Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2009

La perjudicial obsesin por los hedge fund

Gillian Tett
Financial Times


Hace casi dos aos, en el momento de ms euforia de la burbuja crediticia, los lderes occidentales se reunieron en la sede del Banco Mundial en Washington para hablar de lo que deberan hacer en el mundo financiero.

Ahora parece claro que los asistentes tenan que haberse centrado en los excesos de los prstamos subprime, en el crdito estructurado, en los seguros monoline, las calificaciones crediticias y el apalancamiento bancario.

Sin embargo, en la prctica, esos aspectos se abordaron de manera muy superficial. El asunto central de aquel debate de abril de 2007 fue cmo tomar medidas contra los hedge funds uno de los temas favoritos de los lderes alemanes que, en aquel momento, ostentaban la presidencia del G7.

En aquel momento era muy difcil hablar de algo que no fueran los hedge funds, se lamenta un regulador bancario internacional que intent, sin xito, introducir en el debate asuntos ms apremiantes. Ahora mismo, en algunas instancias polticas europeas predomina una desconcertante sensacin de dj vu, mientras en EEUU, la comunidad financiera se centra en las pruebas de estrs del sector bancario.

No obstante, a los financieros de Londres les preocupan las medidas que Bruselas pretende adoptar en relacin a los hedge fund.

La semana pasada, la Comisin Europea desconcert a la City londinense dando a conocer sus planes para imponer severos controles al capital riesgo y a los hedge fund. El Parlamento Europeo pidi ms.

Por su parte, el Ejecutivo galo advirti de su intencin de reforzar estas medidas, ya que, al parecer, tanto ellos como otros lderes de Europa continental estn convencidos de que los laxos controles sobre los hedge fund son, en parte, la causa de la actual crisis.

A decir verdad, sus razonamientos son lgicos. Los reguladores necesitan obtener ms informacin sobre cmo actua el mundo de los hedge fund para evitar el abuso de las entidades fuera de balance. Tambin hay argumentos de peso para reducir la magnitud de la evasin de impuestos asociada al sector de los hedge fund.

Pero, como ocurri hace dos aos, el verdadero riesgo del actual debate es no entender la situacin en su conjunto. Sin duda, algunos de los hedge fund no regulados han asumido riesgos desmesurados en los ltimos aos. Por su parte, la banca no regulada tambin ha cometido errores, pero lo que ha hecho que la actual crisis sea tan desastrosa es el comportamiento de los grandes bancos regulados, que durante la ltima dcada se dedicaron a operar con altsimos niveles de deuda, comprando enormes cantidades de activos txicos.

El nico hecho ms extraordinario que la magnitud de esas imprudencias bancarias es que pasaran inadvertidas durante tanto tiempo, en parte porque la nica obsesin de los reguladores durante esa dcada fueron los hedge fund. Dicho lo cual, parece evidente que la verdadera prioridad que tiene ahora Europa es plantearse complejas cuestiones sobre los bancos y la regulacin bancaria. Si fuera un votante alemn, por ejemplo, me gustara saber por qu nadie en Frankfurt intent evitar que los bancos alemanes abusaran hasta tal punto de la financiacin estructurada y por qu los nicos que advirtieron sobre los peligros que ello conllevaba antes del verano de 2007 fueron los inversores bajistas, es decir, los hedge funds.

Tambin me gustara saber por qu sigue habiendo rumores de que los bancos alemanes todava tienen enormes cantidades de activos txicos. Cabe preguntarse tambin cmo actuar el Gobierno alemn si al final resulta que todo el sistema del pas es insolvente (como ha apuntado ltimamente la prensa germana despus de filtrarse algunos documentos en los que se daba a entender que los reguladores alemanes temen que sus bancos tengan ms de 800.000 millones de euros de activos txicos o faltos de liquidez).

Esas preguntas no eliminan por completo la necesidad de un debate sobre los hedge fund. Pero la cuestin reside en la prioridad y la escala. Se calcula que el sector global de los hedge fund dispone de cerca de 1,5 billones de dlares (1,1 billones de euros) en activos a nivel global. Los balances de algunos bancos europeos, en cambio, no son muy distintos en lo que a su escala se refiere incluso hoy.

Desde luego, es posible que algunos polticos europeos se hayan dado cuenta de esa lgica y estn usando a los hedge fund simplemente como un conveniente chivo expiatorio que distraiga la atencin. Tambin es posible que toda la exaltacin contra los hedge fund desaparezca una vez que pasen las elecciones europeas. Eso es lo que esperan algunas destacadas figuras del gobierno y la banca britnicos.

Pero incluso si ese argumento es correcto y sigue siendo un condicional muy grande las lecciones extradas en la primavera de 2007 sobre el peligro de la distraccin poltica siguen siendo claras. Si los polticos europeos destacasen la necesidad de limpiar los grandes bancos por ejemplo, reclamando que Europa se apresurase a imponer su propia versin de las pruebas de estrs bancario, entonces estaran en su derecho de preocuparse tambin por la reforma de los hedge fund.

Sin embargo, por desgracia, no lo estn haciendo. En consecuencia, es muy probable que en Europa se sigan albergando numerosas dudas sobre la salud de su sistema financiero en el futuro inmediato. Ese escenario debera preocupar a todo el mundo, a partidarios y detractores de los hedge fund por igual.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter