Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2009

Control

Ignacio Escolar
www.escolar.net


Hay una leyenda urbana en Internet que asegura que el botn de cierre de puertas de algunos ascensores es slo un placebo creado para tranquilizarnos con la falsa idea de que todo est bajo control, bajo nuestro control. Segn esta teora, las puertas de los ascensores se cierran solas, sin importar que pulsemos ese botn, que slo est ah para que creamos que la mquina obedece y as Frankenstein no aterrorice; que el botn es como el chaleco salvavidas de los aviones (no sera mejor un paracadas?) o el volante de los cochecitos de los tiovivos.

Los fabricantes de ascensores lo niegan, pero los conspiranoides no se rinden: Eso es lo que ellos quieren que creamos. Dicen que si se descubre que el botn es un timo, el miedo claustrofbico sera doble: si la orden de cierre no funciona, quin garantiza que el ascensor obedecer al botn de apertura de puertas?

Los psiclogos no se meten en mecnica de ascensores, pero s corroboran este efecto, que llaman ilusin de control: nuestro cerebro prefiere creer que maneja la situacin hasta en el azar. Por eso muchos jugadores de dados lanzan ms fuerte la mano cuando quieren un nmero alto y son delicados cuando necesitan uno bajo, como si la velocidad tuviese algo que ver con el tocino.

La ilusin de control es poderosa, pues sabe a libertad cuando no lo es. En la prxima Renta, por ejemplo, se puede elegir entre dar dinero a la Iglesia o dar dinero a las ONGs, muchas de ellas de la Iglesia. Sin embargo, da igual el botn que pulses, pues pagas lo mismo, y el IRPF tampoco es la primera fuente de dinero pblico para la Iglesia, que tambin gana con la educacin o las exenciones fiscales. Al menos los ascensores no prometen el sptimo cielo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter