Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2009

Esperando a Godot: el dilema cubano de Obama

Machetera
machetera.wordpress.com

Traducido del ingls para Rebelin y Tlaxcala por Ulises Jurez Polanco y revisado por Caty R.


En los ltimos decenios, uno de los asuntos ms dolorosos para un ciudadano de Estados Unidos ha sido vivir en un barco poltico que se escora constantemente hacia la derecha, incluso mientras se hunde. Justo cuando piensas que no puede ser peor, lo es, y nuestra poltica exterior, que para empezar nunca ha sido muy buena, se hace terriblemente ms agresiva. Esto significa que cualquier correccin de rumbo desde la agresividad beligerante, por pequeo que sea, se recibe como un cambio notable, aunque te deje peor que al principio. Por supuesto, los medios de comunicacin tienen mucho que ver con esto, al encuadrar los asuntos para un pblico en general pobremente educado y por lo tanto ignorante intencionalmente.

As es como se llega a un cambio en la poltica exterior como el que anunci el lunes el Obama de la Casa Blanca, que permite a los cubanoestadounidenses con parientes sanguneos en Cuba viajar all sin restricciones, un cambio fugaz que se recibi con la locura meditica acostumbrada. Mientras el resto de nosotros que no somos cubanoestadounidenses somos libres de visitar la vilipendiada Pyongyang o Tehern, en cambio La Habana permanece legalmente fuera de nuestro alcance. Las directrices, tal como fueron redactadas por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) son muy claras al respecto: es necesario un ancestro cubano comn para autorizar un viaje. Y as, ahora mi hijo puede solicitar y recibir un permiso para visitar a su abuela, tas, tos y primos cubanos, pero yo, su madre, no puedo ir legalmente con l. Esto es bastante problemtico, considerando no tiene ms que tres aos.

No era as antes que Bush Jr. sacara de la cancha la posibilidad de que uno viajara a Cuba. Antes de Bush, a los ciudadanos estadounidenses emparentados con cubanos por matrimonio se les permita visitar Cuba y, segn recuerdo, haba pocos lmites, si es que haba alguno, sobre la frecuencia o duracin de esas visitas. Tal vez simplemente no prestbamos atencin. S recuerdo que incluso podamos traer habanos cubanos y un poco del excelente ron cubano, y los oficiales de aduana estadounidenses slo te miraban con envidia. Sin tocar! Pero Bush y sus amigos neandertales de Miami emplearon un mazo contra todo lo que tuviera relacin con Cuba, de la forma ms odiosa. Las aduanas empezaron a confiscar el codiciado ron y los habanos (siempre rean los ltimos), y cuatro libras era el lmite mximo legal impuesto para paquetes enviados a Cuba (no importaba que se pudiera embarcar una lavadora a Siria si se quera). Por cierto, ms vala que esos paquetes no tuvieran ningn tipo de semillas! O herramientas para hacer jabn. Porque todo mundo sabe que si los cubanos plantan sus propios tomates o fabrican su propio jabn, entonces entonces qu? Era un total sinsentido cocinado por personas con la razn frgil.

Entonces, por qu es tan difcil volver en el tiempo, aunque slo sea adonde ya estbamos antes? Por qu Obama camina con tanto cuidado, separando nicamente los detalles ms absurdos, como la prohibicin contra las semillas y herramientas para fabricar jabn, pero deja intactas todas las restricciones de Bush a las libertades civiles de ciudadanos estadounidenses corrientes? Tengo algunas ideas al respecto, pero obviamente, para comenzar, hay ciertos compromisos entre el rgimen de Bush y el de Obama, incluso en los absurdos. Y por qu el apuro brusco de cambiar el aletargado cable de telecomunicaciones submarino entre EEUU y Cuba, despus de tantos aos de obligar a Cuba a comprar ancho de banda de Internet va satlite, de forma cara e insuficiente? No tendr relacin con el hecho que Venezuela y Cuba estaban a punto de huir de ese monopolio, a travs del cable submarino entre Venezuela y Santiago de Cuba que finalmente estar listo el ao que viene? O s? Puede que los tmidos cambios en la posibilidad de viajar para un sector de la poblacin tengan el propsito de distraer de los esfuerzos ms sustantivos de extender los tentculos de los oligopolios de telecomunicacin estadounidenses? O hacer una oferta que Cuba podra rechazar?

Recordemos que hace slo dos aos, Chvez lleg a la razonable conclusin de que los servicios de telecomunicacin esenciales son bsicos y no deberan permanecer rehenes de un mal servicio y ganancias despiadadas, por lo que nacionaliz la compaa venezolana de telecomunicaciones a un precio que incluso Verizon seal como justo. Las telecomunicaciones tienen una historia muy susceptible en Cuba y me asombr la sensibilidad del asunto cuando estuve la ltima vez y observ la placa en la oficina central de telecomunicaciones en La Habana, que nacionaliz el servicio a las puertas de una revolucin triunfante, pocos aos despus del da siguiente a que el corrupto gobierno cubano previo haba otorgado a la ITT un monopolio exclusivo. La placa explica el insulto doble de otorgar este monopolio el mismo da que los cubanos que luchaban por la libertad fueron aniquilados en una masacre sangrienta, y enumera cada uno de sus nombres en un memorial permanente. Creo que es improbable que una empresa de telecomunicaciones estadounidenses sea bien recibida de nuevo, y ciertamente no bajo los trminos a los que estn acostumbradas.

En lo referente a la pregunta ms importante, la nica que en realidad importa, la del bloqueo estadounidense a Cuba, despus del anuncio de Obama, permanecen pocas dudas. No hay ninguna intencin de levantarlo, posiblemente por un abanico de razones que no son difciles de adivinar, y los cambios en la poltica estadounidense que se anunciaron alegremente esta semana, apenas son un intento de cambiar de tema en vsperas de la Cumbre de las Amricas, programada para el prximo fin de semana en Trinidad y Tobago. Comprar tiempo. La nueva acusacin contra el terrorista Luis Posada Carriles, anteriormente protegido por el rgimen de Bush, es ms significativa en comparacin, pero an no un sustituto para un movimiento significativo contra el bloqueo. Y el bloqueo seguir ah, flotando en el aire de Puerto Espaa, como un invitado persistente y no grato. Obama puede seguir ignorndolo, puede seguir intentando cambiar de tema, incluso puede tratar de calmar las crticas con sus pruebas concretas de cambio, por insustancial y cnico que sea, pero despus de todo este tiempo, Cuba est menos aislada que nunca. Amrica Latina no est de humor para aceptar que se eluda ms este asunto. Un cambio en el bloqueo an puede suceder, poco a poco en el tiempo. Pero a juzgar por la timidez del anuncio hecho esta semana por la Casa Blanca, mejor esperemos sentados.

Machetera, bloggera, pertenece a Tlaxcala, la Red de Traductores por la Diversidad Lingstica. Contacto: [email protected]

Texto original: http://machetera.wordpress.com/2009/04/15/waiting-for-godot/


Traducido por Ulises Jurez Polanco (www.juarezpolanco.com) y revisado por Caty R. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter