Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2009

Altos cargos de los ministerios de Ciencia y de Medio Ambiente favorecen a la bioindustria
El lobby transgnico en el Gobierno de Zapatero

Hctor Rojo Letn
Diagonal


En 2008, de las 100.000 ha de maz transgnico en la UE, 80.000 estn en el Estado espaol. En 2009, Alemania, Francia, Grecia, Hungra y Austria han prohibido su siembra...

Por qu TV3, que ha coproducido el documental El Mundo segn Monsanto todava no lo ha emitido? Y por qu Tele5 lo ech a altas horas de la madrugada, se interroga Marie-Monique Robin, la autora del libro que ha dado pie a este documental y narra cmo Monsanto ha llegado a liderar el mercado mundial de las semillas transgnicas. Un ejemplo es su implantacin en el Estado espaol, donde estn sembradas 80.000 de las 100.000 ha que hay en toda la UE de maz transgnico MON-810. Una prctica que Alemania acaba de prohibir. Tambin, recientemente, Francia, Grecia, Austria y Hungra han ampliado su moratoria a estas plantaciones.

No se respeta el principio de precaucin, no existe la suficiente investigacin cientfica acerca de los perjuicios que puede provocar el consumo de Organismos Genticamente Modificados (OGM). Adems la mayora de la investigacin publicada est financiada por las propias multinacionales, como Monsanto, Syngenta o Pioneer, denuncia Andoni Garca Ariola, de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

Una excepcin a la postura espaola se produjo el 2 de marzo pasado, cuando el Gobierno de Zapatero apoy en la Comisin Europea la moratoria de transgnicos de Austria y Hungra. Por rdenes de arriba, justifica Juan Felipe Carrasco, de Greenpeace, quien particip en reuniones con altos cargos para conseguir este cambio de voto. Adems, reconoce que otros pases como Francia ejercieron presin. Un cambio de opinin que servira como una de las monedas de pago por la silla que facilit Sarkozy a Zapatero en el G-20, indican otras fuentes.

Puertas giratorias

Conseguir que se normalicen los transgnicos forma parte de una guerra de informacin. Monsanto gasta millones en propaganda, contrata agencias de comunicacin, lanza campaas de difamacin contra investigadores que denuncian los peligros que stos podran causar, afirma a este peridico Robin.

La financiacin de entidades que promuevan sus intereses forma parte de la estrategia habitual de los grupos de presin. La defensa que realiza el lobby EuropaBio de las aplicaciones de la biotecnologa y, por tanto de los transgnicos, le llev a contratar a Burson-Marsteller, multinacional de relaciones pblicas, famosa por haber trabajado tras desastres ecolgicos como Chernobyl o Bhopal en India. Su receta para conseguir influir en el pblico se basa en el apoyo de cientficos y creadores de opinin y no en la publicidad de las marcas, dice Guillem Tendero, de Transgenic Fora!.

Entre las organizaciones pertenecientes a EuropaBIO se encuentra Asebio, presidida, hasta su llegada al Ministerio de Ciencia e Innovacin por Cristina Garmendia y financiada, entre otras, por Monsanto o Merck, segn se puede ver en su propia pgina web. De presidir uno de los mayores grupos de presin biotecnolgica a ministra de Ciencia, Garmendia es el mximo exponente del fenmeno de puertas giratorias (trasvase de ejecutivos del sector pblico al privado o viceversa). Adems, Jorge Barrero, actual jefe de Gabinete de Garmendia, era el secretario general de Asebio hasta su llegada al Ministerio.

Dcadas de presin

Aunque en la Unin Europea, entre 1998 y 2004, se aplic una moratoria a los OGM, el Gobierno de Aznar hizo odos sordos a esta paralizacin. Una situacin que fue investigada por la Fiscala de Medio Ambiente de Madrid. Incomprensiblemente, las autoridades responsables en el Ministerio de Agricultura (...) han permitido por las razones que fueran su comercializacin a gran escala en nuestro pas por parte de la mercantil Syngenta, en una violacin absoluta de lo establecido en la orden de 23/03/98 el Reglamento de Variedades Vegetales, segn el informe del fiscal que hizo pblico Rafael Carrasco en 2004 en Intervi.

Actualmente, la jefatura del rea de Biotecnologa Varietal de la Oficina de Variedades Vegetales la ocupa Jos Ignacio Ortega Molina. Ortega es un habitual de actos de la Fundacin Antama (financiada, entre otras, por Asebio), que ha lamentado pblicamente el poco peso de la agricultura transgnica en otros pases de Europa.

El control de la CNB

Cada vez que hay una solicitud para la liberacin de un nuevo organismo modificado genticamente (plantas, virus) o que el Gobierno espaol tiene que posicionarse sobre transgnicos en Europa, estas decisiones pasan en primera instancia por el rgano cientfico creado para este fin, la Comisin Nacional de Bioseguridad (CNB), explica Amigos de la Tierra en su reciente publicacin Las malas compaas. Un rgano que est encabezado por Mara Jess Rodrguez de Sancho, la directora general de Calidad y Evaluacin Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). Pere Puigdomnech, profesor de investigacin del Consejo Superior de Investigaciones Cientficas (CSIC), es el mayor defensor de la introduccin de transgnicos en agricultura y alimentacin, denuncia Amigos de la Tierra. Esta organizacin centra sus acusaciones en los siete representantes cientficos, entre sus 46 miembros.

En esta lista tambin incluyen a Pedro Castaera, presidente del Instituto Nacional de Investigacin y Tecnologa Agraria y Alimentaria, y a Florentino Juste, director del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), entre otros. Segn declara a DIAGONAL Diego Llanes, catedrtico de Gentica de la Universidad de Crdoba, no existe una postura crtica en la mayora de los investigadores y es usual que en las universidades los profesores hagan constantes intervenciones en su defensa.

Pero los firmes defensores de los OMG y la biotecnologa no slo copan la CNB. Por ejemplo, la Universitat de Barcelona, a travs de Serveis Cientificotcnics, forma parte de otro de los grupos de presin europeo pro transgnicos, European Federation of Biotechnology. Esta asociacin la integran, entre otros, SEbiot, encabezada por Jos Luis Garca Lpez (CSIC).

El buen hacer de Luca Roda En las reuniones con gente del Gobierno, Luca Roda [de la Direccin General de Calidad y Evaluacin Ambiental] es la que ms defiende los transgnicos, explica David Snchez, de Amigos de la Tierra. Roda, adems, ha sido la mano derecha de Ana Fresno, nmero dos de Rodrguez de Sancho. Durante aos, incluida la etapa del PP, Fresno ha ocupado importantes puestos tcnicos en Agricultura, como la presidencia de la Comisin Nacional de Biotecnologa.

La buena imagen de la biotecnologa ha sido una constante en cada Gobierno desde la llegada de Aznar a la Moncloa. La biotecnologa es un aliado contra el hambre, afirmaba a El Pas Elena Espinosa, actual ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino y mxima responsable de la instauracin de los transgnicos, reproduciendo uno de los tpicos que la industria ha repetido para su implantacin.

Como reconoce la autora de El mundo segn Monsanto, si no fuera por el importante nmero de casos de puertas giratorias y la fuerza del lobby no se entendera por qu Espaa es la gran valedora de los transgnicos en la UE.

Ms artculos relacionados:

Agricultores aragoneses sin cobertura legal Joaqun Arqu, agricultor ecolgico en Aragn

LA LUCHA CONTRA LOS TRANSGNICOS NO TERMINA CON LA SEMANA DE LUCHA JOS MANUEL DORADO / (REDACCIN ARAGN)

Galicia frente a los ensayos y mens GONZALO BROCOS

Cultivos experimentales en Andaluca REDACCIN

La Generalitat impide el debate ALBERT FERR, integrante de Transgenic Fora!



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter