndose de todo, quieren luchar contra ellos. No culpo a los que se unen a los talibanes. Al menos los talibanes son afganos, son pastunes, son familiares Yo no soy talibn. Pero quiero que acabe la ocupacin17.

El caso de la provincia de Logar es muy instructivo a ese respecto. La presencia de tropas extranjeras antes de 2009 era mnima. En consecuencia, los talibanes no tenan peso en la zona. Se haban producido relativamente pocos combates y haba habido pocos civiles heridos o muertos. Entonces, los estadounidenses el Grupo de Combate Espartano junto con las tropas de la 10 Divisin de Montaa, formando parte del incremento de Obama- llegaron all a primeros de febrero de 2009. Los combates se reanudaron y los civiles empezaron a morir: cinco en febrero, seis en marzo y siete en la primera semana de abril. Por ejemplo, el 13 de marzo, Abdul Rashid y sus cuatro hijos fueron asesinados por soldados estadounidenses, lo que produjo protestas pblicas18.

Indignados por la matanza por las fuerzas estadounidenses de cinco personas inocentes de una familia en un ataque de la pasada noche en la provincia central de Logar, los manifestantes asaltaron el edificio de los cuarteles del distrito de Charkh el sbado. Ms de trescientos manifestantes, cantando eslganes anti-estadounidenses, pidieron el juicio inmediato de los asesinos.

Entre el 1 de enero y el 9 de abril de 2009, las regiones con ms altas cifras de civiles asesinados por tropas extranjeras fueron Laghman, las zonas fronterizas de Pakistn, Helmand, Logar, Kapisa y Herat (Tabla 4). Es decir, la guerra afgana de EEUU hierve en las provincias prximas a la capital Kabul, en las regiones fronterizas pakistanes donde los aviones de combate teledirigidos de la CIA llevan a cabo las matanzas y en el grupo de provincias situadas en el sur del pas (Uruzgan, Helmand, Herat y Kandahar). Los ataques de los mortferos aviones teledirigidos de la CIA dentro de Pakistn han proseguido desde que Obama tom el mando. De los sesenta ataques de los teledirigidos estadounidenses al otro lado de la frontera, en Pakistn, entre el 14 de enero de 2006 y el 8 de abril de 2009, slo diez pudieron alcanzar sus objetivos actuales, matando a catorce dirigentes buscados de al-Qaida, junto a los que perecieron 687 civiles pakistanes. El porcentaje de xito de los ataques de los Predator estadounidenses no supera por tanto ms del 6%. Las cifras recopiladas por las autoridades pakistanes muestran que un total de 701 personas, incluidos los 14 dirigentes de al-Qaida, fueron asesinadas desde enero de 2006 en 60 ataques llevados a cabo con los aviones Predator estadounidenses sobre zonas tribales de Pakistn. Dos de esos ataques, perpetrados en 2006, mataron a 98 civiles, mientras que tres ataques llevados a cabo en 2007 haban asesinado a 66 pakistanes; ninguno de los dirigentes talibanes o de al-Qaida buscados fueron alcanzados por los estadounidenses en esas acciones. Sin embargo, de los cincuenta ataques con teledirigidos perpetrados entre el 29 de enero de 2008 y el 8 de abril de 2009, diez alcanzaron sus objetivos, matando a 14 operativos buscados de al-Qaida. La mayor parte de esos ataques se llevaron a cabo a partir de la informacin de inteligencia proporcionada, al parecer, por miembros de tribus afganas y pakistanes que haban estado espiando para las fuerzas aliadas dirigidas por EEUU y estacionadas en Afganistn. Los restantes cincuenta ataques de los teledirigidos fracasaron debido a fallos en la informacin de inteligencia, matando a cientos de civiles inocentes, incluidos mujeres y nios. La cifra de civiles pakistanes asesinados en esos cincuenta ataques fue de 537, en la cual 385 personas perdieron la vida en 2008 y 152 fueron asesinados en los primeros noventa y nueve das de 2009 (entre el 1 de enero y el 8 de abril) De los catorce ataques contra Pakistn en 2009, tres se llevaron a cabo en enero, matando a 30 personas, dos en febrero, matando a 55 personas, cinco en marzo, matando a 36 personas y cuatro se perpetraron en los primeros nueve das de abril, matando a 31 personas De los catorce ataques desarrollados en los primeros 99 das de 2009, slo uno tuvo xito, matando a dos de los ms buscados altos dirigentes de al-Qaida: Osama al Kini y el Sheij Ahmed Salim Swedan. Ambos perdieron la vida en un ataque con teledirigidos llevado a cabo el primer da del ao 2009 en la regin del Sur de Waziristan19.

Es decir, en ochenta das en el poder, Obama ha conseguido aumentar la tasa media mensual de muertos conseguida por Bush de 32, durante 2008, a 45 por mes (en febrero-marzo de 2009).

La mayor parte de toda esta informacin ha sido omitida o tergiversada en los Estados Unidos. Nunca se publican cifras totales. Incluso si se publican, como UNAMA hizo para 2007 y 2008, o Associated Press, las cifras no son fiables porque no se proporcionan datos disgregados, violando por tanto una premisa bsica de las ciencias sociales, a saber, que deberan poder reproducirse todos los resultados. George Orwell tachara todo eso de mentiras.

Tabla 4

Distribucin geogrfica de los civiles afganos asesinados en las acciones de EEUU y la OTAN en 2009 (hasta el 8 de abril de 2009)

Regin

Total de vctimas civiles

Nmero de incidentes

Laghman

53

3

Zonas fronterizas Pakistn

23-27-152

5-14

Uruzgan

19

3

Logar

18

5

Helmand

18

8

Kapisa

15-19

1

Herat

16

3

Kandahar

14

4

Khost

13

5

Kabul

6

1

Kunduz

5

1

Nangarhar

3

2

Ghazni

2

1

Paktika

1

1

Kabul

1

1

TOTALES

194-202-354

44-53

Un anlisis de la demografa de los civiles afganos que perecieron a manos de EEUU y la OTAN desde que Obama asumi la presidencia revela lo siguiente (Tabla 5): Las mujeres y los nios asesinados por las fuerzas de EEUU y la OTAN representaron el 63% de las muertes identificables (los hombres, el 37%). Esto en comparacin con las cifras, respectivamente, del 72% y del 28% que se produjeron entre enero y agosto de 200820. La diferencia se explica porque durante 2008 se utilizaron mucho ms los bombardeos areos. Es decir, que en la guerra afgana de Estados Unidos, primero Bush y despus Obama y sus aliados de la OTAN han matado al doble de mujeres y nios civiles que de hombres civiles. Muy pocos cambios se han producido desde que Obama se convirti en Comandante en Jefe. Mi debate aqu incluye, como civiles, a los hombres, no cayendo de ese modo en la elemental trampa de igualar slo a mujeres y nios con civiles inocentes21. La alta proporcin de mujeres y nios asesinados refleja el hecho de que las fuerzas de EEUU y la OTAN estn atacando los espacios domsticos.

Tabla 5

La demografa de los civiles afganos asesinados en actos de EEUU y la OTAN durante la Presidencia de Obama

(21 de enero a 9 de abril de 2009)

Hombres

41-43

27,6% del total

Mujeres

15

9,9%

Nios

56

36,8%

Sin determinar

38-40

25,7%

Total

150-54

100,0%

Fuente: Base de datos del Proyecto de Memorial por las Vctimas Afganas

Qu es lo que est poniendo de relieve la imaginera de Obama? Al hablar del incremento de Obama se nos instruye que: Esas tropas van a ayudarnos a contrarrestar los avances territoriales de los talibanes, a que no cuenten con refugios seguros y a crear seguridad para los civiles afganos, dijo un alto funcionario de la administracin Obama, hablando bajo anonimato porque no estaba autorizado a hablar pblicamente22.

La foto siguiente muestra a uno de los 56 nios afganos asesinados por las fuerzas de EEUU y la OTAN desde que Obama se convirti en Comandante en Jefe.

 

Un aldeano mira a Jannat Gul, el beb de seis das asesinado en un ataque terrestre estadounidense perpetrado a medianoche, a las 00,30 horas del 8/9 de abril de 2009, en el distrito de Gorbaz, cerca de la ciudad de Khost

(Foto de Reuters, en: http://www.daylife.com/photo/08ws2Tieff56Zc?q=Khost)

Conclusin

Lo que en sus orgenes (2001-2004) fue una guerra de Estados Unidos (con el caniche de Blair arrimndose despus) se convirti en 2005-2008 en una guerra de EEUU y la OTAN, pero eso est cambiando ahora. Como se ha visto con claridad, Europa especialmente la vieja Europa- trata de despegarse de EEUU. Consideran Afganistn como la guerra de EEUU. Los esfuerzos de Obama en la reciente cumbre de la OTAN en Estrasburgo para engatusar y pedir a los europeos que combatan ms y aporten ms pasta, fracas miserablemente23. Patrick Buchanan traza claramente el pensamiento europeo:

Porque Europa no ve amenaza por parte de Afganistn y no tiene intereses vitales en un pas lejano donde los europeos de la OTAN no han combatido desde que el Imperio Britnico pleg velas hace ya mucho tiempo. Al-Qaida no atac a Europa fuera de Afganistn. Fue a EEUU a quien atacaron. Porque, dijo Osama bin Laden en su declaracin de guerra, EEUU estaba ocupando el suelo sagrado de Arabia Saud, estrangulando hasta asfixiarlo al Iraq musulmn y proporcionando las armas a Israel para reprimir a los palestinos. Como Europa no tiene tropas en Arabia Saud, como sali de Iraq y apoya un estado palestino, los europeos piensan que es menos probable que les ataquen si van que si siguen combatiendo y matando musulmanes en Afganistn24.

A pesar de su retrica tranquilizadora, el continuismo que Obama da a las polticas de Bush es inquietante. Obama prosigue con el aumento de tropas comenzado por Bush durante 2008. Los ataques de aviones teledirigidos se multiplican en Pakistn. Los ataques a medianoche de fuerzas extranjeras contra hogares afganos continan. Los esfuerzos desesperados para desarrollar una fuerza de polica afgana persisten, o de afganizar la guerra de la misma forma que EEUU intent hacer, fracasando, en Vietnam. Y ms importante an, la justificacin primordial de Obama para la prosecucin y escalada de la guerra de EEUU contra Afganistn ha vuelto a ser precisamente la misma que el Presidente Bush lanz tras el 11-S: el bombardeo y la invasin para impedir que al-Qaida se refugie en Afganistn donde podra planear nuevos ataques. No importa que los ataques del 11-S se planearan en Hamburgo. Los campos de entrenamiento de al-Qaida en Afganistn no son sino operaciones primitivas con muy baja tecnologa donde el nfasis primordial se pone en el entrenamiento fsico y en la discusin/educacin. Ese tipo de actividades pueden fcilmente ser implementadas en cualquier otro lugar del mundo: ciertamente, Yemen, Pakistn y el Sahara son lugares perfectos. Los efectos de los bombardeos y de la invasin estadounidense de Afganistn no han hecho ms que provocar el odio hacia occidente y la descentralizacin de grupos islmicos radicales, creando por tanto un enemigo oculto y mucho ms peligroso. Obama est siguiendo precisamente una poltica tctica militar guiada por las tres propuestas peligrosas o engaosas contra las que Gilles Dorronsoro advirti: actuar contra los locales, perseguir a los talibanes moderados y presionar a Pakistn25.

Las polticas militares de Obama continan matando civiles afganos. En las altas horas de la madrugada del 19 de marzo de 2009, un ataque por tierra estadounidense mat a dos civiles. Un periodista de Reuters, Rafeeq Shirzad, describi lo ocurrido:

El ataque a altas horas de la madrugada tena como objetivo acabar con una clula de al-Qaida de planificadores y constructores de bombas en el distrito Bati Kot de la provincia de Nangarhar El ejrcito estadounidense declar en un comunicado: Dos militantes armados en actitud combativa murieron, detenindose a un total de cuatro sospechosos de pertenecer a la insurgencia, se dijo. Pero el gobernador del distrito Khaibar Momand conden los asesinatos, diciendo que las vctimas eran civiles y que la operacin no se haba coordinado con las tropas afganas. Alrededor de cien vecinos se reunieron para protestar contra la matanza, declarando que no enterraran los cuerpos hasta recibir una explicacin. En el ataque se haban destruido cuatro casas, dijeron los vecinos a Reuters. Es mejor unirse a los talibanes que ser neutral y que te maten, dijo un vecino llamado Rahmatullah. Las fuerzas extranjeras no estn aqu por nuestra seguridad; capturan civiles en medio de la noche y les matan. El gobierno no sirve para nada y no queremos nada de l. Nosotros mismos nos vengaremos, dijo26.

Pero el embajador de Afganistn en EEUU, Said Jawad, no lo entenda. Recientemente proclam que lo que tenan que hacer todos los estadounidenses tras matar civiles afganos era pedir disculpas y que as todo ira bien27. Una especie de lo siento hara que los deseos de venganza desaparecieran. Desde la seguridad y el confort de Washington, Jawad instrua a sus sufridos compatriotas en Afganistn: Ese es el precio que tenemos que pagar si queremos seguridad y estabilidad en Afganistn, en la regin y en el mundo.

Simon Jenkins, corresponsal de The Guardian en Mosc durante la poca de los combates contra los soviticos en Afganistn, sintetiz el futuro de forma admirable:

Va a pasar con Occidente como pas con los rusos: ese pobre, y muy particular pas, despedir algn da a otro invasor que ha intentado reorganizar su historia a base de armas, bombas y dinero. Eso no ha funcionado nunca. Por desgracia, ya estamos empezando a darnos cuenta de ello28.

 


Notas:

1 Vase y escchese en: http://www.thedailyshow.com/video/index.jhtml?videold=222759&tittle=redefinition-accomplished

2 Peter Baker, The Words Have Changed, but Have the Policies?, New York Times (2 de abril de 2009), ascomo Michael Barone: Obamas Foreign Policy is Very Much a Continuation of the Bush Policies, U.S. News&World Report (8 de abril de 2009), en: http://www.cbsnews.com/stories/2009/04/09/usnews/whispers/main4932324.shtml

3 Por ejemplo, as lo expres Chris Sands en: War-Weary People Fear Little Hope for Peace, The National (9 demarzo de 2009), en: http://www.thenational.ae/apps/pbcs.dll/article?AID=/20090309/FOREIGN/614496422/1002 , Kathy Gannon: Afghans Fed up with Government, U.S., Associated Press (5 de septiembre de 2008) en: http://www.commondreams.org/headline/2008/09/07-3 , y Abdus Sattar Ghazali: Obama Embraces Bushs War on Terror Policy Without Naming it So, OpEdNews ( 25 de febrero de 2009), en: http://www.amperspective.com/html/obama_embraces_html

4 Paul Daley: Taliban Thwart Bid to Rebuild, Sydney Morning Herald (1 de febrero de 2009), en: http://www.smh.com.au/text/articles/2009/01/31/1232818793464.html

5 Se incluyen en estas cifras, la gente de las tribus pastones que viven en las regiones de la frontera afgano-paksitan.

6 Toll: More US Tropps More Casualties, Press TV (1 de marzo de 2009), en: http://www.presstv.com/detail.aspx?id=87200&sectionid=351020403

7 Detalles en mi: Matriz of Death. A New Dossier on the (Im)Precision of U.S. bombing and the (Undervaluation) of Afghan Lives, Frontline. Indias National Magazine 25,21 (11-24 octubre 2008): portada y pgs. 4-23. Tambin apareci publicado en Canad, en Global Research, en: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=10506. Y su traduccin en castellano en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=74578

8 Afghan Ambush Kills French Troops, BBC News (19 de agosto de 2008), vase en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/south_asia/7569942.stm

9 Vase anlisis y datos en mi Relative Lethality. Survival Odds for Civilians and Occupiers in Afganistn and Iraq. Cursor.org (6 de enero de 2006), en: http://cursor.org/stories/relativelethality.html

10 Hay cientos de casos de ese tipo documentados en mi base de datos, El Proyecto para el Memorial por las Vctimas Afganas, en: http://pubpages.unh.edu/~mwherold

11 Javed Hamim Kakar: Taliban Dispute UN Report on Civilian Deaths, Pajhwok Afghan News (19 de febrero de 2009).

12 De An Afghan Surge in Civilian Casualties (15 de marzo de 2009), en: http://firedoglake.com/2009/03/15/an-afghan-surge-in-civilian-casualties/

13 David C. Gompert y John Gordon IV, War by Other Means. Building Complete and Balanced Capabilities for Counterinsurgency (Santa Monica: RAND National Defensa Research Institute, RAND Corp., 2008).

14 Para la foto del periodista alemn Perry Kretz, vase: http://stern.de/politik/ausland/;Afghanistan-Osama-Laden--/526526.html?cp=5

15 Graeme Smith: Report Slams Tactic of Night Raids on Afghan Homes, The Globe & Mail (23 de diciembre de 2008).

16 Gilles Dorronsoro: Focus and Exit: An Alternative Strategy for the Afghan War, Carnegie Endowment for International Peace report (enero 2009), en: http://carnegieendowment.org/files/afghan_war-strategy.pdf

17 Frederico Manfredi: Rethinking U.S. Policy in Afghanistan, World Policy Journal 25, 4   (Invierno 2008-09): 23

18 Detalles en Shahpur Arab: US Forces hill Five sibilinas in Logar: Officuials, Pajhwok Afghan News (14 de marzo de 2009), en: http://www.rawa.org/temp/runews/2009/03/14/us-forces-kill-five-civilians-in-logar-officials.phtml

19 60 Drone Hits Hill 14 Al-Qaeda Men, 687 Civilians, The News, (10 de abril de 2009), en: http://www.thenews.com.pk/print3.asp?id=21440

20 Derivadas dee mi Matrix of Death, Frontline, Indias National Magazine 25, 21 (11-24 de octubre de 200): 21.

21 Es un tema exploado por R. Charli Carpenter en: Innocent Women and Children: Gender, Norms and the Protection of Civilians (Farnham, U.K. Ashgate Publishing, 2006) 217 pg.

22 Julian Barnes y Greg Miller: Obama Orders More Troops to Afghanistan, Los Angeles Times (18 de febrero de 2009), en: http://www.latime.com/news/nationworld/world/lag-fg-afghan-troops18-2009feb18.0.7002157,print.story

23 Magnficamente articulado por Hans Vogel en: The Emperors New Clothes: Mr. Changes Recent Europe Trip, Pravda.RU (10 de abril de 2009), en: http://english.pravda.ru/opinion/columnists/10-04-2009/107385-Change_Emperor-0

24 Patrick J. Buchanan, Why Europe Wont Fight, Antiwar.org (9 de abril de 2009), en: http://original.antiwar.com/buchanan/2009/04/09/why-europe-wont-fight/

25 Dorronsoro (2009), op.cit: 4-7

26 nfasis aadido por M.H.-Rafeeq Shirzad: afganis Protest anti-Qaeda Raid Which Kills Two, Reuters (19 de marzo de 2009), en: http://www.reuters.com/article/latestCrisis/idUSISL434097

27 Afghan Envoy Defend US Raids, Al Jazeera.net (11 de abril de 2009), en: http://english.aljazeera.net/news/asia/2009/04/2009410225414127835.html

28 Simon Jenkins: Parallels with Nam The Guardian (31 de marzo de 2009), en: http://www.mg.co.za/article/2009-03-31-parallels-with-nam

 





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter