Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2009

La crisis como medio para erigir un Estado totalitario global

Olga Chetverikova
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Mientras la crisis financiera y econmica mundial llega a su punto mximo, los dirigentes polticos y elites occidentales tratan de inculcar a la humanidad la idea de que esta convulsin terminar por convertir al mundo en algo diferente.

A pesar de que la visin del nuevo orden mundial sigue siendo vaga y difusa, la idea principal es bastante clara: Un solo gobierno global, dicen, tiene que ser establecido si no queremos que prevalezca el caos generalizado.

De vez en cuando, los polticos occidentales mencionan la necesidad de un nuevo orden mundial, de una nueva arquitectura financiera mundial, o de alguna clase de control supranacional, llamndolo un Nuevo Trato para el mundo. Nicolas Sarkozy fue el primero en decirlo, cuando se dirigi a la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2007 (es decir, antes de la crisis).

Durante la reunin de febrero de 2009 en Berln convocada para preparar la cumbre del G-20, lo mismo fue repetido por Gordon Brown, quien dijo que se necesita un Nuevo Trato a escala mundial. Somos conscientes, agreg, que en lo que concierne a los flujos financieros globales, no seramos capaces de salir de esta situacin slo con la ayuda de autoridades puramente nacionales. Necesitamos autoridades y vigilantes mundiales para que las actividades de instituciones financieras que operan en los mercados mundiales sean totalmente abiertas a nosotros. Tanto Sarkozy como Brown son protegidos de los Rothschild. Declaraciones hechas por ciertos representantes de la elite global indican que la actual crisis est siendo utilizada como mecanismo para provocar convulsiones sociales cada vez ms profundas que haran que la humanidad sumida como ya est en el caos y atemorizada por el fantasma de una violencia generalizada inste por su propia libre voluntad a que un rbitro supranacional con poderes dictatoriales intervenga en los asuntos del mundo.

Los eventos siguen el mismo camino que la Gran Depresin en 1929-1933: una crisis financiera, una recesin econmica, conflictos sociales, el establecimiento de dictaduras totalitarias, la incitacin a una guerra para concentrar el poder, y el capital, en manos de un crculo limitado. Esta vez, sin embargo, un ejemplo claro es la etapa final en la estrategia de control global, en la que se dara un golpe decisivo a la institucin de la soberana nacional de los Estados, seguido por una transicin al poder privado de elites transnacionales.

A fines de los aos noventa, David Rockefeller, autor de la idea del poder privado que debe reemplazar a los gobiernos, ya dijo que nosotros (el mundo) estbamos en el umbral de cambios globales. Todo lo que necesitamos, sigui diciendo, es alguna crisis en gran escala que haga que la gente acepte el nuevo orden mundial.

Jacques Attali, asesor de Sarkozy y es jefe del Banco Europeo para la Reconstruccin y el Desarrollo (EBRD), afirm que las elites haban sido incapaces de encarar los problemas monetarios de los aos treinta. Tema, dijo, que se volviera a cometer el mismo error. Primero libraremos guerras, continu, y dejaremos que mueran 300 millones de personas. Despus vendrn reformas y un gobierno mundial. Pregunto si: No vale ms que vayamos pensando en un gobierno mundial en esta etapa?

Lo mismo declar Henry Kissinger: En ltima instancia, la tarea principal es definir y formular las preocupaciones generales de la mayora de los pases, as como de todos los principales Estados respecto a la crisis econmica, considerando el temor colectivo a una yihad terrorista. Despus, todo eso debera ser convertido en una estrategia de accin comn Por lo tanto, EE.UU. y sus socios potenciales tienen una oportunidad nica de convertir el momento de la crisis en una visin de esperanza.

El mundo est siendo dirigido a aceptar paso a paso la idea del nuevo orden para evitar que se provoquen eventos que probablemente haran que las protestas universales contra el empeoramiento de las condiciones de existencia tomen un camino equivocado y se descontrolen. Lo principal que logr la Etapa Uno fue iniciar una amplia discusin sobre el gobierno global y la inadmisibilidad del proteccionismo con nfasis en la desesperanza de los modelos de Estado-nacin para emerger de la crisis.

Esta discusin tiene como teln de fondo presiones relacionadas con la informacin que ayudan a aumentar las ansiedades humanas, el miedo y la inseguridad. Parte de esas acciones son las siguientes: Pronsticos de la OMC en el sentido de 1.400 millones de personas probablemente caigan bajo la lnea de la pobreza en 2009; una advertencia del director general de la OMC de que en el futuro inmediato se espera el mayor declive en el comercio mundial en la historia de la posguerra; una declaracin de Dominique Strauss-Kohn del FMI (protegido de Sarkozy) de que una crisis econmica mundial es inminente a menos que se implemente una reforma en gran escala del sector financiero de la economa mundial, y un colapso que con gran probabilidad conducir no slo a descontento social sino tambin a una guerra.

En este contexto, se present la idea de introducir una moneda mundial comn como piedra angular del nuevo orden mundial. Los verdaderos cerebros de este antiguo proyecto se mantienen todava en la sombra. Sealemos que uno u otro representante son puestos de relieve en este contexto. Es reminiscente de la situacin antes de la Primera Guerra Mundial, cuando los crculos anglo-franceses, que posean algunos planes bien elaborados para una nueva divisin del mundo, instruyeron al Ministro de Exteriores ruso para que elaborara un programa general para la Entente Cordial. Qued registrado en los anales de la historia como programa Sazonov, a pesar de que Rusia no jug un papel independiente en esa guerra y fue incorporada desde el principio en el sistema de intereses de la elite financiera britnica.

El 19 de marzo, Henry Kissinger fue a Mosc como miembro de los Hombres Sabios (James Baker, George Schultz, y otros), quienes tuvieron reuniones con los dirigentes rusos antes de la cumbre del G-20. Dmitry Trenin, director del Carnegie Center de Mosc y participante en la ltima reunin de los Bilderberger, calific la reunin de seal positiva. El 25 de marzo. Moskovsky Komsomolets public un artculo: La crisis y los problemas del mundo, de Gavriil Popov (actualmente presidente de la Unin Internacional de Economistas) quien expres abiertamente lo que normalmente se discuta tras puertas cerradas.

El artculo mencion un Parlamento Mundial, un Gobierno Mundial, Fuerzas Armadas Mundiales, una Fuerza de Polica Mundial, el Banco Mundial, la necesidad de colocar bajo control internacional las armas nucleares, las capacidades de generacin de energa nuclear, toda la tecnologa de cohetes espaciales, y los minerales del planeta, la imposicin de lmites a las tasas de natalidad, la limpieza de la reserva de genes de la humanidad, el fomento de gente intolerante hacia la incompatibilidad cultural y religiosa, y cosas semejantes.

Los pases que no acepten las perspectivas globales, dice Popov, deben ser expulsados de la comunidad mundial.

Desde luego, el artculo de Moskovsky Komsomolets no dice nada nuevo que ayude a comprender la estrategia de la elite global. Otra cosa es importante. El establecimiento de un orden policial totalitario y la eliminacin de Estados nacionales son sugeridos como un programa abierto de accin, y se recomienda lo que tanto liberales, socialistas y conservadores siempre vieron como un nuevo fascismo, como si fuera el nico camino saludable para toda la humanidad. Existe quien quiere que la discusin de esos proyectos se convierta en la norma. En este contexto, se destacan algunos representantes particularmente fiables de Rusia, de esa Rusia que se convertir en la principal vctima de la poltica de saqueo total si el gobierno global se hiciera realidad.

El G-20 no discuti el tema de la moneda comn global, ya que todava no ha llegado el momento adecuado para hacerlo. La propia cumbre fue un paso por el camino hacia el caos, porque sus decisiones, si son seguidas a ciegas, slo empeorarn la situacin socioeconmica del mundo y, para citar a Lyndon LaRouche, acabarn con el paciente.

Mientras tanto, estn exacerbando la crisis, y los analistas predicen una era de desempleo masivo. Las predicciones ms pesimistas provienen de LEAP/Europe 20201, que las publica regularmente en sus boletines e incluso las expone en una carta abierta enviada a los dirigentes de los Veinte antes de la cumbre de Londres.

Ya en febrero de 2006, LEAP fue sorprendentemente preciso en la descripcin de las perspectivas para la crisis sistmica global como consecuencia de la enfermedad financiera causada por la deuda de EE.UU. Los analistas de LEAP ven los eventos actuales en el contexto de la crisis general que comenz a fines de los aos setenta y que ahora est en su cuarta final, y la ms grave, la as llamada fase de decantacin, en la cual comienza el colapso de la economa real. Segn Frank Biancheri de LEAP, no se trata simplemente de una recesin sino del fin del sistema, en el cual colaps su pilar principal, la economa de EE.UU. Estamos presenciando el fin de toda una poca ante nuestros propios ojos.

La crisis puede llevar a las consecuencias ms difciles. LEAP pronostica un aumento en el desempleo a entre 15 y 20% en Europa y hasta un 30% en EE.UU. Si no se soluciona el problema clave del dlar, los eventos mundiales vivirn un cambio dramtico en extremo. El colapso del dlar ya puede tener lugar en julio de 2009, y la crisis que potencialmente puede durar dcadas provocar una desintegracin geopoltica a escala mundial con agitacin social y conflictos civiles, con la divisin del mundo en bloques separados, con un retorno del mundo a la Europa de 1914, con choques militares, etc. El malestar popular ms poderoso tendr lugar en pases con los sistemas de seguridad social menos desarrollados y las mayores concentraciones de armas, primordialmente en Latinoamrica y EE.UU., donde la violencia social ya se manifiesta en las actividades de bandas armadas. Los expertos sealan un comienzo de la fuga de poblacin estadounidense a Europa, donde la amenaza directa a la vida no es tan grande por el momento. Aparte de conflictos armados, los analistas de LEAP pronostican escaseces de energa, alimentos y agua en reas que dependen de importaciones de alimentos.

Los expertos de LEAP describen la conducta manifestada por las elites occidentales como totalmente inadecuada: Nuestros dirigentes no han logrado comprender lo que ha sucedido, y muestran hasta hoy el mismo grado de incomprensin. Estamos en medio de un perodo de recesin prolongada, y era necesario involucrarse en la introduccin de algunas medidas a largo plazo para amortiguar los golpes, mientras nuestros dirigentes siguen en la esperanza de evitar una recesin prolongada Todos ellos han sido formados alrededor del pilar estadounidense y no pueden ver que el pilar est en ruinas

Pero eso no lo ven los dirigentes de medio rango, mientras los gerentes del mundo al mximo nivel estn, al contrario, bastante bien informados: son ellos los que implementan el caos controlado y la poltica general de desintegracin, incluyendo una guerra civil y la desintegracin de EE.UU. planificadas para fines de 2009, una perspectiva que es discutida ampliamente por los medios estadounidenses y mundiales.

En el umbral de conflictos planificados en varias reas del planeta, se est estableciendo un sistema que proveer un centro supranacional basado en una maquinaria punitiva a gran escala total: un control poltico, militar, legal y electrnico total sobre la poblacin. Ese sistema utiliza el principio de la administracin de redes que permite empotrar en cualquier sociedad estructuras paralelas de autoridad que informan a centros exteriores de toma de decisiones y que estn legitimadas mediante la doctrina de la prevalencia del derecho internacional por sobre el derecho nacional. El cascarn sigue siendo nacional, mientras el poder real se hace transnacional. Jacques Attali lo llama Estado basado en la ley global.

El centro gobernante del Estado basado en la ley global est ubicado en EE.UU. Aunque sus fundamentos comenzaron a emerger en los aos noventa, la lucha contra el terrorismo despus de los eventos del 11-S ha llevado a fenmenos completamente nuevos. La aprobacin de la Ley Patriota de 2001 no slo permiti a los servicios de seguridad el control de la poblacin estadounidenses y de extranjeros sospechosos, sino aceler la transferencia de responsabilidades del Estado a manos de estructuras corporativas transnacionales.

Las actividades de inteligencia, comerciales o blicas, sistemas penitenciarios, y control de la informacin estn pasando a manos privadas. Esto se hace mediante la as llamada subcontratacin, un fenmeno empresarial relativamente nuevo que consiste en que ciertas funciones sean confiadas a firmas privadas que actan como contratistas y se basan en individuos fuera de una organizacin para solucionar sus tareas internas.

En 2007, el gobierno de EE.UU. estableci que un 70% de su presupuesto de inteligencia secreta es gastado en contratistas privados y que la burocracia de inteligencia de la Guerra Fra se est convirtiendo en algo nuevo, donde dominan los intereses del contratista. Para la sociedad estadounidense (incluido el Congreso), sus actividades siguen siendo confidenciales, lo que les permite reunir ms y ms funciones importantes en sus manos.

Ex empleados de la CIA dicen que cerca de un 60% de su personal trabaja a contrata. Esa gente analiza la mayor parte de la informacin, escribe informes para los que toman decisiones en las autoridades del Estado, mantienen comunicaciones entre diversos servicios de seguridad, ayudan a estaciones en el exterior, y analizan la intercepcin de datos. Como resultado, la Agencia Nacional de Seguridad [NSA] depende ms y ms de compaas privadas que tienen acceso a informacin confidencial. No sorprende, por lo tanto, que est cabildeando en el Congreso por una ley que supuestamente garantizar inmunidad a las corporaciones que han trabajado con la NSA durante los ltimos cinco aos.

Lo mismo sucede con compaas militares privadas (PMC) que han estado asumiendo ms y ms funciones militares y policiales. Comenz en una escala significativa en los aos noventa en la antigua Yugoslavia, pero los contratistas fueron utilizados de modo especialmente amplio en Afganistn y otras zonas de conflicto. Realizaron las acciones ms sucias, como fue el caso en la guerra en Osetia del Sur, donde participaron hasta 3.000 mercenarios Actualmente, las PMC son verdaderos ejrcitos, cada una hasta de 70.000, que operan en ms de 60 pases, con ingresos anuales de hasta 180.000 millones de dlares (segn Brookings Institution, EE.UU.) Por ejemplo, ms de 20.000 empleados de PMC estadounidenses trabajan en Iraq junto con el contingente militar de 160.000 estadounidenses.

El sistema de prisiones privadas tambin crece rpidamente en EE.UU. El complejo de la industria carcelaria, que utiliza prcticas de trabajo esclavo y de maquilas, est floreciendo, y sus inversionistas estn basados en Wall Street. El uso de mano de obra de reclusos por corporaciones privadas ya ha sido legalizado en 37 Estados, y es utilizado por grandes corporaciones como IBM, Boeing, Motorola, Microsoft, Texas Instrument, Intel, Pierre Cardin, y otros. En 2008, la cantidad de presidiarios en el pas (en su mayora afro-estadounidenses y latinoamericanos), fue de 2,2 millones, o sea un 25% de todos los presidiarios del mundo.

Despus de la llegada al poder de Bush, comenz la privatizacin del sistema de transporte y retencin de inmigrantes en campos de concentracin. En particular, una filial de la notoriamente clebre firma Halliburton, Kellog Brown and Root (otrora dirigida por Dick Cheney), hizo precisamente eso.

Los mayores logros han sido hechos durante los ltimos aos en el rea del establecimiento del control electrnico sobre las identidades de la gente, realizado bajo el pretexto del contraterrorismo. Actualmente, el FBI est creando la mayor base de datos de ndices biomtricos del mundo (huellas digitales, escaneos de la retina, formas de caras, formas y ubicacin de cicatrices y modelos de lenguaje y gestos, etc.) que ahora contiene 55 millones de huellas digitales. Las ltimas novedades incluyen la introduccin de sistemas de escaneo de cuerpos en aeropuertos de EE.UU., rastreo de literatura leda por pasajeros en los vuelos, etc. Una nueva oportunidad para reunir informacin detallada sobre las vidas privadas de la gente resulta de la Directiva N59 de la NSA, aprobada en el verano de 2008: Biometra de identificacin y rastreo con el propsito de fortalecer la seguridad nacional, y la confidencial Ley de Preparacin del Interior para el Terrorismo.

Al evaluar la poltica de las autoridades de EE.UU., el ex congresista y candidato presidencial en 2008, Ron Paul, dijo que EE.UU. se est convirtiendo gradualmente en un Estado fascista: Nos acercamos no a un fascismo al estilo de Hitler, sino a otro ms suave, que se muestra en la prdida de libertades civiles, en la que las corporaciones lo dirigen todo y el gobierno est en la misma cama con el gran dinero. Podemos recordarles que Ron Paul es uno de los pocos polticos estadounidenses que se pronuncian por el cierre del Sistema de la Reserva Federal por ser una organizacin secreta inconstitucional?

Con la llegada de Obama al poder, el orden policial en EE.UU. se hace ms y ms hermtico en dos direcciones el fortalecimiento de la seguridad interior y la militarizacin de instituciones civiles. Significativamente, despus de haber condenado las violaciones de las libertades individuales cometidas por el gobierno de Bush, Obama ha colocado a su propio personal bajo un control total al hacer que firme un formulario de 63 preguntas que incluye los detalles ms intricados de sus vidas privadas. En enero, el presidente de EE.UU. firm leyes que posibilitan la continuacin de la prctica ilegal del secuestro de personas, su retencin secreta en prisiones, y su envo a pases donde se utiliza la tortura. Tambin propuso una ley llamada Ley de Establecimiento del Centro de Ayuda para Emergencias Nacionales, que estipula el establecimiento de seis centros semejantes en bases militares de EE.UU. para suministrar ayuda a gente que sea desplazada por una situacin de emergencia o desastre, colocndola as bajo jurisdiccin militar. Los analistas relacionan esa ley con posibles disturbios y la consideran una prueba de que el gobierno de EE.UU. se prepara para un conflicto militar que podra resultar de la provocacin que est siendo preparada.

El sistema estadounidense de control policial es activamente implementado en otros pases, sobre todo en Europa mediante el establecimiento de la hegemona legal estadounidense en su territorio mediante la conclusin de diversos acuerdos. Una gran parte en ello la tuvieron las conversaciones estadounidenses-europeas sobre la creacin comn del rea de control de la poblacin realizadas fuera de la atencin del pblico en la primavera de 2008, cuando el Parlamento Europeo adopt una resolucin que ratific la creacin de un solo mercado transatlntico, eliminando todas las barreras para el comercio y las inversiones para 2015. Las conversaciones resultaron en el informe confidencial preparado por los expertos de seis pases participantes. Este informe describi el proyecto de crear el rea de cooperacin en las esferas de libertad, seguridad y justicia.

El informe insiste en la reorganizacin del sistema de justicia y de asuntos internos de los pases miembro de la UE de manera que se parezca al sistema estadounidense. Tiene que ver no slo con la capacidad de transferir datos personales y la cooperacin de servicios policiales (que ya es implementada), sino tambin, por ejemplo, la extradicin de inmigrantes a la UE a autoridades de EE.UU. de acuerdo con el nuevo mandato que aboli todas las garantas que aseguraba el procedimiento europeo de extradicin. En EE.UU., la Ley de Comisiones Militares de 2006 est en vigor, y permite la persecucin o encarcelamiento de toda persona que sea identificada como enemigo combatiente ilegal por las autoridades ejecutivas y se extiende a inmigrantes de cualquier pas que no est en guerra con EE.UU. Son perseguidos como enemigos no sobre la base de alguna evidencia sino porque son calificados como tales por agencias gubernamentales. Ningn gobierno extranjero ha protestado contra esta ley que es de relevancia internacional.

Pronto firmarn el acuerdo sobre comunicacin de datos personales, de acuerdo con el cual las autoridades estadounidenses podrn obtener informacin personal como ser nmeros de tarjetas de crdito, detalles de cuentas bancarias, inversiones, rutas de viaje o comunicacin va Internet, as como la informacin concerniente a la raza, las creencias polticas y religiosas, costumbres, etc. Los pases de la UE introdujeron pasaportes biomtricos bajo presin de EE.UU. La nueva regulacin de la UE implica el cambio general de ciudadanos de la UE a pasaportes electrnicos desde fines de junio de 2009 hasta 2012. Los nuevos pasaportes incluirn un chip con no slo informacin del pasaporte y una foto, sino tambin huellas digitales.

Estamos presenciando la creacin de un campo de concentracin electrnico global, y se utiliza la crisis, los conflictos y las guerras para justificarlo. Como escribiera Douglas Reed la gente tiende a temblar ante un peligro imaginario y es demasiado perezosa para ver el conflicto real.


Strategic Cultural Foundation

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=13311






Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter