Portada :: Cultura :: Msica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2004

Empresarios contra el dancehall

Zadie Neufville
IPS


KINGSTON, dic (IPS) - Los empresarios de Jamaica se sumaron a las crticas contra la msica "dancehall", una corriente del reggae acusada de promover en los jvenes un comportamiento destructivo y criticada por sus letras homofbicas.


Las principales empresas en esta isla caribea anunciaron que no auspiciarn espectculos musicales ni contratarn a artistas que promuevan la violencia con sus canciones.

El anuncio signific un espaldarazo para la Alianza Contra la Difamacin de Gays y Lesbianas y el grupo britnico defensor de los derechos de los homosexuales Outrage, que hace 10 aos lanzaron una campaa contra el dancehall.

Los activistas criticaban en especial a artistas jamaiquinos de renombre internacional como Beenie Man, Buju Banton, Bounty Killer y el grupo TOK. La presin tuvo xito y lograron que se cancelaran varios espectculos de estos msicos en Europa y Estados Unidos.

Los activistas homosexuales intensificaron su campaa en especial despus del asesinato en junio de uno de sus principales lderes, Brian Williamson.

A los cantantes de dancehall, llamada por sus crticos la "msica homicida" por sus letras agresivas, se los acusa de promover actos violentos contra los homosexuales.

La polmica aument el 30 de octubre, cuando fue asesinado a golpes en Londres el propietario de un bar, al parecer vctima de fanticos de ese ritmo jamaiquino.

El dancehall es una corriente del reggae que se apoder de la escena musical de Jamaica despus de la muerte de Bob Marley, en 1981. Muy diferente al estilo de Marley, se trata de una suerte de rap con letras agresivas y, al menos en sus comienzos, localistas.

Outrage sostiene que la creciente popularidad de la msica es la principal razn del aumento de 10 por ciento en los ataques contra homosexuales en Londres en los ltimos aos.

Pero los fanticos del dancehall sostienen que las letras en realidad condenan slo algunas actitudes de los gays y las lesbianas.

Ellos aseguran que muchos gays tienen a nios de la calle como esclavos sexuales, y aseguran que cada vez ms hombres se vean forzados a prestarse a relaciones homosexuales por razones econmicas.

Para ellos, las estrellas de dancehall son chivos expiatorios en una conspiracin racista destinada a despenalizar la homosexualidad, y advierten que la industria discogrfica puede ser el prximo objetivo de los activistas.

En Jamaica, las relaciones homosexuales son castigadas con ms de 10 aos de trabajos forzados en prisin, segn una ley que ya tiene 140 aos.

En medio de la polmica, las subsidiarias jamaiquinas de las multinacionales Cable and Wireless, Courts, Digicel, Pepsi Cola, Red Stripe, y la gigante local Wray & Nephew Limited anunciaron que interrumpirn todo vnculo con artistas que "promuevan la violencia de cualquier forma".

"Expresamos nuestro temor de que el continuo uso de lenguaje violento en la msica derive en un deterioro de nuestra industria musical, as como de nuestra sociedad y nuestra economa", sealaron en un comunicado conjunto.

El turismo en Jamaica es el segundo sector que provee ms ingresos al pas y en el que trabaja uno de cada cuatro jamaiquinos.

Estas compaas son las principales patrocinadoras de espectculos musicales.

Muchos jamaiquinos han criticado el dancehall tambin por promover la violencia contra la polica, por su lenguaje machista y obsceno, y por las frecuentes peleas entre los msicos en los mismos escenarios.

Algunos sospechan incluso que la creciente popularidad de esta corriente musical puede estar vinculada con el alto ndice de homicidios en esta isla caribea, de 2,6 millones de habitantes. En lo que va de este ao, 1.240 personas han sido asesinadas en Jamaica.

En 1992, el cantante de dancehall Buju Banton estuvo en el ojo de la tormenta cuando public su simple "Boom Bye Bye".

"El mundo est en problemas / Cada vez que Buju Banton llega / los gays tendrn que huir / o recibirn una bala en la cabeza / Bang, bang en la cabeza de un gay / No defender a los hombres asquerosos / Deben morir", dice la letra de la cancin.

En aquel entonces, el periodista y activista por los derechos humanos John Maxwell calific al msico de "peligro pblico" por difundir una cancin "no slo antisocial, sino contraria a las leyes de Jamaica".

Ahora los msicos de dancehall se ven afectados por la cancelacin de sus espectculos. En septiembre, Outrage logr que sacaran los cantantes Elephant Man y Vybz Kartel de la lista de nominados de la categora de reggae en los premios de la Msica Britnica de Origen Negro.

Poco despus, ante la presin de los activistas homosexuales, los organizadores del Festival Krakrock en Avelgem, Blgica, cancelaron la presentacin de Bounty Killer.

Un mes antes, el canal de msica estadounidense MTV haba suspendido una actuacin de Beenie Man.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter