Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2004

Thomas Jefferson iinstruye al New York Times
Igualdad ante el derecho al retorno

Lenni Brenner
CounterPunch


Me alzo en defensa de la muy calumniada clase capitalista a la que se ataca por destruir la naturaleza. No! La mayor amenaza viene de los arquelogos que buscan las palabras ms estpidas jams proferidas. Y como es habitual, para nada. Las afirmaciones ms irreales, en galeradas apretadas, se pueden encontrar siempre aqu, en el Manhattan mundano, en los editoriales del New York Times.

 

En 1922, el fascismo de Mussolini era el experimento de gobierno ms interesante de la poca...Debemos alegrarnos de que se est imponiendo con tanta fuerza. En 1933, el peridico de propiedad juda tena dudas sobre Hitler pero su editorial del da siguiente al de su llegada al poder llegaba a la conclusin de que las finanzas nacionales van a permanecer en manos conservadoras y slidas ...por lo que no existe motivo para una alarma inmediata. Puede que veamos al Hitler domesticado de quien algunos alemanes hablan esperanzadoramente.

 

Al final, el peridico peda disculpas por alguna de sus estupideces. Se instituy un nuevo editorialista, y el columnista Leonard Silk describa su supuesta imagen como objetiva y desinteresada, como la de un apstol de la moderacin, que ilustrara a las corporaciones y dara respetabilidad a los desposedos. En 1967, instrua con paciencia a Martin Luther King al afirmar que unir la oposicin personal a la guerra de Vietnam con la cuestin de la igualdad de los negros... podra resultar desastroso para ambas causas.

 

Ahora, Gail Collins y su consejo editorial han dicho a los palestinos que tienen que embarcarse. Sr. Sharon Usted est por encima de la batalla (19 de noviembre)y de forma sutil les informa de que Un proceso de paz slo ser posible si un nuevo lder palestino puede hacerse con la suficiente autoridad para preparar al pueblo palestino con el fin de que acepte lo que es necesario si quieren tener un estado independiente : Un Jerusaln compartido entre los dos Estados, las fronteras finales de acuerdo con las de 1967 y el reconocimiento para un simblico puado de refugiados del derecho al retorno al nuevo Estado palestino pero no a Israel. Semejante propuesta era muy difcil de aceptar para Arafat; pero incluso lo ser para un nuevo lder que se siente a negociar con slo una parte de la autoridad que tena Arafat ante su pueblo.

 

He publicado varias cartas en el peridico pero me dicen que reciben decenas de miles y que slo pueden aceptar unas 3.000 al ao. As que no espero que lo hagan ahora con la que les he enviado. Pero las cuestiones abordadas en su ltima sarta de idioteces me obligan a remitirles la carta que va a continuacin, de forma que tanto si la publican como si no, antes la har pblica en Counterpunch.

 

La muerte de Arafat es una piedra de toque para la lucha palestina, y para las relaciones de Estados Unidos con ella. Cualquiera, y no el Times, tiene en mente una estrategia que jugar en la partida, Mi carta pone de relieve el enftico discurso del peridico contra las mejores tradiciones estadounidenses, as que juzguen Ustedes mismos en lo que est en juego.

 

En el mundo moderno, con independencia de que el Estado constituye un elemento fundamental de la sociedad, el derecho al retorno o el de cagarse en las tartas, pertenece al individuo. Y cualquier receta, excepto la igualdad, es incitar a la lucha, en este caso a que mueran X nmero de israeles e Y nmero de palestinos.

 

***

 

Carta al director:

 

Su editorial del 19 de noviembre, Mr. Sharon, Youre UP at Bat insiste en que los refugiados palestinos, nacidos en Israel antes de su creacin en 1948, y sus hijos, deben restringir su derecho a volver a su tierra natal, salvo para establecerse en el mini estado palestino en parte de las tierras conquistadas por Israel a partir de 1967. Pero Israel me garantiza a m, judo nacido en Brooklyn, el derecho a volver, basado en que mis antepasados vivieron all hace 2.000 aos. Garantiza ese mismo derecho incluso a los gentiles convertidos al judasmo ortodoxo sin relacin ancestral alguna con el pas, mientras se lo niega a los palestinos que todava guardan las llaves de la choza de campesinos de su familia.

 

No ms palabras engoladas. El pueblo israel nunca tendr paz si contina apoyando la negativa sionista de un igualitario derecho al retorno de los nativos no judos de su pas. En 1818, Thomas Jefferson escribi una carta a un judo, Mordecai Noah, que puede aplicarse en su totalidad al Israel actual y ofrece las nicas condiciones honorables para la paz:

 

Su secta con sus sufrimientos ha ofrecido una prueba irrefutable del espritu universal de intolerancia religiosa inherente a todas las sectas, negada por todos cuando se sienten dbiles y practicada por todos cuando tienen el poder. Nuestras leyes han aplicado el nico antdoto para este vicio que es el de proteger todas las religiones de la misma forma que nuestros derechos civiles y tratarlas a todas de forma igualitaria. [1]

 

Lenni Bremer es el editor de 51 Documents: Zionist Collaboration with the Nazis y ha colaborado en The Politics of Anti-Semitism.   Es editor de Jefferson & Madison On Separation of Church and State; Writtings on Religion and Secularism. Su correo electrnico es [email protected]



[1] Thomas Jefferson a Mordecai Noah, 28 de mayo de 1818.

Counterpunch, 27-28 noviembre 2004.
Traducido para Rebelin por Felisa Sastre



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter