Portada :: Europa :: De la Constitucin Europea al Tratado de Lisboa...
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2009

El Senado checo aprueba Lisboa por los pelos, pero an falta la firma de Klaus

Gara


A falta de dos meses para traspasar la Presidencia de turno de la UE y con un apretado margen de apoyos, el Senado checo aprob ayer el Tratado de Lisboa, cuya ratificacin, sin embargo, est an en el aire ante las dudas del presidente del pas, el euroescptico Vaclav Klaus.

Apenas una hora despus de que la Cmara Alta checa aprobara in extremis la ley de carcter constitucional sobre el documento, Klaus volvi a echar sombras sobre el tratado, al asegurar que su ratificacin no est en el orden del da.

Antes, indic, esperar a ver si los parlamentarios opuestos al texto impugnan su aprobacin ante el Tribunal Constitucional y, en ese caso, aguardar al dictamen de los jueces.

Con anterioridad, el presidente Klaus haba advertido de que slo estampara su rbrica a la ratificacin del Tratado de Lisboa despus de la prevista repeticin de un referndum al respecto en Irlanda.

Pero no slo Klaus est poniendo trabas al Tratado de Lisboa.

As, en la votacin de ayer en el Senado de Praga, con 79 de los 81 senadores presentes, slo 54 legisladores lo hicieron a favor, frente a 20 que se opusieron y cinco que optaron por abstenerse. De esa forma, se super con un estrecho margen la mayora cualificada de tres quintos (48 escaos) que se precisa para aprobar el documento.

El Tratado fue apoyado por los socialdemcratas, el grupo mixto y doce legisladores del gobernante Partido Democrtico Ciudadano (ODS, derecha), muchos ms de los que se esperaba.

Una de las senadoras del ODS cumpli tras la votacin su amenaza de abandonar el grupo parlamentario conservador, si el documento era respaldado por su compaeros de formacin.

Ya durante la aprobacin del Tratado en el Congreso, el pasado febrero, se produjo una divisin interna en el ODS, hasta el punto de que uno de sus diputados vot en contra de su propio Gobierno en la mocin de censura que hizo caer al Ejecutivo en marzo. El propio Klaus ya haba abandonado en diciembre la Presidencia honorfica del partido que l creara en los aos 1990, precisamente por apartarse de los postulados liberales y de defensa a ultranza de los intereses nacionales.

La votacin en el Senado checo estuvo precedido por la aprobacin de un mecanismo legislativo que impide al Gobierno ceder competencias a Bruselas sin su consentimiento.

El propio lder del ODS y primer ministro saliente, Mirek Topolanek, hizo ayer una tmida defensa del Tratado. Anim a sus senadores a respaldarlo, pero advirti de que su entrada en vigor disminuir el peso de Praga en las estructuras comunitarias.

Con el Tratado es ms difcil defender nuestros intereses nacionales, pero, si no lo aprobamos, ser imposible, resumi Topolanek.

Maana, Chequia estrenar un nuevo Gobierno despus que la cada del Ejecutivo de Topolanek, en plena Presidencia de la UE, aadiera an ms tensin al accidentado semestre


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter