Portada :: Europa :: Elecciones europeas 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-05-2009

Por la repblica desde y para los pueblos
Iniciativa Internacionalista: un soplo de aire fresco

ngel Velasco y Manuel M. Navarrete
Rebelin


No es la primera vez que escribimos juntos. Somos dos activistas de dos organizaciones diferentes que no indicaremos (no buscamos la propaganda partidista sino la unidad anticapitalista). Compartimos el deseo de soberana para Andaluca y el resto de pueblos oprimidos, as como el anhelo de una sociedad justa, racional y, por tanto, socialista.

Siendo nuestro propsito destruir el capitalismo, partimos de tres necesidades primigenias: a) establecer alianzas slidas entre las fuerzas que se enfrentan al sistema, b) disear juntos una tctica correcta y c) aplicarla. Bajemos esto a tierra, dentro de la coyuntura poltica del Estado espaol:

En suma, las formaciones que se adhirieron a I.I. han tenido la generosidad de apostar -ms all de siglas- por la unidad, comprendiendo que diez organizaciones juntas pueden hacer ms que una sola (mientras quienes, tras rechazar legtima y respetablemente unirse a este bloque, o bien se presentaron por libre o bien optaron por el aislamiento poltico). Las formaciones adheridas a I.I. han sabido analizar la necesaria confluencia entre el nacionalismo de izquierdas y el internacionalismo proletario (en lugar de caer en un economicismo subestimador de los movimientos de liberacin nacional). Las formaciones que conforman I.I. han sido capaces de aglutinarse en torno a un programa mnimo democrtico (en vez de disolver sus fuerzas o bien en la ortodoxia bibliotecaria o bien en un activismo presentista y sin objetivos).

Consideramos que tanto por su unitarismo, como por sus planteamientos, como por su praxis, Iniciativa Internacionalista es la opcin ms ilusionante, no ya de cara a las elecciones europeas, sino para la construccin, tras las mismas, de un nuevo referente de lucha poltica en el Estado espaol.

El 7 de junio no ha de ser -y no ser- el final de este proyecto, sino su principio. Hacemos, pues, un llamamiento a todas las fuerzas anticapitalistas y revolucionarias del Estado porque, cuando pasen las europeas, es hora de negociar. Todo es negociable: el nombre, el programa: todo. Construymoslo juntos.

Por nuestro anterior artculo fuimos criminalizados en el ABC, describindosenos adems como polticos cuando no somos ms que personas que ejercen su libre derecho a opinar y a comprometerse coherentemente con la lucha popular. No podra haber mejor indicio de que avanzamos por la senda adecuada. La criminalizacin de esta candidatura (que contrasta con el buen trato meditico recibido por otras) y la delirante pretensin de ilegalizarla slo demuestran una cosa: Iniciativa Internacionalista preocupa a los poderosos y es la opcin que ms le duele al poder. Pero los pueblos estn empezando a perder el miedo...


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter