Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2009

Obama, intervencionismo suave

Carlos Fazio
La Jornada


No hay ni habr respiro. La ofensiva es total y continuada. Y, como siempre, abarca varias vas, incluidas las encubiertas o clandestinas. Washington fija la agenda de Mxico, considerado un asunto interno por la Casa Blanca y el Capitolio. Ms all de las formas y los modos, de su sonrisa perenne, estilo ldico, informal y coloquial, el intervencionismo suave de Barack Obama es ms de lo mismo. La diplomacia de guerra de Washington sigue siendo tan neocolonial, depredadora y unilateral como ha sido siempre. El tema de fondo, en el que el ya mtico presidente cool que despacha en la oficina oval logr ubicar su nuevo trato con Mxico tras un corto periodo de ablandamiento salpicado por un doble discurso, es la seguridad. En rigor, puro continuismo de la era Bush.

Dicen que el diablo est en los detalles. El simbolismo de la breve escala en Mxico estuvo en la doble presencia, aqu, de la bestia y Janet Napolitano. La bestia es el nombre del tanque blindado disfrazado de limusina que utiliz Obama para moverse en un reducido permetro de seguridad en lo que sus jefes de inteligencia en el Pentgono y la CIA definieron como el Pakistn de Amrica Latina. Y Napolitano, principal funcionaria de su comitiva, es la titular del Departamento de Seguridad Interior, cuya misin es prevenir ataques contra Estados Unidos. Ergo, Mxico es un asunto domstico. De all que previamente a la llegada de Obama al pas, temprano en la maana, la Napolitano despachaba en Bucarelli con el gabinete de seguridad nacional de Felipe Caldern.

Es de suponer que daba las ltimas instrucciones para la apertura del Centro Conjunto de Implementacin (CCI), instancia bilateral que funcionar en territorio mexicano, al margen de la Constitucin y las leyes locales y del control del Senado de la Repblica, donde expertos de las agencias de seguridad e inteligencia de Estados Unidos tomarn decisiones estratgicas, a la vez que vigilarn, fiscalizarn y calificarn el trabajo de las fuerzas armadas y las distintas policas nativas en el uso del equipo militar que, a un costo de 700 millones de dlares, fue aprobado por el Congreso estadunidense para los primeros dos aos de la Iniciativa Mrida. O sea que los marines llegaron ya, bajo la pantalla de fiscales in situ de la guerra a las drogas de Caldern, en un franco acto de injerencia en los asuntos internos de Mxico, avalado por el Eliot Ness de Los Pinos y sus Intocables (Obama dixit). A propsito, no que no se iban a permitir condicionamientos ni monitoreos?

Con un punto adicional: el CCI ser el cuarto de guerra que encontrar a su llegada a Mxico el embajador designado por Washington, el cubano-estadunidense Carlos Pascual, especialista en desestabilizacin y reconstruccin de estados fallidos, guerra asimtrica, golpes suaves y comunicacin estratgica. The Ambassador Crisis es un experimentado agente de la poltica de intervencin encubierta de Washington. Entre otros cargos, tras la autodisolucin de la Unin Sovitica, fue administrador adjunto de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en ingls) para Europa y los nuevos Estados Independientes, y entre 2000 y 2003 se desempe como embajador en Ucrania, donde se ocup de la lucha contra el terrorismo (sic) y ayud a construir un fuerte sector privado. Adems, introdujo las tcnicas del golpe suave, que culminaron en 2004 con la Revolucin Naranja en Ucrania. En ese periodo, otras revoluciones de colores exitosas, que siguieron las tcticas desestabilizadoras de las agencias de Washington, fueron las de Serbia, Georgia y Kirgizstn.

En 2005, la administracin de Bush lo puso al frente de una nueva Oficina de Coordinacin de Reconstruccin y Estabilizacin Oficina de Colonias la llam John Saxe Fernndez, desde dondePascual dise escenarios de guerra urbana, que permitieron al Departamento de Estado, el Pentgono y la USAID (que opera en combinacin con los servicios de espionaje) aprobar y justificar recursos y partidas especiales de ayuda militar y asesoras de tipo contrainsurgente, como ocurre ahora en el caso de Mxico en el contexto de la Iniciativa Mrida, smil del Plan Colombia.

A la sazn cabe mencionar que dos entusiastas del nuevo trato de Obama hacia Cuba, los senadores Richard Lugar, republicano, y el demcrata Joseph Biden, actual vicepresidente de Estados Unidos, apoyaron el proyecto de guerra irregular de Pascual, desde la OCRE. Por cierto, en el esquema de guerra asimtrica intervienen, adems del Pentgono, el Departamento de Estado, la CIA, Seguridad Interior, la DEA, Aduanas y un largo etctera, as como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Ser que el blindaje del FMI por 47 mil millones de dlares es un anticipo para que Carlos Pascual pueda llevar a cabo la reconstruccin del Estado fallido mexicano?

Si a todo lo anterior le agregamos el adoctrinamiento de senadores y diputados mexicanos en los cuarteles centrales del comando estadunidense de defensa del espacio areo (Norad, por sus siglas en ingls) y el Comando Norte (Northcom), en la base area Peterson de Colorado Springs; la participacin de un contingente de marinos, dos fragatas y helicpteros de la Armada de Mxico en los ejercicios de guerra antisubmarina UNITAS 50-09, bajo el mando del Pentgono, y la llegada decontratistas privados (mercenarios) de Dyncorp, el cuadro se completa. En sntesis, caos e intervencin, y un objetivo estratgico: los hidrocarburos de Mxico.

 

http://www.jornada.unam.mx/2009/04/20/index.php?section=opinion&article=021a1pol





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter