Portada :: Amrica Latina y Caribe :: V Cumbre de las Amercas. Puerto Espaa 16-19 abril 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-04-2009

Cumbre pone a prueba el embrujo de Obama

Jim Lobe
Ips


En vsperas de la quinta Cumbre de las Amricas, en Trinidad y Tobago, la gran pregunta es si el presidente estadounidense Barack Obama llevar en sus valijas algo ms que su carisma y capacidad de escuchar.

No hay dudas entre los observadores en Washington de que Obama dar una buena impresin en virtualmente todos sus 33 pares en la reunin del viernes al domingo en Puerto Espaa, tal vez hasta en el venezolano Hugo Chvez. Pero tampoco creen que ofrezca grandes novedades.

Tal vez proponga fortalecer la cooperacin en materia de energa o comprometa su apoyo al aumento del capital del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero seguramente ir poco ms all de lo ya ha anunciado por l mismo en sus casi 90 das como jefe de gobierno.

Lderes de Amrica lo han aplaudido en varias ocasiones. Por ejemplo, cuando dispuso el cierre de la crcel de prisioneros de la "guerra contra el terror" instalada en la base naval de Guantnamo, Cuba, y cuando procur en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) poner ms dinero a disposicin de los pases pobres para lidiar con la crisis econmica mundial.

Tambin cuando esta semana levant por decreto todas las restricciones a los viajes y remesas de cubano-estadounidenses a Cuba.

Pero el consenso entre los expertos en cuestiones latinoamericanas en Estados Unidos es que an le resta a Obama un largo camino por recorrer para mejorar la imagen de su pas, muy daada por acciones de su predecesor, George W. Bush (2001-2009).

Adems, el presidente estadounidense estar tratando con lderes que, en general, tienen mayor confianza en s mismos y en su regin y estn mucho menos inclinados que sus antecesores a acceder a las sugerencias de Washington, especialmente en materia econmica.

Muy diferente era el panorama en 2001, cuando Bush asisti a su primera Cumbre de las Amricas en Qubec. Y mucho ms que cuando, en 1994, el entonces presidente Bill Clinton recibi en Miami a sus pares en la cumbre inaugural, convocada para abrir la fallida negociacin hacia un rea de Libre Comercio de las Amricas (ALCA).

"Amrica Latina avanza en sus propios trminos", explic Geoff Thale, de la Oficina en Washington sobre Amrica Latina (WOLA). "La era del dominio estadounidense del hemisferio se acab. La pregunta que los lderes se harn mientras Obama les dirija la palabra es: qu relevancia tiene hoy Estados Unidos para la regin?"

Obama viajar el jueves a Mxico, donde deliberar con el presidente Felipe Caldern, con quien ya se reuni dos veces, una antes de su investidura en enero y otra en la cumbre del G-20 en Londres, a comienzos de abril.

El principal punto de la agenda ser la campaa del gobierno mexicano para derrotar a los carteles del narcotrfico, en una lucha cuya violencia recrudeci en los ltimos meses.

Hace poco se entrevistaron con Caldern en Mxico la secretaria de Estado (canciller) Hillary Rodham Clinton, el secretario de Justicia (fiscal general) Eric Holder, y la secretaria (ministra) de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

Esta serie de visitas y la presencia de Obama tienen el objetivo de demostrar el fuerte apoyo de Estados Unidos a los esfuerzos del gobierno mexicano.

Est previsto que el presidente estadounidense prometa acelerar la entrega de helicpteros y otros equipos para luchar contra el narcotrfico en el marco de la denominada Iniciativa de Mrida.

Al parecer, Obama admitir pblicamente --como ya lo hizo Hillary Rodham Clinton el mes pasado-- la responsabilidad del gobierno por no haber reducido la demanda interna de drogas.

Tambin podra comprometerse a atacar con ms ahnco el contrabando de armas que se dirigen desde Estados Unidos a los narcotraficantes mexicanos.

Horas antes de su partida, Obama decret sanciones econmicas y financieras contra lderes de los carteles de Sinaloa, Los Zetas y La Familia Michoacana, y design al ex fiscal Alan Bersin como encargado de la coordinacin con las autoridades mexicanas en la frontera.

Tambin deliberar con Caldern sobre cmo trabajar con la cancelacin, por parte del Congreso legislativo en Washington, de un programa que permita a camioneros mexicanos operar en territorio estadounidense.

El comercio tambin tallar alto en la agenda de Puerto Espaa, dada la falta de ratificacin por parte del Congreso de los acuerdos con Panam y Colombia. De todos modos, las cuestiones comerciales no ocuparn el espacio central de anteriores cumbres.

Obama est a favor de acelerar la sancin del acuerdo con Panam, al mismo tiempo que pretende imponer clusulas sobre proteccin de los derechos sindicales en el tratado con Colombia.

El derrotero de este acuerdo es considerado una prueba de la credibilidad de Estados Unidos en Amrica Latina, segn el experto Sidney Weintraub, del Centro para Estudios Estratgicos e Internacionales.

"Todo lder latinoamericano se pregunta: 'Si as tratas a tus amigos, qu debemos pensar?'", dijo, refirindose a la oposicin del gobernante Partido Demcrata a la ratificacin del tratado. "Esto tiene gran resonancia en la regin, y creo que el gobierno se da cuenta de eso."

En esta cumbre, el libre comercio continental se ver desplazado del centro de la agenda por la crisis financiera mundial y las intenciones de Estados Unidos hacia Cuba.

Se prev que Obama no se aleje mucho de lo ya prometido en la cumbre del G-20. El coordinador de la delegacin estadounidense hacia la reunin de Trinidad y Tobago, Jeffrey Davidow, dijo que el presidente enfatizar en la necesidad de tomar medidas para proteger de la crisis a "los ms pobres entre los pobres", entre ellas, alentar el microcrdito.

Tambin se estima que el mandatario anunciar su apoyo condicional a la propuesta de aumentar el capital del BID a 280.000 millones de dlares, para lo cual deber contar con el aval del Congreso legislativo, donde cunden las preocupaciones por el manejo de esa institucin multilateral.

La mayora de los expertos no creen que, como cree Davidow, Cuba no se asomar a la agenda de Trinidad y Tobago. En ese sentido, advierten que todos los pases latinoamericanos adhieren a los llamados a levantar el embargo comercial.

"No creo que haya un solo asunto que los latinoamericanos consideren ms importante como seal de cambio", dijo el presidente del centro de estudios Dilogo Interamericano, Peter Hakim.

Algunos simpatizantes de Obama, incluso, manifiestan frustracin porque el presidente no tom medidas complementarias, entre ellas borrar a Cuba de la lista de estados promotores del terrorismo, elaborada por el Departamento de Estado, o anunciar la apertura de negociaciones bilaterales directas sobre migracin o cooperacin antidrogas.

"Seguramente, la cumbre ser un xito en los medios de comunicacin. Obama dejar una buena impresin, en parte al admitir errores del pasado y la responsabilidad por algunos de los problemas que afronta la regin", dijo Thale.

"Pero si no tiene algo grande para poner sobre la mesa en trminos de pobreza y desarrollo, o un gran cambio de enfoque sobre Cuba, o un cambio significativo en la forma en que se trata la violencia y la inseguridad en torno del narcotrfico, el pblico del hemisferio (occidental) se preguntar qu importancia tiene la poltica de Estados Unidos para la regin", concluy.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=91844



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter