Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-05-2009

La Rebelda de la Gente Comn

Csar J. Prez Lizasuain
Rebelin


Qu es la rebelda?

Es un lugar comn que funda en todos los hombres el primer valor. Me rebelo, luego existimos.

Albert Camus (El Hombre Rebelde)

En el pasado mes de diciembre trabajadores de una fbrica de ventanas en Chicago, tras la amenaza de ser despedidos, se vieron obligados a ocupar su lugar de trabajo y levantar la voz contra el gran absurdo de que el banco, el Bank of America, que precisamente cancelara la lnea de crdito que asegurara sus sueldos, fuera rescatado con 25,000 millones de dlares por el gobierno federal norteamericano. En el mismo mes, miles de personas y estudiantes ocuparan las calles de Atenas (Grecia) para condenar la represin policial, que provoc la muerte de un adolescente, y a su vez dejar sentir su malestar con la creciente crisis econmica, poltica y social por la que atraviesa su pas.

En marzo pasado unos estudiantes de un instituto tecnolgico en Manat, Puerto Rico, paralizaron su centro educativo por dos semanas y crearon un campamento en postrimeras de la misma universidad. Sus demandas consistan en exigirle a la administracin una mayor transparencia en el manejo de sus fondos educativos, mejores condiciones de estudio en el plantel universitario, libros y la contratacin de ms profesores.

Por la misma lnea, y ms recientemente, unos valientes y aguerridos estudiantes universitarios de la New School en la ciudad de Nueva York, cansados y preocupados por la creciente mercantilizacin de su educacin y falta de transparencia por parte de la administracin de su universidad, se han declarado en huelga, han exigido la renuncia de su decano y han ocupado uno de los edificios de su institucin en la 5ta avenida. [L]a educacin no es una mercanca sealan los estudiantes. De esta manera provocando una fuerte tensin entre la polica, administracin y estudiantes.

El pasado primero de mayo, 20 mil trabajadores en Puerto Rico, tras las amenazas por parte de su conservador gobierno de despedir a 30 mil empleados pblicos, ocuparon la principal avenida financiera y bancaria del pas conocida como la Milla de Oro gritando a viva voz que la crisis la paguen quienes la provocaron: los ricos.

Tan reciente como el pasado seis de mayo un grupo de puertorriqueos entre ellos varios artistas, un obrero retirado, un diseador mecnico y una enfermera irrumpieron e invadieron el hemiciclo de la Cmara de Representantes de los Estados Unidos para reclamar, cantando a viva voz, el derecho inalienable que posee Puerto Rico a su libre determinacin e independencia. Y gloria a las manos, a todas las manos que hoy trabajan porque ellas construyen y saldr de ellas la nueva patria liberada. La patria de todas las manos que trabajan! Para ellas y para su patria, Alabanza!, Alabanza! Cantaban los puertorriqueos en pleno Congreso norteamericano.

Qu hay en comn entre estos sucesos? No somos polticos, somos gente, comn y corriente seal el actor Luis Enrique Romero luego de ser detenido en Washington DC. Se trata pues, de reconocer la gran diversidad de luchas reivindicativas producidas y protagonizadas por gente comn. Se trata, como sugiere el Sub-comandante Insurgente Marcos, de reconocer la rebelda en la gente comn. Gente comn que en el da a da rechaza y grita contra las condiciones de vida actuales. Gente comn que en el da a da resisten y crean lazos y relaciones sociales de solidaridad y afectividad. Reconocer las luchas reivindicatorias del da a da es reconocerlas tambin como parte de una lucha mayor, de una lucha contra el mismo dominio hegemnico del capital. Es la lucha contra esa colonialidad que representa la subsuncin real, la fetichizacin y comercializacin de la vida misma en el capital. Es reconocer la composicin de un nuevo sujeto emancipador, de un proletariado social que ya no slo se encuentra en las fbricas industriales, en los partidos de izquierda, en los sindicatos o en el estado, sino que se encuentra ah afuera, en la fbrica social; en un constante xodo ocupndolo todo.

Son esas luchas cotidianas e insurgentes creadoras de espacios comunes y esferas pblicas que van ms all del estado y del mercado neoliberal. Es decir, se generan actividades y resistencias, que en ocasiones, se presentan como autnomas al dominio capitalista, y por consiguiente, antagnicas al mismo. Ese espacio y esa esfera pblica, que an nuestra izquierda oficial en Puerto Rico no quiere reconocer, se nos presenta como esa gran potencialidad que acarrea no slo el grito y la rabia de rechazo al status quo como sugiere John Holloway , sino que tambin lleva de por s una gran carga positiva: de desear una realidad distinta. No se trata pues como usualmente pretenden las izquierdas oficiales de indicarle a la gente comn qu hacer o qu pensar. Se trata entonces, como sugiere Holloway, de en lugar de hablar, aprender a escuchar y descubrir que ya la gente es rebelde. De mirar la gente en el transporte pblico, en las escuelas, en las universidades, en la colectura, en las comunidades, en las favelas, en las villas, en los caseros y pensarnos ya rebeldes. Todos rebeldes porque nos une una historia en comn.

Por ejemplo, los estudiantes de la New School han acuado su lucha como una la lucha general contra el capital as como contra toda relacin de poder jerrquica. La solucin que proponemos seala un estudiante es un medio sin fin. Nuestra ocupacin del n 65 de la 5 Avenida es un pequeo modelo de nuestra propuesta, que consiste en que los trabajadores, los estudiantes y los desposedos de todo tipo ocupen colectivamente los lugares donde viven, trabajan y se mueven.

Aceptemos humildemente la rebelda de la gente comn. Rebelda que crea espacios de luchas que incluso en ocasiones van ms all del independentismo mismo. Espacios que nos dan pi a desarrollar nuevas estrategias y nuevas formas de organizarnos. Espacios que son asiduamente contrarios a la doble colonialidad que nos aqueja como pueblo: la colonialidad del imperialismo yanki y la colonialidad y subsuncin real de la vida misma ante el imperio del capital.

Por lo tanto, reconozcamos la rebelda plural de la gente comn, es decir de todos nosotros, para recuperar el control de ese preciado tesoro que el mercado neoliberal y el colonialismo norteamericano nos ha arrebatado: la vida misma. Reconocerlo es desmitificar y descosificar a ese sujeto fetichizado e histricamente excluido. Es cuando el objeto se convierte en sujeto. Cuando estos obstculos sugiere Ral Zibechi se convierten en sujetos, y comienzan a cambiar el rumbo de la historia, y adems producen saberes que cuestionan el monopolio ostentado por los especialistas, o sea, cuando los objetos se convierten en sujetos. As, debemos entonces reconocer la emergencia de un nuevo sujeto emancipador distinto. Un sujeto sapiente, cognoscente y/o epistmico que constituya un proletariado social dispuesto y capaz de de construir un nuevo y mejor modo de vida.

*El autor es egresado de la Facultad de Derecho Eugenio Mara de Hostos en Mayagez, Puerto Rico. Es tambin estudiante del Instituto Internacional de Sociologa Jurdica en Oati, Pas Vasco


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter