Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-05-2009

Anarquista en esquirlas seas

Andrs Bianque
Rebelin


La muerte me dice que me ama, porque sabe que estoy vivo. Porque somos puros los que no tenemos amos Mauricio Morales D.

Que pesada se debe hacer una mochila donde se cargan tantos sueos y proyectos. Reventar en esquirlas seas como pago por la consecuencia en aquello, no debiera ser eplogo para nadie, pero, tanto de un lado, como del otro, las ideas se defienden con la vida y se pagan con la muerte si es necesario.

Mauricio Morales Duarte, joven anarquista que muri despedazado por la detonacin de una bomba que portaba la noche del pasado viernes.

Realmente llama la atencin la nula objetividad de los medios de comunicacin, son, vergonzosamente, siempre obsecuentes con el capital, siempre. Han levantado una parafernalia respecto a este acontecimiento. Bomba, terrorismo, subversivos, anarquistas, lumpen, desadaptados, locura, todo finamente hilado para confeccionar el manto de costumbre; inocentes, pasivos ellos, culpables activistas nosotros.

No existe una mnima preocupacin moral, pblica, interna, espiritual o como quieran llamarle ante este sangriento hecho.

Por qu un joven, lleno de vida arriesga su propio pellejo en una accin como esta?

Cules son los motivos por los cuales se realizan operaciones de esta envergadura?

Se ha mostrado algn mnimo atisbo de angustia al ver como un ser humano debe comportarse para exigir algo? Las motivaciones o razones detrs de esta accin son?

Se trataba de un loco, un desadaptado, un lumpen ms, obviamente?

La situacin econmica, poltica y social es justa para esta nacin?

El burdel burocrtico, llamado Estado, con la siempre atenta ayuda de los medios de comunicacin, realiza la victimizacin de su estructura y la satanizacin de los hechos.

Olvidan de soslayo, que son ellos los culpables y nicos culpables que gente joven tenga que jugarse la vida para exigir un poco de justicia.

Tenemos claro a qu juegan, tenemos claro, qu buscan y qu defienden y qu pretenden con su trabajo especial de inteligencia

No destinan millones de dlares en combatir el narcotrfico, ni la droga, tampoco, la corrupcin, la confabulacin empresarial. Nada de eso y ms, pero se esmeran dentro de su mediocridad inherente en buscar, localizar, y eliminar a cualquier sujeto que no est de acuerdo con el manual de explotacin y descaro con el que se abanican a diario.

Sin embargo, en el ejercicio de criticar al sistema capitalista, se escribe a destajo desde nuestro lado. Es sensato, a mi parecer, que la muerte del compaero en este caso, nos incite a la reflexin y a la autocrtica. Sin rodeos, sin cuentos, sin idealizaciones, sin justificar el sacrificio con nuestros olvidos, que conllevan y llevan cierto preludio de ms muerte y fracaso en el largo plazo.

Desde algn lugar de Chilejams sabrn quines somos, jams nos podrn encontrar, quemaremos, volaremos, incendiaremos sus granjeras y privilegios.

Lo quemado y detonado es bien poco. Cosquillas al sistema. Las acciones son bastante artesanales y artesanales los mtodos y preparados.

Las acciones son bien poco asumidas y entendidas por la gran poblacin.

Existe celebracin, por lo general en aquellos que planificaron la accin, la gente de a pie, escucha y obedece segn el canal de televisin o diario en cuestin.

El compaero era uno de los 20 buscados por la polica. O sea, al parecer falta pulir mucho mejor el trabajo conspirativo.

Documentos, panfletos, discos, unidades de almacenamiento, folletos? Obviamente vacos de contenidos que pudieran servirle al enemigo.

El trabajo militar es algo serio, muy serio. En ello se nos puede ir la vida, o pasar toda o parte de la vida encarcelado por algn asunto mal planificado. En lo militar o se planifica bien o simplemente no se hace. Jams a medias. La improvisacin no sirve.

Si hay algo que a Chile le ha hecho falta siempre, es el elemento militar en los sectores antisistema. No por falta de medios, sino por falta de sujetos con cojones.

Al voleo, slo tres ejemplos dignos de nombrar pululan en la historia popular. Pero en Chile, los revolucionarios son valientes solamente en el discurso.

Por ejemplo, la accin realizada en contra del Fiscal representante del Virreinato de la corona de Chile en La Araucana Mario Elgueta, result ser un fiasco.

En Octubre del ao pasado, cuando ste viajaba en su carruaje escoltado por gordinflones escoltas del ejrcito real, fue atacado por una quincena de individuos con armas largas y cortas. Resultando picado l, y parte de su comitiva por el aguijn acerado de perdigones perdigados sobre la carroza y su comparsa

Solamente fue eso, heridas leves sobre su levita judicial. (Confeccionada con la piel de algn mapuche, huelga decir).

Si la accin buscaba ahuyentar al sujeto y la represin sobre esas zonas, los resultados han sido ms que psimos, se ha conseguido todo lo contrario.

Hasta el momento existe casi una veintena de detenidos a razn del ataque, sin olvidar la persecucin y venidero montaje contra la ciudadana francesa Julia Guillaumette, bajo el cargo de hereja, al consumar nupcias con un Mapuche (horror y pavor en el ceo ebrneo de la sociedad chilena)

Si la accin pretenda eliminar al fiscal, la accin fue un fracaso. Si la accin intentaba asustarlo o mostrar cierto grado de fuerza tambin ha sido un fracaso.

Las noticias sobre allanamientos, persecuciones, juicios, azotes y castigos sobre territorio Mapuche siguen, sino igual, peor.

Vengaremos tu nombre, no te olvidaremos, el pueblo clama venganza. Ojo por ojo.

Son frases que de verdad son escritas y dichas con honestidad, pero en honor a la verdad, son slo eso, frases. Cuntos torturadores, asesinos, homicidas, de la dictadura se pasean priscos y lindos por esta larga larguero de injusticias? Cuntas vctimas han visto cara a cara a sus captores y no han hecho nada ms all de un par de insultos y bofetadas? Se les ha ido a funar a sus propias casas y oficinas? Y qu ms?

Huelgas de hambre, listas con firmas, rezos y oraciones? Resultados?

Los que lloran porque los gobiernos de La Concertacin han hecho poco o muy poco, deberan darse con una piedra en el pecho. Si ellos no hubieran hecho lo poco y mediocre que han hecho, Qu hubieran hecho los sobrevivientes? Hasta el momento, NADA. Hay de ciertas especies de humanos que merecen estar muertos y punto. Terminar como Luis Fontaine, a manos del frente. Y los dems?

Los revolucionarios que hay en Chile, por lo general andan soando con ser mulos del subcomandante Marketing, pegndose a la buena con los pueblos originarios a falta de un proyecto poltico propio que prenda y encienda en las masas regulares.

Los abyectos en tierras chilenas, hacen lo que se les antoja, saben que las posibilidades que paguen por sus fechoras son muy pocas.

Esa es la herencia que dejar la izquierda a los futuros torturadores, asesinos y violadores. Impunidad y limosna judicial en algn fallo por parte del propio sistema para que no sea tanto el descaro.

Hace rato que da la impresin que los anarquistas son mayora en el pas. Sera interesante verlos agrupados y mejor organizados. Obviamente respetando sus particulares modos de agruparse y desarrollarse. El movimiento Anarquista, al no estar en venta, ni compraventa, se hace una piedra bastante molesta en la bota militar (disfrazada de zapato civil en la actualidad) de ah la constante observacin, el decidido hostigamiento y seguimiento hacia sus colectivos, casas ocupa y organizaciones varias. Sin entrar en la paranoia, es importante re evaluar las medidas de seguridad y compartimentacin en cualquier organizacin.

Mrtir es aquel que muere defendiendo una causa sin oponer resistencia, muere dando testimonio de su fe. Son considerados hasta santos. Los nuestros son combatientes y terrenales como el adobe.

Los explotadores, tienen nombre, apellido y tambin casa.

Cuntas maneras hay de matar a un ser humano?

Slo una, olvidndolo.

Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte. (Marlene Dietrich)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter