Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-05-2009

Gaza 2009: el momento de la verdad

Haidar Eid
Znet

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Gaza ha vuelto a su situacin de asedio anterior a la masacre y se enfrenta a la habitual y cmplice indiferencia internacional tras 22 largos das y noches durante los cuales su valiente pueblo fue abandonado frente a uno de los ejrcitos ms poderosos del mundo, un ejrcito que tiene cientos de cabezas nucleares, miles de soldados rpidos en disparar por cualquier motivo y armados con tanques Merkava tanks, F-16, helicpteros Apache, barcos de guerra y bombas de fsforo. Gaza ya no es noticia. Su pueblo muere lentamente, sus nios estn desnutridos, su agua contaminada, sus noches son oscuras y se les priva incluso de palabras de simpata de personas como Ban Ki Moon y el presidente del Cambio; s, nosotros podemos.

Sin la autorizacin de la comunidad internacional Israel no hubiera podido llevar a cabo su guerra genocida, precedida y seguida de un asedio medieval y hermtico. Durante la masacre un soldado israel coment: Esto es lo que supuestamente es tan estupendo de Gaza: ves a una persona por la carretera, caminando. l no tiene que llevar un arma, t no tienes que identificarlo con nada y, simplemente, le puedes disparar.

Cuando el Israel del apartheid decidi atacar el norte de Gaza a finales de febrero y principios de marzo de 2008, el vice-ministro de la guerra, entonces Matan Vilnaii, nos amenaz con una shoah (Holocausto) an mayor. Fueron asesinados unos 164 palestinos, incluyendo 64 nios. Cul fue la reaccin de la comunidad internacional? Absolutamente ninguna. De hecho, la Unin Europea decidi premiar al opresor emitiendo declaraciones acerca de su intencin de intensificar y mejorar sus acuerdos comerciales con Israel, lo que, no hay ni que mencionarlo, sirvi de autorizacin para las actuales atrocidades. El domingo 18 de enero el primer ministro israel Olmert, a todas luces un criminal de guerra, expres su deleite a seis dirigentes europeas por su extraordinario apoyo al Estado de Israel y su preocupacin por su seguridad. Visto en retrospectiva, la intensificacin y mejora de relaciones entre la UE e Israel a principios de 2008 fue una autorizacin para la an mayor masacre en Gaza de 2009. A pesar de los crmenes de guerra cometidos por las Fuerzas Defensivas Israeles [el ejrcito israel, IOF en sus siglas en ingls] y a pesar de la composicin obviamente fascista del actual gobierno israel, la UE seguir fortaleciendo las relaciones bilaterales con Tel Aviv.

Dentro de este contexto, el ex-luchador por la libertad y contra el apartheid Ronnie Kasrils afirma:

"Lo que [Hendrik] Verwoerd [el artfice del apartheid] tambin admiraba era la impunidad con la que Israel ejerca la violencia y el terror de Estado para salirse con la suya, sin impedimentos por parte de sus aliados occidentales, entre los cuales el papel de Estados Unidos se haca cada vez ms crucial. Lo que Verwoerd y los de su calaa admiraban de Israel... era la manera cmo las potencias occidentales permitan a un Israel imperialista utilizar con impunidad su desenfrenado ejrcito para expandir su territorio y contener la creciente marea de nacionalismo rabe entre sus vecinos.

As pues, marzo de 2008 fue un ensayo de Gaza 2009. Israel saba que poda seguir cometiendo crmenes de guerra completamente pertrechado con una conspiracin internacional del silencio. La comunidad internacional no reaccion en marzo de 2008: por qu iba a ser de otra manera en 2009? sta era y sigue siendo la lgica israel. El fascista ministro de Exteriores de Israel es de la opinin de que Gaza debera haber sido bombardeada con armas nucleares. No es de extraar que Adolf Hitler dijera una vez: Qu suerte para los dirigentes que los hombres no piensen!.

A aquellos que nos acusan de suscribir teoras conspiradoras les tenemos que recordar lo siguiente: en 2004 el profesor israel Arnon Soffer, Presidente del Instituto Nacional de Defensa de las IOF y uno de los consejeros de Ariel Sharon, explic detalladamente en una entrevista en el Jerusalem Post los resultados que se esperaban de la desconexin unilateral de Gaza por parte de Israel:

... cuando un milln y medio de personas vivan en una Gaza cerrada, esto va a ser una catstrofe humana. Estas personas se convertirn en animales an mayores de lo que lo son hoy,... La presin en la frontera ser espantosa. Va a ser un guerra terrible. As que, si queremos seguir vivos, tendremos que matar y matar. Todos los das, cada da...Si no matamos, dejaremos de existir ...La separacin unilateral no garantiza la paz, garantiza un Estado sionista con una abrumadora mayora de judos....

Despus hubo otro punto de vista expresado en 2002 por el entonces jefe del Estado mayor de Israel, el general Moshe Yaalon, y que en mi opinin resume el objetivo del hermtico asedio medieval y de la masacre: Hay que hacer entender a los palestinos hasta los rincones ms recnditos de su conciencia que son un pueblo derrotado.

Ahora es la total deshumanizacin de los palestinos de Gaza. Y ste es el mensaje para vosotros, cisjordanos: deberais aceptar vuestro destino como cucarachas, preparadas para ser aplastadas por voluntad propia bajo la bota de un fantico o si no, ya veris...

El compaero Kasrils ha expresado recientemente el parecido que tiene la campaa de racista odio tribal de Israel tanto con el apartheid sudafricano como con el rgimen asesino de Hitler:

Sin duda, nosotros, sudafricanos, podemos identificar la causa patolgica, que exacerba el odio, de la elite poltico-militar y del pblico en general de Israel. Para cualquier persona conocedora de la historia colonial tampoco es difcil comprender la manera cmo el odio racial cultivado deliberadamente inculca una justificacin para las ms atroces e inhumanas acciones, incluso contra civiles indefensos, entre ellos mujeres, nios y ancianos. De hecho, acaso no fue esto la ideologa patolgicamente racista que aliment los apetitos de guerra de Hitler y la implementacin del Holocausto?.

En hechos actuales, si hay algo que aprender de Gaza 2009 es que el mundo estaba completamente equivocado al pensar que el nazismo fue derrotado en 1945. El nazismo ha ganado porque finalmente ha logrado nazificar las conciencias de sus propias vctimas! No hay ms que pensar en los episodios de las camisetas de los soldados. El valiente escritor israel Gideon Levy ha escrito que Israel hoy se parece mucho a la Alemania de 1933.

Pero la pregunta urgente hoy es cmo hacer a Israel responsable ante el derecho internacional y los principios bsicos de los derechos humanos para impedir la inminente escalada. Las preguntas ms urgentes e inmediatas en este contexto son cul debera ser la naturaleza de la solidaridad internacional y cmo puede apoyar mejor la lucha palestina por la autodeterminacin.

El rgimen de apartheid de Sudfrica cay bajo una constante presin por parte de la comunidad internacional y de organizaciones multilaterales como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que aprob incontables resoluciones contra l debido a su trato inhumano a los negros. Esto supuso un muy necesitado socorro para los oprimidos, mientras que a nosotros se nos priva hasta de este pequeo consuelo porque Estados Unidos sigue usando su derecho a veto para garantizar que Israel escapa a la censura del organismo mundial.

La oposicin de los movimientos de base al brutal apartheid acab por obligar a Estados Unidos y Gran Bretaa, as como a otros gobiernos del mundo, a aislar al apartheid sudafricano. Sin la presin que ejercieron sobre ellos sus propios pueblos nunca lo hubieran hecho. Israel tiene que ser aislado exactamente de la misma manera que lo fue el apartheid sudafricano. Hoy existe una lucha de masas cada vez mayor dentro de Palestina, as como otras formas de lucha, exactamente como hubo dentro del apartheid sudafricano. Un fortalecido movimiento internacional de solidaridad con una agenda comn puede hacer que la lucha por Palestina resuene en cada pas del mundo y cierre as el mundo a los israeles hasta que ellos abran el mundo a los palestinos. Nuestro objetivo ahora, como organizaciones de la sociedad civil, es levantar el mortal bloqueo hermtico impuesto a Gaza que est causando un genocidio a cmara lenta; se ha intentado hacer marchas hacia las seis puertas de la crcel de Gaza y se debe intensificar. Esto es lo que estn planeando muchos activistas, palestinos e internacionales. Nuestra campaa de BDS [boicot, desinversin y sanciones a Israel] sobre el modelo de la campaa global contra el apartheid sudafricano est ganando impulso como movimiento democrtico basado en la lucha por los derechos humanos y en la implementacin del derecho internacional. Nuestra lucha NO es religiosa ni tnica ni racial, sino universal: una que garantiza la rehumanizacin de nuestro pueblo ante una mquina genocida dirigida por lo que Moshe Dayan habra llamado un perro rabioso.

Los palestinos de Gaza han perdido la fe en el fallido proceso de paz y en la solucin de los dos Estados, de ah la desesperada necesidad de un nuevo programa nacional que pueda movilizar a las masas, un programa que es necesariamente de naturaleza democrtica, uno que respete la resistencia en sus diferentes formas y, en ltima instancia, garantice paz con justicia. Sin embargo, el nuevo y muy necesario programa debe establecer la relacin necesaria entre todas las luchas palestinas: la ocupacin de Gaza y de Cisjordania, la discriminacin de base tnica de Israel y las violaciones de los derechos de ms de un milln de ciudadanos palestinos, as como los refugiados desplazados externos de 1948.

Lo que siempre se no ha dicho es o bien aceptar la ocupacin israel en sus peores formas (esto es, la actual presencia del Muro del apartheid, las colonias, los checkpoints, las carreteras en zigzag, las matrculas con un cdigo de color, las demoliciones de casas y la coordinacin de la seguridad supervisada por un general estadounidense retirado) o bien tener un hermtico asedio medieval, pero an as morir con dignidad.

Pero la leccin que aprendimos de Gaza 2009, exactamente igual que en Sharpville 1960 [1], es aprovechar todos los esfuerzos para luchar contra los resultados de los Acuerdos de Oslo y formar un Frente Unido sobre una plataforma de resistencia y reformas. Esto no se puede lograr sin darnos cuenta de que los ministerios, primeros ministros y presidencias en Gaza y Ramala son una fachada no diferente de aquellas falsas estructuras en los Homelands Independientes de Sudfrica. En un relato corto del escritor sudafricano Najbuolu Ndebel, una mujer negra joven comenta la generosa oferta hecha por el gobierno racista: As es como los han planeado, que se os dar un poco de todo a un precio tan pequeo nosotros nos olvidamos de la LIBERTAD.

Esto es exactamente lo que Steve Biko, el hroe de la lucha contra el apartheid (que pag con su vida la libertad de todos los sudafricanos) quera decir cuando afirmaba:

Los blancos no slo han sido culpables de haber pasado a la ofensiva sino que por medio de algunas maniobras habilidosas han conseguido controlar las respuestas de los negros a la provocacin. No slo ha dado patadas a los negros, sino que tambin les han dicho cmo reaccionar ante las patadas. Durante mucho tiempo el negro ha estado escuchando con paciencia los consejo que le prodigaban acerca de cul es la mejor manera de responder a las patadas. Con dolorosa lentitud ahora est empezando a dar muestras de que su derecho y su deber es responder a la patada del modo que l considere apropiado.

Y nosotros, palestinos, hemos decidido responder a la patada sionista del modo que consideramos apropiado. En el relato de Ndebel antes citado un intelectual negro deja claro que [l] prefiere ser un perro hambriento que corre libre por las calles a un perro gordo y encadenado lastrado con su propio peso y con el de la cadena. Estos ejemplos utilizados una y otra vez en la literatura contra el apartheid resumen las lecciones que aprendemos de Gaza 2009. Es, en una palabra, resistencia.

El arzobispo sudafricano Desmund Tutu afirm con una muy citada sabidura: Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor. Y como afirm en un artculo anterior, mientras las IOF estaban bombardeando mi barrio Naciones Unidas, la UE, la Liga rabe y la comunidad internacional en general permanecan en silencio ante las atrocidades cometidas por el Israel del apartheid. Por consiguiente, estn del lado de Israel. Cientos de cadveres de nios y de mujeres no lograron convencerlos de intervenir.

No nos queda, pues, ms que una opcin, una opcin que no espera al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o a las Cumbres rabes: la opcin del poder popular, como hemos afirmado repetidamente. ste sigue siendo el nico poder capaz de contrarrestar el descomunal desequilibrio de poder en el conflicto israelo-palestino.

El horror del racista rgimen de apartheid en Sudfrica fue desafiado con una continua campaa de boicot, desinversin y sanciones iniciada en 1958 y a la que se dio nueva urgencia en 1960 tras la masacre de Sharpeville. En ltima instancia esta campaa llev al colapso del dominio blanco en 1994 y al establecimiento de un Estado multiracial y democrtico.

De manera similar, el llamamiento palestino al boicot, la desinversin y sanciones ha estado ganando impulso desde 2005. Gaza 2009, como Sharpeville 1960, no puede ser ignorado: exige una respuesta de todos aquellos que creen en una humanidad comn. Ahora es el momento de boicotear al Estado israel de apartheid, de desinvertir y de imponerle sanciones. Esta es la nica manera de asegurar la creacin de un Estado laico y democrtico para todos en la Palestina histrica que no tenga en cuenta la raza, la secta y origen tnico. El periodista australiano John Pilger tiene esto que decir: Lo que ocurre en Gaza es el momento definitivo de nuestro tiempo que o bien concede a la impunidad de criminales de guerra la imunidad de nuestro silencio mientras reprimimos nuestro propio intelecto y moralidad, o bien nos otorga el poder de expresarnos.

Por consiguiente, con movilizacin de masas y solidaridad internacional Gaza 2009 se est convirtiendo en el faro que nos gua, no slo al pueblo palestino sino tambin al mundo rabe, hacia un nuevo Oriente Medio, uno que a diferencia del Oriente Medio de Condoleezza Rice se caracteriza por la democracia y la libertad. Esto es a lo mnimo a lo que debera llevar nuestra resistencia al exclusivismo religioso, la xenofobia y a una visin tribal del mundo.

- Este artculo se basa en una ponencia emitida por video conferencia para el debate titulado Promover una cultura de resistencia en la IV Conferencia Internacional sobre Resistencia Popular de Base de Bil'in.

[1] Vase http://www.rebelion.org/noticia.php?id=79968 (N. de la t.)

Enlace con el original: http://www.zcommunications.org/znet/viewArticle/21398



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter