Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2009

La tirana de la mala teora econmica

Dean Baker
The Guardian


Los antiguos animadores del "boom" txico en los Estados Unidos quieren ahora que rescatemos a los bancos norteamericanos. Se equivocaron antes y se equivocan ahora.

Se dice con frecuencia que pocas fuerzas hay tan destructivas que tengan la potencia de la mala teora econmica. Rara vez ha quedado esto ms claramente demostrado que en el caso de la presente crisis.

Mientras la codicia de los banqueros alimentaba la burbuja inmobiliaria, la incompetencia y corrupcin del gremio de los economistas permiti que la mayor burbuja financiera del mundo creciera sin control, hasta que su desplome inevitable descalabr a la economa. Ya es notable que a aquellos economistas que se equivocaron en todo a medida que se expanda la burbuja se les siga concediendo la oportunidad de equivocarse en todo mientras tratamos de bregar por salir de entre los escombros.

Aunque la mayora de los "mejores" economistas del mundo no lo vieran, la historia de la burbuja y su derrumbe era en realidad extremadamente sencilla. La recuperacin del "crack" del mercado de valores de 2001 la impuls el crecimiento de la burbuja inmobiliaria.

En los Estados Unidos, esa carrera sin precedentes en los precios de la vivienda aliment a la economa al provocar un auge de la construccin, y lo que es an ms importante, un auge del consumo, mientras la tasa de ahorro caa a cero. Aunque muchos destacados economistas sermonearon al pas sobre la necesidad de ahorrar y poner fin al despilfarro, los que saban economa apuntaron al conocido efecto de riqueza de la vivienda.

Los hogares gastan en parte en proporcin a la riqueza de su vivienda. El previsible resultado de la creacin de la riqueza de la burbuja de la vivienda por valor de 8 billones de dlares (110.000 dlares por propietario de vivienda) fue un boom de consumo masivo del orden de 400.000 a 600.000 millones de dlares. El problema no era el despilfarro de la gente; el problema era que los responsables de la poltica econmica permitieron que se desarrollara una inmensa burbuja. La gente consider esta riqueza de la burbuja como si fuera riqueza real, y respondi exactamente como la teora economa prevea que reaccionaria: gastando como locos.

Al decaer rpidamente los precios de la vivienda, el auge de la construccin de viviendas se ha convertido ahora en reventn y las tasas de ahorro estn volviendo a lo normal. La economa experimenta un desplome en la burbuja inmobiliaria no residencial que se desarroll siguiendo la burbuja de la vivienda. Ha habido un ingente exceso de construccin en espacio para locales comerciales, oficinas, hoteles y la mayor parte de las dems categoras de construccin no residencial.

Este trasfondo resulta extremadamente importante a la hora de valorar el grito de guerra de "sanead los bancos" de aquellos economistas que no vieron la burbuja de la economa. El lema de este distinguido grupo es que si conseguimos que los bancos vuelvan a ofrecer crdito, entonces la economa entrar en vas de recuperacin. Casualmente, el ingrediente central de su frmula consiste en derramar sobre los bancos cientos de miles de millones, e incluso de billones, de dlares del contribuyente. En otras palabras, quieren imponer ingentes impuestos a los trabajadores corrientes para dar ms dinero a quienes fueron los ms directamente responsable de propulsar la burbuja.

Los economistas de lite nos dicen que an cuando esta idea pueda ofender a nuestra sensibilidad, es la nica manera de poner de nuevo en funcionamiento la economa. Y aqu es donde un poquito de economa sera otra vez til.

Supongamos que chasqueamos los dedos y devolvemos a la plena solvencia al Citigroup, Bank of America y a todos los dems zombis; qu sucedera? Hay alguna razn para creer que los consumidores gastaran ms? Se acuerdan del efecto de riqueza de la vivienda? La riqueza de la burbuja ha desaparecido; la gente gasta menos porque no disponen de la riqueza que justifique el gasto. Estamos viendo el tipo de niveles de gastos de consumo que seran esperables en ausencia de una burbuja inmobiliaria. Qu parte de esta historia es la que no pueden entender los economistas de lite?

Volvamos a la construccin. Si saneamos los bancos, asistiremos a una mayor construccin de viviendas en un mercado ya saturado de ellas? Un exceso an mayor de oferta de espacio para oficinas y locales comerciales? Se puede suponer que es negativa la respuesta a estas preguntas. Sanear los bancos tendr escasos resultados tanto en el caso de la construccin residencial como no residencial.

Quizs sanear los bancos resucite la inversin en equipamiento y software? Al considerar esta posibilidad, es importante recordar que grandes compaas que gozan de buena salud como Intel, Verizon e IBM tienen ya capacidad de conseguir crdito tanto a largo como a corto plazo con tipos muy bajos. As pues, las inversiones de estas compaas no es probable que se vean muy afectadas por el saneamiento de los bancos.

Con ello nos queda la inversin en equipamiento y software en las empresas ms pequeas, con menos seguridad en el crdito. Sin duda, muchas de estas empresas estn experimentando dificultades para acceder ahora mismo a capital. Parte del problema se debe al hecho de que estas empresas parecen representar un psimo riesgo de crdito en medio de una empinada recesin, pero otra parte del problema se debe a la situacin de los bancos.

De manera que si chasqueamos los dedos y los bancos quedan saneados, ests empresas se vern sbitamente en situacin de poder invertir ms. La inversin en equipamiento y software contabiliza el 7% del PIB. Si asumimos generosamente que las pequeas empresas sedientas de capital contabilizan la mitad de esta inversin, y que el saneamiento bancario impulsara su inversin en un 50%, entonces derramar fondos sobre los bancos aumentar sus inversiones en una cantidad equivalente al 1,75% del PIB, cantidad que es aproximadamente igual a la mitad del descenso en la construccin de viviendas, y menos de una cuarta parte de la cada total de la demanda debida al derrumbe de la burbuja inmobiliaria.

Dicho de otro modo, la aritmtica muestra que sanear un banco, si bien es deseable, posiblemente no baste para contrapesar el desplome de la burbuja inmobiliaria. Si nuestra prioridad consiste en salvar a los banqueros de que sufran las consecuencias de sus propios errores, entonces tiene sentido que les demos nuestro dinero. Pero si la cuestin estriba en reparar la economa, entonces hay que buscar en otra parte.

Quienes sabemos de economa admitimos este hecho. A quienes insisten en la senda del saneamiento de los bancos se les debera formular una sencilla pregunta: "Cundo dej usted de equivocarse con la economa?"



Dean Baker es co-director del Center for Economic and Policy Research (CEPR). Es autor de Plunder and Blunder: The Rise and Fall of the Bubble Economy. Tambin escribe un blog , "Beat the Press," en The American Prospect, donde debate la cobertura de temas econmicos por parte de los medios de informacin.

Traduccin para www.sinpermiso.info: Lucas Antn




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter